Tarpley. Como el sistema Veneciano fue trasplantado a Inglaterra. II.

Bajo el impacto de la Guerra de la Liga de Cambria, la oligarquía Veneciana se dió cuenta de la futilidad de intentar una política de dominación mundial desde la pequeña base de la ciudad-estado entre las lagunas del Adriatico norte. Como fue sugerido por primera vez por el autor de este libro en 1981, la oligarquía veneciana (especialmente su facción giovani” alrededor de Paolo Sarpi) respondió mediante la transferencia de sus fortunas familiares (Fondi), perspectiva filosófica y métodos políticos a estados como Inglaterra, Francia, y los Países Bajos. Pronto los venecianos decidieron que Inglaterra (y Escocia) fue el sitio más adecuado para la Nueva Venecia, el futuro centro de un nuevo Imperio Romano mundial basado en la supremacía marítima. El éxito de esta política requiere de la dominación oligárquica y la degradación del sistema político con la aniquilación de cualquier oposición humanista platónica.
La política veneciana general fue fomentar guerras de religión entre los luteranos, calvinistas y anglicanos, por un lado, y los dominados por los jesuitas reforma Contrarreforma católica del Concilio de Trento en el otro. Los venecianos habían dado lugar a ambos lados de este conflicto, y ejercieron una profunda influencia sobre ellos. Los venecianos insistieron en el mantenimiento de una dinastía protestante y una iglesia del estado protestante en Inglaterra, ya que esto hizo que el conflicto con las potencias católicas más probables. Los venecianos exigieron una política anti-española por parte de Londres, en general, para energizar la rivalidad imperial con Madrid, y lo más importante, para evitar que el ejército español destinado en Milán de tener una oportunidad para conquistar Venecia.
La destrucción de la mente Inglesa fue fomentado por los venecianos bajo la bandera del fanatismo religioso asesino. Bajo Enrique VIII, la población Inglesa continuó con su catolicismo romano tradicional, que se había establecido en 644 en el sínodo de Whitby. Luego, en 1534, la Ley de Supremacía de Henry y Thomas Cromwell hizo el anatema Romano Pontífice. Los que se negaron a seguir Enrique VIII por este camino, como Santo Tomás Moro y muchos otros, fueron ejecutados. Esta primera fase del anglicanismo duró hasta 1553, cuando la católica reina María I (“Bloody Mary”, la hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón) tomó el poder. María restableció la autoridad papal y se casó el rey Felipe de España. El principal asesor de Bloody Mary en sus proscripciones fue el cardenal Reginald Pole, que había vivido en Venecia desde hace algunos años y fue parte del círculo inmediato alrededor Gasparo Contarini. Enrique VIII había temido Pole, heredero de los Plantagenet, como un posible pretendiente, y el Pole había hecho todo para excitar la paranoia de Henry. Pole incitó a Bloody Mary para llevar a cabo un baño de sangre con 300 a 500 víctimas prominentes. Estas ejecuciones de los “mártires marianas” fueron inmortalizados en John Foxe del celebran Libro de los Mártires (1554 y ss.), Una copia del cual se mantuvo adelante en todas las iglesias de Inglaterra y que alcanzó el estatus de un segundo libro, despues de la Biblia , entre los protestantes de todo tipo. Los eventos orquestados por Pole parecían muchos ingleses para demostrar la tesis de que una restauración católica amenazaría sus vidas y propiedades.
Bloody Mary murió en 1558 y fue sucedida por Isabel I, hija de Enrique VIII y Ana Bolena. Desde el punto de vista católico Elizabeth era una bastarda, así que estaba seguro de que iba a gobernar como una protestante. Elizabeth restauró a la fuerza, la iglesia Anglicana o Episcopal.
Tres veces fue obligada la población inglesa, en el lapso de 25 años a cambiar su religión bajo la amenaza de la pena capital. Tres veces, las verdades eternas supuestamente impartidas por el párroco del pueblo fueron dadas la vuelta, claramente debido a la ambición dinástica y razón de Estado. La destrucción moral, psicológico e intelectual que supuso  este proceso era permanente e inmenso.

Las políticas anti-católicas y anti-españolas de Elizabeth, complieron las demandas bascias de los Venecianos. La lucha contra la Armada Española en 1588 también dieron a dichas políticas una popularidad innegable. Elizabeht tenía 40 años bajo la influencia de William Cecil, del cual ella creó el primer Baron de Burleigh y Lord Tresurer (Señor tesorero). Los Cecils fueron bazas notorias de Venecia; su casa ancestral en Hatfiedl estaba adornada con los Leones de San Marcos. Cuando William Cecil era muy viejo para actuar como Controlador(Treasurer) de Elizabeth, fue sucedido por su hijo Robert Cecil, el 1er Earl de Salisbury. El Genovés-Veneciano Horacio Pallavicini fue un importante controlador de las finanzas estatales Inglesas.

Las politicas economicas de Elizabeth tenian fuertes elementos de dirigismo y mercantilismo. Los numerosos monopolios industriales que ella habia promovido enfocaban su resultado de establecer nuevas areas de producción en el pais. Cecil desarrolló la Marina Mercante y la Armada. Habia tasas para apoyar a aquellos incapaces de trabajar, y una regulación detallada de trabajos y condiciones de trabajo. Muchas de esas exitosas medidas fueron coherenes con el deseo veneciano de construir Inglaterra como un Poder Mundial como contrapeso del immenso poder de España.

A la muerte de Elizabeth, Robert Cecil dirigió de forma maestra la instación del Rey Estuardo de Escocia como el rey James I de Inglaterra. Cicil fue por un tiempo James, consejero clave. James fué un pedrasta y pedante, un individuo de depravación flamboyante, y abierto homosexual el cual hizo a sus amantes masculinos como favoritos de la corte. Aparte de la pedrastia, James aspiraba a la tirania.

James I fue un lider teorizante del derecho divino de los reyes. El pronunció largos discursos al parlamento, diciendo a los ricos latifundistas y a los oligarcas mercantes Puritanos de Londres que ellos podian, tan poco decirle lo que hacer, como el podia decirle a Dios lo que hacer. La politica, dijo James, era un “arte del rey” y por tanto “encima muy lejos de su alcance y capacidad”. James I fue un entusiasta partidario de Paolo Sarpi en la lucha de Sarpi en 1606 contra el interdicto Papal. James I hizo esto en parte porque el pensó que había recibido su corona directamente de Dios, sin ninguna mediación del Papa. La inflencia veneciana en la corte Estudario fué,en concordancia, muy grande. Sarpi incluso habló de retirarse a Inglaterra.

James fue tambien un Ocultista. Shakespeeare dejó Londres no mucho despues de la llegada de James, y murió despues de sentarse de forma tonta, a beber con el bucanero aristotelico Ben Jonson.

La débil política de apaciguamiento pro-Español de James amargamente decepcionó a Paolo Sarpi, el jefe de Cecil y el jefe de inteligencia veneciana de la epoca. James hizo la paz con España en 1604, poniendo fin a 19 años de guerra. Cecil luego trató de inducir a James en una política anti-española con una provocación planeada Guy Fawkes y el complot de la pólvora de 1605. Sarpi planeó dar rienda suelta a la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) como una confrontación apocalíptica entre protestantes y la Europa católica, y quería a Inglaterra en la refriega. El asesor de James, Sir Francis Bacon de la familia de Cecil, instó a James para entrar en la guerra contra España y Austria, pero James primero trató de mediar en el conflicto y luego no hizo nada. Carlos I fue igualmente decepcionante: Se casó con la princesa católica Enriqueta María de Francia, y ayudó a Francia a derrotar a los calvinistas franceses hugonotes o un activo de Venecia – en su bastión de LaRochelle.

Los primeros Estuardos (Stuart) fueron incapaces de conseguir que Inglaterra fuese una gran potencia, porque la guerra necesitaba Impuestos/Tasas, y dichos impuestos necesitaban el voto del Parlamento, el cual no deseaban convocar, desde que cortaría el reclamos de derecho divino. Entre 1628 y 1639, Charles I intento regular como un autocrta, sin llamar al Parlamento. El poder naval Ingles, creció tan débil que incluso los barcos que traian carbón por la costa desde Newcastle upon Zyne a Londres no estaban portegidos de los piratas. Esto indignó a la City de Londres y a sus mercantes Puritanos, seguidores de doctrinas derivadas de Calvino de Genova.

Con sus tiradas sobre su propio derecho divino, los primeros Estuado estaban violando un punto cardinal del codigo politico Veneciano. Venecia era una oligarquía regida por, como maximo, unos pocos miles de nobles. En la practica, el poder pertenecía a varias docenas de lideres patriarcas.  Pero ningún patriar por si solo era suficientemente fuerte para dominar al resto como dictador. El Gran Consejo  (Maggior Consilgio) fué la asamblea general de la nobleza, y elegía el Senado o Pregadi.  El Gran Consejo, usando un proceso complicado, también elegía al Doge o Duque, el cual ocupaba el sitio mas alto del estado. El Doge fue de forma acordada un elegido y limitado ejecutivo que servia de por vida. Este cargo, nunca fué hereditario; cuando un Doge moría, uno nuevo era elegido por el Maggior Consiglio. El Doge estaba rodeado por su gabinete, o Collegio, incluyendo los ministros (savi) de varios departamentos. Bajo este sistema, el Doge no era el lider de la nación y el protector de toda la gente, como un monarca absoluto pueda ser; el era el Jefe funcionario de un consorcio de familias nobles que poseían y manejaban al estado para el beneficio privado de su propio Fondi (fondo de dinero). Para los Venecianos, una oligarquía requería un poder ejecutivo debil de un Doge, y este era el sistema que ellos querían transplantar a su clon, Inglaterra.

Estos asuntos fueron promientes en el S. XVII en Europa. Louis XIV de Francia en sus mejores momentos ejemplificó los beneficios del centralismo absolutista, dirigido contra los nobles Franceses pro-Venecianos, responsables por las guerras civiles de la Fronde y las guerras de religión. Colbert persiguió unificación económica borrando los intereses locales, de recolectar tasas parasitarias. Louis obligó a la gran nobleza a ser chicos de la toalla, y que fueran fijos en Versalles, mientras los departamentos Franceses eran gobernados por intendentes enviados por el Rey. Un poco después, en Rusia, algunas cosas parecidas fueron luchadas entre el centralista-absolutista Pedro el Grande y los grandes nobles latifundistas, conocidos en Rusia como los boyardos. El autentico desarrollo social y económico fue mejor servido cuando se rompía el poder de la aristocracia. Inglaterra, por contraste, fue el pais donde el triunfo de los oligarcas fue, eventualmente, mas completo. (Esto incluso aclaró si tenemos en cuenta que la Burgesiía y los Latifundistas ingleses corresponden al nivel de conde en la Aristocracia continental titulada).

Cuando Carlos I fue forzado a llamar un Parlamento en 1640 porque necesitaba dinero, se desarrolló un conflicto entre monarquia y oligarquía. La Casa de Comunes, teoricamente representaba hombres con dinero capaces de traer 40 chelines por año; esto era el umbral de sujetos libres que tenian una parte en el estado. Los Comunes eran elegidos por 1/10 de la gente de Inglaterra. La Casa de los Lores estaba llena de latifundistas, pero fué estimado que los propietarios de tierras y mercantes de la Casa de Comunes, eran suficientemente rica como para comprar la Casa de los Lores mas de 3 veces.  Los líderes parlamentarios como Pym y Hampden querían establecer una oligarquía mediante la rendición del rey al Parlamento para que pudieran construir una Marina de guerra y acelerar el saqueo del Imperio español en el Caribe. Querían una búsqueda más enérgica de la trata de esclavos. Pym y Hampden afirmaron autoridad parlamentaria aprobando proyectos de ley de juicio político y la proscripción contra los favoritos reales como Strafford y el Arzobispo Laud, el jefe de la Iglesia de Inglaterra, que ambos fueron ejecutados. En 1641, Charles I intentó arrestar a Pym y Hampden. La pro-Veneciana Ciudad de Londres, los puertos y el sur y Este de Inglaterra, se rebelaron contra este golpe de Estado llevado a cabo por el estúpido Rey, el cual huyó al norte. La Guerra Civil Ingesa, o Revolución Puritana, comenzó.Muchos Ingleses estaban horrorizados por el nivel de liderazgo y programas miserables de ambos lados. Un contemporáneo escribió que muchas personas trataron de permanecer neutral porque pensaban que “ambas partes plantearon una guerra ilegal, o … no podría decir que (si bien) estaba en la derecha ….” La guerra civil fue impuesta artificialmente por dos camarillas rivales de Londres, tanto bajo la influencia Veneciana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s