LA “CITY” DE LONDRES

 

Tres son las columnas que sostienen el poder de la institución secreta que gobierna el mundo:

– El Estado Vaticano es la mente.

– La City de Londres es la economía.

– El Distrito de Columbia en Washington es el brazo armado.

La City de Londres está controlada por las familias venecianas de la Nobleza Negra que surgió del casamiento entre comerciantes y damas de Venecia. Siglos después se trasladaron a Holanda donde controlaban toda la economía de sus puertos, y de allí cruzaron a la City, comúnmente llamada “milla cuadrada”, que supo resistir todos los avatares históricos británicos manteniendo sus privilegios durante siglos.

A esta nobleza negra que domina la City se sumó el brazo financiero de los jesuitas, que son el Estado Mayor del gobierno secreto, y que allá por el siglo XVIII vieron en los jázaros askenazis Rothschild a la familia propicia para ser impulsada a través de los judíos Openheimer hacia las cotas más altas de riqueza y de poder y así utilizarla como su brazo ejecutor en la economía mundial.

Directa o indirectamente, la City controla:

– a todos los alcaldes, consejos, consejos regionales, bancos multinacionales y transnacionales, corporaciones, sistemas judiciales (a través de Old Bailey [el Tribunal Supremo], Temple Bar y las Reales Cortes de Justicia en Londres).

– el Fondo Monetario Internacional.

– el Banco Mundial.

– el Banco del Vaticano (a través de la familia Torlonia, subsidiaria italiana de N. M. Rothschild & Sons de Londres).

– el Banco Central Europeo.

– la Reserva Federal de Estados Unidos (de titularidad privada, y que está secretamente controlada por ocho bancos accionistas británicos).

– el Banco de Pagos Internacionales en Suiza (que también es controlado por los británicos y supervisa a todos los Bancos de la Reserva alrededor del mundo.

El gobernador supremo de la City es el Lord Mayor, elegido una vez al año y que vive en la Mansion House. La City tiene una población residente de unas 5.000 personas, que aumenta hasta casi dos millones durante la semana laboral, cuando los empleados de banca acuden a sus puestos de trabajo dentro de la milla.

La City está “asesorada” por la ultraconservadora Sociedad Fabiana, que propugna un proceso de cambio hacia un único gobierno mundial gobernado por tecnócratas.

Es tal el poder de la City, apenas una milla cuadrada dentro de la gran ciudad de Londres, que la propia reina de Inglaterra debe pedir permiso para entrar en ella y debe inclinarse ante sus dirigentes.

HISTORIA DE LA “CITY”

Cuando se rastrea la Historia considerando que existen y han existido poderes que maniobran en paralelo a la versión oficial encontramos un hilo conductor, una huella de serpiente para perpetuar el poder de unos pocos grupos y familias desde Babilonia hasta nuestros días.

A la serpiente de Sión se le concedió ciertos privilegios y conocimientos cabalísticos entre los elegidos por Yahvé para arrastrarse oculta y con sigilo a lo largo de siglos y siglos.

La City fue edificada sobre un antiguo asentamiento británico después de la destrucción de la primitiva Londres por Roudica en el año 60 DC. Se reconstruyó desde los inicios como un lugar bien planificado rodeado por el muro más extenso de Europa por entonces. ¿Quién o quiénes tenían tanto poder para prever esta milla?

Fue la capital de la provincia romana de Britania.

Al caer el imperio romano la City de Londres se mantuvo independiente a pesar de la invasión sajona, llegando a un acuerdo con los sajones para continuar con su status especial y sus propias leyes. ¿Quién o quiénes tenían tanto poder para mantener su status?

Más tarde fueron los normandos quienes invadieron la zona y también con el nuevo rey Guillermo el Conquistador que en 1067 prometió mantener los privilegios de la City. ¿Quién o quiénes tenían tanto poder para mantener sus privilegios?

En 1203, Juan I de Inglaterra hubo de ceder ante una Bula Papal llamada Aurea si no quería seguir excomulgado, en la cual cedía a la iglesia vaticana todas las tierras de Inglaterra, Irlanda y Gales, y desde entonces de le conoció como Juan Sin Tierra.

En 1215 este mismo rey fue obligado por la City de Londres a aceptar la Carta Magna que otorgaba todos los privilegios por tierra y por mar a la City.

Poco después el rey rompió su acuerdo y tras la invasión de Francia y la huida y muerte de Juan Sin Tierra, la Carta Magna ha sido respetada por todos los sucesivos reinados británicos hasta hoy día.

Desde entonces la iglesia romana se aseguró el control de la City de Londres hasta nuestros días.

Tras la guerra inglesa de 1642 y la ejecución de Carlos de Inglaterra vino un protectorado bajo el mandato de Oliver Cronwell, el cual era protegido de la City. Acaba aquí el monopolio de la iglesia inglesa sobre el cristianismo en la isla.

Oliver Cromwell

Con Cronwell se anuló la prohibición de residencia a los judíos, por lo cual se inicia el asentamiento de estos de donde proviene la familia Rothschild que por entonces se trasladó desde Holanda a Inglaterra.

Fue la City la instigadora entonces de los brutales ataques conquistadores de Cronwell a los católicos irlandeses y escoceses.

Tras la llegada de Guillermo III en 1688 la City perpetúa sus privilegios.

Si la romana City estaba detrás de Cronwell y de la llegada de la banca judía, también estuvo detrás de la creación del imperio británico controlando impuestos y gobiernos con negocios tan lucrativos como las guerras y la creación de rutas comerciales.

Con la creación de la Compañía Británica de las Islas Orientales se llegó a controlar toda La India, Birmania, Singapur, Hong Kong con las hambrunas en la India donde murieron más de 6 millones de almas, al igual que ocurriera años atrás con la crisis provocada de la patata en Irlanda que mató a millones de irlandeses.

Otro de los negocios de la City fue el comercio del opio desde China, donde se llegó a prohibir a causa de los estragos que hacía entre la población del país asiático.

En 1864 se desencadenó la guerra de la triple alianza entre Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay. Un país floreciente gracias a las buenas políticas de su gobierno, el cual fue destruido junto con su industria. Más del 50% de su población total y el 80% de su población masculina fue aniquilada. El revisionismo histórico apunta al imperio británico como el instigador de esta guerra debido a que se estaba convirtiendo en un competidor.

Entre 1846 y 1902, entre 30 y 60 millones de personas murieron a causa de las políticas coloniales británicas dirigidas desde la City. Así ha sido el planificador del concepto “tercer mundo” hasta hoy vigente.

La creciente demanda de mano de obra impulsó el comercio de esclavos que elevó el crecimiento de la economía británica en el siglo XVII.

La fácil legislación interna de la City la ha convertido en un atractivo económico que hoy supone el 15% de una economía, la británica, que se desplomaría sin ella.

Hoy día la City tiene su representante en la Cámara Británica, que merodea vigilando, aconsejando, insinuando, sugiriendo a los políticos británicos y supervisando todas las leyes que emanen del parlamento.

Tanto el neoliberalismo como la globalización se gestaron en la City, controlada a su vez por El Vaticano.

Es obvio pues que la City, o milla cuadrada, tenía desde su implantación unos dueños o gestores, una cabeza pensante con suficiente capacidad para convencer a conquistadores y reyes.

SIMBOLOGÍA

Su escudo de armas es la cruz de San Jorge y una daga apuntando hacia arriba que representa al patrón de la City, San Pablo y la vincula con Ricardo Corazón de León, templario reino de Génova, los primeros Cruzados y por tanto a la Iglesia. La república genovesa del siglo XI tenía una flota tan poderosa que algunos territorios europeos pagaban por amparase bajo su bandera y así protegerse en los viajes.

La república genovesa, fundada a comienzos del siglo XI, tuvo gran importancia contra la amenaza musulmana, siendo protagonista principal en el comienzo de Las Cruzadas. la divisa era la cruz de San Jorge que fue adoptada después por los templarios.

Ricardo Corazón de León, rey de Inglaterra que participaba en la 3ª Cruzada, también adoptó la divisa genovesa como la bandera de Inglaterra. Además hay una estrecha relación entre éste y los templarios.

En el escudo de la City figura la frase “Domine dirige nos” que significa “Dios nos dirige”. Esta frase, en latín y no en inglés, es otra muestra de que el Vaticano controla la City.

(Fuente:http://arucasblog.blogspot.com/)

  1. Aquí hay alguna aparente contradicción : si el vaticano manda :
    1. ¿Como enrique VIII se sale del control de la curia romana y crea la religión anglicana cuyo cabeza es el rey o reina de Inglaterra ?
    2. Si la city esta controlada por el vaticano y por tanto los Rothschild están controlados por aquél, ¿Como el vaticano no impidió la matanza de los católicos ?

    Agradecería que alguien explicase esto de forma creíble

    Saludos

    Responder

  2. La defección de Enrique VIII es meramente episódica: Gran Bretaña volvió a tener monarcas católicos después de él. De hecho, la invasión holandesa de 1690 a la que alude el anterior comentario tiene lugar en contra de un rey católico, Jaime II.

    Y respecto a las matanzas, ¿desde cuándo los peones no son sacrificables en una partida de ajedrez?

Anuncios

3 comentarios en “LA “CITY” DE LONDRES

  1. Pingback: Historia Oculta. | educacionlibreysoberana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s