Audiencia del parlamento holandés sobre la creación de dinero provoca el debate.

La organización hermana holandesa de dinero positivo  dinero Ons Geld (nuestro dinero) lanzó una iniciativa en la creación de dinero en enero de 2015. El 21 de abril de 2015, debido a su enorme éxito en un corto período de tiempo, la iniciativa ciudadana se presentó al presidente de la comisión para las iniciativas de los ciudadanos en el Parlamento holandés, en presencia de los cinco miembros del parlamento.

El 14 de octubre una audiencia sobre la creación de dinero se llevó a cabo en el Parlamento con el Comité de Finanzas. Cuatro de los fundadores de Ons Geld habló a una inusual gran audiencia y recibieron aplausos reconfortante. Se convirtió en un amplio debate, en el que se expresa una gama de puntos de vista sobre el sistema.

Representatives from the Amsterdam-based multinational bank ING and the DNB (the Dutch ‘independent’ central bank) and the AFM (Authority for the Financial Markets) were also present. AFM gave some support with regards to the emergence of cryptocurrencies. The representatives from ING and DNB mostly kept silent.

Los representantes del banco multinacional ING con sede en Amsterdam y el DNB (los holandeses banco central “independiente”) y la AFM (Autoridad de los Mercados Financieros) también estuvieron presentes. AFM dio algo de apoyo con respecto a la aparición de crypto-monedas. Los representantes de ING y DNB se mantuvieron, sobre todo, en silencio.

La audiencia comenzó con un discurso de introducción a cargo de los organizadores de la iniciativa ciudadana, que tuvo la oportunidad de resumir su propuesta. Ons Geld estuvo representada por Edgar Wortmann y Van Houts que brillantemente hicieron los puntos que una licencia bancaria en efecto “concede un privilegio de crear dinero” y que la iniciativa tiene como objetivo establecer una “clara separación entre el dinero y el crédito.” “El dinero es algo que el gobierno debe crear y poner a disposición. El crédito pertenece al libre mercado”, dijo Wortmann. Finalmente Luuk de Waal Malefijt hizo hincapié en tres grandes obstáculos que superar en el debate sobre la creación de dinero, es decir, el analfabetismo, las deficiencias en la enseñanza de la economía y los conflictos de intereses.

OnsGeld received thunderous applause in response to their speeches, causing the chairman to request  people to stay silent. This was the first time ever that people in the Lower House had applauded speakers. On YouTube the ovations have been muted.

OnsGeld recibido aplausos en respuesta a sus discursos, haciendo que el presidente de solicitar a la gente a permanecer en silencio. Esta fue la primera vez que la gente en la Cámara Baja habian aplaudido a los ponentes. En YouTube las ovaciones se han silenciado.

a continuación, se le dio la palabra a 8 miembros del parlamento holandés de todos los diferentes grupos políticos que tuvieron la oportunidad de hacer preguntas a los ciudadanos. Respondiendo a una pregunta sobre el proceso para lograr una reforma monetaria, Martijn Jeroen van der Linden esbozó cinco etapas diferentes:

  1. crear un nuevo tipo de licencia bancaria permitiendo que la gente realmente ahorrar dinero sin riesgo.
  2. Experimentar con dinero digital, lo que es posible en este momento en el marco jurídico de la UE.
  3. Convertir todos los ahorros en dinero digital.
  4. Compensar la deuda nacional con el dinero recién creado.
  5. Distribución del beneficio restante (señoreaje) de la operación que cada uno como dividendo ciudadania.

La tercera sección de la audiencia se dedicó a un intercambio de puntos de vista entre la iniciativa y «partes interesadas»: el banco multinacional con sede en Amsterdam ING, DNB (el banco central holandés) y el AFM (Autoridad de los Mercados Financieros).

En primer lugar el Sr. Polmanand (AFM) destacó los esfuerzos desplegados por la Autoridad Financiera Holandesa para reducir los abusos y riesgos en el sector del crédito, pero no pudo hacer cualquier punto relevante con respecto a la propuesta de dinero soberano, aunque está de acuerdo con OnsGeld en la necesidad de experimentar con dinero digital antes de que el libre mercado lo hace por su propia cuenta.

El siguiente orador fue Dirk Bezemer, profesor de la Universidad de Groningen, quien describió el dinero soberano como “una solución de la década de 1930 para los problemas de los Países Bajos en 2015“, argumentando que el sistema actual podría ser supervisado y dirigido de una forma mejor.

Klaas van Egmond, profesor de ciencias del medio ambiente y la sostenibilidad en la Universidad de Utrecht, a continuación, expuso las principales conclusiones de la continuación del papel del economista del FMI Michael Kumhof “El Plan de Chicago Revisited”. Entonces, van Egmond hizo un muy buen punto al decir que un sistema monetario de división en la que todo el dinero nuevo fue creado ex nihilo por el gobierno y los bancos y otros prestamistas eran simplemente prestamistas que prestaron dinero existente, simplificaría el trabajo de autoridades financieras, al hacer la necesidad de monitoreo y vigilancia casi obsoleto.

Next, ING economist Teunis Brosens made three criticisms of the initiative.The first (and confused) one was that money creation is a byproduct of credit, and therefore the problem is credit, “because that’s the source of good and evil”. Second, many reforms on credit are underway, so we should give them a chance before criticising them. And third, concentrating money creation powers in a public institution will attract a lot of public pressure onto it, jeopardising its independence.

A continuación, el economista de ING Teunis Brosens hizo tres críticas a la initiative. La primera (y confusa) se encontró que la creación de dinero es un subproducto de crédito, y por lo tanto el problema es el crédito, “porque esa es la fuente del bien y del mal“. En segundo lugar, muchas de las reformas a crédito están en marcha, por lo que les debe dar una oportunidad antes de criticarlos. Y en tercer lugar, concentrando poderes de creación de dinero en una institución pública atraerá a mucha presión pública sobre el mismo, poniendo en peligro su independencia.

Por último, Jan Marc Berk del banco central holandés hizo un discurso más bien defensivo y desviando el argumento de que los bancos también tienen su función social para jugar y si bien cumplen esta función, entonces ellos están en una posición para amortiguar los choques durante los ciclos económicos, y haciendo hincapié en el hecho de que la creación de dinero sólo ocurrió como respuesta a una demanda de crédito. Por último, el banquero central recordó a la audiencia de la dependencia de los Países Bajos en el comercio exterior y la Unión Europea como un posible obstáculo prevención de los Países Bajos de perseguir la reforma monetaria.

Luego siguió una discusión entre todos los participantes, donde los parlamentarios pueden plantear una nueva ronda de preguntas. Una pregunta crucial fue acerca de la naturaleza del dinero: el dinero es necesariamente la deuda? Esta pregunta provocó un interesante debate entre los promotores de la iniciativa y el Prof. Bezemer.

Video de Youtube aqui:

OnsGeld se puede ver en el primer bloque (del 3 al 43 minutos). A partir de los 50 minutos se continua en el bloque II con funcionarios de la banca, los reguladores y los profesores. Afortunadamente también se apoyó en el segundo bloque, además de las críticas y malentendidos. Apoyo vino de Klaas van Egmond (Universidad de Utrecht, empleado del Laboratorio de Finanzas Sostenibles y SER miembro de la corona / del Consejo Económico y Social  holandes).

La transcripción completa también está disponible aquí.

Los informes en los periódicos acerca de la audiencia eran bastante extraño. NRC, por ejemplo, logró informar acerca de la audiencia, evitando entrar en la materia. Aplausos para el caso de Ons Geld fue considerado como ofensivo.

Muchos blogs y artículos aparecidos sobre la iniciativa ciudadana, pero muchos de ellos contienen información errónea o críticas infundadas. Ha habido un cierto diálogo con los holandeses ‘Financial Times’ (Financieel Dagblad, FD) sobre su negativa a poner los puntos de vista de ‘OnsGeld’ en el periódico. Ellos argumentaron que se encuentran las posiciones de ‘OnsGeld’ sin sentido. FD rechaza estas posiciones “por la fuerza” – “que hay diferentes sistemas monetarios posibles con diferentes ventajas y desventajas es obvia. Pero dar el monopolio de la creación de dinero que el gobierno no puede contar con nuestra simpatía “.

La negativa de FD para informar sobre OnsGeld está en marcado contraste con la apreciación expresada por los parlamentarios de la iniciativa ciudadana, y el amplio reconocimiento de la importancia del debate público sobre nuestro sistema monetario y crediticio.

“Estamos haciendo progresos, pero tenemos que competir contra los partidos con mucho dinero y su propia imprenta.” – Fundadores, OnsGeld

Muchos de los asistentes llamaron a esta audiencia “histórica”. OnsGeld espera que esto puede ser cierto. El instrumento básico de poder en la sociedad, el dinero, debe ser puesto bajo el cuidado de la democracia. Y si eso llegara a suceder a continuación, este evento será histórico. Como dijo Van der Linden durante la audiencia, “Nunca antes el poder de crear dinero estado sujeto a la responsabilidad social pública y subordinado al bien público. El sistema monetario hasta ahora siempre ha sido un juguete en manos de príncipes, reyes o banqueros, que utilizan en su beneficio. “Sería histórica si la creación de dinero en el curso posterior de la historia nos serviría.

Gracias a Sylvie Jacobs por su contribución a este informe.

Fuente: http://positivemoney.org/2016/01/dutch-parliament-hearing-about-money-creation-sparks-debate-in-the-netherlands/

Visto en: beyondamsterdam.wordpress.com

Anuncios

La falacia del éxito proveniente del esfuerzo, es falso, es una influencia…

Basicamente es la influencia de a quien palmees y a quien obedezcas, especialmente si son los que dominan la creacion del dinero y por tanto, del poder…
4 de mayo de 2016

13115495_1090106461050390_402093244_n

13153452_1090205824373787_1888282248_n

13149846_1090134424380927_155906926_n

13140805_10154073495175053_1407655510_n

Es muy sencillo, si eres judío o sefardita, o adoptado por ellos entras, si no, no entras en el reparto.

Al hilo de un artículo de Rafapal en el que menciona a los Hachuel detrás del mecenazgo de Pedro Almodóvar, es un buen hilo para comprender que todo éxito repentino se mueve por lo mismo.

Los medios son sionistas, la publicidad, la telebasura -el infantilismo es su objetivo para que se abandone todo pensamiento de oposición-, y los periodistas en nómina son el 90% judíos o adoptados por ellos. No se trata de estudiar arte dramático, periodismo, imagen o publicidad, se trata de ser judío, o no serlo, o estar apadrinado por ellos y si no, no trabajas. Este fenómeno de control es en el cine, el teatro, el arte, el periodismo, las editoriales de libros y especialmente su distribución -por eso se esmeran en crear un gigante como Amazon, Google o Facebook, Carrefour, FNAC y ahora El Corte Inglés; si no puedes distribuir tus películas, tus libros, tus teatros, tu publicidad, tu promoción y campaña pre-electoral y post-electoral, no existes-, la política, los altos rangos de la judicatura, la distribución de la producción empresarial, la banca,algunos de  los más altos rangos del ejército, el mundo de internet, las drogas, el fin de la familia tradicional -acostumbrándonos al infantilismo, la falta de compromiso, la falta y pérdida de valores-, las soberanías, y pronto todo lo demás.

2012051212DAVID-HACHUEL-INTERIOR

LOS PADRINOS: DAVID HACHUEL y NICOLAS BERGGRUEN

berggruen_109927c

Nicolas Berggruen entre muchas cosas es propietario del Museo de Arte Contemporáneo de Los Angeles, del Museo de Arte Contemporáneo de Berlín, y del diario El País. Fundador de su propio exclusivo y mundial Club Berggruen a quienes pertenecen entre otros: Felipe González, Condolezza Rice, Gordon Brown, y Botín. Berggruen en uno de los Yiddish encargado de los políticos de pseudoizquierda y la industria cultural y mediática para el control infantiloide de los ciudadanos matrix.

LOS YIDDISH YA CONTROLAN EL MUNDO, MENOS RUSIA.

El Presidente ruso Vladimir Putin, tuvo el valor de declarar ante el pueblo judío ruso y para el resto del mundo, que este grupo de judíos estuvieron gobernando la Unión Soviética desde 1917, componiendo la mayoría del gobierno soviético y asesinando estos yiddish a más de 60 millones de europeos solo en la URSS (minuto 7:20 del vídeo). Y son los rusos, los únicos en el mundo que en el siglo XI los derrotaron, se hicieron de nuevo fuertes con la venganza de estos disfrazados de bolcheviques, y ahora y por segunda vez en la historia, Vladimir Putin y la magia de los Romanov vuelven a lograrlo.

Y ahora han establecido su base en la parte este de Nueva York, los llamados Yiddish como ya declaró en misteriosas palabras Hillary Clinton al darles la bienvenida a Nueva York en unas declaraciones que han pasado bastante desapercibidas por incomprensibles sobre su nueva sede; y llegaron para destruir la ciudadanía de los EEUU, como hicieron en 1917 con Kerensky y luego Stalin (hijo de un judío petrolero que trabajaba para los Rothschild en Baku, y que en venganza años más tarde quemó todos sus pozos por bastardía), y con su poder intentar hacerse con el resto del mundo. (Los yiddish se mutaron con los DAN al convertirse al judaísmo, y más tarde en askenazis en el XVIII en Alemania. Los DAN tenían el arte de Lucifer consistente en adorar a cientos de ídolos sin religión alguna más que el interés, y que en realidad eran él mismo con sus millones de rostros y aspectos, y mutaron perfectamente con los jázaros o kazarians que eran guerreros. De ahí surgió una estirpe en esos siglos oscuros del VIII y IX que tenían el don del engaño, el soborno, el espionaje y la traición; unido al poder y estrategia guerrera jázara del saqueo, asesinato, y alteración de la paz. Analizando estas características se comprenden todos los devenires y males del mundo hasta la actualidad. De igual forma se hicieron con las ideas illuminatis de Adam Weishaupt en Alemania, con el estilo jesuíta más rebuscado de su cúpula entre Alemania y Francia (estando detrás de la revolución francesa para derrotar su monarquía no por ideales sino por la obstaculización a su poder), con el que se identificaron, y con la masonería en el XVIII en Londres porque no pagaban impuestos  y extendieron una subred de control del poder a través de estos. Se han ido extendiendo fagocitando todo movimiento de poder, de oscurantismo, de satánico, y se han asociado con todas y cada una de las fuerzas de Lucifer, y se han hecho con el control del mundo y la sociedad. Cuando se han hecho con algo, personas u organizaciones, acaban matándolos o sometiéndolos, y en la actualidad se puede decir que han logrado transformarlos con técnicas desarrolladas sobre todo en el siglo XX y tecnología alienígena de hibridación y suplantación mental de los altos blancos y grises con los que han pactado. Es difícil saber cuántos disfrutan en realidad de estos conocimientos y capacidad de decisión dentro de su estructura, pero más allá de los trece linajes y sus familias y adoptados quizás no sobrepasen los 500, y sin embargo controlan millones). Los yiddish acabaron con el zar y su familia como venganza (y fueron obligados a adoptar una religión por el imperio ruso, eligiendo el judaísmo y mutándose con los DAN en algún momento entre fines del siglo VIII e inicios del siglo IX. Tras el derrocamiento del reino jázaro de Sviatoslav I de Kiev en 969, los judíos de la región huyeron en gran cantidades a Crimea, el Cáucaso y el principado ruso de Kiev que era parte del territorio jázaro, y están detrás de favorecer los desmanes de otras realezas para luego socavar su destitución y allanar su propio camino hacia su sustitución por su Consejo. En el caso de la realeza británica, piensan que por tener ya sangre Goldsmith de ambas partes pueden librarse, pero los yiddish, no quieren monarquías solo su poder total, y pronto irán a por ellos.

El fin de Hillary al crear la unidad policial secreta TAO en todos los países occidentales, es el control de todo movimiento anti Jiddish.  La abuela de Hillary, de soltera Della Murray, de Aurora, IL, se casó con un Yiddish nacido en Rusia, Max Rosenberg, en la década de 1930. Tuvieron una hija, una niña.

hillary-1-0102

Hay una historia que casi acaba con la vida de Hillary Clinton. El 7 de diciembre 2012 fue el último día en que fue vista en público Hillary. Pero se dio noticia de su caída el día 15 de diciembre. Y reapareció en la foto el día 25 enero 2013.

En realidad se trató de un atentado a su persona por parte de los Yiddish del este de Nueva York -pues no respetan ni a los suyos, y otra prueba es el extraño accidente de avioneta del hijo de David Rockefeller, o el asesinato de la mayoría de los Kennedy-, probablemente cambiando componentes de su medicación que provocaron un coágulo cerebral, su desmayo, y su ingreso en este hospital que aunque pretendidamente de capital presbiteriano es judío. Los Clinton eligieron este hospital presbiteriano judío -el Milstein Hospital Building-, para hacer lo mismo que hicieron años antes con Bill durante su presidencia y someterla a profundos programas MK Ultra Monarca. y así convertir a Hillary en lo que ya hicieron con Bill. Los presbiterianos controlaban hasta entonces las importantes empresas como Caterpillar, Hewlett-Packard y Motorola Solutions con las que querían hacerse los yiddish -de hecho el margen de voto para deshacerse de estas empresas fue muy estrecho de 310 contra 303 votos, en los que evidentemente influyeron los yiddish-, y que lo lograron al sustituir a Hillary en el hospital esos extraños días por el también judío y skull and bones – John Kerry-, que argumentaron que EEUU no estaba apoyando a Israel, cuando en realidad se trataba de una operación Múltiple. ¿Qué lograron?:

-Poner a su delfín skull and bones John Kerry en sustitución de Hillary Clinton.

-hacerse con las acciones presbiterianas de tres grandes compañías.

-controlar aun más el NYSE, el NASDAQ, y el  DJIA  (un promedio ponderado de precios de 30 acciones de compañías identificadas como “blue chip” Intel).

-armamentística, informática, militar por los misiles intercontinentales y por las tuneladoras Caterpillar de los DUMBS, pero también porque Caterpillar siempre fue el valor referencia de Wall Street y la City para la cotización industrial del NASDAQ, que al final se vio en que Intel trasladó su departamento militar de Silicon Valley a Israel, dejando a los propios norteamericanos con el rabo entre las piernas al no disponer ya del control de sus propios misiles más que por el chantaje de los yiddish y obligándoles a invertir 6 billones de dólares en Israel. La operación era tan importante porque permite el control de ruta de todos los misiles occidentales con un software puenteado, que únicamente China y Rusia no cuenta en sus misiles poseyendo los suyos propios, razón por la que Turquía quiso comprar misiles chinos estando en la Otan, en lugar de norteamericanos.

Ultra-Orthodox Jews take part in a protest  in Jerusalem

Ultra-Orthodox Jews take part in a protest against the operation of a Intel plant on the Jewish Sabbath in Jerusalem November 14, 2009. REUTERS/Baz Ratner (JERUSALEM)

bill-clinton

Es una de las pocas fotos en dónde se ha podido ver el aspecto intermedio de Bill Clinton y sus guardaespaldas al salir del hospital, y no son sombras si se analiza bien la foto. Hillary riéndose cuando acabamos de verla en las escaleras saliendo con otro aspecto bien diferente, pero ellos están en plena transformación.

hillary-clinton-leaves-hospital

Fuente: https://eladiofernandez.wordpress.com/2016/05/04/el-exito-no-es-un-fenomeno-es-una-influencia-la-de-los-yiddish/

El disparate de la Violencia de Género .

La LVG es una ley de corte totalitario por violar principios fundamentales y utilizar el derecho penal de forma abusiva.

Hombre empapelado – Foto Ryan McGuire

Esta frase de apenas nueve palabras, “acabar con la asimetría penal por cuestiones de sexo” desató una tormenta colosal durante la última campaña electoral. Todos los partidos, de izquierda o derecha, excepto lógicamente la formación que la había incluido de manera disimulada en su programa, comenzaron a golpearse el pecho con violencia y a tachar la ocurrencia de barbaridad. Cual jauría de lobos al olor del voto fácil, se lanzaron de inmediato sobre su víctima. Incluso, el socialista Antonio Hernando quiso mostrarse más calvinista que Calvino, llegando a afirmar: “Si ustedes no son conscientes de que las mujeres mueren y son asesinadas precisamente por su condición, es que no han entendido nada”. En realidad, el inconsciente e irresponsable, amén de desaforado demagogo, era él.

En su novela “1984”George Orwell describió un régimen totalitario, regido por un dictador omnímodo, el “Gran Hermano”, que vigilaba permanentemente a sus súbditos a través de la policía del pensamiento. E imponía a la población la neolengua, una jerigonza donde  el significado de las palabras era justo el contrario al habitual. Existía un “Ministerio de la Verdad”, cuya misión era manipular la historia o un “Ministerio de la Paz”, con el objetivo de alentar la guerra. Pero ni siquiera Orwell podía imaginar que, casi 70 años después, la España actual desbordaría por todos los flancos su genial distopía. Con extremada insensatez, nuestros dirigentes proclaman que buscan la igualdad… ¡generando desigualdades ante la ley!, creando leyes, como la de Violencia de Género (LVG), que no solo atenta contra la gramática; lo más grave es que violenta principios básicos del Estado de derecho.

La machacona propaganda ha convencido al público de que la democracia no es más que la decisión de la mayoría

La igualdad ante la ley no se negocia

Lamentablemente, la machacona propaganda ha convencido al público de que la democracia no es más que la decisión de la mayoría. Pero no es cierto: la democracia es mucho más que eso. El voto es sólo una parte, un mecanismo último de control del poder. Hay elementos cruciales, fundamentales, principios que no pueden conculcarse ni por presión de la opinión pública, ni por la tan sobada como manipulada sensibilidad social, ni mediante el voto mayoritario. Son la columna vertebral, la piedra angular sin la cual la democracia degenera en la pavorosa ficción orwelliana.

¿Se podría privar de derechos a un colectivo racial si la mayoría de la población lo votase afirmativamente? La respuesta es taxativa: no. ¿Se podría enviar a la cárcel a un inocente si la mayoría de la gente estuviese de acuerdo? De nuevo, la respuesta es clara: jamás. Hay ciertos valores que no pueden estar al albur de las modas, las sensibilidades, los grupos organizados, la presión mediática, las encuestas o los votos, sin que el Estado de derecho acabe quebrando. Los principios fundamentales de la democracia no son discutibles… sin que se ponga en cuestión la propia democracia.

El principio de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley constituye el pilar básico de la democracia moderna. Y una de sus consecuencias lógicas es que los delitos deben quedar definidos por la propia naturaleza del acto y no por el grupo social al que pertenece quien lo comete. La LVG viola flagrantemente este principio al establecer el delito de autor, una aberración que se suponía extinguida con la caída de los regímenes totalitarios del pasado siglo XX. Contempla determinadas conductas que constituyen delito si las lleva a cabo un hombre pero no lo son si las comete una mujer, al igual que en la Alemania Nazi determinados actos eran punibles si los cometía un judío pero no si los llevaba a cabo un ario. Lo mismo sucedía en la Sudáfrica del apartheid racial. Tal como hoy, sus promotores inventaron justificaciones absurdas que, desgraciadamente, convencieron a buena parte del público.

El totalitario ha impuesto sus cláusulas y depurado cualquier discordancia. No way out

Peor aún. Cuando el activismo reemplaza a la política, cuando los grupos mejor organizados y más ruidosos, que suelen ser los menos respetuosos con la libertad individual, acaparan los focos mediáticos y convencen a los negligentes legisladores para retorcer el Estado de Derecho, la democracia ni siquiera alcanza a ser ese remedo basado en la imposición de la voluntad de la mayoría, sólo lo aparenta. Mediante el ruido, la algarada, el matonismo dialéctico, la hiperreacción, el señalamiento del disidente, se apropian en su propio beneficio de ese concepto gelatinoso que es la “sensibilidad social”. Y al final, por más que los electores sean convocados a las urnas, los programas de todos los partidos quedan censurados en origen. El totalitario ha impuesto sus cláusulas y depurado cualquier discordancia. No way out.

Una ley de corte totalitario

Hay que decirlo claramente: la LVG es una ley de corte nítidamente totalitario, no sólo por violar principios fundamentales, como la igualdad ante la ley y la presunción de inocencia, también por utilizar el derecho penal de forma abusiva. En lugar de reservarlo para lo que fue ideado, para casos graves, introduce el delito, de forma sesgada y discriminatoria, en cualquier discusión de pareja que suba de tono y emplee palabras vulgares. Cualquier actitud como insultos, comportamientos poco educados o menosprecios de un hombre a su mujer, nunca al revés, se convierten en delitos, cuando frecuentemente no son más que meras manifestaciones de grosería o, a lo sumo, faltas.

“Violencia de género” es un término orwelliano, un concepto propio de la neolengua

Para resolver estas controversias cotidianas leves siempre se apeló a la buena voluntad, al sentido común de la inmensa mayoría de las gentes, nunca al derecho penal. Los ciudadanos, y las mujeres en concreto, son adultos responsables, no críos que deban chivarse porque un amiguito les sacó la lengua. De ahí que sea intolerable esa manipuladora propaganda televisiva y esas organizaciones malintencionadas e interesadas que animan alegremente a las mujeres a denunciar cualquier menosprecio, como si de personajes asiduos a los reality shows se tratase. Incluso si el menosprecio de tu pareja, sea hombre o mujer, no es ya puntual sino reiterado, tampoco es solución llamar a las fuerzas de seguridad. Simplemente es una señal de que la relación está rota, que lo mejor es que cada uno siga su propio camino.

De la neolengua al Pánico Moral

La “violencia de género” es un término orwelliano, un concepto propio de la neolengua, que los manipuladores inventaron para crear lo que el sociólogo Stanley Cohen denominó Pánico Moral, una moderna caza de brujas, una histeria colectiva para dividir a la sociedad, para sustituir a “la persona” por “los colectivos”, alistando a hombres y mujeres en dos cuerpos de ejército irreconciliables. Lo que existe en realidad es la violencia a secas, sin apellidos, que debe ser perseguida y condenada contundentemente con independencia de quien la ejerza y de quien sea la víctima. Es ahí donde pueden y deben intervenir las autoridades. Las personas honradas, con corazón, repudian el maltrato de cualquier mujer, por supuesto, pero también el de todo hombre, anciano o niño en igual medida. Todos son seres humanos. A los ciudadanos de bien les repugna el hecho en sí; a los fanáticos descerebrados tan sólo les preocupa el grupo al que pertenece el agresor o la víctima.

Pero todo es susceptible de empeorar. Acaparados los nichos de mercado iniciales, que en su día fueron los matrimonios consolidados y, después, las parejas más jóvenes, la LVG apunta ahora a los adolescentes, a los chicos de entre 13 y 20 años de edad, dispuesta a convertir la mera desavenencia, las peregrinas discusiones adolescentes en denuncias. No pocas mujeres, hasta ayer ajenas a esta aberración o, incluso, partidarias, están descubriendo el peligro, porque la injusticia está entrando en su casa a través de sus hijos varones. Error sobre error. Las relaciones entre los seres humanos son demasiado complejas y están condicionadas caso a caso por tantos y tan diversos factores que es estúpido y simplista interpretarlas en clave de apartheid sexual. No hay hombres o mujeres; hay personas. Y sus comportamientos, sus actos, son propios e intransferibles; no el resultado de un malvado y generalizado conciliábulo.

Fuente: Violencia en parejas jóvenes

Si algún partido planteara la derogación de la LVG y el restablecimiento del principio de igualdad ante la ley, seguramente no perdería votos

Principios a cambio del voto fácil

Si ya no hay partido que proponga la restauración de la igualdad ante la ley, que defienda los principios de la Democracia, del Estado de Derecho, ninguno de ellos merece nuestro voto. En circunstancias tan graves es mezquino actuar por temor a perder votos. Y extremadamente cobarde quedarse de brazos cruzados para no enfrentarse a una horda de fanáticos, con conocimientos que no van más allá de las consignas que escuchan en televisión, pero todos ellos enrolados en la policía del pensamiento.

Si algún partido planteara la derogación de la LVG y el restablecimiento del principio de igualdad ante la ley, seguramente no perdería votos; es más, quizá los ganaría. Nuestros políticos ignoran que sus posaderas se asientan sobre una bomba de relojería, que tras 12 años de pasar por la trituradora a demasiadas personas, la opinión pública se encuentra mucho más volteada de lo que parece. Se han perpetrado tantos atropellos, tantas injusticias a cuenta de la LVG, que hay muchísima gente indignada y cabreada, aunque por ahora silente. No sólo se trata de hombres, también son sus madres, sus hermanas, incluso sus hijas. En cuanto se rasgue el velo del tabú, el clamor de la indignación va a ser atronador. Y no es descartable que, dado los destrozos causados, las magnitudes se inviertan súbitamente, generando, como tantas otras veces en la historia, un indeseable efecto péndulo. Es el resultado lógico de intentar resolver un problema con el remedio más inapropiado.

Fuente: http://vozpopuli.com/analisis/82284-violencia-de-genero-ponle-freno-al-disparate

La patraña del 11-M

Parte del engaño del 11-M

La muerte de Fernando Múgica truncó su proyecto de escribir un libro basado en sus investigaciones sobre el 11-M. Este texto, en el que sostiene que las Fuerzas de Seguridad taparon con pruebas falsas el papel de “potencias extranjeras”, iba a servirle de prólogo. EL ESPAÑOL lo reproduce como homenaje a su tesón en la búsqueda de la verdad.

Uno de los vagones del tren de cercanías afectado por los atentados del 11-M.

Uno de los vagones del tren de cercanías afectado por los atentados del 11-M.Manuel H. de LeónEfe

Fernando Múgica

22.05.2016 02:17 h.

Una de las personas más importantes del Gobierno de Aznar me hizo varias confidencias junto al mar. Fueron muchas horas de conversación durante dos días de verano. Hubo solo un mensaje que repitió en tres ocasiones.

“A mí lo que siempre me ha fascinado” -me insistió- “es por qué no has tenido problemas físicos. Sigues empeñado” -se refería claro está a la investigación sobre el 11-M- “en pasar de la cascarilla. Lo que me asombra es que a tu edad sigas con esa fantasía de que vas a poder llegar más allá de la espuma de lo que pasó. Estás loco. Tú eres perfectamente consciente de que en el momento en que traspases la espuma de la realidad duras exactamente 24h”.

Y tenía razón. El conjunto de datos de la investigación policial que dio lugar al sumario y, más tarde, a la sentencia del 11-M constituyen una simple y gigantesca cascarilla. La razón de Estado, apoyada con el doble estímulo del terror y las prebendas, se impuso entre las fuerzas del orden para fabricar esa espuma envolvente que tanto nos ha distraído.

Los más escépticos entre los periodistas, los políticos y los agentes de la ley, fuimos laminados. A otros se les estimuló con reconocimientos, ascensos o traslados a diferentes embajadas. Se colocó en puestos clave de control a tres policías incondicionales del nuevo Gobierno, aunque para ello tuvieran que sacrificar durante una temporada a la maquinaria engrasada y eficaz de la Unidad Central de Inteligencia. Se controlaron llamadas y ordenadores. Se cambiaron cerraduras y protocolos.

Al final, unos antes y otros después, todos los cuerpos de seguridad terminaron apoyando una versión en la que cada cual trató de introducir a sus culpables. Fue una batalla sin cuartel, y contra reloj, de fabricación de pruebas, camuflaje de listados de teléfonos y tarjetas y terminales que llegaron a detenciones anticipadas y arbitrarias.

Fernando Múgica en la redacción de este diario en 2015. / Eduardo Suárez

Fernando Múgica en la redacción de este diario en 2015. / Eduardo Suárez

UN ERROR GARRAFAL

Uno de los errores más grandes que hemos cometido a lo largo de la investigación es considerar que las Fuerzas de Seguridad del Estado actuaron desde el primer momento con una única intención.

Al final, unos antes y otros después, todos los cuerpos de seguridad terminaron apoyando una versión en la que cada cual trató de introducir a sus culpables. Fue una batalla sin cuartel

La realidad es que en los primeros dos meses tras el 11-M se produjo una batalla salvaje entre los distintos organismos policiales y de inteligencia. Cada grupo se enrocó, se impermeabilizó por instinto, ante la brutal sorpresa de los atentados. Cada departamento razonaba, dentro de su muralla, que si no habían sido los suyos, ni la gente que ellos controlaban, tenían que estar implicados los demás. Se montaron, unos a otros, escuchas y seguimientos porque nadie se creía que aquellos primeros personajes que ciertos departamentos de la policía presentaban como autores tuvieran nada que ver con lo sucedido.

El asunto era muy grave así que se exigieron pruebas de fidelidad, se desenterraron viejas hermandades de los años 80 y 90, como el clan de Valencia, los de Barcelona o los guarreras de la vieja Brigada de Interior. Tardaron varias semanas en ponerse de acuerdo y al final lo hicieron convencidos de que seguir por ese camino nos podía llevar a todos a una catástrofe mucho mayor de la que había sucedido.

La matanza ya no tenía remedio. El cambio político no tenía marcha atrás. Hubo un juramento por el que nadie iba a responsabilizar de nada a ningún colega si se llegaba a un consenso férreo sobre los culpables. El linchamiento público de Agustín Díaz de Mera, ex Director General de la Policía, -un político que no pertenece al Cuerpo- cuando quiso salirse del guion, camina en esta dirección.

“QUE SE LO COMAN”

Un oficial antiterrorista de la Guardia Civil definió la situación, delante de sus hombres, de una forma impecable: “El PP ya está jodido hagamos lo que hagamos. Esto se lo van a comer los moros. Son tan gilipollas que al final ellos mismos van a convencerse de que lo han hecho. Se acusarán mutuamente para salvar el culo. Y el que hable, ya sabe, está muerto”.

Croquis realizado por la Policía Nacional de la mochila-bomba encontrada sin explotar en la comisaría de Vallecas.

Croquis realizado por la Policía Nacional de la mochila-bomba encontrada sin explotar en la comisaría de Vallecas.

Una consigna parecida caló en todos los estamentos de seguridad. No faltaban, claro está, los que aplaudían con las orejas por el cambio de régimen que los atentados habían alentado. La marcha del odiado Trillo o del prepotente Aznar -¡cómo aplaudían los de Información de Zaragoza en la noche del 14-M!- era un alivio para muchos. Pero la conspiración de silencio rebasó cualquier inclinación política.

Tras el 11-M se produjo una batalla salvaje entre los distintos organismos policiales y de inteligencia… Se montaron, unos a otros, escuchas y seguimientos porque nadie se creía que aquellos primeros personajes que ciertos departamentos de la policía presentaban como autores tuvieran nada que ver

Antes de llegar a ese pacto hubo una batalla sorda por averiguar implicaciones y complicidades. Todos querían guardarse munición -y lo hicieron- por si venían mal dadas…

La sentencia no ha sido más que la consagración salomónica de la parte de la versión oficial que resulta suficiente, de cara a la galería, para pasar página por parte de las distintas corrientes. Ha dejado al descubierto, sin embargo, suficientes lagunas como para que nadie pueda proclamarse vencedor.

Los políticos de ambos signos lo tenían asumido hace tiempo. Era mejor eso que desvelar que agentes incontrolados de potencias extranjeras hubieran cambiado, sin nadie que se lo impidiera, la historia de España. No podían admitir además el control, bordeando la complicidad, que habían desarrollado durante años para alimentar y tener controladas a las bandas del norte y del sur, a ETA y a los musulmanes radicales.

LOS AGENTES INFILTRADOS

España era, en las semanas previas a los atentados, un entramado gigantesco de observadores, vigilantes, confidentes y agentes encubiertos. Lo mejor de cada casa estaba en las calles con los ojos bien abiertos. Corría el dinero y se palpaba una euforia prepotente. Los posibles grupos terroristas de uno y otro signo estaban tan infiltrados, tan controlados, tan neutralizados que las propias fuerzas de seguridad les daban cuerda para que pudieran seguir adelante sin sospechas, por si tenían que utilizarlos.

Las redes de la UCO, de la UCE1 y UCE2, de la UCII y la UCIE, de la UCAO, de la UDYCO, del CNI y un largo etcétera controlaban las caravanas de la droga, las rutas de los explosivos, las reuniones de los integristas islámicos. Por eso los avisos exteriores solo provocaban sonrisas de suficiencia.

Un oficial antiterrorista de la Guardia Civil: «El PP ya está jodido hagamos lo que hagamos. Esto se lo van a comer los moros. Son tan gilipollas que al final ellos mismos van a convencerse de que lo han hecho.»

A veces tenían que jugar al ratón y al gato y al escondite para que unos grupos policiales no interfirieran en la labor de los otros. ¿El Tunecino? Pero si era uno de los chicos del CNI. Por eso tuvieron que espantarlo de su piso cuando el acoso de la policía se había vuelto asfixiante. Facilitaron su huida para desesperación de los controladores policiales.

¿Lamari? Pero si estaba enrolado en el mismo barco desde hacía tiempo. Por eso Safwan Sabag, El Pollero de Valencia no le perdía ni a sol ni a sombra desde que consiguieron sacarlo anticipadamente de la cárcel. Tuvieron que intervenir su teléfono, el 1 de julio del 2004 para que cuando la policía metiera las narices con el Skoda Fabia ya no pudieran escucharle. Y a Benesmail, su lugarteniente oficial, lo introdujeron en Asturias -y todo está grabado- en la misma cárcel, Villabona, y el mismo mes, julio de 2001, que ingresó Antonio Toro Castro el tapado en el comercio de los explosivos, y tan solo un mes antes de que entrara en la misma cárcel Rafa Zouhier, el tapado de la Guardia Civil.

Rafa Zouhier proclamando su inocencia durante el juicio.

Rafa Zouhier proclamando su inocencia durante el juicio.

Para completar el control de la zona estaba el argelino Rabiá Gaya, al que montaron una carnicería musulmana en Gijón y Fernando Huarte, el enlace con asociaciones Palestinas que sacaba a pasear a Benesmail con la excusa del dentista, como si eso fuese posible y habitual en un peligroso terrorista en régimen de vigilancia especial.

Durante los últimos años, todas las tramas de traficantes se habían puesto bajo la lupa policial con muchos medios. Para las caravanas de droga desde el Magreb, el PP contaba en 2003 -cuando aparece el proveedor Jamal Ahmidan, El Chino, procedente de una cárcel de Marruecos- con los ocho años de experiencia de Gonzalo Robles al frente del Plan Nacional sobre Drogas. El 21 de noviembre de 2003 el Consejo de Ministros le nombra Delegado del Gobierno para Extranjería e Inmigración. Se aduce algo que era verdad, su “gran conocimiento de las rutas del narcotráfico en El Estrecho”.

Las rutas del explosivo hacía tiempo que estaban bajo la supervisión del CNI y de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

Por eso, los atentados del 11-M produjeron una enorme sorpresa a los distintos grupos de inteligencia. Pero lo que realmente causó estupor fue la inmediata captura de los responsables y la aparición fulgurante de las pruebas

EL HOMBRE DEL REY

El control y la infiltración de radicales islámicos estaba manejada por la UCIE, de la policía y la UCE2 de la Guardia Civil, pero sobre todo por el CNI. Las credenciales del servicio secreto para ello no podían ser mejores. Jorge Dezcallar, el primer civil nombrado como director del Centro en 2001 -y el primero que ostentó el cargo de Secretario de Estado-, era un verdadero especialista en el Magreb. Vino de la mano del Rey.

El exministro de Defensa, Federico Trillo (i), y el exdirector del CNI, Jorge Dezcallar (d).

El exministro de Defensa, Federico Trillo (i), y el exdirector del CNI, Jorge Dezcallar (d).Fernando AlvaradoEfe

No era un hombre de Aznar pero éste sabía de sus conocimientos en materia de terrorismo islámico ya que acababa de simultanear el cargo de embajador en Marruecos con el jefe de antena del CNI en la zona. No era un paracaidista. Llevaba muchos años en esos menesteres.

Para colmo, a su lado se promocionó a María Dolores Villanueva, asturiana, divorciada, un sabueso dedicada en cuerpo y alma a descubrir agentes infiltrados. La mujer con el puesto más alto en la historia del CNI. ¿Su especialidad?, contra inteligencia. ¿Su misión más reciente?, responsable de contra inteligencia del Magreb.

Después del 11-S se habían redoblado los esfuerzos en esa dirección. La realidad contradecía a lo que luego se convertiría en el latiguillo falso y estúpido de que el Gobierno había descuidado ese flanco. No faltaban traductores, ni analistas, ni agentes de campo, bien entendido que en un servicio secreto, siempre se considera que el doble aún sería insuficiente.

Cuando colocaron la mochila de Vallecas no podían saber que las verdaderas bombas no llevaban metralla. La pusieron en el convencimiento de que lo normal es que la llevara

Antes del 11-M se había constituido un comité de crisis compuesto por ministros y expertos en el que el propio Dezcallar explicaba, en cada reunión- y al menos durante los últimos dos meses-, los seguimientos en Lavapiés y en las mezquitas, la infiltración en asociaciones y pisos dormitorio, el control en locutorios, carnicerías y peluquerías. Tenían a sueldo a los individuos destacados en relación a las corrientes islamistas radicales.

Por eso, en contra de lo que muchos investigadores escépticos con la versión oficial piensan, los atentados del 11-M produjeron una enorme sorpresa a los distintos grupos de inteligencia. Pero lo que realmente causó estupor fue la inmediata captura de los responsables y la aparición fulgurante de las pruebas.

¿De dónde salían todas aquellas evidencias que habían pasado hasta ese día inadvertidas? ¿Estaban preparadas de antemano o fueron saliendo una detrás de otra, como las cerezas en un plato, en un puro ejercicio de improvisación?

Si hubieran estado preparadas no habrían tenido esas inmensas lagunas que más tarde fueron incapaces de cuadrar, aunque lo intentaran, incluso a martillazos y ante la ceguera y la apatía general.

Cuando colocaron la mochila de Vallecas no podían saber que las verdaderas bombas no llevaban metralla. La pusieron en el convencimiento de que lo normal es que la llevara. Luego tuvieron que decir a El gitanillo en su declaración de junio aquella frase presuntamente pronunciada por Trashorras en la mina: “No os olvidéis de los clavos y los tornillos”, solo para justificar la metralla de esa mochila.

Imagen general de la mina donde trabajó hasta octubre de 2002 Suárez Trashorras.

Imagen general de la mina donde trabajó hasta octubre de 2002 Suárez Trashorras.J. L. CereijidoEfe

Tampoco tuvieron tiempo de hacer coincidir la composición de los explosivos reales con los postizos. Sencillamente porque a la hora en que fabricaron la mochila de Vallecas aún no se conocían los resultados de los análisis de los restos de las bombas que habían estallado. Era más cómodo hacer coincidir la dinamita de la mochila con los restos encontrados en la Kangoo y con la muestra patrón.

Durante el mediodía del 11-M lo primero que los encubridores decidieron fue que los culpables serían los moritos de Lavapiés. Y entre ellos, los que más podían relacionar con el terrorismo islámico internacional. Los tenían controlados así que iba a ser muy sencillo echarles el guante

Y ni eso supieron hacer por culpa de la Metenamina que salía en unos análisis sí y en otros no. Sánchez Manzano, el responsable de los Tedax, llegó a firmar un escrito en el que se incluía la Metenamina como uno de los componentes básicos de la dinamita. El resto del debate sobre la composición de los explosivos es ya conocido de sobra por el lector.

LA MANIPULACIÓN DE LAS TARJETAS

Tuvieron que dejar los primeros análisis en una nebulosa para acoplarlos, en su momento, al atrezzo.

Durante el mediodía del 11-M lo primero que los encubridores decidieron fue que los culpables serían los moritos de Lavapiés. Y entre ellos, los que más podían relacionar con el terrorismo islámico internacional. Los tenían controlados así que iba a ser muy sencillo echarles el guante. Pero necesitaban pruebas que les encaminaran rápidamente a ellos. Decidieron que lo más práctico era una tarjeta de teléfono con un móvil como iniciador de las bombas -los locutorios de los musulmanes de Lavapiés las vendían-. El policía municipal Jacobo Barredo había declarado a la prensa que una de las bombas que los Tedax neutralizaron tenía una especie de gran teléfono con unos cables.

Tuvieron horas para preparar uno y para enterarse de los lotes de tarjetas que llevarían más tarde a Lavapiés. El aparato telefónico lo apañarían de la misma manera, con cualquier bazar de indios que los vendiera. No llevaban control alguno de las numeraciones. Sería sencillo presionarles para que reinventaran los libros contables. ¿Se acuerdan del juez Bermúdez y aquella teatralización pública durante el juicio en la que él mismo puso en evidencia que aquellas numeraciones de Imeis estaban fabricadas mucho después de la venta de los terminales?

El presidente del tribunal del 11-M, Javier Gómez Bermúdez.

El presidente del tribunal del 11-M, Javier Gómez Bermúdez.Paco CamposEfe

No hay nada más manipulable que las tarjetas telefónicas. Con el material y los conocimientos adecuados se pueden clonar, cambiar, falsificar, redirigir y suprimir llamadas o reconvertir unas en otras. En ningún país serio se considera como prueba, más allá de puros indicios, nada de lo relacionado con las llamadas telefónicas. La posible manipulación invalida cualquier conclusión.

Por eso la subinspectora de la UCII, la unidad anti ETA, que llamó a la puerta del piso de Leganés y que desencadenó los acontecimientos de aquella tarde infernal del 3 de abril de 2004 -la misma a la que luego hicieron pasar a segunda actividad- le confesó a un colega: “No tenemos nada contra ellos. Solo cruces de llamadas y eso sabes que es como no tener nada”.

Además de las tarjetas necesitaban una fuente para los explosivos y los detonadores. Echaron mano de lo que tenían más a mano. Mina Conchita había servido durante años como pantalla para la red de explosivos manejada por las fuerzas de seguridad que utilizaban la red de Antonio Toro para poder colocarla, marcada, en los depósitos de los terroristas.

Antonio Toro Castro el tapado en el comercio de los explosivos.

Antonio Toro Castro el tapado en el comercio de los explosivos.

Esa pantalla había funcionado por la simplicidad del ex minero Trashorras, manejado por el inspector de policía de Avilés Manuel García Rodríguez Manolón. Un veterano de Información de Madrid menos fuerte de lo que él mismo creía y al que han tenido que sostener para que no terminara contando todo lo que sabe. La llegada del nuevo Jefe Superior de Policía a Asturias, Arujo, ex cuñado de Manolón y antiguo responsable de la comisaría de Gijón, consolidó ese flanco.

A Trashorras siempre lo utilizaron como a un tonto útil. Nunca supo que lo usaban desde mucho antes del 11-M.

La dinamita que vendía Toro, según testigos que detallaremos, venía directamente de fábrica. Toro utilizaba a su cuñado y a esa mina como señuelo para que los compradores no sospecharan su verdadera procedencia. Por eso podía ofrecer centenares de kilos a la semana, una cantidad que nunca hubiera podido sustraerse ni siquiera de la mina peor vigilada.

LA CÉLEBRE KANGOO

La furgoneta Kangoo fue otro recipiente de pruebas improvisado. No tenía huellas de los presuntos culpables de Lavapiés, porque cuando decidieron utilizarla, a primera hora de la tarde del 11-M aún no habían decidido quienes serían esos culpables.

Furgoneta Renault Kangoo supuestamente relacionada con los atentados.

Furgoneta Renault Kangoo supuestamente relacionada con los atentados.Fernando VillarEfe

Los primeros que inspeccionaron la furgoneta, todavía en el aparcamiento de la estación de Alcalá de Henares, no pudieron ver ni la cinta coránica, ni los detonadores, ni la mayor parte de las prendas de ropa porque no estaban. Fue luego, en Canillas, -cuando decidieron que utilizarían la furgoneta para terminar de encaminar a los investigadores hacia la pista islámica cuando introdujeron los objetos que necesitaban para sus fines. Antes de la inspección técnico-policial -eufemismo para referirse a una simple lista de los objetos- se guardaron algunas prendas del dueño de la Kangoo, los que luego aparecerían en el Megane del primo de Jamal Ahmidán, junto a más prendas de los presuntos terroristas que servirían para encontrar nuevos ADN inculpatorios.

Además de las tarjetas necesitaban una fuente para los explosivos y los detonadores. Echaron mano de lo que tenían más a mano. Mina Conchita había servido durante años como pantalla para la red de explosivos manejada por las fuerzas de seguridad que utilizaban la red de Antonio Toro

¿La tarjeta del Grupo Mondragón? Los primeros policías que llegaron hasta ella la vieron. Probablemente era un detalle sin la menor importancia. Ellos creyeron que sería importante y por eso lo resaltaron porque les parecía que encaminarían la investigación hacia ETA y que fue ocultada deliberadamente.

La caza de brujas de este episodio fue brutal. Se organizó una investigación interna. Se me hizo llegar una información según la cual si llegaba a revelar el nombre de mi fuente la competencia sacaría una foto de ese individuo con el brazo en alto en una manifestación. Era una presión inútil porque jamás desvelaré una fuente aunque eso me acarree un aparente descrédito.

Es realmente irritante e infantil que en la sentencia se destaque por su nombre solo una de las cintas encontradas en la Kangoo -la de la Orquesta Mondragón- con la clara intencionalidad de tratar de dejar en evidencia la posible confusión de esa casete con la tarjeta de visita mencionada. Patético en un juez que podría haber solventado el caso llamando a declarar a los primeros policías de Alcalá para salir de dudas.

¿Y el portero Garrudo y los tres encapuchados? Una simple coincidencia. Nunca tuvieron nada que ver con el caso. La sentencia dice que salieron de la furgoneta pero, como se puede comprobar por todos los testimonios, el portero solo dijo en su día que los vio al lado de la misma, y no dentro como el mismo se encargó de rectificar.

Los fabricantes del encubrimiento utilizaron la Kangoo sobre la marcha como podían haber utilizado cualquier otro vehículo si ese no hubiera salido a la luz. Los policías que la vieron vacía matizaron en el juicio que podía haber algunas cositas. Aceptamos que había las que se consignaron en la lista menos la cinta coránica, los detonadores y restos de explosivos y, por supuesto, todas las prendas de los terroristas en las que luego se encontrarían los restos de ADN comprometedores. Y que eso podía conformar una furgoneta con algunas cositas que no fueron suficientes para llamar la atención a los policías, ni de los perros.

ZOUGAM Y EL LOCUTORIO

¿Zougam y Bakkali? Pero ¿quiénes creen que les indujeron a montar el locutorio? Bakkali -al que las autoridades marroquíes se empeñaron en calificar de mecánico en todas las informaciones- dejó colgada una sustanciosa beca en una universidad madrileña en la que se doctoraba en ciencias físicas para meterse en un negocio bastante cutre en un barrio de inmigrantes marroquíes. Precisamente todo aquello de lo que él siempre -por su formación y clase social- quiso huir.

Jamal Zougam, en una imagen captada durante el juicio.

Jamal Zougam, en una imagen captada durante el juicio.Gtres

Los abogados que gestionaron el papeleo le aconsejaron que no renunciara a su tarjeta de residente como estudiante ya que era casi imposible que le dieran, como él pretendía, la de autónomo. No se la daban a nadie. Los mismos abogados se quedaron con los ojos a cuadros cuando poco después la policía se la había concedido. Si repasan sus declaraciones judiciales observarán como fue él quien apuntaló la culpabilidad de Zougam, su socio, cuando admitió que era un radical y que utilizaban la peluquería para reuniones islamistas.

Por cierto, al revés que Zougam, declaró que la policía no le había tocado durante los interrogatorios. Por supuesto, al final, el hombre que, según la versión oficial, guardaba en su piso las tarjetas telefónicas implicadas en los atentados, uno de los socios del locutorio que teóricamente las compró, quedó libre de toda culpa.

‘El Chino’ fue la respuesta del CNI a la primera jugada de la policía al culpar de improviso a Zougam

¿El locutorio de la calle Tribulete? Pero, por qué creen que lo asaltaron en plena noche, tres días antes de la explosión del piso de Leganés. Los desconocidos -“muy profesionales y con el material adecuado”- que rompieron los precintos policiales, en una de las calles más vigiladas de Madrid en aquella época, no querían llevarse nada. La policía ya se había incautado de todo lo de interés en los dos registros oficiales.

Solo quedaba limpiar el local. Quitar todas las cámaras y micrófonos que ellos mismos habían puesto mucho antes.

¿La peluquería de la calle Tribulete y sus reuniones clandestinas? Como la otra peluquería, Paparazzi, la del agua bendita, no podía tener más cámaras y micrófonos por metro cuadrado. Fue Zougam quien puso los 6.000 euros que le faltaban a un amigo para montar el negocio. Según declaró éste al juez, sacaban unos 300 euros al mes. Zougam tenía derecho a una tercera parte de las ganancias. Así que hubiera tenido que esperar al sexto año para ganar el primer euro. Un negocio redondo.

42.000 AÑOS DE CÁRCEL

Al CNI le pilló de sorpresa la detención de Zougam y sus socios. Pero lo que consideraron que sobrepasaba cualquier límite es la filtración a la prensa de que en ese locutorio se había encontrado el trocito de baquelita que faltaba precisamente en el teléfono de la mochila con explosivos encontrada en la comisaría de Puente de Vallecas.

También contó la policía, al principio, que fue en ese locutorio donde se prepararon las bombas. Era mentira pero los medios lo airearon en grandes titulares y mantuvieron durante meses el hallazgo de un trozo de baquelita. Eso contribuyó a que el gran público considerara a Zougam culpable indiscutible.

Comenzaron a salir en televisiones y periódicos espontáneos que certificaban la radicalidad de Zougam y por supuesto aparecieron testigos que lo habían visto en distintos trenes en la mañana del 11-M. Era también el culpable favorito de los americanos. A éstos les venía de perlas la versión primera sobre la culpabilidad de Al Qaeda.

Por eso, periodistas afines airearon en Europa que Zougam tenía incluso relación con los culpables de la célula alemana del 11-S. Hubo quien lo vinculó con el viaje de Atta -uno de los aviadores suicidas del 11-S- y con su viaje a Tarragona antes de los atentados de Nueva York.

Se difundió que Zougam había llamado seis días antes de los atentados del 11-S a Abu Dahdah, el islamista residente en España implicado por la justicia española en los atentados de Nueva York. Hubo quien detalló que Zougam había recibido entrenamiento militar y adoctrinamiento en los campos de Afganistán.

La intoxicación provino en parte de personal cercano a la embajada estadounidense. Los mismos que habían servido como tercera fuente a la cadena SER en la noticia sobre la aparición de terroristas suicidas en los trenes.

Todo aquello se fue cayendo como un castillo de naipes, pero el golpe de efecto ya no tendría marcha atrás. La realidad es que nunca han tenido nada sólido contra Zougam a pesar de que fuera condenado a 42.922 años de cárcel.

Los que señalaron a Zougam desde el principio -“Ha sido la mejor decisión profesional que he tomado en mi vida”, dijo De la Morena en el juicio- le tenían preparado un protagonismo aún mayor.

EL CHINO SURGE DE LA NADA

El guion del primer encubrimiento contaba con su culpabilidad no solo como autor material sino como conseguidor de los explosivos. El lector recordará la insistencia de Emilio Suárez Trashorras, -el ex minero asturiano condenado por proporcionar la dinamita-, en sus declaraciones a El Mundo cuando denunciaba que la policía quería desde el primer momento que acusara a Zougam y a El Tunecino de recibir los explosivos. Fue mucho más tarde, según Trashorras, cuando se atribuyó la operación a El Chino.

A la izquierda, Jamal Ahmidan, alias El Chino; a la derecha, Serhane Ben Abdelmajid, El Tunecino.

A la izquierda, Jamal Ahmidan, alias El Chino; a la derecha, Serhane Ben Abdelmajid, El Tunecino.

De hecho, la policía aireó dos tarjetas de teléfono que habían viajado a Asturias los días 28 y 29 de febrero -los días en que teóricamente los terroristas se agenciaron los explosivos- atribuyéndoselas a Zougam.

Cuando se difundieron las tarjetas que supuestamente había usado El Chino en el viaje a Asturias de esos mismos días, las que relacionaban esas fechas con Zougam desaparecieron de la circulación.

El Chino fue la respuesta del CNI a la primera jugada de la policía al culpar de improviso a Zougam. Si hacía falta unos culpables creíbles tenía que armarse mejor el argumento, la recepción de los explosivos, los contactos con la llamada trama asturiana. El Chino surgió de la nada y rompió los esquemas de muchos policías en el primer momento. No se obtendrían sus huellas hasta que Marruecos quiso entregarlas. Su perfil era misterioso y difuso. Estaba en todas partes pero nadie parecía poder aportar nada concreto, al margen de las declaraciones de Trashorras y Zouhier.

Por eso todos los responsables policiales se esforzaron en repetir ante el juez Bermúdez que sus grupos operativos desconocían la existencia de El Chino y que nunca lo habían tenido como un objetivo. El jefe de la UDYCO, el que tenía controlados los teléfonos de ese grupo de traficantes, desde muchos meses antes del 11-M, se atrevió a asegurar en la Comisión de Investigación del Congreso que para ellos El Chino no era Jamal Ahmidán sino su primo. Otro afirmó que no supo de su existencia hasta después de la explosión de Leganés.

Fue el CNI quien proporcionó los listados de llamadas de El Chino, en el viaje a Avilés en esos días clave de febrero de 2004, a los miembros de la Guardia Civil encargados de la investigación de los explosivos asturianos. La trama asturiana estaba servida.

Fuente: http://www.elespanol.com/espana/20160521/126487531_0.html

¿Quién y cómo se crea el dinero?

El dinero es el medio de pago por excelencia en el mundo desarrollado. Sin embargo, no todo el mundo entiende realmente el significado de este, así como tampoco quién es el encargado de crearlo o cómo se crea en sí mismo. Todos hemos visto en alguna ocasión por televisión la imprenta que fabrica los billetes de la eurozona, pero ¿hay algo más detrás de este proceso?

Hace unos meses comentábamos en estas mismas páginas los resultados de una encuesta publicada por Positive Money, según la cual sólo el 13% de los encuestados sabían que los bancos comerciales privados son los que proporcionan la mayor parte del dinero en circulación e ignoraban conceptos como el coeficiente legal de caja o el multiplicador monetario, de ahí la importancia de analizar este tema con más detalle.

La oferta monetaria

Credit Card 851506 1920

Antes de explicar el proceso de creación de dinero, es fundamental aclarar qué es la oferta monetaria y qué tipos de dinero la forman. Cuando hablamos de oferta monetaria estamos haciendo referencia a la cantidad de dinero que hay en manos del público en un determinado momento. Pero, ¿dinero físico solamente? La respuesta es no.

La oferta monetaria tiene dos componentes: el dinero legal, que está formado por los billetes y monedas que constituyen el efectivo en manos del público; y el dinero bancario, que está formado por los depósitos que existen en los bancos y demás intermediarios financieros. Estos depósitos bancarios se dividen a su vez en tres tipos:

  • Depósitos a la vista: son aquellos de los que sus titulares pueden disponer inmediatamente tan sólo con la entrega de una orden de pago dirigida al banco o mediante una tarjeta de crédito.
  • Depósitos de ahorro: son aquellos de los que sus titulares pueden disponer inmediatamente, pero sin que sea posible hacerlo mediante cheques. Son los conocidos popularmente como “libretas de ahorro”.
  • Depósitos a plazo: en este tipo de depósitos el titular se compromete a mantener el dinero durante un plazo fijo a cambio de una remuneración pasado este período.

Por consiguiente, la oferta monetaria está formada por el efectivo en manos del público (los billetes y monedas) y los depósitos. Para ser más exactos, la oferta monetaria se mide mediante los denominados agregados monetarios, que para la zona euro son tres, denominados M1, M2 y M3:

  • M1: Incluye los billetes y monedas en circulación más los depósitos a la vista.
  • M2: Incluye el M1 más los depósitos a plazo de hasta dos años y los depósitos disponibles con previos de hasta tres meses.
  • M3: Incluye el M2 más las cesiones temporales, las participaciones en fondos de mercado monetario e instrumentos de mercado monetario, y los valores de renta fija de hasta dos años emitidos por instituciones financieras.

El proceso de creación del dinero

https://www.instagram.com/p/BFqi-zyDH9l/embed/?v=7

Los billetes y monedas son emitidos por la autoridad monetaria competente, que generalmente es el banco central de cada país. En el caso de la zona euro, el encargado sería el Banco Central Europeo (BCE). Por tanto, la mayoría de la gente cree que son los bancos centrales los únicos encargados de crear dinero. Sin embargo, esto no es así: los bancos privados también son capaces de crear dinero, hasta el punto de que en la práctica el 95% del dinero es creado por la banca privada.

Tal y como os explicamos en el vídeo que hemos realizado junto a los compañeros de Magnet, cuando abrimos una cuenta corriente en un banco o en una caja de ahorros y depositamos dinero en él, el banco no guarda este dinero en una caja fuerte y le pone nuestro nombre, sino que lo presta a otra persona o a una entidad dando lugar al proceso de creación de dinero bancario. Obviamente, esto no significa que nosotros no tengamos ya ese dinero, pues podemos seguir haciendo uso de él, aunque no constituya más que un registro contable en el ordenador del banco.

De esta forma, el dinero físico que el banco presta a esa otra persona o entidad es utilizado para hacer frente a una serie de pagos, y quién recibe estos pagos suele depositarlo de nuevo en algún banco, de forma que al volver el dinero a los bancos, estos pueden volver a prestarlo a otra persona, por lo se vuelve a poner en circulación.

Dado que no es frecuente que las personas retiren sus ahorros de los depósitos bancarios, el proceso de creación de dinero es relativamente seguro. Además, las retiradas se compensan con nuevas entregas, lo que en definitiva da lugar a que el valor de los depósitos puede exceder ampliamente al efectivo que tienen los bancos.

Este proceso podría repetirse eternamente con más dinero cada vez en la economía, pero con el objetivo de evitar que exista más dinero del necesario en circulación y de que ello aumente la inflación, las autoridades monetarias no dejan a los bancos prestar todo el dinero que se deposita en ellos, sino que una parte de ese depósitos tienen que mantenerlo obligatoriamente en el banco. A esta parte se le denomina reserva.

El coeficiente de caja y el multiplicador monetario

Business 163464 960 720

La fracción de los depósitos totales de un banco que se mantiene como reservas es el denominado coeficiente de reservas, y su valor depende del comportamiento de los clientes del banco, es decir, de la frecuencia con la que utilizan el dinero aquellas personas que tienen depositado dinero en él.

Existe una proporción de reservas obligatorias sobre el total del dinero depositado en el banco. A esta proporción se le denomina coeficiente legal de caja. Por tanto, el coeficiente legal de caja es el porcentaje de dinero legal que, por imposición del banco central, el BCE en nuestro caso, mantienen inactivo las distintas entidades del sistema bancario para hacer frente a las posibles retiradas de dinero de sus clientes y por razones de interés general.

El inverso del coeficiente de reservas recibe el nombre de multiplicador del dinero, y nos indica cuánto varía la cantidad de dinero por cada euro de variación de la base monetaria. Por tanto, a menor cantidad de reservas, mayor será el multiplicador.

Con esto, la oferta monetaria de la que hablábamos antes podría expresarse utilizando el coeficiente de reservas como un múltiplo de la base monetaria, es decir:

Oferta monetaria = Base monetaria x (1/Coeficiente legal de caja);

Dónde la base monetaria es la suma del efectivo en manos del público y las reservas bancarias. > >

En definitiva, en el proceso de creación del dinero intervienen tres agentes: la autoridad monetaria, que crea la liquidez de base del sistema a partir de la cual los bancos crean el dinero; el sistema bancario, que expande el dinero creado; y el público, que decide la distribución del dinero.

Ejemplo de creación de dinero

Captura De Pantalla 2016 05 18 A Las 10 05 08

Para entender el proceso de creación de dinero recurriremos a un ejemplo bastante simple. Supongamos un depósito en un banco por valor de 1.000 euros, con un coeficiente de caja del 20%. Si el banco aplica este coeficiente sobre el depósito, estará obligado a guardar 200 € como reserva y tendrá 800 € para seguir haciendo operaciones, como por ejemplo conceder un préstamo.

El que reciba el préstamo de 800 € lo utilizará de alguna forma, normalmente mediante efectivo o a través de tarjetas de débito, y quienes lo perciban (por ejemplo, como pago por una compra), lo devolverá probablemente al banco como depósito. De esta forma, el banco que reciba los 800 euros estará obligado a guardar 160 (el 20%) como reserva y podrá crear depósitos derivados por los 640 € restantes.

De nuevo, quienes reciban estos 640 € los utilizarán y quienes los perciban por algún concepto los colocarán en depósitos en el banco, de forma que el banco que lo reciba retendrá 128 € como reserva y podrá crear depósitos derivados por los 512 euros restantes.

Si continuamos con el proceso, reflejado en la tabla, resultaría como total de depósitos:

1.000 + 800 + 640 + 512 + 410 + 328 + 262 + … = 5.000 euros

No obstante, es importante señalar que en la práctica el proceso no es tan exacto, ya que influyen variables como que el público solicite préstamos o no, que los bancos estén dispuestos a prestar dinero, o que apliquen un coeficiente de caja u otro, por ejemplo.

Lógicamente, cuanto más pequeño sea el coeficiente legal de caja, mayor será la expansión monetaria. Veamos, por ejemplo, el resultado de aplicar diferentes coeficientes:

1366 2000

Conclusiones

A modo de resumen, tal y como hemos analizado en este artículo, la creación del dinero se concreta en dos pasos:

  1. El banco central de cada país, el BCE en nuestro caso, pone en circulación una cantidad determinada de dinero legal en forma de monedas y billetes.
  2. El sistema bancario, al conceder préstamos, multiplica el dinero legal recibido porque este no llega a salir del mismo, sino que funciona mediante anotaciones en cuenta.

Por tanto, la oferta monetaria puede ampliarse de dos formas: aumentando la base monetaria mediante la emisión de nuevos billetes o monedas por parte de la autoridad monetaria; o aumentando la proporción de los depósitos que los bancos utilizan para realizar nuevos préstamos, es decir, reduciendo el coeficiente de reservas.

Fuente: http://www.elblogsalmon.com/economia/quien-y-como-se-crea-el-dinero