Instrumentos Financieros, de Credito y de Deuda. Actualizado.

Definicion de Instrumento Financiero: un contrato que da lugar a un activo financiero (En sentido mercantil, los activos financieros son los valores efectivos, créditos y derechos que un comerciante, individual o social, tiene a su favor) en una empresa y, simultáneamente, a un pasivo financiero o a un instrumento de patrimonio en otra empresa.

El Plan General Contable establece los siguientes Instrumentos Financieros:

  • Activos financieros:
    • Efectivo y otros activos líquidos equivalentes, según se definen en la norma 9.ª de elaboración de las cuentas anuales.
    • Créditos por operaciones comerciales: clientes y deudores varios;
    • Créditos a terceros: tales como los préstamos y créditos financieros concedidos, incluidos los surgidos de la venta de activos no corrientes;
    • Valores representativos de deuda de otras empresas adquiridos: tales como las obligaciones, bonos y pagarés;
    • Instrumentos de patrimonio de otras empresas adquiridos: acciones, participaciones en instituciones de inversión colectiva y otros instrumentos de patrimonio
    • Derivados con valoración favorable para la empresa: entre ellos, futuros, opciones, permutas financieras y compraventa de moneda extranjera a plazo
    • Otros activos financieros: tales como depósitos en entidades de crédito, anticipos y créditos al personal, fianzas y depósitos constituidos, dividendos a cobrar y desembolsos exigidos sobre instrumentos de patrimonio propio.
  • Pasivos financieros (todo lo que se debe):
    • Débitos por operaciones comerciales: proveedores y acreedores varios
    • Deudas con entidades de crédito;
    • Obligaciones y otros valores negociables emitidos: tales como bonos y pagarés;
    • Derivados con valoración desfavorable para la empresa: entre ellos, futuros, opciones, permutas financieras y compraventa de moneda extranjera a plazo
    • Deudas con características especiales, y
    • Otros pasivos financieros: deudas con terceros, tales como los préstamos y créditos financieros recibidos de personas o empresas que no sean entidades de crédito incluidos los surgidos en la compra de activos no corrientes, fianzas y depósitos recibidos y desembolsos exigidos por terceros sobre participaciones.
  • Instrumentos de patrimonio propio: todos los instrumentos financieros que se incluyen dentro de los fondos propios, tal como las acciones ordinarias emitidas.
Derivado financiero

Un derivado financiero es un instrumento financiero que cumple las características siguientes:

  • Su valor cambia en respuesta a los cambios en variables tales como los tipos de interés, los precios de instrumentos financieros y materias primas cotizadas, los

tipos de cambio, las calificaciones crediticias y los índices sobre ellos y que en el caso de no ser variables financieras no han de ser específicas para una de las partes del contrato.

  • No requiere una inversión inicial o bien requiere una inversión inferior a la que requieren otro tipo de contratos en los que se podría esperar una respuesta similar

ante cambios en las condiciones de mercado.

  • Se liquida en una fecha futura.

Instrumento de Deuda: garantía escrita para pagar una Deuda. En los mercados financieros, los instrumentos de deuda como los bonos negociables y los de gobierno se compran y se venden como valores.

Tipos de Instrumentos de Deuda:

Los principales instrumentos de deuda que se tienen en el mercado peruano son:

BonosPagarésPapeles ComercialesCertificados de Depósito

Bonos:

Los bonos son títulos valores representativos de deuda, que son emitidos por empresas (principalmente en el mercado de valores) a fin de obtener recursos para financiar sus actividades. Típicamente, mediante la emisión de bonos las empresas pueden captar recursos de una gran variedad de inversionistas que decidan adquirir dichos instrumentos. Debido a que cada bono representa sólo una fracción del total de dinero que necesita la empresa facilita que sean comprados por inversionistas más pequeños.

Otros instrumentos de deuda:

Los pagarés son uno de los instrumentos de deuda más simples que existen, es un documento utilizado en operaciones de crédito al que se le denomina “pagaré” mediante el cual un deudor se obliga por escrito a pagar una suma en una fecha determinada, con este documento acreedor asegura la existencia de la deuda. Para que un pagaré sea válido, debe cumplir con contener la siguiente información:

Denominación de “pagaré” en el documentoLugar y fecha de emisiónLugar y fecha de pagoPromesa incondicional de pagoNombre de la persona a quien se va a pagarDNI y firma de quien está obligado a pagar

Los papeles comerciales son instrumentos de deuda a corto plazo (menos de un año) emitidos por las empresas en el mercado de valores, generalmente, para financiar sus actividades cotidianas. Dichas empresas normalmente cuentan con una buena historia crediticia y los instrumentos son emitidos al descuento.

Los Certificados de Depósito Negociables son instrumentos emitidos por entidades del sistema financiero, y enfocado de manera simplificada en cierta medida se parecen a un contrato de depósito a plazo, sin embargo a diferencia de un depósito a plazo, mediante la emisión de los certificados de depósito se genera un título valor negociable el cual puede ser transferido en el mercado de valores.

 

Por qué se llaman Instrumentos de Deuda?

El concepto es en realidad muy sencillo. Cuando invertimos en uno de estos instrumentos, en realidad le estamos prestando nuestro dinero al emisor, quien se compromete a pagarnos los intereses pactados y a devolvernos el capital en una fecha determinada.

Instrumentos de inversión para Tesorerías.

Los instrumentos en los cuales se pueden invertir los excedentes de tesorería se dividen en dos grandes grupos. Por un lado los instrumentos de deuda y por el otro los de capital.

Los instrumentos de deuda tienen su origen en la necesidad que tienen los gobiernos o las empresas de obtener crédito para financiar sus operaciones. Mientras que los instrumentos de capital surgen de la necesidad que tienen las empresas de reunir capital para su operación.

El origen de estos instrumentos determina de forma natural el objeto y plazo de los mismos. Los instrumentos de deuda cumplen con su función en el mediano y corto plazo, los de capital en el largo plazo. Y es por ello que la inversión en estos instrumentos ha de adecuarse a su origen. De tal forma que los recursos de corto plazo se han de invertir en instrumentos de deuda y los de largo plazo en instrumentos de capital.

La inversión de los recursos se puede realizar en directo, es decir comprando el instrumento o mediante una operación de reporto, en aquellos instrumentos que el marco jurídico lo permite, a través de la mesa de dinero.

La mesa de dinero es el punto donde confluyen por un lado oferentes y por el otro demandantes de dinero; es aquí que las empresas negocian la inversión de sus excedentes y de común acuerdo se pacta la tasa y el plazo al que se realizara la inversión. Este mercado es sumamente dinámico y las tasas cambian por minutos. Las instituciones en ocasiones forman una canasta de instrumentos que le asignan al cliente, en otras ocasiones el cliente solicita el tipo de instrumento que desea se le asigne, ya sea por seguridad o por alguna limitación legal o interna para invertir en determinado instrumento. Así que sin ser un instrumento, la mesa de dinero es un vehículo ideal para invertir los excedentes de tesorería, bancos y casas de bolsa cuentan con mesa de dinero.

Instrumentos de Deuda

  1. Certificados de deposito (CEDES)
  2. Papel comercial
  3. Certificados de la Tesorería de la Federación, (CETES):
  4. Pagaré con Rendimiento Liquidable al Vencimiento:
  5. Udibonos:
  6. Ajustabonos:
  7. Bonos de desarrollo:
  8. Obligaciones:
  9. Certificados de participación inmobiliaria
  10. Pagaré de Indemnización Carretero:
  11. Bonos IPAB
  12. Bonos Bancarios para el Desarrollo Industrial ( BONDIS).
  13. Bonos Bancarios de Desarrollo ( Bbd´s)
  14. Las acciones:
  15. Sociedades de inversión

INSTRUMENTOS DE DEUDA A CORTO PLAZO

1.- Certificados de deposito (CEDES) Son títulos de crédito a cargo de la institución bancaria depositaria en los cuales se consigna a está la obligación de amortizar el principal al inversionista al vencimiento, aunque los intereses pueden ser pagados de forma mensual.

-Valor nominal: variable -Plazo: va desde de 1 a 12 meses normalmente. -Rendimiento: paga tasa de interés sobre el valor nominal. -Garantía: La institución de crédito depositaria.

2.- Papel comercial: Es un pagaré emitido por empresas que participan en el mercado de valores. Se utiliza para financiar necesidades de crédito de corto plazo.

-Valor nominal: $100 pesos. -Plazo: va desde 7 hasta 360 días. -Rendimiento: Se colocan bajo par y pagan una sobretasa referenciada a CETES o a la TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio). -Garantía: Quirografario, Avalado y Afianzado

3.- Certificados de la Tesorería de la Federación, (CETES): Son títulos de crédito al portador en los que se consigna la obligación de su emisor, el Gobierno Federal, de pagar una suma fija de dinero en una fecha predeterminada.

-Valor nominal: $10 pesos, amortizables en una sola exhibición al vencimiento del título. -Plazo: desde 7 a 28, 91,182 y 364 días – Rendimiento: a descuento es decir se colocan bajo par. -Garantía: gobierno federal.

4.- Pagaré con Rendimiento Liquidable al Vencimiento: Conocidos como los PRLV’s, son títulos de corto plazo emitidos por instituciones de crédito.

-Valor nominal: $100 pesos. -Plazo: desde 7 hasta 360 días. -Rendimiento: Tasa de interés simple sobre el valor nominal. -Garantía: el patrimonio de las instituciones de crédito que lo emiten.

 

INSTRUMENTOS DE DEUDA A LARGO PLAZO

5.- Udibonos: Este instrumento está indexado (ligado) al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) para proteger al inversionista de las alzas inflacionarias, y está avalado por el gobierno federal.

-Valor nominal: 100 udis. -Plazo: de tres y cinco años con pagos semestrales. -Rendimiento: operan a descuento y pagan una sobretasa por encima de la inflación del periodo correspondiente. -Garantía: Gobierno Federal

6.- Ajustabonos: Bonos ajustables del Gobierno Federal, ofrecen un rendimiento que protege contra la inflación, pagando interés reales cada trimestre.

-Valor nominal: $100 o sus múltiplos. -Plazo: de tres y cinco años. -Rendimiento: Tasa de interés sobre valor nominal ajustado. -Garantía: Gobierno Federal.

7.- Bonos de desarrollo: Conocidos como Bondes, son emitidos por el gobierno federal.

-Valor nominal: $100 pesos. -Plazo: su vencimiento mínimo es de uno a dos años. -Rendimiento: se colocan en el mercado a descuento, con pagos cada 28 días tomando como referencia CETES a 28 días o TIIE, lo que resulte más alto. Existe una variante de este instrumento con pagos cada 91 días, llamado Bonde91. -Garantía: Gobierno Federal

8.- Obligaciones: Son títulos de crédito emitidos en serie por una sociedad anónima y representan la participación individual de sus tenedores en un crédito colectivo a cargo de la emisora.(En México operan dentro del mercado de capitales).

-Valor nominal: Variable. -Plazo: entre tres y ocho años, su amortización puede ser al término del plazo o en parcialidades anticipadas. -Rendimiento: Pagan intereses sobre su valor nominal . Pagan una sobretasa teniendo como referencia a los CETES o TIIE. -Garantía: puede ser, quirografaria, fiduciaria, avalada, hipotecaria o prendaria. Existen obligaciones convertibles en acciones y de estas existen las forzosamente convertibles y las de convertibilidad opcional.

9.- Certificados de participación inmobiliaria: Títulos colocados en el mercado bursátil por instituciones crediticias con cargo a un fideicomiso cuyo patrimonio se integra por bienes inmuebles.

-Valor nominal $100.00 pesos. -Plazo: va de tres a siete años, y su amortización puede ser al vencimiento o con pagos periódicos. -Rendimiento: pagan una sobretasa teniendo como referencia a los CETES o TIIE. -Garantía: Los bienes inmuebles fideicomitados.

10.- Pagaré de Indemnización Carretero: Se les conoce como PIC´s (por pertenecer al Fideicomiso de Apoyo al Rescate de Autopistas Concesionadas), es un pagaré avalado por el Gobierno Federal a través del Banco Nacional de Obras y Servicios S.N.C. en el carácter de fiduciario.

-Valor nominal: 100 UDIS. -Plazo: 30 años -Rendimiento: tasa de interés fija 5.625% sobre valor nominal. Cada 182 días, paga interés. -Garantía: Gobierno Federal.

11.- Bonos IPAB: emisiones del Instituto de Protección al Ahorro Bancario con el fin de hacer frente a sus obligaciones contractuales y reducir gradualmente el costo financiero asociado a los programas de apoyo a ahorradores.

-Valor nominal: $100 pesos, amortizables al vencimiento de los títulos en una sola exhibición. -Plazo: 3 años. -Rendimiento: se colocan en el mercado a descuento y sus intereses son pagaderos cada 28 días. La tasa de interés será la mayor entre la tasa de rendimiento de los CETES al plazo de 28 días y la tasa de interés anual más representativa que el Banco de México de a conocer para los pagarés con rendimiento liquidable al vencimiento (PRLVs) al plazo de un mes. -Garantía: Gobierno Federal.

12.- Bonos de desarrollo del Gobierno Federal con tasa de interés fija ( BONOS). Son emitidos por el Gobierno Federal a través del Banco de México para promover el ahorro interno, y enriquecer la gama de instrumentos a disposición de los inversionistas.

-Valor nominal: $100 -Plazo: 3 y 5 años -Rendimiento: a descuento -Garantía: Gobierno Federal.

13.- Bonos Bancarios para el Desarrollo Industrial ( BONDIS). Son emitidos por el Gobierno Federal a través de Nacional Financiera para financiar proyectos industriales de la pequeña y mediana empresa.

-Valor nominal: $100 -Plazo: 10 años, con 130 cupones a plazo de 28 días. -Rendimiento: interés sobre valor nominal -Garantía: Sin garantía específica Nafinsa actúa como garante.

14.- Bonos Bancarios de Desarrollo ( Bbd´s). Son emitidos por las instituciones de banca de desarrollo para obtener fondos a largo plazo.

-Valor nominal: $10 -Plazo: 3 a 10 años -Rendimiento: interés sobre valor nominal. -Garantía: El banco emisor

 

http://www.bde.es/bde/es/areas/polimone/instrumentos/Los_instrumento_12a60642abac821.html

 

http://www.iberclear.es/esp/SistemasTecnicos/Deuda/Presentacion.aspx

Los instrumentos que se negocian en el Mercado de Deuda Pública en Anotaciones, pueden agruparse de la siguiente manera:

  • Letras del Tesoro, emitidas a descuento por el Tesoro español, con vencimientos a 3, 6, 12 y 18 meses.
  • Bonos del Estado, emitidos por el Tesoro a un tipo de interés fijo, en forma de títulos al portador con vencimientos a 3 y 5 años.
  • Obligaciones del Estado, que tienen las mismas características que los bonos y sólo se diferencian en el plazo de vencimiento a 10, 15 ó 30 años.
  • Deuda pública emitida por las Comunidades Autónomas, otras empresas e instituciones públicas y organismos internacionales a los que pertenece España, así como los valores emitidos por el Banco Central Europeo y los bancos centrales nacionales.
  • Bonos segregables con vencimiento a 3, 5, 10, 15 y 30 años, que pueden segregarse en principal e intereses (cupones), y negociarse por separado.

 

Plan General Contable: El Plan General de Contabilidad (PGC) es el texto legal que regula la contabilidad de las empresas en España.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Instrumento_financiero

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Plan_General_de_Contabilidad_%28Espa%C3%B1a%29

https://es.wikipedia.org/wiki/Normas_Internacionales_de_Informaci%C3%B3n_Financiera

http://www.investorguide.com/definicion/instrumento-de-deuda.html

https://www.bancanetempresarial.banamex.com.mx/spanishdir/tutorial/spanishdir/Instrumentos_de inversion_para_Tesorerias.htm

http://www.bde.es/bde/es/areas/polimone/instrumentos/Los_instrumento_12a60642abac821.html (Instrumentos del Eurosistema).

http://www.bde.es/f/webbde/OPE/mercadeuda/entidades/ficheros/es/titular.pdf

http://www.bde.es/bde/es/areas/mercadeuda/Entidades_partic/Entidades_participantes.html

https://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%ADtulo_de_cr%C3%A9dito#Antecedentes_hist.C3.B3ricos Cesar Vivante: Tratado Derecho Mercantil.

Interes:

Intereses

(Derecho Civil) , (Procedimiento General) Suma de dinero que representa el precio del uso de un capital.
Intereses moratorios. Suma de dinero destinada a reparar el perjuicio experimentado por el acreedor por el hecho del retardo en la ejecución por el deudor de su obligación de pagar la deuda.
Intereses compensatorios. Suma de dinero destinada a reparar el perjuicio experimentado por una persona por la no ejecución por un contratante de su obligación o por un tercero de su deuda. V. Daños y perjuicios.

Titulizacion:

I. CONCEPTO

La Titulización tradicional o simplemente Titulización es el proceso por el cual una cartera de activos, relativamente homogénea y que cumple ciertos requisitos, se transforma en unos “títulos” o valores negociables en un mercado organizado. A estos títulos se les denomina Bonos de Titulización o Asset Backed Securities en terminología anglosajona. Los activos titulizados respaldan los títulos emitidos y las obligaciones de pago de los Bonos de Titulización son satisfechas con los fondos generados por los activos titulizados. El proceso de transformación se realiza a través de una figura legal llamada Vehículo Especial o SPV (Special Purpose Vehicle) expresamente creada para ello, que mantiene en balance los activos y emite los títulos.

Bono de Titulizacion:

CONCEPTO

Es un bono emitido por un Vehículo Especial, Fondo de Titulización en España, respaldado por una determinada cartera de activos cuyos flujos sirven para atender los pagos de dicho bono.

Una característica importante de los bonos de titulización, y que los diferencia de otros instrumentos del mercado de capitales, es su aislamiento en caso de quiebra de la entidad cedente (aquella entidad que transfiere los activos al vehículo especial). Es decir, los activos que han sido transferidos al vehículo especial que son los que respaldan a los bonos de titulización, no son considerados como parte de la masa de la quiebra de la entidad cedente. A esta cualidad se la denomina bankruptcy remote.

A través de la titulización, unos activos no negociables en mercado organizado (la cartera titulizada) se transforman en unos instrumentos negociables que son los bonos de titulización.

Titulación

 

 

Anuncios

Fraude de la Licencia de Matrimonio (y el Estado)-Actualizado.

Hacia el S XVIII el Estado comienza a hacerse responsable de la mayoria de contratos matrimoniales y de los registros… que son llamados Bodas y Registros Civiles, en donde hacian falta licencias (permisos comercial es) para poder casarte (antiguamente era la union de mutuo acuerdo entre hombre y mujer) en los que habia 3 partes: Estado, hombre y mujer (como todo el mundo sabe, las licencias se dan para comerciar, por tanto el Estado da licencia al hombre y la mujer para poder comerciar en su territorio, y poder tener productos=hijos, matrimonios e hijos, se registran en el registro [el dueño del registro es dueño del bien registrado: el niño, o el matrimonio/fusion comercial]),ademas en un contrato de 2, no puede haber terceras personas, luego seria invalido dicho contrato si hay alguien que sepa de contratos, aunque es un contrato para obtener una licencia).

Ademas en esa epoca comienza a surgir la corriente del Romanticismo donde la gente se casa por amor, no por la necesidad de tener hijos, al igual que las Uniones Civiles o las Parejas de Hecho en la actualidad, son reconocimientos de uniones afctivas para poder hacer negocios dentro del Territorio perteneciente al Estado Español (en teoria no puedes ir por libre y casarte), ademas mucha gente esta encantada, asi evita pagar tantos impuestos, con lo cual parece ser el objetivo tributario la principal motivacion para una licencia de boda/matrimonio u otro tipo de union en el pueblo lleno de borregomatrix. Ademas se puede observar por la cantidad de papeles que hace falta para poder casarte, lo importante para el estado es eso, la burocracia, y si dicho matrimonio se cambia de pais de residencia, tiene que dar cuenta de si estan casados o no a dicho estado mediante un registro/empadronamiento.

Tramites:

Los documentos que tendréis que presentar son:

1.Certificado literal de Nacimiento actualizado de cada uno de los contrayentes. Para obtenerlo hay que dirigirse al Registro Civil del lugar de nacimiento. Tardan aproximadamente cinco días en tenerlo listo.
2.Certificado de soltería de los futuros esposos. Consiste en una declaración jurada del estado civil. El impreso se consigue en el Registro Civil del lugar de residencia.
3.Certificado de empadronamiento. Hay que pedirlo en el ayuntamiento de la población donde se haya residido los dos últimos años. En las grandes ciudades también se puede pedir en las Juntas Municipales.
4.Fotocopia del Documento Nacional de Identidad, Pasaporte o Tarjeta de residencia de ambos y el original.
5.La solicitud que os facilitarán en el Registro Civil cumplimentada.
Es imprescindible que los testigos también lleven su Documento Nacional de Identidad o su Pasaporte.

 

En España te cases por lo civil o por la iglesia, los trámites burocrático que tienes que realizar son los mismos.

Luego aparte, Estado e Iglesia no estan separados, y eso en cualquier pais donde los tramites sean iguales: papeles, papeles y papeles… antiguamente un contrato o acuerdo verbal, de mutuo acuerdo para traer vida, por ambas partes, bastaba, pero en la actualidad no por que representa mucho dinero para el estado.

http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/es/1200666550200/Tramite_C/1214483950281/Detalle.html

Certificado de matrimonio, Qué es?

El certificado de matrimonio es el  documento expedido por el Encargado del Registro Civil, que hace fe del acto del matrimonio y de la fecha hora y lugar en que acontece (art. 69 LRC)

Asímismo, podrán expedirse certificaciones electrónicas de matrimonio con sello electrónico de la  Dirección General de los Registros y del Notariado a partir de los datos contenidos en la base central de datos de las personas inscritas en los Registros Civiles.

C) Certificación con sello electrónico de la Dirección General de los Registros y del Notariado: Servirá para acreditar los datos contenidos en los asientos registrales informatizados y digitalizados de la base central de datos que se hayan practicado a partir del 1 de Enero de 1950 en los Registros Civiles Municipales o en el Registro Civil Central.

http://legal.practicopedia.lainformacion.com/familia/tramites-legales-para-casarse-en-espana-444

 

  • 3 ¿Dónde celebrar la boda?

    El acto de casamiento podrá celebrarse en la sede del registro civil, en una junta de distrito o en el Ayuntamiento. Si tienes suerte, y conseguís convencer a alguien con poderes para celebrar el matrimonio, por ejemplo, a un concejal de tu Ayuntamiento, puedes elegir otro emplazamiento. Dependiendo del lugar que elijan los contrayentes, así será el protocolo.

  • 4 Si decidís casaros en el Registro…

    Si optáis por que el matrimonio se celebre en el propio Registro, los trámites serán sencillos. El día que tengáis cita deberéis acudir acompañados de dos testigos (recuerda que no pueden ser familiares y deben ser mayores de edad).

  • 5 O en el Ayuntamiento…

    Si preferís el Ayuntamiento, tendréis que esperar a que el servicio de protocolo os de cita.

  • 6 La ceremonia

    En todos los casos, la ceremonia se desarrolla del mismo modo. La persona que actúa como juez leerá los artículos 66, 67 y 68 del Código Civil. Seguidamente, preguntará a los contrayentes si consienten en contraer matrimonio. Si ambos responden afirmativamente, dará validez al matrimonio.

  • 7 Será necesario firmar el acta de matrimonio.

    Posteriormente, el oficiante extenderá acta del matrimonio con su firma, la de los contrayentes y sus testigos y la enviará al registro civil (en el caso que la boda se celebre en otro emplazamiento).

 

Por que aqui arriba se menciona al ministerio de justicia, cuando esto no tiene que ver con justicia, si no con buena fe? Por que hay que pagar tasas al Ayto, Registro, o donde sea para poder certificar la boda, por lo civil?

Probablemente, por que es un negocio, cuando haya un divorcio, la gente necesita la sabiduria del Ministerio de Justicia y sus lobbies asociados (abogados, procuradores, jueces, consejeros matrimoniales y psicologos, etc…) un grupo de gente inecesaria que se mete en la vida de dos personas adultas; y que ayudan a decidir a dichas personas el como comportarse animicamente (los consejeros y psicologos), y como repartir los bienes y los hijos(Abogados jueces y procuradores), y de paso te cobra las tasas de Justicia, “de buena fe”,  como ya he dicho el Estado ha registrado a sus hijos en sus registros, por eso tienen la potestad de darle los hijos a uno u otro conyuge,  dependiendo del derecho civil (derecho comercial y privado), o la ideologia/dogmatismo del juez, lo que se dice “justicia en toda regla”.

Despues de leer esto empezaras a darte cuenta que el Estado y sus leyes no estan hechas para protegerte a ti, si no porque tu energia, en forma de dinero (=billetes de banco y 0 y 1 en una cuenta electronica-bancaria), es necesaria para que siga funcionado dicho negocio (los Abogados son los que redactan las leyes, si no tienes licencia de abogado y pagas las cuotas temporales al Gremio, no tienes posibilidad de asesorar legalmente, y los Jueces antes han estudiado derecho, ademas son los expertos en derecho civil contractual, que nadie, salvo ellos entiende y son los que te salvan, o te condenan a los deshaucios, o si no, en los divorcios, contratos prematrimoniales, etc…) ademas la mayoria de politicos han estudiado derecho. El resto de grupos, son grupos asociados en el esquema ponzi resultante de las leyes/tergiversacion gramatica(aunque parezca increible).

Soluciones: Boda licita, mediante derecho natural, esto es justa, mediante contrato entre 2, con dos testigos (1 por parte) con sus respectivos autografos, dando Fe, y luego si hay interes, a una Iglesia para que lo reconozcan como Sagrado Matrimonio (pero seria derecho canonico, padre del derecho civil), y si no, significa que la gente solo se casa por lo civil para evitar pagar impuestos (por cierto, los impuestos son voluntarios, y Hacienda no somos todos ). Aunque, tambien hay que tener ojo con el Vaticano.

Video:

Para mas informacion, ver las siguientes definiciones:

Certificado (de matrimonio):

Documento que según su origen, público o privado, hace plena prueba respecto de los terceros en cuanto a la veracidad de un acto o hecho. El carácter público o privado de un certificado proviene de la investidura de la persona que lo extiende. En la práctica, todos
los actos o hechos que pueden tener relevancia jurídica son susceptibles de certificación, todo ello dependerá de los sistemas que adopten las diferentes legislaciones.

Instrumento por el cual se asegura la verdad de alguna cosa, bajo la fe y palabra del funcionario que lo autoriza con su firma. Dan fe únicamente los funcionarios que gozan de fe pública, como notarios, secretarios judiciales; y éstos, no solamente deben firmar, sino que han de sellar, e incluso signar el instrumento. | Carta o paquete postal certificado. (V. CERTIFICACIÓN.) | DE ORIGEN. El que justifica la nacionalidad y procedencia de un buque. | DE TRABAJO. Es un documento expedido por el patrono al trabajador, y donde se hace constar, dando fe de ello, los servicios prestados.

licencia

Del lat. licentia.

1. f. Permiso para hacer algo.

2. f. Resolución de la Administración por la que se autoriza una determinada actividad. Licencia de obras. Licencia de armas.

matrimonio

Del lat. matrimonium.

1. m. Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

interés

Del lat. interesse ‘importar’.1. m. Provecho, utilidad, ganancia.

3. m. Lucro producido por el capital.5. m. pl. bienes.6. m. pl. Conveniencia o beneficio en el orden moral o material.

Bouvier Law’s dictionary 1856 y Black’s law dictionary 1979:

MARRIAGE. A contract made in due form of law, by which a free man and a free woman reciprocally engage to live with each other during their joint lives, in the union which ought io exist between husband and wife. By the terms freeman and freewoman in this definition are meant, not only that they are free and not slaves, but also that they are clear of all bars to a lawful marriage. Dig. 23, 2, 1; Ayl. Parer. 359;
Stair, Inst. tit. 4, s. 1; Shelford on Mar. and Div. c. 1, s. 1.
2. To make a valid marriage, the parties must be willing to contract, Able to contract, and have actually contracted.
3. – 1. They must be willing to contract. Those persons, therefore, who have no legal capacity in point of intellect, to make a contract, cannot legally marry, as idiots, lunatics, and infant; males under the age of fourteen, and females under the age of twelve, and when minors over those ages marry, they must have the consent of their parents or guardians.
4. There is no will when the person is mistaken in the party whom he intended to marry; as, if Peter intending to marry Maria, through error or mistake of person, in fact marries Eliza; but an error in the fortune, as if a man marries a woman whom he believes to be rich, and he finds her to be poor; or in the quality, as if he marry a woman whom he took to be chaste, and whom he finds of an opposite character, this does not invalidate the marriage, because in these cases the error is only of some quality or accident, and not in the person. Poynt. on Marr. and Div. ch. 9.
5. When the marriage is obtained by force or fraud, it is clear that there is no consent; it is, therefore, void ab initio, and may be treated as null by every court in which its validity may incidentally be called in question. 2 Kent, Com. 66; Shelf. on Marr. and Div. 199; 2 Hagg. Cons. R. 246; 5 Paige, 43.

12. The common law requires no particular ceremony to the valid celebration of marriage. The consent of the parties is all that is necessary, and as marriage is said to be a contract jure gentium, that consent is all that is needful by natural or public law. If the contract be made per verba de presenti, or if made per verba de futuro, and followed by consummation, it amounts to a valid marriage, and which the parties cannot dissolve, if otherwise competent; it is not necessary that a clergyman should be present to give validity to the marriage; the consent of the parties may be declared before a magistrate, or simply before witnesses; or subsequently confessed or acknowledged, or the marriage may even be inferred from continual cohabitation, and reputation as husband and wife, except in cases of civil actions for adultery,
or public prosecutions for bigamy. 1 Silk. 119; 4 Burr. 2057; Dougl. 171; Burr. Settl. Cas. 509; 1 Dow, 148; 2 Dow, 482; 4 John. 2; 18 John. R. 346; 6 Binn, 405; 1 Penn. R. 452; 2 Watts, R. 9. But a promise to marry at a future time, cannot, by any process of law, be converted into a marriage, though the breach of such promise will be the foundation of an action for damages.

15. Marriage is a contract intended in its origin to endure till the death of one of the contracting parties. It is dissolved by death or divorce.

LOYAL. Legal; according to law; as, loyal matrimony, a lawful marriage; at- tached to the existing law.

Marriage. Legal union of one man and one woman as husband and wife. Singer v. Hara, 1 1 Wash.App.
247, 522 P .2d 1 1 87, 1 1 93. Marriage, as distinguished from the agreement to marry and from the act of becoming married, is the legal status, condition, or relation of one man and one woman united in law for life, or until divorced, for the discharge to each other
and the community of the duties legally incumbent on those whose association is founded on the distinction of sex. A contract, according to the form prescribed by law, by which a man and woman capable of entering into such contract, mutually engage with each other to live their whole lives (or until divorced) together in state of union which ought to exist between a husband and wife. The word also signifies the act, ceremony, or formal proceeding by which persons take each other for husband and wife.

MarrIage license. A license or permission granted by public authority to persons who intend to intermarry, usually addressed to the minister or magistrate who is to perform the ceremony, or, in general terms, to any one authorized to solemnize marriages. By statute in most jurisdictions, it is made an essential prerequisite to the lawful solemnization of the marriage.

MarrIage certificate. An instrument which certifies a marriage, and is executed by the person officiating at the marriage; it is not intended to be signed by the parties, but is evidence of the marriage.

Matrimonium l􀃂tr;m6wn(i)y;m/ . Lat. In Roman law, a legal marriage, contracted in strict accordance with the forms of the older Roman law, i.e., either with the farreum, the coemptio, or by usus. This was allowed only to Roman citizens and to those neighboring
peoples to whom the right of connubium had been conceded. The effect of such a marriage was to bring the wife into the manus, or marital power, of the husband, and to create the patria potestas over the children.

Matrimony. Marriage (q. v.), in the sense of the relation or status, not of the ceremony.

Marriage Bonds and Licenses: https://familysearch.org/wiki/en/Marriage_Allegations,_Bonds_and_Licences_in_England_and_Wales

http://history.stackexchange.com/questions/3102/why-did-some-people-need-to-pay-a-bond-in-the-1700s-in-order-to-get-married

http://www.etymonline.com/index.php?term=bond

bond (n.) Look up bond at Dictionary.com
early 13c., “anything that binds,” phonetic variant of band (n.1). For vowel change, see long (adj.); also influenced by Old English bonda “householder,” literally “dweller” (see bondage). Legalistic sense first recorded 1590s.
bond (v.) Look up bond at Dictionary.com
1670s (transitive), from bond (n.). Intransitive sense from 1836. Originally of things; of persons by 1969. Related: Bonded; bonding. Male bonding attested by 1969.
https://wordpress.com/post/educacionlibreysoberana.wordpress.com/6120 : ver bonos (=bonos de matrimonio).
Fuentes:
http://www.abogados365.com/consultas/boda-civil-y-boda-por-la-iglesia-permiso-por-matrimonio
http://legal.practicopedia.lainformacion.com/familia/tramites-legales-para-casarse-en-espana-444
http://www.bodaclick.com/report/papeles-para-una-boda-civil-y-por-iglesia.html
http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/es/1200666550200/Tramite_C/1214483950281/Detalle.html
Mas info complementaria:
http://noficcin.blogspot.de/2015/02/el-fraude-en-letras-mayusculas.html
http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Portal/es/administracion-justicia
https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2016/02/15/fascismo-corporativo-el-vaticano-y-el-siglo-xxi/
https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2016/02/13/la-gente-viva-sella-documentos-con-autografos-las-corporaciones-utilizan-firmas/
https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2016/02/10/el-estado-como-corporacion-y-el-hombre-de-paja/
https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2014/10/22/fraude-del-certificado-de-nacimiento-articulo-largo/
https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2016/04/04/3845/
https://educacionlibreysoberana.wordpress.com/2016/03/20/cest-tui-qui-trust-fraude-de-tu-strawman/

 

Historia del Matrimonio.

El motivo de un matrimonio siempre fue una union sagradad entre un hombre y una mujer para crear vida, un acuerdo entre un hombre y una mujer, de forma voluntaria y responsable, no es la falsa leyenda de los lavados de cerebro del Heteropatriarcado opresor; todo lo demas no debiera considerarse matrimonios, y si otra cosa, como Uniones Civiles o parejas de hecho, pero esto seria como statutos civil de cara al estado, porque es el que expira dichas licencias, y como cualquier negocio, dentro del Estado, es el propio estado y sus funcionarios el unico que de permiso para poder hacer actividades economicas (los matrimonios, uniones civiles, etc… pagan impuestos, pueden quebrar o tener beneficios, y pueden ir a tribunales corporativos civiles, como toda empresa), fuera del Estado dos personas pueden casarse y seguir formando hijos (nota, me refiero al ESTADO, en mayusculas, como corporacion con un Gobierno Corporativo como los actuales en donde el dinero es el tema numero 1, no en minusculas como comunidad de gente libre que se asocia y defiende intereses comunes de forma justa y honesta).

Durante miles de años una poderosa razón para casarse fue la de crear una familia y con ello mejorar las condiciones de vida. El matrimonio suponía un trabajo en equipo, un grupo de gente en el que los unos ayudaban a los otros. Implicaba una división del trabajo que asignaba a cada miembro de la pareja un tipo distinto de tareas. El matrimonio también era útil para crear y mantener relaciones de cooperación entre familias y comunidades. Durante cientos de años la unión conyugal se organizó sobre la supremacía masculina. Se daba por supuesto que la subordinación de la mujer al varón debía perpetuarse. Hoy ha desaparecido -en algunos países- la base legal y económica que sustentaba la autoridad del marido sobre la esposa. Todavía es verdad que cuando una mujer se casa se encarga de más tareas domésticas de las que llevaba a cabo antes de casarse, y sigue siendo cierto que los varones trabajan menos en labores domésticas.

hasta que en siglo XVIII se empezó a pensar en Europa y en América que el enamoramiento debía ser la razón principal para casarse. Concebir el amor como motivo para contraer matrimonio fue, como escribe Coontz en estas páginas, una novedad radical que concedió a los jóvenes una libertad de elección que ya no se basaba en intereses económicos o políticos. La importancia que se dio a los sentimientos en el siglo XIX y la sexualización que tuvo lugar en el siglo XX fueron pasos lógicos en la nueva manera de entender el matrimonio.

 

Chicos y chicas se casaban más jóvenes y en Norteamérica el índice de divorcios no llegaba a la mitad de los registrados en los años cuarenta. Como escribe Coontz, “el matrimonio era sencillamente el primer y último propósito de la vida”. En estos años el modelo conyugal a seguir estaba compuesto por el “marido proveedor” y la “esposa ama de casa”.

Durante el último siglo la proporción de solteros ha aumentado en los Estados Unidos y en Europa. Las causas de este cambio son, en parte, económicas, ya que se ha hecho más difícil poder mantener una familia de acuerdo a las normas contemporáneas de vida; en parte sociales, ya que el aumento de placeres sociales y oportunidades han desplazado en cierto grado las aspiraciones e intereses domésticos; y en parte morales, pues la relajada noción de la castidad ha hecho que aumente el número de los que buscan satisfacer sus deseos sexuales fuera del matrimonio. Desde el punto de vista de la moral social y del bienestar social, el celibato moderno es casi un gran mal.

El Matrimonio como una Ceremonia o Contrato

El acto, formalidad, o ceremonia en la que la unión matrimonial se crea, ha diferido ampliamente en épocas diferentes y entre las diferentes civilizaciones. Uno de las primeras y más frecuente costumbre acerca del matrimonio era la captura de una mujer por parte de su futuro marido, normalmente de otra tribu a la que él pertenecía. En la mayoría de los pueblos primitivos este hecho parece haber sido considerado un medios para conseguir esposa, más que la formación propiamente de la unión matrimonial. Luego de la captura, empezaba la convivencia, y esta, estaba generalmente desprovista de cualquier tipo de formalidad. La captura de esposas continuó de manera simbólica en muchos lugares después de que esta cesara. Todavía existe en algunos pueblos no civilizados, y en tiempos no tan lejanos se daba en algunos lugares de Europa Oriental. Después de que esta práctica se convirtiera en algo simulado, era frecuentemente considerado como la ceremonia en sí, o como un acompañamiento esencial del matrimonio. La captura simbólica ha dado en gran parte pie a la costumbre de comprar esposas, la cual prevalece hasta hoy en día en muchos pueblos no civilizados. Esta ha adquirido varias formas. A veces la persona que deseaba una esposa entregaba a cambio de ella a una parienta; a veces trabajaba durante un periodo de tiempo para el padre de su futura esposa, costumbre esta frecuente entre los antiguos hebreos; pero la más común era pagar por la novia una cantidad de dinero o con algún bien. Así como la captura, la compra se convirtió con el tiempo en un símbolo para significar la toma de una esposa y la formación de la unión matrimonial. A veces, sin embargo, era meramente una ceremonia de acompañamiento. Otras formas de ceremonias han acompañado o han constituido el inicio de la unión matrimonial, siendo la más común la de realizar algún tipo de celebración; todavía hoy en muchos pueblos no civilizados, los matrimonios se realizan sin ninguna ceremonia formal.
Para muchos pueblos no civilizados, y para la mayoría de los civilizados, los matrimonios son considerados un rito religioso o incluyen rasgos religiosos, aunque el elemento religioso no siempre es considerado un requisito de validez para dicha unión. El rito del matrimonio cristiano en un acto religioso del más alto nivel, a saber, es uno de los siete sacramentos. Si bien Lutero declaró que el matrimonio no era un sacramento sino un “acto mundano”, todas las sectas protestantes han continuado considerándolo un acto religioso, pues normalmente lo realizan ante la presencia de un clérigo. Debido a la influencia luterana y a la Revolución francesa, se ha instituido el matrimonio civil en casi todos los países de Europa y de América del Norte, así como en algunos países de América del Sur. En algunos países el matrimonio religioso es esencial para la validez de la unión ante el derecho civil, mientras que en otros, por ejemplo en los Estados Unidos, es sólo una de las vías por las cuales un matrimonio se puede realizar. El matrimonio civil, no es, sin embargo, una institución de la post-reforma, pues existió entre los antiguos peruanos, y entre los aborígenes de América del Norte.
Ya sea visto como un estado o como un contrato, o desde el punto de vista religioso y moral o de bienestar social, el matrimonio aparece en su más elevada noción en las enseñanzas y prácticas de la Iglesia católica. El hecho de que este contrato sea un sacramento imprime en la mente popular su importancia y la santidad de la relación empezada. El hecho de que la unión sea indisoluble y monógama promueve en su grado más alto el bienestar de los padres e hijos, y estimula en toda la comunidad la práctica de la virtud del autodominio y del altruismo que son esenciales para el bienestar social, físico, mental, y moral (véase FAMILIA; DIVORCIO).
2. Aunque la concepción canónica del matrimonio dista considerablemente de la configurada por el Derecho romano, la tradición canónica aceptó la definición que diera éste. Prueba de ello puede ser lo afirmado por Pío XI: «Porque como ya tantos siglos antes había definido el antiguo Derecho romano, el matrimonio es la unión de marido y mujer, el consorcio de la vida toda, la comunicación del derecho divino y humano (D. XXIII, II, 1)» (Encíclica «Casti Connubii», del 31 de diciembre de 1930, número 52).

El Código Canónico derogado (1917) no ofreció una definición sobre el matrimonio. Lo más cercano a tal intento podría ser lo afirmado al establecer el mínimo conocimiento necesario para poder contraerlo: «no ignorar que el matrimonio es una sociedad permanente entre varón y mujer para engendrar hijos» (c. 1.182.1).

Sin pretender dar una defnición estricta, el Concilio Vaticano II (1962-1965) dedicó páginas bellísimas a la concepción cristiana del matrimonio. Una de las más importantes es ésta: «Fundada por el Creador y en posesión de sus propias leyes, la íntima comunidad de vida conyugal de vida y amor está establecida sobre la alianza de los cónyuges, es decir, sobre su consentimiento personal e irrevocable. Así del acto humano, por el cual los esposos se dan y se reciben mutuamente, nace aún ante la sociedad civil, un insitutuo confirmado por la ley divina. Este vínculo sagrado, en atención al bien, tanto de los esposos y de la prole como de la sociedad, no depende de la decisión humana, pues el mismo Dios es autor del matrimonio, al que ha dotado con bienes y fines varios; su importancia es muy grande para la continuación de género humano, para el bienestar personal de cda miembro de la familia y su suerte eterna, para la estabilidad, paz y prosperidad de la misma familia y de toda la sociedad humana (Constitución pastoral «Gaudium et Spes», número 48,1).

El Código Canónico vigente (1983) vuelve a conectar con la terminología romanista («consortium omnis vitae»). Al referirse al conocimiento mínimo necesario para contraer afirma: «no ignorar que el matrimonio es un consorcio permanente entre varón y mujer, ordenado a la procreación de la prole mediante una cierta cooperación sexual» (c. 1.096,1). Pero donde se contiene una concisa definición legal es cuando afirma: «Mediante la alianza matrimonial el varón y la mujer establecen entre sí un consorcio de toda la vida («consorcio totius vitae») ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole» (c. 1.055,1).

Para poder hacer negocios en el pais, esto es, traer hijos legales, tienes que tener una licencia, como cualquier ciudadano, para ello necesitas un monton de papeles (antiguamente, apenas hacian falta papeles, principalmente el contrato de matrimonio, que te validaba la iglesia) en la actualidad, tanto si es por lo civil como por lo canonico, los papeles son los mismos, porque no hay distincion (y por tanto no hay separacion iglesia/estado, que tanto publicitan ciertos estamentos).

Los documentos que tendréis que presentar son:

1Certificado literal de Nacimiento actualizado de cada uno de los contrayentes. Para obtenerlo hay que dirigirse al Registro Civil del lugar de nacimiento. Tardan aproximadamente cinco días en tenerlo listo.
2Certificado de soltería de los futuros esposos. Consiste en una declaración jurada del estado civil. El impreso se consigue en el Registro Civil del lugar de residencia.
3Certificado de empadronamiento. Hay que pedirlo en el ayuntamiento de la población donde se haya residido los dos últimos años. En las grandes ciudades también se puede pedir en las Juntas Municipales.
4Fotocopia del Documento Nacional de Identidad, Pasaporte o Tarjeta de residencia de ambos y el original.
5La solicitud que os facilitarán en el Registro Civil cumplimentada.
Es imprescindible que los testigos también lleven su Documento Nacional de Identidad o su Pasaporte.

Union Civil: Dentro de tu relacion contractual con el estado (recordemos que el estado es una persona legal/ficticia o ficcion legal, por tanto, no existe) una de las nuevas opciones de parejas reconocidas es una union civil, especialmente para parejas del mismo sexo y/o personas con generos raros, que no van a tener productos o hijos debido a su naturaleza, igualmente el Estado les va a conceder un nuevo tipo de licencia llamada: L. de Union Civil, que puede tener beneficios economicos, como normalmente ocurre con los Estados civiles del Estado.

También la unión civil busca proteger el libre ejercicio de los derechos humanos de las personas LGTBI ante las hostilidades de la sociedad cualquiera que fuese el motivo. La intervención del Estado a través de sus políticas públicas es importante al realizar una labor tutelar de su integridad y bienestar permanente, definiendo así su vigencia como sector de la sociedad.

La fuente de los derechos y obligaciones de la unión civil provienen de la decisión de dos personas a estar juntas, motivada generalmente por un vínculo afectivo o uno de índole contractual. Ello obedece al sistema jurídico del país donde se asegure que ambas personas alcancen a concretar su desarrollo libre y su bienestar común.

https://es.wikipedia.org/wiki/Uni%C3%B3n_civil

 

Parejas de Hecho: Una pareja de hecho, emparejamiento doméstico o asociación libre (unión libre, unión de hecho o unión registrada) es la unión afectiva de dos personas físicas, con independencia de su orientación sexual, a fin de convivir de forma estable, en una relación de afectividad análoga a la conyugal.

Dada la vinculación solo afectiva y de convivencia entre los componentes de las parejas de hecho, que en ocasiones conlleva una dependencia económica análoga a la de un matrimonio, algunos ordenamientos jurídicos se han visto en la necesidad de regularlas para evitar el desamparo de alguno de los componentes de la pareja en ciertas situaciones como muerte del otro, enfermedad, etc. https://es.wikipedia.org/wiki/Pareja_de_hecho

Conclusiones:

El matrimonio es una union sagrada para crear vida, hijos, aceptada en casi todas las religiones y en casi todas con una ceremonia; antiguamente se secuestraba a las mujeres de otras tribus/pueblos y luego se convivia con ellas y mas tarde se casaba con ellas, mas adelante esto casi se ha perdido y se ha hecho ornamental/figurado, pero todavia persiste la dote economica a la familia de la mujer que en absoluto considero que a la mujer se la tratase como a un objeto; ademas siempre se ha considerado un contrato de muto acuerdo entre el hombre y la mujer (para traer vida) con dos testigos, fue en el S. XVIII cuando se empezo a ver el matrimonio como una union de amor (justamente cuando empezo a aparecer el romanticismo), pero no a traer vida. En el S XX espcialmente en EEUU el objetivo de la vida era el matrimonio en si (=el amor) no traer vida o producto (hijos), y la union era legalmente uno, no era un heteropatriarcado opresor como dicen muchos. Por ultimo primero la iglesia adopto el matrimonio bajo el derecho canonico, y por ultimo el Estado, que lo considera mas bien junto a otro tipo de uniones, como un mero hecho afectivo, no sagrado.

 

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/matrimonio-canonico/matrimonio-canonico.htm

http://www.elcultural.com/revista/letras/Historia-del-matrimonio/18408http://ec.aciprensa.com/wiki/Historia_del_Matrimonio

http://parejas.about.com/od/formarpareja/a/Historia-Del-Matrimonio-A-Traves-Del-Tiempo-I.htm

https://temasdederecho.wordpress.com/tag/evolucion-historica-del-matrimonio/

 

Deberes III. Vocabulario Legal Importante.

Nombre

El nombre es la designación exclusiva que corresponde a cada persona.

Perreau lo define como “el termino que sirve para designar a las personas de una manera habitual”.

El nombre permite, por si sólo o con otras circunstancias, la identificación de cada persona en relación con las demás. El hombre constituye un valor en lo jurídico, en lo económico y en lo social; importa, por tanto, que esa unidad valiosa aparezca al solo enunciado de una palabra sin equívoco ni confusión posibles.

Caracteres: como atribuido de la persona que es, el nombre presenta los siguientes caracteres:

1) es necesario, en cuanto toda persona debe tener un nombre; 2)
es único, en cuanto nadie puede tener más de una denominación;
3) es inalienable, en cuanto el nombre ésta fuera del comercio y, por ende, no es susceptible de enajenación, ni de renuncia; 4) es inembargable, por la misma consideración precedente; 5) es imprescriptible, en cuanto no se adquiere ni se pierde por el solo transcurso del tiempo, aunque en ocasiones el uso puede ser un factor computable en concurrencia con otros, para coadyuvar a la adquisición: así, el uso del apellido del guardador por un niño

abandonado; 6) es inmutable, en cuanto nadie puede cambiar voluntariamente de denominación:

el cambio sólo procede cuando la modificación del estado civil lo autoriza, Ver Gr., El matrimonio de la mujer, la adopción, etcétera; efectivamente, el nombre y apellido no podrán ser cambiados ni modificados sino por resolución judicial, cuando mediaren justos motivos (así, en la Argentina, según la ley 18248); 7) en indivisible, en cuanto la persona tiene el derecho y el deber de llevar un mismo nombre frente a todos.

Evolución histórica: en la antigüedad, cada individuo tenía un nombre propio que no transmitía a sus hijos:

así, Saúl, David, Salomón, Daniel, Ciro, asurbanipal, nabucodonosor, sesostris, ptolomeo, etcétera. Pero la densidad creciente de los pueblos y la conveniencia de mostrar en el nombre de algún modo la familia a que la persona pertenece, hizo abandonar ese sistema inorganico e individualista.

En Roma, el nombre estaba integrado por varios elementos: 1) el praenomen, o designación individual de la persona; 2) el nomen o nomen gentilitium o designación propia de la gens o familia; 3) el cognomen, comenzando a usar al final de la república, era una designación de una rama de la primitiva gens. Así, el general romano públic Cornelio escipion, llevaba una denominación integrada por el prenomen o nombre individual (públic), por el nomen (Cornelio), que correspondía a la gens Cornelia y por el
cognomen (escipion), que pertenecía a la rama de los escipiones de aquella gens.

Principio de inmutabilidad: el nombre es un derecho-deber de identidad, de donde se sigue el carácter inmutable que le corresponde. Siendo un atributo de la persona, no se concibe que el nombre de esta que ha de identificarla en la sociedad pueda experimentar variaciones susceptibles de introducir equívocos en el ambiente social, lo que importa desvirtuar la función identificadora del nombre.

No obstante, se ha emitido la opinión apoyada por alguna decisiónjudicial, según la cual el individuo estaría en libertad para variar su nombre desde que ello no está prohibido y la constitución le garantiza que no será privado de lo que la ley no prohiba.

Según este punto de vista, el cambio de nombres solo resultaría indirectamente prohibido cuando se lo utilízase como un medio para cometer delitos.

Esta opinión ha sido abandonada por ser ruinosa para la institución del nombre en su función esencial de identificación de las personas.

Palabra o vocablo que se apropia o se da a una persona o cosa, a fin de diferenciarla y distinguirla de las demás. | rama, nombradía, celebridad, reputación, crédito. | Poder o autoridad en virtud de los cuales se obra. | Apodo, alias. | COLECTIVO. El que designa a los socios de una compañía colectiva ya los no comanditarios de las sociedades en comandita. | COMERCIAL. El que sirve para diferenciar al comerciante en su tráfico. | El que distingue a una casa o empresa de comercio, o un establecimiento agrícola o fabril. | PROPIO, El que designa específicamente a una persona: como el nombre de pila entre los diferentes individuos de una familia. | PROPIO (EN). También a nombre propio. Se expresa que el interesado en un negocio jurídico es el mismo que obra; es decir, que no es su representante, apoderado o mandatario; sino que actúa o contrata por sí y para sí. | SUPUESTO. El simulado, el que no constituye el verdadero de una persona, sea o no el de otra.

Nombre civil

Derecho Civil

«Medio de individualización e identificación de las personas que lo distingue de las demás».

La necesidad de designación e individualización de las personas es antigua, aunque no tan ancestral como se pretende. En las organizaciones sociales primitivas, el nombre va referido al grupo entero, correspondiéndose con el actual pronombre o nombre gentilicio. Pero ya el Derecho romano conoció un régimen bastante completo respecto del nombre, al diferenciar: prenomen o nombre propio; gentilitium o designación respecto de la gens; cognomen, para designar las diversas ramas de una misma gens y, en fin, agnomen o designación individualizante, derivada de algún hecho honroso o notorio, que podían usar algunos patricios.

No obstante lo dicho, la relevancia del nombre comienza a destacarse durante el siglo XII, dice PLANIOL, tomándose los apellidos de las cualidades físicas, morales o de la dedicación de los individuos. Al parecer, la nomenclatura surge de la práctica caballeresca de coraza y yelmo, que, por impedir reconocer a quien se encuentra cubierto, hizo surgir la heráldica e identificación externas, fenómeno que se generalizó posteriormente (FERRARA).

En la doctrina se discute la adscripción del nombre, que unos refieren al Derecho de propiedad, por exclusivo y erga omnes, encaje dificultado por sus caracteres de inalienable e intransmisible, por lo que poco susceptible de sometimiento a la autonomía privada. Por ello alcanza predicado su consideración como derecho de la personalidad. Así concebido, se señalan como caracteres:

a) Ser imprescriptible, pues ni se pierde por no uso ni se adquiere por usucapión.

b) Irrenunciable, por quedar sustraído a la autonomía de la voluntad.

c) Erga omnes, pues se ampara frente a cualquiera que pretenda desconocerle o perjudicarle.

d) Sin perjuicio de su posibilidad de cambio, queda sujeto a un criterio de inmutabilidad, por no entorpecerse su función identificadora.

Se adquiere el nombre por atribución inicial de quienes ejercen la patria potestad o tutela o por quienes hagan la declaración ante el encargado de Registro Civil. Respecto del apellido, se adquiere por filiación, concesiónjudicial (causada) y designación (expósitos).

Como derecho de la personalidad, el nombre goza de las defensas propias de ésta, en concreto, mediante la impugnación que puede realizar el titular de un nombre cuando el mismo se usa por tercero ilegítimamente, y la reclamación concebida como afirmación del derecho al nombre frente a quien pretende desconocerlo.

Igual que el nombre, es dable aplicar lo dicho al seudónimo, excepto, mutatis mutandis, respecto de la adquisición, que suele ser por asunción voluntaria o adscripción (V. persona; estado civil).

El nombre civil, que es el término o la expresión que sirve para designar a las personas de una manera habitual, ha seguido en su evolución los progresos y las renovadas necesidades de la vida social. Sin embargo, la materia del nombre careció a través del tiempo de una regulación legal especifica y fue tradicionalmente regida por los usos y costumbres de los diferentes pueblos.

El nombre civil, en especial el apellido, no sólo es un distintivo para individualizar a las personas físicas, sino que constituye un patrimonio moral que los mayores transmiten a sus descendientes. Permite, por si sólo, la identificación de cada persona en relación con los demás y por lo tanto, asume jurídicamente el carácter de un atributo de la personalidad, juntamente con la capacidad, el domicilio, el estado y el patrimonio. Así, el nombre civil es
necesario, irrenunciable, único inembargable, imprescriptible e inmutable.

Nombre y apellido

(Derecho Civil) Vocablos que sirven para designar a una persona.
Apellido, o nombre patronímico (también designado por nombre de familia): elemento del nombre que, atribuido a causa de la afiliación, llevan todos los miembros de una misma familia.
Nombre de pila: elemento del nombre que permite distinguir a cada uno de los miembros de una misma familia.

Obligación

[DCiv] Relación jurídica entre dos o más personas por la cual una de las partes, acreedor, puede compeler a la otra, deudor, a llevar a cabo una prestación. El CC señala que las obligaciones consisten en dar, hacer o no hacer algo (art. 1.088). Las obligaciones tienen tres elementos básicos: el sujeto, el objeto (que ha de ser lícito, posible y determinado) y el vínculo. El CC establece como fuentes de las obligaciones la ley, los contratos, y los actos y omisiones ilícitos.
CC, Libro IV Vease Prestación.

(Derecho Civil) En sentido lato, vínculode derecho entre dos o más personas en virtud del cual una de las partes, el acreedor, puede constreñir a la otra, el deudor, a realizar una prestación (dar, hacer o no hacer). V. Prestación.
En sentido estricto, sinónimo de deuda (la obligación es el reverso del crédito). V. Crédito, Deuda, Derecho personal, Obligación por la deuda.
(Derecho Comercial) Títulonegociable emitido por una sociedad de capitales que toma en préstamo un capital importante, por
lo común a largo término, y que divide su deuda en un gran número de cupones.
Cada obligatario se encuentra en la situación de un prestamista, titular de un crédito que produce un interés.
La obligación se diferencia de la acción en que generalmente asegura una renta fija con independencia de los resultados del ejercicio y no confiere a su titular derecho a participar en la gestión de la sociedad, sino a ser consultado en ciertos casos excepcionales (modificación del objeto o de la forma de la sociedad, fusión, o escisión).

1) Vocablo que deriva del latín obligatio:

ob, “en torno” y ligare, “ligar”; es decir, “ligar alrededor”.

En derecho privado, vínculojurídico por el cual una o varias personas determinadas están obligadas a dar, hacer o no hacer algo respecto de otra u otras personas, en virtud de un contrato, cuasicontrato, hechos ilícitos o la ley en esquemas más restringido, podríamos decir con Camus que la obligación es “el vínculojurídico entre personas determinadas, por el cual una de ellas (deudor) se encuentra compelida respecto de otra (acreedor) a la realización de una prestación, siendo responsable, si deja de cumplirla, con su patrimonio“, o con Arias Ramos, que es “una relación jurídica en virtud de la cual una persona (acreedor) tiene la facultad de exigir
de otra (deudor) un determinado comportamiento positivo o negativo (prestación), la responsabilidad de cuyo cumplimiento afectara, en último termino, a su patrimonio“.

Según la clásica definición de Justiniano, la obligación es el vínculojurídico que nos apremia o constriñe a pagar a otro alguna cosa. Con mayor rigor científico, podemos decir que es el vínculo establecido entre dos personas (o grupos de personas), por el cual una de ellas puede exigir de la otra la entrega de una cosa, o el cumplimiento de un servicio o de una abstención.

Toda obligación presenta, por tanto, un aspecto activo: un poder o facultad de exigir algo; y uno pasivo: un deber de dar, hacer o no hacer. No se trata de conceptos distintos sino de aspectos diferentes de un concepto unitario, que es la obligación. Son el anverso y reverso de una misma medalla, pues no se puede concebir un crédito sin deuda y viceversa.

En el lenguaje común-aunque impropiamente desde el punto de vista de la técnica jurídica– se llama también obligación el objeto o prestación debida, en otras palabras, la deuda.

En el derecho comercial se llaman obligaciones los títulos emitidos por las sociedadesanónimas para documentar deudas contraídas a fin de aportar capitales a la entidad.

2) distinción entre deuda y responsabilidad.

El análisis del aspecto pasivo de la obligación, ha permitido a la doctrina alemana formular un distingo entre deuda y responsabilidad, que son dos momentos sucesivos en la situación to, el deber de cumplimiento, que nace junto con la obligación. El segundo es la responsabilidad, que sobreviene después del incumplimiento de la obligación.

Cuando ha ocurrido el cumplimiento, el acreedor puede ejecutar los bienes del deudor para hacer efectiva esa responsabilidad, pues este responde con su patrimonio del pago de sus deudas.

Ordinariamente, dice larenz, la responsabilidad sigue a la deuda como la sombra al cuerpo: pero hay una hipótesis excepcional de deuda sin responsabilidad; tal es el caso de obligaciones naturales: la deuda existe, pero el acreedor no puede exigir su pago. Hay también deudas con responsabilidad limitada:

el deudor no responde ya con todo su patrimonio, sino con una
parte de el; tal es, por ejemplo, la situación del heredero beneficiario respecto de las deudas contraídas por el causante.

Por último, se citan algunos casos de responsabilidad sin deudas; tal sería el caso del fiador, que responde por las deudas del afianzado o del adquirente de un bien hipotecado, que responde con el bien en caso de incumplimiento de su antecesor en el dominio; o del principal que responde por la culpa de su dependiente. Empero, creemos que en ninguno de estos casos puede decirse que no haya deuda. Es verdad que en todos ellos el deudorprincipal es un tercero; pero también es deudor el fiador, el adquirente del bien o el principal.

Es una deuda voluntaria o legalmente asumida y no porque tenga carácter subsidiario deja de serlo. En suma, creemos que puede concebirse deuda sin responsabilidad, pero no responsabilidad sin deudo.

3) antecedentes históricos. Las nociones que hoy se dan de la obligación no difieren sustancialmente de la que aparece en las institutas de Justiniano:

obligatio est juris vinculum quo necessitate adstringimur alicujus solvende rei secundum nostrae civitatis jura.

En el primitivo derecho romano la obligación era considerada como un vínculo estrictamente personal que acordaba al acreedor poderes efectivos sobre la persona del deudor. El derecho del acreedor tenía bastante parecido con el derecho de propiedad, solo
que no se ejercía sobre una cosa, sino sobre la persona del deudor, que más que sujeto pasivo de la relación jurídica era conceptuado objeto de ella. Por eso, cuando el deudor no cumplía la prestación debida, era pasible del procedimiento de la manus injectio, por la cual el acreedor era autorizado por el pretor para poner la mano sobre aquel con el fin de hacer efectiva su prenda, la pignoris capio. Convertido el deudor en cosa del acreedor, podía este privarlo de libertad para hacerle trabajar en su favor, y aun venderlo del otro lado del tiber. Todavía la ley de las xii tablas permitía que si varios acreedores ejercían simultáneamente sus derechos se distribuyeran el cuerpo del deudor, in partis secano.

Un rigor tan inhumano no podía perdurar. La ley paetelia papiria, del año 428 de la fundación de Roma impidió que se esclavizara al deudor, por lo que Tito Livio la llama aurora de una nueva libertad para los plebeyos.

Desde entonces, el acreedor solo pudo requerir del deudor la presentación de servicios para imputarlos al pago de la deuda, pero este, por la ley vallia, estaba exento de la manus del acreedor.

Por tanto, el derecho del acreedor se traducía en una agresiónpatrimonial:

eran los bienes del deudor y no su cuerpo, lo que respaldaba el pago de la deuda.

En el derecho moderno, la evolución ha quedado enteramente completada.

La obligación ha dejado de ser como lo era en su origen un vínculo personalísimo para pasar a ser, preeminentemente, un valor

económico. Lo que se ampara no es la sujeción de la persona la intangibilidad y efectividad del valor patrimonial que la obligación representa.

Objeto de un contrato

Es aquel de las obligaciones que hace nacer ese contrato. También se dice de las obligaciones en si mismas que nacen del
contrato:

de dar, de hacer y de no hacer.

Objeto de una obligación

Es lo que se debe (la prestación) por la persona obligada.

Orden

(Procedimiento Civil) El procedimiento de orden se sigue cuando hay que distribuir a acreedores hipotecarios o privilegiados el precio de la venta de un inmueble (venta amigable o por adjudicación), determinando el orden que hay que observar y según la categoría respectiva.

Pagaré

Derecho Mercantil

Título de crédito expresivo de la promesa incondicionada de pagar una cantidad de dinero que contenga las menciones esenciales prescritas en los artículos 94 y 95 LCCH. El pagaré carece de librado y el librador, llamado firmante, del pagaré queda obligado de igual manera que el aceptante de una letra de cambio. Los pagarés emitidos a un plazo desde la vista deben presentarse al firmante para que ponga su «visto» o expresión equivalente en los plazos que señala el artículo 27 LCCH. De negarse el firmante, se elevará protesto.

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/pagar%C3%A9/pagar%C3%A9.htm

Parlamento

(Derecho Constitucional) Io Durante el antiguo régimen, corte soberana de justicia investida de ciertas prerrogativas políticas: encargados de registrar los edictos y las ordenanzas reales, los parlamentos podían rehusar ese registro y formular en esa oportunidad críticas y amonestaciones; de ahí su actitud hostil al rey.
2° Asamblea deliberante que tiene por función votar las leyes y controlar al gobierno. V. Bicamerismo, Monocamerismo.

Órgano representativo que ejerce el poder legislativo. Su origen se remonta a la Constitución estamental medieval, surgida en los siglos XIII y XIV en Castilla, Aragón, Francia e Inglaterra, y que se caracteriza por la polarización del poder político en dos centros: el rey y la asamblea estamental. Ésta debía otorgar su consentimiento y consejo al rey para cada alteración sustancial del derecho, el establecimiento de nuevos tributos y los asuntos excepcionales o ardua negotia regni. Componían las asambleas los melliores et maiores terrae (alto clero y alta nobleza) y las ciudades principales, como centros de agrupación de la burguesía. Con el curso del tiempo, la asamblea estamental adopta, según los países, una configuración bicameral (reuniéndose conjuntamente clero y nobleza en una Cámara, frente a la del tercer estamento, estado llano o «común») o tricurial. Los componentes de la alta Cámara formaban los grupos tradicionalmente privilegiados, contando entre sus privilegios la exención de tributos, lo que explica que no intervinieran en su discusión, siendo éste el origen histórico de la preponderancia financiera de la Cámara baja. A partir de este esquema, el desarrollo fue distinto en los diferentes países: mientras en el continente europeo normalmente el absolutismo monárquico sustituyó a la constitución estamental basada en la dualidad rey/asamblea, en Inglaterra la antigua constitución pervivió, caracterizándose por un claro predominio del Parlamento sobre el rey. Entre los siglos XIV y XVII, los Comunes lograron acceder al poder legislativo; a partir de 1640, se esfuerzan por añadir a sus prerrogativas legislativas el control e incluso orientación de la política nacional. La revolución de 1688 y el Bill of rigths sitúan al monarca bajo la dependencia del Parlamento, negándole el derecho de suspender la ejecución de las leyes y prohibiéndole establecer ningún impuesto o tasa sin el consentimiento de aquél. En los restantes países, las asambleas representativas se restablecen tras la Revolución francesa (primero en Francia, Constitución de 1791), surgiendo como órganos constitucionales destinados a ejercer primordialmente la función legislativa.

Peaje

(Derecho Administrativo) Derecho percibido por la utilización de una obra pública por los particulares, en beneficio de la persona pública o del concesionario que, habiendo construido la obra, está encargado de administrarla.

Derecho Administrativo

El peaje, cuyo origen institucional parece poder remontarse incluso a las civilizaciones egipcia y persa, no siendo tampoco desconocido en tiempos del esplendor romano, del que lo hemos heredado, ha sufrido a lo largo de la historia una notable evolución. En la Edad Media el peaje designaba el tributo que se exigía por el soberano o por el señor feudal a quien se hubiese concedido esa facultad, para que las personas o las mercancías pudiesen transitar por determinados puntos de las vías de comunicación, cruzar un río o un puente, acceder a una ciudad, etc., recibiendo un nombre determinado en función del lugar de paso, así, «pontazgo», portorium… Se configuraba como un mecanismo apto para obtener recursos generales que no eran destinados necesariamente a construir y/o mantener la infraestructura por la que el pago del peaje autorizaba a discurrir; esto es, funcionaba el peaje a modo de verdadera aduana interior. Actualmente, esta figura se concibe como el medio a través del cual, mediante el abono de una cantidad de dinero, los usuarios de algunas obras públicas, fundamentalmente carreteras o puentes, participan en la financiación de su construcción y/o mantenimiento. Es tradicional en nuestro país acudir al peaje como medio de pago al contratistaconcesionario que se compromete a la construcción y/o explotación de una obra de las características de las apuntadas, pues a él es a quien se faculta a cobrarlo de las personas que hagan uso de las mismas. Como muestra señera de lo expuesto, puede traerse a colación lo dispuesto en el art. 14 de la Ley 10/1972, de 10 de mayo, sobre construcción, conservación y explotación de las Autopistas de peaje, en régimen de concesión, que reconoce al concesionario, una vez finalizadas las obras pertinentes, el derecho a percibir de los usuarios por la utilización de las instalaciones viarias, el peaje que corresponda por aplicación de las tarifas aprobadas.

El peaje es la contribución o pago que le concesionario de la obra pública tiene derecho de exigir a los administrados que utilizan esa obra (camino, puente, aeródromo, etcétera). Desde luego, dicho cobro, en su momento y modalidades, no depende de la voluntad o arbitrio del concesionario, sino de lo que se haya establecido ab initio con el estado de formalizarse la concesión: en caso contrario, eso lo determina la Administración pública, ateniéndose a los principios que correspondan en derecho administrativo.

Lógicamente, para que la obra pública sea financiada mediante el sistema de peaje, ha de tratarse de obras destinadas al uso público directo e inmediato: quienes utilicen la obra, pagaran peaje.

En concepto amplio, derecho de tránsito como impuesto por el paso a través de caminos, canales o puentes, realícenlo vehículos, lleven éstos carga o vayan de vacío. | Más propiamente, para deslindar la noción de la de portazgos, pontazgos y barcajes, incluidos en la acepción primera, el derecho que se paga y se cobra, según la situación del sujeto deudor o acreedor, al pasar por caminos ajenos o públicos, tanto las personas como las caballerías que conduzcan, con carga o sin ella.

Perjurio

El perjurio es la situación que se configura cuando una de las partes incurre en falsedad al contestar, bajo juramento, una posición formulada por su adversario. La ley 2, título 7, libro IV de la recopilación castellana, reproducida en la novísima recopilación,

disponía que quien a sabiendas perjuró, “si fuera el actor pierda la causa, y si fuere el reo, sea habido por confeso “.

En general, ya no figura en los códigos penales ni procesales modernos.

Juramento en falso. | Quebrantamiento de lo jurado. | Delito que cometen los testigos y peritos que declaran a sabiendas contra la verdad; y esto por el juramento de veracidad que previamente se les exige.

Permiso

Autorización de un órgano o título necesario para el ejercicio de determinadas actividades o facultades.

Licencia, autorización, consentimiento para hacer o decir. | Vacación o justificada ausencia de los militares. | En la acuñación de monedas, diferencia tolerada entre su ley o peso efectivo y el que exactamente presupone. La diferencia en más se llama en fuerte; y cuando es en menos, en feble.

Pignoración

Acción o efecto de pignorar, prendar o empeñar.
Pignorar Empeñar, prendar.

Pignus

Prenda, en latín. En un principio, en Roma, lo era todo objeto del deudor que, aun sin salir de su patrimonio, garantizaba un crédito.

Voz lat. Prenda, garantía real. En el Derecho Romano lo era todo objeto que, aun no saliendo del patrimonio del deudor, constituía garantía de un crédito, por declaración legal, por convención, por iniciativa del acreedor o por resolución del magistrado.

Póliza

Instrumento en el que se hace constar la totalidad de las condiciones y formalidades de un contrato. Suele, preferentemente, designarse así la póliza de fletamento, de seguro y de empeño.

Por la etimología latina, el vocablo significa promesa. Constituye el Documento probatorio de diversos contratos, mercantiles por lo general. | Libranza u orden para percibir o cobrar alguna suma de dinero. | Guía que declara legítimos ciertos géneros o mercaderías, y por tanto libres del concepto de contrabando. | Sello o timbre suelto con que se satisface el impuesto fiscal correspondiente a algunos documentos. | Pasquín. | Anónimo. | Cartel o anuncio clandestino. | DE FLETAMENTO. Documento acreditativo del contrato de fletamento, necesario para la eficacia del mismo.

Persona

Derecho Canónico

La condición de persona se adquiere en la Iglesia por el bautismo (c. 96 C.I.C.); luego el fundamento es de naturaleza religiosa, lo que no puede admirar siendo como es el Derecho canónico un Derecho confesional. Es el bautismo el que confiere los deberes y derechos propios del cristiano; estos derechos y deberes no pueden interpretarse en un sentido puramente jurídico sino que tienen un contenido más amplio, de significado teologal; la integridad de tales derechos y deberes depende de que la persona esté en comunión eclesial, que todo fiel debe observar (c. 209, 1), y que es en plenitud la «unión a Cristo dentro de la estructura visible de aquella (la Iglesia católica), es decir, por los vínculos de la profesión de fe, de los sacramentos y del régimen eclesiástico» (c. 205).

Por cuanto antecede, cabe afirmar que el hombre se constituye en persona por el bautismo válidamente recibido (cc. 849 y ss.) aun fuera de la Iglesia católica: dice el Concilio Vaticano II que los bautizados válidamente y educados fuera de la Iglesia católica «están en cierta comunión, aunque no perfecta, con la Iglesia católica […] justificados por la fe en el bautismo, quedan incorporados a Cristo y, por tanto, con derecho se honran con el nombre de cristianos y los hijos de la Iglesia católica los reconocen justamente como hermanos en el Señor» (Decreto sobre el ecumenismo, núm. 3). La plenitud en la comunión eclesial la pueden alcanzar los cristianos no católicos abrazando la fe católica -y así recibidos en el seno de la iglesia católica– y la pueden perder los católicos cuando cometen los delitos de apostasía, herejía o cisma (c. 751) u otras infracciones que hayan dado lugar a la imposición legítima de sanciones diversas.

En justa proporción a la limitación de derechos que representa la no plenitud en la comunión eclesial, el vigente C.I.C. de 1983 ha modificado el precedente c. 12 del C.I.C. de 1917 para disponer que «las leyes meramente eclesiásticas obligan a los bautizados en la Iglesia católica y a quienes han sido recibidos en ella» (c. 11; son leyes meramente eclesiásticas las que no son trasunto de un mandato de Derecho divino sino que tienen por fuente única y exclusiva la voluntad del legislador humano eclesiástico; el Derecho divino obliga a todos los hombres cuando se trata de una ley natural y a todos a quienes lo conocen en el caso de las normas divino-positivas o reveladas, como recuerda el c. 748, 1).

Mas cumple subrayar que la condición de persona no se pierde nunca totalmente «pues siempre queda el sujeto dentro de la economía salvífica eclesial, con el derecho de entrar en la plena comunión por el perdón y la recepción en ella (en la comunión eclesial)» (JIMÉNEZ URRESTI).

Son circunstancias modificativas de la personalidad, esto es, del ejercicio de los derechos en la Iglesia, la edad (cc. 97-99), el sexo (v. gr., c. 1.024 que establece que «sólo el varón bautizado recibe válidamente la sagrada ordenación»), el lugar de origen y residencia (cc. 100 y ss.), el parentesco (cc. 108 y ss.) y el rito (cc. 1, 111 y 112).

Persona es-y el concepto es universalmente válido- “todo ente susceptible de adquirir derechos o contraer obligaciones“. Es decir que se define por su aptitud potencial para actuar como titular activo o pasivo de relaciones jurídicas, lo que coincide con la noción de capacidad.

Persona y capacidad son, pues, conceptos que necesariamente se integran y requieren. Toda persona, por el solo hecho de serlo, tiene capacidad, cualquiera fuera la medida en que el ordenamiento se la confiera. Quien es capaz según la ley es persona, aunque la ley no la califique expresamente como tal.

En el concepto expuesto se identifica la noción de persona con la de cualquier ente dotado de la aptitud para la adquisición de derechos.

Pero interesa conocer si esa aptitud que lo constituye al ente en persona no, de alguna calidad esencial existente en el que no es posible desconocer so pena de frustar la libre actuación del hombre y con ello deformar la convivencia humana, o es una vestidura externa que le llega al sujeto por obsequio del ordenamiento jurídico.

En esto se toca una diferencia radical entre la corriente del positivismo jurídico y la del derecho natural conforme al pensamiento tradicional.

Para el positivismo jurídico persona y hombre son realidades diferentes que son captadas por conceptos también diversos:

la expresión persona denota un concepto jurídico construído por el derecho para la obtención de sus propios fines: el concepto hombre alude a una realidad natural, al ser humano. Pero tanto no hay identidad entre ambas expresiones, se dice, que siendo derecho cuanto impone el legislador, cualquiera sea el sentido moral de la imposición, podría investirse con la personalidad a otras realidades naturales diversas del hombre como los animales o los muertos, e históricamente ha habido ordenamientos jurídicos en los que no se ha otorgado la personalidad a vastos sectores de la humanidad, como los esclavos.

En esta línea de pensamiento aparece Kelsen, para quien la personalidad no es sino una impostacion provista gratuitamente por el derecho. La persona, jurídicamente hablando, no es algo concreto y externo al derecho; es simplemente un centro de imputación de normas es una manera de designar unitariamente una pluralidad de normas que estatuyen derechos y deberes.

De ahí que Kelsen pueda sostener que la noción de persona no es esencial para el derecho sino que es un simple expediente de que este se vale para facilitar su exposición y comprensión. Es una concepción similar a la de schiatarella, quien ve en al persona una “colonia de derechos“.

Por la admisión de éstas ideas, como bien se ha dicho, la noción de persona ha quedado disuelta.

Para los juristas partidarios del derecho natural, el derecho no es una creación arbitraria del legislador, sino una disciplina instrumental de la conducta al servicio de los fines humanos. El derecho no es el amo del hombre, sino que, a la inversa, está a su servicio, desde que el hombre y solo el hombre es el protagonista y destinatario del derecho:
“hominum causa omne jus constitutum est”, decían los romanos. De aquí se sigue que el ordenamiento jurídico no puede dejar de
reconocer – adviértase bien, reconocer- en todo hombre la calidad
de persona o sujeto de derechos. Pues siendo el derecho una disciplina no autónoma, sino instrumental y auxiliar al servicio de los fines humanos; siendo regulación de conducta humana en alteridad, enderezada al bien común, no puede dejar de reconocer al hombre, cualquiera sea su condición o raza, el carácter de persona porque si a alguien se negase ese carácter padecería o se frustraría el bien común, que es lo que conviene a todos, y la convivencia resultante no seria propiamente jurídica, sino arbitraria imposición de un sistema infrahumano de vida.

Por tanto, el orden jurídico, para ser verdaderamente tal, exige la calidad de persona en todos los hombres. Es cierto que el derecho se ocupa del hombre en tanto es agente de efectos jurídicos, y desde este punto de vista meramente descriptivo puede aceptarse como acertada la definición legal.

Pero a condición de tener bien presente que el derecho, para responder a su finalidad esencial, no puede dejar de reconocer la personalidad jurídica del hombre.

Contra lo expuesto precedentemente podría argüirse, con la experiencia histórica de los regímenes positivos que admitieron la esclavitud, lo que en teoría significa desconocer al esclavo el carácter de persona del derecho. Pero nunca se trato de una negación radical y absoluta en la vida jurídica. Porque la reprobación moral que suscita en la conciencia del hombre la negación total de derechos a algunos semejantes suyos hizo que por imperio de la costumbre o derecho consuetudinario, que tantas vencer modera la exageración del derecho escrito, se reconocieran a favor de los esclavos algunos derechos, con lo cual se admitió de algún modo, por limitado que fuera, su personalidad. Es decir, que vino a ocurrir una suerte de divorcio y la dogmática jurídica. Así en Roma se seguía afirmando enfáticamente por los textos “servus nullum caput habet”, el siervo no es persona; pero los hechos y hasta algunos textos también, introducian diversas excepciones a esa afirmación, con lo que venían a restarle su significación absoluta, que era intolerable, excepciones que resultaban urgidas por este dato elemental:

el esclavo era también un ser humano, es decir, “algo de naturaleza muy diferente de las cosas”. Por ello se reconocían los vínculos de sangre (cognatio servilis) que originaban impedimentos matrimoniales; es esclavo podía contraer deudas que se consideraban obligaciones naturales; y el derecho consuetudinario, ya en plena contradicción con la regla escrita, reconoció al esclavo como dueño de su peculio, con el cual podía rescatar su libertad.

Esto muestra que los aludidos regímenes históricos de admisión de la esclavitud, aunque muy imperfectos, con todo fueron derecho en la medida en que reconocieron en todos los hombres la calidad de personas para los fines primordiales de la vida.

Especies de personas: los ordenamientos jurídicos reconocen dos especies de personas: 1) las personas de existencia visible; y 2) las personas de existencia ideal y las personas jurídicas.

Caracteres. Los atributos inherentes a la personalidad presentan los siguientes caracteres comunes:

a) necesidad. Los atributos son necesarios en cuanto no puede haber persona alguna que carezca de ellos.

B) unidad. Esto significa que cada persona no puede tener sino un solo atributo del mismo orden: así no puede tener legítimamente
dos nombres, ni ostentar dos estados bajo la misma formalidad (ser hijo de dos padres), ni tener cierta capacidad y carecer de ella al mismo tiempo, ni tener dos domicilios generales o dos patrimonios generales.

Cuando aparentemente ocurrieran estas situaciones el ordenamiento jurídico provee el modo de superar la dificultad precisando cual es el verdadero atributo de la persona.

C) inalienabilidad. Según esto la persona no puede desprenderse de algún atributo suyo transfiriendolo a otro.

Por lo demás, son elementos que no están en el contrato. Las leyes los instituyen imperativamente, por una razón de bien común.

D) imprescriptibilidad. Por consecuencia del carácter precedente, los atributos son imprescriptibles, en cuanto no se ganar o se pierden por el transcurso del tiempo.

8Filosóficamente, substancia individual de naturaleza racional (Boecio). | Naturaleza humana encarnada en un individuo (Headrick). | Ser humano capaz de derechos y obligaciones; el sujeto del Derecho. | Cualquier hombre o mujer. | Más indefinidamente, se refiere a ésta o aquél cuando se ignora el nombre o no se quiere mencionar. | Hombre de gran capacidad u otras notables prendas. | Personaje. | Quien desempeña importantes funciones en la vida pública. | ABSTRACTA. Uno de los numerosos sinónimos de persona jurídica (v.). | ADMINISTRATIVA. Denominación que la doctrina francesa aplica a las personas jurídicas de Derecho Público. | COLECTIVA. Un ser de existencia legal susceptible de derechos y obligaciones o de ser término subjetivo en relaciones jurídicas (Sánchez Román). Constituye, pues, otro eslabón en la serie extensa de la sinonimia utilizada por los autores para designar a las personas jurídicas (v.). | DE EXISTENCIA IDEAL. Denominación usada por el legislador civil argentino, en el art. 31 del Cód. Civ., para caracterizar la índole incorpórea O no físicamente humana de las personas jurídicas (v.), locución que por usual prefiere en definitiva a lo largo de todo el tír. | del lib. | del cuerpo legal citado. (V. PERSONA DE EXISTENCIA VISIBLE.) | Como correlación de persona de existencia ideal (v.), pero manteniendo el tecnicismo, el arr. 31 del Cód. Civ. argo se refiere a la persona de existencia visible que no es otra que el hombre en cuanto ente susceptible de adquirir derechos contraer obligaciones. | FÍSICA. El hombre el individuo del género humano, con inclusión de la mujer, por supuesto. | INCIERTA. La de existencia no comprobada. | La de identidad dudosa. | INTERPUESTA. La que presta su nombre o pone su firma para facilitar un acto o contrato. | Quien aparentemente obra en interés propio, pero que efectivamente procede por otro; se trata en cualquiera de los casos de burlar alguna prohibición, eludir cargas o perjudicar a terceros. | JURíDICA. Ente que, no siendo el hombre o persona natural (v.) es susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones. A esta noción más bien negativa, o meramente diferenciadora de la otra especie de sujetos del Derecho, de los individuos humanos, cabe agregar la nota activa de integrar siempre las personas jurídica. | un grupo social con cierta coherencia y finalidad, con estatuto jurídico peculiar. | NATURAL. El hombre en cuanto sujeto del Derecho, con capacidad para adquirir y ejercer derechos, para contraer y cumplir obligaciones, y responder de sus actos dañosos o delictivos. | POR NACER. La que, no habiendo nacido, está concebida en el seno materno. | SOCIAL. (V. PERSONA JURÍDICA.).

Persona jurídica

[DCiv] Organización o grupo de personas físicas a la que la ley reconoce personalidad independiente y diferenciada de la de cada uno de sus miembros o componentes. Las personas jurídicas suelen clasificarse en corporaciones (sociedades o asociaciones, según tengan ánimo de lucro o no) y fundaciones, o personas jurídicas de Derecho público o Derecho privado.
CC, arts. 35 ss.
Asociaciones; Fundaciones.

(Derecho Civil) Titular de derechos y obligaciones y que por ello cumple una función en la actividad jurídica.
Se dice también sujeto de derechos. Todos los seres humanos son personas jurídicas.

La condición de sujeto de derecho o de relaciones jurídicas está no sólo atribuida a la persona humana (persona física o persona natural), sino también a las organizaciones o agrupaciones de personas físicas a las que la ley reconoce personalidad independiente de los sujetos que las integran. Son las denominadas personas jurídicas, personas morales o personas ficticias. Estas han de estar dotadas de una organización más o menos estable y duradera porque personifican el designio de alcanzar un fin común a todas las personas que la integran o porque personifican una determinada masa patrimonial adscrita a una finalidad prevista. Las personas jurídicas tienen, como las personas físicas, su origen y extinción, su nacionalidad y vecindad, su capacidad y responsabilidad, y su propio patrimonio. La organización y funcionamiento depende de la legislación aplicable a la gran variedad de personas jurídicas que admite el derecho.

Código civil, artículos 28, 35, 37, 38 y 41.

A) la persona jurídica es un ente ideal que recibe de los miembros que la componen el susbstrato indispensable a fin de poder existir en aquel carácter.

Desde luego, la personalidad en el orden jurídico no puede corresponder sino a los hombres, pero a más de los individuos humanos, ella debe ser conferida a los núcleos humanos constituidos por esa apetencia de sociabilidad propia de su naturaleza, cuando tales núcleos reúnen los caracteres esenciales de la institución.

Esta concurrencia, en un mismo nucleo, de individuos humanos, dotados de personalidad, que contribuyen con su misma actividad a realizar los actos que en el orden jurídico habrán de imputarse a la personalidad del núcleo, presenta la delicada cuestión de distinguir la personalidad del núcleo en si mismo, de la personalidad de los individuos humanos que conforman la actividad de aquél.

Por consiguiente, hay una conveniente distinción en cuando a la personalidad en el orden jurídico, entre el ente y sus miembros, de la cual surgen importantes consecuencias: 1) la existencia de distintos patrimonios que nutren con su actividad humana la propia de la entidad; 2) la distinta titularidad de derechos a que da lugar la actividad de la entidad, de manera que los bienes pertenecientes a ella no pertenecen a los individuos integrantes de la misma, y viceversa; 3) la diversa responsabilidad a que da lugar la aludida actividad, que, en principio, solo compromete la de la propia entidad actuante; 4) la posibilidad de alterar la composición humana del núcleo sin que se modifique la situación jurídica de la entidad; 5) la posibilidad de que la entidad rija su propio orden interno y establezca los derechos y deberes de los individuos que componen la entidad (corporación) o que se benefician de su actividad (fundacion).

B) teoría del órgano. Es sostenida por los partidarios de las doctrinas de la realidad, acerca de la naturaleza de las personas jurídicas.

Estos autores consideran que siendo estas personas entes reales que expresan su voluntad jurídica por medio de sus agentes, no hay un dualismo entre éstos y la entidad que permita oponer a ambos factores como polos opuestos de una relación jurídica, en el caso el mandato.

No existe entre la entidad y sus dirigentes un vínculo contractual, sino una relación institucional, que proviene de constitución y organización de la persona jurídica. Los administradores de ésta no están fuera sino dentro de ella, y ofician o actúan como órganos suyos.

Aun cuando se ha reprochado a la teoría del órgano ser “una concepción romantica desenvuelta mediante imágenes y comparaciones poéticas”, la verdad es que responde a la naturaleza institucional de la persona jurídica.

Siendo esta entidad un núcleo humano organizado de tal modo que cuenta con un dispositivo de poder y actuación que expresa y
realiza la finalidad del núcleo, no encontramos objeción para que los
seres humano que sirven a la entidad y manejan ese dispositivo sean considerados, mientras ejercen esa función, parte integrante de aquél nucleo, puesto que efectivamente lo son. Esta comprensión se muestra, en el orden práctico, útil para explicar por que razón responde la entidad por la actuación de sus dirigentes u órganos, sea en el orden contractual o extracontractual, cuando ellos han obrado en función de tales.

Por el contrario, la teoría de la representación, si bien funciona satisfactoriamente con relación a los contratos, pues a su respecto no es dable imputar a la persona jurídica lo obrado en exceso de atribuciones por sus dirigentes que dejan de ser representantes u órganos de la entidad, según el criterio que se adopte, en la medida en que se apartan de las normas que definen su función, en
cambio, fracasa, por entero, cuando trata de explicar el problema de la responsabilidad de la entidad por los actos ilícitos que los dirigentes obren en el carácter de tales, llegando acerca de esta punto a una solución negativa extremadamente injusta por el privilegio excepcional que viene a otorgar a la persona jurídica al eximirla de las consecuencias derivadas de la actividad nociva realizada por aquellos dirigentes.

C) antecedentes históricos. No obstante que el fenómeno de la personalidad moral arraiga en la naturaleza social del hombre, y por ello debería aparecer en toda época histórica, su conceptuación técnica adecuada supone el dominio depurado de ciertas nociones jurídicas, que no han sido logradas sino después de alcanzado un desarrollo cultural avanzado. Por ello el concepto de personas de existencia ideal demoró en surgir en la historia del derecho.

En la Roma primitiva solo los individuos humanos eran personas del derecho. La noción de estado, como organismo representativo del pueblo, no era comprendida en los primeros tiempos en que las funciones propias del poder público se identificaban Con la persona del Rey la idea de la personalidad moral no habrá de aparecer en Roma hasta la época del imperio. Ciertamente antes había algunos atisbos de ella: así el poder público era dominado bajo L a república como “senatus populusque romanus”-el senado y pueblo romanos- mención que denotaba no un concepto unitario, propio de la personalidad moral, sino colectivo, referido al ejercicio del mando y no a la titularidad de derechos y obligaciones. Los impuestos eran pagados al fiscus, palabra que en latín significa “canasto” o “esportilla”, que era el recipiente usado para recolectar o guardar dinero, lo que muestra que por ausencia de abstracción se identificaba el titular de la obligación con el medio practico utilizado para recoger del deudor el pago de la deuda.

Pero la idea de la personalidad moral aparece por primera vez delineada cuando las ciudades vencidas por Roma (reipublicae o municipia) resultan, por razón de la derrota, privadas de su soberanía y reducidas al jus singulorum o derecho de los particulares, para la gestión de los bienes que les quedaban.

De ese modo se admitió la existencia de un ente colectivo que actuaba en el derecho a la par de los ciudadanos, usando las formas propias del comercio jurídico y compareciendo ante los jueces de acuerdo a las reglas del procedimiento.

Luego, advirtiéndose la utilidad de ese recurso, se lo extendió a otras corporaciones tales como los colegios sacerdotales, los colegios de funcionarios públicos, los colegios funerarios, que eran asociaciones destinadas al culto y sepultura de los muertos y hasta a sociedades comerciales constituidas para la explotación de minas o la recaudación de impuestos.

Con todo ello la práctica se adelanto a la teoría. Pues sin haberse concebido en la dogmática jurídica la existencia de sujetos de derecho diferentes de los individuos humanos, como tales, en la vida del derecho pululaban situaciones como las descriptas.

En la toma de conciencia del fenómeno jurídico que presentaba la actuación de las personas de existencia ideal fue capital el aporte del cristianismo.

Cuando aun era confusa la distinción del interés de las asociaciones existentes del de sus miembros integrantes, tal distinción estaba patente con respecto a la Iglesia, institución fundada por Cristo, y a los fieles que respondiendo a su llamado se sujetaban a la maternidad de la Iglesia. En el evangelio esta clara la concepción
de la Iglesia como una unidad orgánica, como lo está también en las epístolas de San Pablo que desarrollan la idea de la Iglesia como cuerpo mistico de Jesús.

Pero la noción de persona jurídica se mantuvo en un plano secundario hasta el siglo XIX, en que el capitalismo moderno la uso como un resorte principal de su expansion y predominio.

La utilización de la forma de la persona jurídica permitió la reunión de grandes capitales con los que se afrontó la realización de empresas económicas inaccesibles para los individuos aislados.

Como contrapartida, esa acumulación de poderío económico en manos de quienes gobernaban el capital de la entidad se tradujo en no pocas injusticias y en la agudización de la llamada cuestión social, con ecos reprobatorios en las encíclicas de los papas León XIII y Pio xi.

Ese auge del capitalismo, multiplicado en sus posibilidades de acción por el recurso económico-jurídico de la personalidad moral de las sociedades anónimas, puso en el primer plano de la ciencia del derecho la consideración referente a la naturaleza de esas entidades, a cuyo respecto se ha desenvuelto uno de los debates mas luminosos.

D) elementos de la institución: los elementos constitutivos de la institución son: una idea-fuerza, un poder para servirla y una adhesión plural a la idea o comunión de ella.

1) la idea constituye el primer elemento de la institución. Es el nucleo vital en torno al cual se centran las voluntades individuales consagradas a su servicio. Se trata de una idea objetiva, dinámica, una idea de obra o de empresa, que desde su concepción está encaminada a ser realizada. Una idea practica, en suma, y no una especulación teórica.

2) la idea que lleva en si misma un destino de autorrealizacion, requiere para este del pliegue vital adquirir una forma en el tiempo y

en el espacio, es decir necesita concretamente de un dispositivo u órgano que le sirva. De ahí la necesidad de constituir un poder organizado que puesto al servicio de la idea seleccione y coordine los medios conducentes al fin propuesto.

3) pero no basta la idea y la existencia de un poder a su servicio para que surja la institución. Todavía se requiere la participación de un número suficiente de individuos en la idea institucional, que es lo que alienta y estimula la incorporación de los miembros a la obra.
Es un estado psicológico que desemboca en una cooperación o participación en la acción de la cual recibe la institución su fuerza vital, pues como lo muestran innumerables experiencias históricas,
cuando ese aglutinante del entusiasmo y la convicción comunes
falla, los servidores se dispersan y la institución llega hasta a morir.

En suma, la realidad muestra la existencia de instituciones sociales que han comenzado a ser un algún momento, por obra de
individuos humanos. Como dice Renard “fundar es, ante todo, tener en si mismo una idea y no querer llevarsela consigo a la tumba; es separarla de si mismo para perpetuarla; es rodearla de medios apropiados para una permanente renovación; es dotarla de rentas periódicas, proporcionarle un estatuto orgánico, asegurarle representantes indefinidamente”.

Toda obra humana perdurable ha respondido a este proceso, y ha tenido un origen de esa índole. “El acto de fundacion, todo lo oscuro que se quiera, está al comienzo de la misma Nación como de toda otra institución; la humanidad ha sido fundada por Dios y las naciones ha sido fundadas por los hombres bajo el doble impulso
de la naturaleza humana y de los acontecimientos históricos”.

E) clasificaciones:

Personas jurídicas en el sistema de Freitas Públicas (o personas jurídicas) De existencia necesaria:

1) el pueblo del imperio 2) el estado 3) cada provincia 4) cada municipio 5) la corona 6) la Iglesia Católic a De existencia posible:

1) establecimientos de utilidad pública 2) corporaciones 3) sociedades anónimas y en comandita por acciones privadas (personas de existencia ideal):

1) sociedades civiles y comerciales 2) herencias yacentes 3) representaciones voluntarias por apoderados 4) representaciones voluntarias por albaceas, inventariantes y herederos.

5) representaciones necesarias.

Personas jurídicas en el código civil argentino Personas jurídicas De carácter público:

1) el Estado Nacional argentino 2) cada Provincia.

3) cada municipio.

4) entidades autárquicas.

5) la Iglesia Católica. De carácter privado:
1) asociaciones civiles.

2) fundaciones.

Personas de existencia ideal (propiamente dichas) 1) sociedades civiles.

2) otras entidades que no requieren autorización estatal.

3) simples asociaciones.

Prestación

[DCiv] Constituye el objeto de la obligación lo que debe realizar el deudor para satisfacer los derechos del acreedor. Puede consistir en dar o entregar alguna cosa, en hacer algo o en abstenerse de alguna conducta. Además, debe ser susceptible de valoración económica.
** Obligación.

(es) (Derecho Civil) Lo que debe el deudor de una obligación. V. Crédito, Deuda, Obligación.
Seg. Soc. Pagos o suministros que tienen por objeto indemnizar un riesgo social.
Prestaciones en metálico: las que tienen por objeto reemplazar o completar al salario.
Prestaciones en especie: suministros de un servicio o reembolso de gastos.
Prestaciones familiares: prestaciones abonadas en interés de la familia a los jefes de familia residentes en Francia, restrictivamente enumeradas por el arl. L. 510 del C. de (Seguridad Social) V. Subsidio.

Procurador

Ver Procuración.

Genéricamente, gestor o gerente de un asunto o negocio. | Apoderado, representante. | Mandatario. | Quien con facultad recibida de otro actúa en su nombre. | El que, habilitado legalmente, se presenta en juicio en nombre y representación de una de las partes. | Como galicismo o mala traducción francesa, procurador se dice en lugar de Ministerio fiscal. | En las comunidades religiosas, el encargado de las cuestiones económicas o de los asuntos en una provincia. | EN CORTES. Llamado también a Cortes y de Cortes, era el nombre que se daba al representante que cada una de las ciudades designaba para llevar su voz y voto en las antiguas Cortes españolas. (V. DIPUTADO.) | JUDICIAL. Representante de una de las partes en un juicio.

Procurador de los Tribunales

Persona que ejerce la representación legal de las partes en todo tipo de procesos judiciales realizando actos de comunicación a las partes y actos de cooperación con la Administración de Justicia, salvo que la ley autorice a otra cosa. Para la obtención del título profesional de procurador es imprescindible estar colegiado en el Colegio Profesional de Procuradores, y podrán obtener dicho título las personas que se encuentren en posesión del título de licenciado en derecho, o título de grado equivalente, y superen la formación y evaluación establecidas por la ley.
nr^i Estatuto de los Procuradores de los Tribunales, RD 2.046/1982, de 30 de julio. Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales.

Derecho Procesal

Es el Licenciado en Derecho que reuniendo las condiciones exigidas en el Estatuto de los procuradores de los tribunales, puede encargarse mediante apoderamiento conferido adecuadamente de representar los derechos e intereses de su poderdante ante los Tribunales (arts. 438 a 442 de la L.O.P.J. y Estatuto General de los Procuradores de los Tribunales, aprobado por R.D. 2.046/1982, de 24 de julio) (V. postulación)

Seguridad

(Derecho Civil) Garantía concedida al acreedor de que cobrará su crédito.
—Seguridad personal: la resultante del compromiso de otra persona al lado del deudor.
—Seguridad real: la seguridad es real cuando ciertos bienes del deudor garantizan el pago, de modo que en caso de fallar el deudor, el producto de la venta de tales bienes se entrega al acreedor con preferencia a los acreedores quirografarios (V. esta palabra).

Sindicato de obligacionistas

Derecho Mercantil

Asociación de defensa de los obligacionistas suscriptores de las obligaciones de una misma emisión. Su constitución es necesaria en todo caso de emisión de obligaciones. En las sociedades anónimas debe hacerse constar en las condiciones de la emisión, en las que se designará al comisario. Queda constituido el sindicato una vez inscrita la escritura de emisión entre los adquirentes de los títulos a medida que los van recibiendo con carácter provisional. El comisario, tan pronto como queda suscrita la emisión, debe convocar a la asamblea general de obligacionistas. Si las demás entidades emisoras (no anónimas) no constituyen el sindicato, pueden tomar la iniciativa obligacionistas que representen al menos el treinta por ciento del total de la emisión, previa deducción de las amortizaciones realizadas. Convocarán ellos la asamblea general, a la que llamarán a la entidad y al comisario designado en la escritura de emisión. La constitución y el régimen del sindicato se aprobará en dicha asamblea por mayoría absoluta de los obligacionistas presentes o representados. Si no se obtuviera la mayoría, la entidad emisora someterá las reglas del sindicato a la aprobación del juez de Primera Instancia de su domicilio, que seguirá los trámites prescritos en el artículo 7 de la Ley de 24 de diciembre de 1964.

Son órganos del sindicato, la asamblea general y el comisario. Los gastos normales que crearía el sindicato correrán a cargo de la entidad emisora, sin que puedan exceder del dos por ciento de los interese anuales devengados por las obligaciones emitidas. El sindicato está regulado en los artículos 295 y ss. de la L.S.A.

Es una asociación que agrupa a los titulares de las obligaciones emitidas por una entidad. La asociación queda constituida por ministerio de la ley desde que dos personas se hayan convertido en obligacionistas; es decir, desde que, inscrita la escritura de emisión, dos obligacionistas, al menos, hayan recibido los correspondientes títulos-valores o, en su caso, se hayan practicado a su favor las adecuadas anotaciones en cuenta. Este sindicato cuenta con un órgano deliberante, que es la asamblea general; y con un órgano de gestión, que es el comisario de obligacionistas. Este, que podrá ser obligacionista o no, es el órgano de relación entre la sociedad emisora y el sindicato de obligacionistas.

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/polic%C3%ADa/polic%C3%ADa.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/policia/policia.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/polic%C3%ADa-de-seguridad/polic%C3%ADa-de-seguridad.htm

 

Testador

Quien ha testamento, disponiendo de todos sus bienes o parte de ellos para después de su muerte, o haciendo otras declaraciones de trascendencia jurídica.

Titulo:

Documento que acredita una deuda pública o un valor mercantil. | A LA ORDEN. El representativo de un crédito, cuyo titular puede transmitirlo por endoso (v.). | Al PORTADOR. El de crédito que, por no constar quien sea su titular, puede transmitirse por la simple tradición. | AUTÉNTICO. El documento expedido por funcionario público autorizado para ello y con fe pública. | DE CRÉDITO. El que contiene de manera eficaz un derecho de crédito exigible a favor de determinada persona o de su poseedor y contra otra, concretada en todo caso. | DE PROPIEDAD. Documento que acredita el dominio sobre alguna cosa. | DECLARATIVO. El instrumento o documento en que consta la declaración de un derecho y a existente, pero controvertido; como una sentencia. | HÁBIL. El que resulta eficaz por reunir los requisitos legales. | INSCRIBIBLE. El susceptible de inscripción en el Registro de la propiedad, por comprendido en los enumerados de manera concreta en la ley que rija en el Derecho Hipotecario o Inmobiliario. | NO TRASLATIVO DEL DOMINIO. El que carece de eficacia jurídica para transmitir la propiedad. | NOMINATIVO. El documento de crédito extendido a nombre de determinada persona y que ésta no puede por ello ceder mediante el endoso. | ONEROSO. Causa de adquisición de cosas o derechos a cambio de una equivalencia económico jurídica; como en la compra (precio por cosa), en la permuta (cosa por cosa) y en el cambio de moneda extranjera (dinero por dinero). | PROFESIONAL. El que acredita ciertos conocimientos o estudios y habilita para ejercer la profesión a que se refiera. Equivale a título académico.

Valor

Grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite.

Fuerza, actividad, eficacia o virtud de las cosas para producir sus efectos.

Cualidad de las cosas, en cuya virtud se da por poseerlas cierta suma de dinero o algo equivalente.

Alcance de la significación o importancia de una cosa, acción, palabra o frase.

Desde un punto de vista económico, dos características presiden el concepto de valor: a) idea de una relación en dos o mas cosas, y b) idea de rareza, es decir, insuficiencia de la cantidad existente con relación a la cantidad requerida.

A su vez, varios elementos caracterizan la noción de valor económico: a) la necesidad; b) la utilidad; c) el costo, y D) el conocimiento de la utilidad.

Venta a crédito

(Derecho Civil) Venta en la que se entrega inmediatamente la cosa, pero el precio de ella se paga a término.

Se dice de la venta en que se estipula o se concede un plazo para el pago del precio. Se opone a la venta al contado.

Ver Compraventa a crédito.

Otros:

Patente: http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/patente/patente.htm

propiedad: http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/propiedad/propiedad.htm

poseesion: http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/posesi%C3%B3n/posesi%C3%B3n.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/posesion/posesion.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/bancarrota/bancarrota.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/suspensi%C3%B3n-de-pagos/suspensi%C3%B3n-de-pagos.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/quiebra/quiebra.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/concurso/concurso.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/concurso-de-acreedores/concurso-de-acreedores.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/magistrados/magistrados.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/insolvencia/insolvencia.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/legal-tender/legal-tender.htm

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/curso-legal/curso-legal.htm

Titulizacion:

I. CONCEPTO

La Titulización tradicional o simplemente Titulización es el proceso por el cual una cartera de activos, relativamente homogénea y que cumple ciertos requisitos, se transforma en unos “títulos” o valores negociables en un mercado organizado. A estos títulos se les denomina Bonos de Titulización o Asset Backed Securities en terminología anglosajona. Los activos titulizados respaldan los títulos emitidos y las obligaciones de pago de los Bonos de Titulización son satisfechas con los fondos generados por los activos titulizados. El proceso de transformación se realiza a través de una figura legal llamada Vehículo Especial o SPV (Special Purpose Vehicle) expresamente creada para ello, que mantiene en balance los activos y emite los títulos.

Bono de Titulizacion:

CONCEPTO

Es un bono emitido por un Vehículo Especial, Fondo de Titulización en España, respaldado por una determinada cartera de activos cuyos flujos sirven para atender los pagos de dicho bono.

Una característica importante de los bonos de titulización, y que los diferencia de otros instrumentos del mercado de capitales, es su aislamiento en caso de quiebra de la entidad cedente (aquella entidad que transfiere los activos al vehículo especial). Es decir, los activos que han sido transferidos al vehículo especial que son los que respaldan a los bonos de titulización, no son considerados como parte de la masa de la quiebra de la entidad cedente. A esta cualidad se la denomina bankruptcy remote.

A través de la titulización, unos activos no negociables en mercado organizado (la cartera titulizada) se transforman en unos instrumentos negociables que son los bonos de titulización.

Titulación

Serie de documentos que acreditan la propiedad o posesión de una cosa o un derecho. Este tecnicismo, imprescindible, no figura aún en el léxico oficial. | Documento o resolución de autoridad que permite el acceso al Registro para probar la propiedad y otros derechos reales.

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/titulaci%C3%B3n/titulaci%C3%B3n.htm

http://www.expansion.com/diccionario-economico/titulizacion.html

Deberes II. Vocabulario Legal Importante. Actualizado.

Hola, este es un recopilatorio de lenguaje legal que considero interesante para los que en el futuro deseen librarse de hipotecas, etc… injustas, o fraudulentas, ademas de evitar ejecuciones hipotecarias, deshaucios, o evicciones.

Los terminos estan frescos, no tienen demasiado orden ahora mismo, falta consultar un par de fuentes mas por si hay alguna cosa que se me escape. Podeis ver la diferencia entre: Embargo (de vienes, etc…) y confiscacion (de bienes) son procesos diferentes, y en el primero ha de haber una deuda, y el Estado tiene que ser la autoridad competente en Derecho Civil. El que lea esto lo ha de hacer de forma profunda, y tranquila, si me dais 1/2 dias puedo ponerlo en orden alfabetico e incluir algun termino mas. Que lo disfruteis.

Abogado

. Pr. GV. Auxiliar de la justicia que ejerce el conjunto de las atribuciones anteriormente encomendadas a las profesiones suprimidas de procurador judicial ante los juzgados de distrito, de procurador ante los tribunales de comercio y de abogado ante las cortes y tribunales, es decir, que acumula las funciones de mandatario y de defensor de los litigantes.
El abogado puede litigar ante todas las jurisdicciones y todos los consejos disciplinarios, pero tiene que respetar el principio de territorialidad en lo que a la postulación se refiere. V. esta palabra. V. Asociación de abogados, Colaboración (contrato de). Sociedad civil profesional.

Derecho Procesal

Antes de intentar dar una idea de lo que se entiende por abogado, quiero recordar que no es lo mismo (aunque en el lenguaje coloquial, y no técnico, esto es, en el decir popular, se confundan) licenciado o doctor en derecho y abogado. El licenciado o el doctor en derecho es sólo quien está en posesión del respectivo título académico, una vez superados los periodos de estudio, a través de clases teóricas y prácticas, y las pruebas relativas a comprobar el grado de preparación, legalmente establecidos. Abogado es quien ejerce una profesión, la abogacía, previo cumplimiento de los presupuestos y requisitos legales (artículo 8 Estatuto General de la Abogacía), entre los que se cuenta el referido título académico.

Con base en los conocimientos jurídicos que ese título académico supone, el abogado lleva a cabo su profesión, previo el cumplimiento de esa serie de presupuestos y requisitos, que a continuación apuntaré.

Se le considera como el «perito en el Derecho positivo que se dedica a defender en juicio, por escrito o de palabra, los derechos e intereses de los litigantes, y, también, a dar dictamen sobre las cuestiones o puntos legales que se le consultan», según nos dice el Diccionario de la Lengua española de la Real Academia.

El artículo 10 define a los abogados como «quienes, incorporados a un Colegio de Abogados en calidad de ejercientes, se dedican, con despacho profesional, a la defensa de intereses jurídicos ajenos».

Obviamente, de lo dicho se deduce que el abogado es un jurista; conoce y aplica el Derecho.

Ese conocimiento del Derecho puede ser total o parcial, en el sentido de que, aunque el jurista debe ser conocedor del Derecho en términos generales hoy día se hace necesaria una especialización.

El jurista no puede ser equiparado al iuris consultus romano, considerado como peritus in legibus et consuetudinibus civitatis, en cuanto debe conocer, no sólo las leyes y costumbres, sino todas las fuentes del Derecho, y, además, debe conocer, no sólo las normas de su Estado sino todas aquellas que, aún no siéndolo, deben ser tenidas en cuenta.

El pleno conocimiento de todo el Derecho hoy no es asumido por nadie. El jurista se suele dedicar a una rama del Derecho (pensemos en abogados dedicados al Derecho Hipotecario, al de familia, naviero, al societario, al cambiario, fiscal, etc.), o a una parte de esa rama, incluso, a una institución muy concreta: de ahí la presencia de abogados matrimonialistas, de los dedicados a arrendamientos urbanos, a problemas derivados de créditos hipotecarios, a temas relativos a cada uno de los tipos de sociedades mercantiles, a cada uno de los títulos valores, o a los más recientes tipos contractuales, surgidos con motivo de las nuevas necesidades aparecidas en el mundo de la actividad mercantil, como son, por un lado, el contrato de leasing y, por otro, el de renting.

Pero el conocimiento de ese conjunto de normas, que conocemos como Derecho, con o sin especialización, día a día actualizado, no ha de ser meramente teórico. El abogado debe ser un jurista que ha de tener presente la realidad en que se mueve, el mundo en el que vive, de forma más exigente que otros juristas, en la medida en que debe dar solución, no teórica sino práctica, a los problemas reales que el cliente le plantea.

Acreedores

(Clases). Existen tantas clases de acreedores como de obligaciones: el título de éstas es el título de acreedor, que así, puede ser solidario, mancomunado, etc. En forme general pueden clasificarse los acreedores:
Por la garantía que tenga el crédito: a) personales: por escritura, quirografarios, verbales; b) reales: propietarios o de dominio, hipotecarios, pignora licios o prendarios; por la prelación que rengan para el cobro: a) ordinarios; b) privilegiados: simplemente privilegiados o especialmente privilegiados.
Acreedores personales son los que únicamente tienen acción personal contra su deudor para el cobro de sus créditos, los que pueden fundarse en una escritura pública, en un documento privado o en un contrato, dentro, en este último caso, del límite establecido por lo ley.
Acreedor quirográfico es el común o simple, que no tiene privilegio, ni preferencia entre sí para el cobro de sus créditos; mientras que los privilegiados son los que tienen esta preferencia.
Los acreedores reales son los que tienen una acción real sobre los bienes del deudor para hacerse pago con ellos, caso de que el deudor no cumpla, pudiendo ser propietarios o de dominio, hipotecarios y pignotaricios, según esa acción sea la reivindicatoria, la e hipoteca o la de prenda, respectivamente.
Acreedor hereditario es el que tiene derecho a reclamar de los herederos de su deudor el pago no realizado por éste.
Acreedor solidario es el que tiene a su favor, con otros, un mismo crédito, de tal manera que cada uno de los acreedores puede exigir el pago total de la deuda. (V. PRIVILEGIO.)

Apellido

(Derecho Civil) Vocablo que sirve paia distinguir a los miembros de una misma familia o a los individuos que llevan un patronímico idéntico. V. Nombre y apellido.

Nombre de familia que sirve para distinguir a las personas. | Sobrenombre con que los individuos de una casa, familia o linaje, se distinguen de los de otras.

Autoridad

El texto o las palabras que se citan de alguna ley, intérprete o autor para apoyo de lo dicho o alegado. | La potestad, poder o facultad que uno tiene para hacer alguna cosa. | Los poderes constituidos del Estado, región, provincia o municipio. | La persona revestida de algún poder, mando o magistratura. | El carácter que reviste una persona por su empleo o representación. | Crédito concedido a alguien en una materia, por sus conocimientos, calidad o fama. | Poder que una persona tiene sobre otra que el está subordinada. | ADMINISTRATIVA. Delegado del poder ejecutivo, encargado de la gestión de los actos que interesan a la Administración pública para cumplimiento de sus fines, ejecutando y haciendo ejecutar las leyes y las disposiciones de la autoridad constituida. | CONSTITUIDA. Representante del poder público, el que en su nombre gobierna o administra, con independencia de la legitimidad de su nombramiento o procedencia. | DE COSA JUZGADA. La fuerza definitiva que la ley atribuye a la sentencia firme, bien por haberse dado el último recurso o por no haberse apelado de ella dentro de tiempo, o por vicios de forma en la apelación. JUDICIAL. El juez o tribunal competente en alguna causa o caso. | MARITAL. La potestad legal concedida al marido en relación con su mujer, que no establece una jerarquía dentro de la igualdad de ambos cónyuges en el matrimonio; y tendente sólo a la unidad familiar.

Autorización

(Derecho Administrativo) Procedimiento que permite a la administración ejercer una vigilancia particularmente severa sobre ciertas actividades. Exige que esas actividades, examinadas una por una, sean formalmente aceptadas por la autoridad. Las condiciones, según los casos, son más o menos rigurosas. Las consecuencias, que permiten una observación más o menos constante de esta autoridad, son a menudo rigurosas. Es aquí donde hay que colocar lo que se denomina “concesión de licencia” (ejemplo: apertura de un despacho de bebidas, ejercicio de la profesión de conductor de taxis).

Facultad que damos a un sujeto para que, en nuestro nombre, haga alguna cosa. | Instrumento en que se confiere poder a cualquiera, para algún acto. | Confirmación o comprobación de alguna proposición o doctrina, con autoridad, sentencia o texto de ley o autor. | Aprobación o calificación de alguna cosa. | Consentimiento, expreso o tácito, que se otorga a cualquier persona dependiente de otra, o que se halla en la imposibilidad de gestionar en nombre propio o ajeno, con el objeto de que realice lo prohibido o imposible sin tal requisito. | Acto de dar fe o certificar en un instrumento público, en autos o expedientes, los notarios, escribanos, secretarios, etc., los hechos que ante ellos ocurren o pasan. | Licencia, permiso.

Aval

(Derecho Comercial) Garantía dada sobre un efecto de comercio por una persona denominada “dador de aval” o “avalista”, que se compromete a pagar su monto al vencimiento si el firmante o los firmantes por los que ha sido dado el aval, no lo hacen.
La operación se asemeja a la fianza.

Dentro del comercio, el afianzamiento, dado por un tercero, para pagar una letra de cambio.

Avalar

Firmar un documento de crédito, comprometiéndose a satisfacer su valor si no lo verifica el obligado directamente a ello. | Dar o suscribir un aval político.

Beneficiario

Derecho Mercantil

1. Persona frente a quien se obliga un banco a cumplir la prestación prometida en virtud del contrato de apertura de crédito documentario celebrado con su cliente (ordenador).

2. Persona que acredita el derecho a la prestación del asegurador en los seguros de personas. Puede ser designado en la póliza, en declaración escrita posterior dirigida al asegurador o en el testamento. Si no se designase la indemnización, se pagará al tomador del seguro o a sus herederos. La designación de beneficiario es revocable en la misma forma que su designación. Pero puede renunciarse a la revocación. El beneficiario asume un derecho autónomo, pero si el seguro se pactó en fraude de los legitimarios o de acreedores, deberá aquél reembolsar a éstos el importe de las primas pagadas en fraude de su derecho.

En sentido general, es aquella persona que goza de un derecho instituido a su favor por voluntad de la ley o de persona capaz de disponer.

Persona que goza de un predio, en su carácter de titular o usufructuario, en virtud de una transmisión a título gratuito.

Persona que percibe la indemnización por accidente del trabajo, ya sea el propio damnificado o sus causahabientes.

Persona a cuyo favor se ha instituido el cobro de un seguro, por el general, seguro de vida.

Durante la edad media, se denominaba así al poseedor de un predio a título precario.

Billete de banco

(Derecho Comercial) , (Derecho Financiero) Título al portador emitido por el Banco de Francia y que sirve de moneda. V. Curso forzoso, Curso legal, Moneda.

Es un documento de crédito abstracto, que no devenga intereses, por el cual el banco emisor se obliga a pagar cierta suma de dinero a la vista y al portador.

Bono:

(Derecho Comercial) V. Escrito en que se hace constar el derecho de una persona de hacerse pagar cierta suma de dinero o de exigir una prestación determinada, p. ej. bonos del Tesoro, bonos decenales, bonos de pan, etc.

Carta de crédito

(Derecho Comercial) Documento de formato estandarizado emitido por bancos o por grandes almacenes, que permite a su titular, sea pagar fácilmente compras o prestaciones de servicios en las casas de los comerciantes afiliados, sea obtener dinero en establecimientos bancarios emisores. La carta de crédito es personal de su titular.
(Derecho Comercial) Carta dirigida por un banquero a un corresponsal de otra plaza invitándolo a que pague una suma de dinero o a que conceda un crédito\’a uno de sus clientes durante cierto plazo y hasta la concurrencia de determinada suma.
Esa carta, concedida a solicitud del cliente, está destinada a veces a ser remitida por él a un beneficiario de quien es deudor. V. Crediticio, cia.

Instrumento en virtud del cual una persona llamada dador autoriza a otra llamada asignado para que en su nombre efectúe la entrega de determinada cantidad de dinero a un tercero llamado tomador.

La carta de crédito es una modalidad corriente del comercio exterior, merced a la cual el importador de un determinado Estado autoriza a un banco extranjero para que efectúe la entrega de una suma de dinero a un exportador que opera en su plaza.

La carta de crédito debe estipularse por una suma fija de dinero pues a falta de cantidad determinada debe considerarse como una carta de recomendación.

Por lo general no pueden ser otorgadas a la orden sino que deben referirse a determinada persona, de manera tal que si el asignado manifestara no conocer al tomador, éste último está obligado a probar s u identidad.

La carta de crédito por si sola no genera obligación alguna, es decir que el portador no adquiere ningún derecho respecto del dador, con excepción de la acción de reembolso en caso de pago anticipado.

Caudal

Hacienda, conjunto de bienes. En especial, cantidad de dinero.

Certificado

Documento que según su origen, público o privado, hace plena prueba respecto de los terceros en cuanto a la veracidad de un acto o hecho. El carácter público o privado de un certificado proviene de la investidura de la persona que lo extiende. En la práctica, todos
los actos o hechos que pueden tener relevancia jurídica son susceptibles de certificación, todo ello dependerá de los sistemas que adopten las diferentes legislaciones.

Instrumento por el cual se asegura la verdad de alguna cosa, bajo la fe y palabra del funcionario que lo autoriza con su firma. Dan fe únicamente los funcionarios que gozan de fe pública, como notarios, secretarios judiciales; y éstos, no solamente deben firmar, sino que han de sellar, e incluso signar el instrumento. | Carta o paquete postal certificado. (V. CERTIFICACIÓN.) | DE ORIGEN. El que justifica la nacionalidad y procedencia de un buque. | DE TRABAJO. Es un documento expedido por el patrono al trabajador, y donde se hace constar, dando fe de ello, los servicios prestados.

Comercio

Derecho Mercantil

A tenor de lo establecido en el Código de Comercio de 1885, resulta ser la actividad típica del empresario, entendida como el exponente más representativo de la actuación profesional que desarrolla en el mercado.

La capacidad necesaria para ejercerlo es la formulada en el artículo 4 del citado texto legal, que exige la mayoría de edad, y la libre disposición de sus bienes.

Es la actividad que despliega una persona que actúa como intermediaria en el proceso económico adquiriendo bienes y servicios a título oneroso para lucrar con su enajenamiento.

El comerciante es un intermediario en el proceso económico cuya actividad consiste principalmente en actuar como nexo entre lo factores de la producción de bienes y servicios y los consumidores de los mismos, con el objeto de satisfacer necesidades inmediatas ajenas y persiguiendo un legítimo afán de lucro. Todo ello no obsta a que simultáneamente una misma persona reúna las calidades de productor y comerciante, pero desde el punto de vista jurídico y con el objeto de encuadrarlo dentro del marco del derecho comercial, sólo interesa conocer si, siendo persona capaz, celebra habitualmente actos de comercio. Surge así la importancia fundamental de la definición de actos de comercio, es decir, de aquello que debe ser considerado como actividad comercial, a fin
de involucrar dentro de la misma a quienes la despliegan y aplicarles, en consecuencia, la legislación comercial. Ver Actos de
comercio.

Negociación o actividad que busca la obtención de ganancia o lucro en la venta, permuta o compra de mercaderías. | Establecimiento, tienda, almacén, casa o depósito dedicado al tráfico mercantil. | Conjunto de comerciantes de una plaza, nación o época. | Clase constituida por los profesionales del comercio. | Operación mercantil. | Barrio comercial.

Comodato

[DCiv] Contrato por el cual una parte, comodante, entrega a la otra, comodatario, una cosa no fbngible para que la use y disfrute, con la obligación de devolverla. Es un contrato real, esencialmente gratuito, aunque puede estipularse retribución, y temporal. Puede recaer sobre cosas fimgibles cuando no vayan a ser consumidas.
CC, arts. 1.741 a 1.752.

(Derecho Civil) Préstamo de uso; tiene por objeto una cosa no consumible, que debe ser restituida en especie por el prestatario. V. Mutuo, Préstamo.

Derecho Civil

De acuerdo con el artículo 1.740 C.C., se puede definir el comodato como: aquel contrato gratuito por el que una de las partes entrega a la otra una cosa no fungible para que se use de ella por cierto tiempo y se la devuelva.

http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/comodato-o-pr%C3%A9stamo-de-uso/comodato-o-pr%C3%A9stamo-de-uso.htm

Comisario

Derecho Mercantil

Se trata de un órgano de la quiebra representado por un empresario de la localidad, que resulta escogido y designado por el juez en el mismo auto que sirve para declarar la quiebra. Su función básica es la de asesorar al juez, sirviendo de enlace con los representantes de los acreedores; además debe autorizar la ocupación de los bienes y documentación de la empresa, inspeccionar las actuaciones del depositario y de los síndicos, y presidir las juntas de acreedores (V. los arts.1.044 y 1.045 del Código de Comercio de 1829).

En el ámbito del Derecho societario, el comisario es un órgano de representación del sindicato de obligacionistas, que aunque es elegido por la compañía en la propia escritura de emisión de obligaciones, una vez suscrita la misma y convocada la asamblea general, puede luego ser confirmado o cesado por ésta (V. arts. 295 y ss. de la Ley de Sociedades Anónimas de 22 de diciembre de 1989).

Comisión

Derecho Mercantil

El mandato civil se convierte en comisión mercantil cuando su objeto constituya un acto u operación de comercio, y al menos una de las dos partes, comitente o comisionista, esté actuando en el ejercicio típico y profesional de su actividad económica.

Se trata de un contrato por el cual un comitente realiza un encargo a un comisionista, que se compromete a cumplirlo a cambio de un precio o comisión, y que se puede ver incrementado en el supuesto de que el comisionista garantice el buen fin de la operación (comisión de garantía).

El comisionista siempre actúa por cuenta ajena, pero puede hacerlo en nombre propio o en el de su comitente, según aclare o no a los terceros, su simple condición de mandatario.

La comisión más frecuente en el mercado es aquella en que el encargo consiste en comprar o en vender alguna cosa. Sin embargo, su objeto puede ser también el transporte, en cuyo caso el comisionista se obliga a contratar con uno o varios porteadores, para conseguir así el traslado de los efectos o mercancías.

Con frecuencia cuesta diferenciar la comisión del contrato de agencia, del que se diferencia entre otros aspectos por el carácter ocasional de aquél, frente al estable de éste (V. arts. 244 y ss. del Código de Comercio de 1885).

Comision II:

(Derecho Civil) , (Derecho Comercial)
Remuneración a un comisionista y por extensión a cualquier otro mandatario.
2o Contrato de comisión: contrato por el cual una persona se compromete a realizar uno o más actos por cuenta de un comitente, sin que el nombre de este último se indique al cocontratante, que sabe, sin embargo, que el comisionista actúa en nombre de otro.
(Procedimiento General) Misión dada por un juez a un agente de la autoridad pública con fines de vigilancia (juez comisario en los procedimientos colectivos de liquidación), de sustitución (magistrado encargado de instruir, en vez de la jurisdicción calificada, por razones de alejamiento), de conservación (escribano designado para establecer la minuta de la decisión archivada), o de arreglo de una situación jurídica (notario comisionado para la liquidación de un régimen matrimonial). Se dice también del permiso necesario para ejercer regularmente ciertas funciones, como las del guarda rural, que tiene que ser debidamente comisionado por el subprefecto.

La Comisión de la CE es la institución comunitaria que constituye el servicio civil de la Comunidad Europea. Es el órgano ejecutivo más vinculado con la CE y menos dependiente de los Estados miembros. Entre sus funciones hay que destacar: (1) velar por la aplicación de los tratados fundacionales, así como de las disposiciones adoptadas por las instituciones en virtud de dichos tratados, (2) formular recomendaciones o emitir dictámenes respecto de las materias comprendidas en aquellos tratados, (3) disponer de un poder de decisión propio y participar en la formulación de los actos del Consejo y del Parlamento Europeo en las condiciones previstas en los indicados tratados, y (4) ejercer las competencias que el Consejo le atribuya para la ejecución de las normas establecidas por aquél.

Compañía

(Procedimiento Civil) Término [compagnie] que se usa [en francés] para distinguir la organización corporativa de ciertas profesiones, tales como los agentes de cambio y los martilieros públicos.

Sinónimo de sociedad (v).

Contrato consensual por el cual dos o más personas ponen en común bienes, industria o alguna de estas cosas, con el fin de obtener un provecho o ganancia y repartirse las utilidades. | También, la junta de varias personas unidas con el mismo fin.

Concurso

(Derecho Administrativo) Forma de reclutamiento ordinario de los funcionarios, consistente en una selección y una clasificación de los candidatos, hechas por un jurado independiente, que se pronuncia sea con base en exámenes escritos u orales (concurso sobre exámenes), sea por apreciación comparada de los títulos universitarios o profesionales de los candidatos (concurso con base en títulos).

(ley de) (Derecho Civil) Regla en virtud de la cual los acreedores soportan. en proporción a sus derechos, la insolvencia de su deudor. Su aplicación es excepcional en derecho civil, en el cual la insolvencia es un estado inorgánico que tolera que el pago sea el precio de la carrera. No entra en vigor sino por el procedimiento de la oposición al arreglo del precio, una vez operado el embargo. En cambio, el principio igualitario de la contribución en forma proporcional a los créditos gobierna la liquidación del pasivo comercial.

(o acumulación) ideal de infracciones (Derecho Penal) V. Concurso de calificaciones.

Es la oposición que se realiza para determinar la mayor cantidad técnica, científica. Cultural o artística entre dos o mas personas, es un concepto específico que rige en el ámbito jurídico.

Confiscación

(Derecho Penal) Pena en virtud de la cual se transfiere por disposición de la autoridad judicial al Estado todo o parte de los bienes de una persona, a título de pena principal, accesoria o complementaria.
La confiscación general es una pena criminal complementaria, pero facultativa, en que raras veces se incurre. La confiscación especial es una sanción, ya accesoria, ya complementaria, que recae sobre un objeto que se relaciona con el delito. Según el caso, tiene carácter de pena, de medida de seguridad o de reparación civil. Puede ser una pena principal cuando sustituye a una de prisión.

Adjudicación que se hace al Estado, Tesoro Público o Fisco de los bienes de propiedad privada, generalmente de algún reo. La Const. esp. de 1827 estableció, por vez primera, la abolición de la confiscación general de bienes (artículo la).

Contrato

[DCiv] Relación basada en un acuerdo o convención. Generalmente se identifica con un negocio bilateral de carácter patrimonial. El contrato consta, al igual que el negocio jurídico, de elementos esenciales, naturales y accidentales.
Negocio jurídico.

(Derecho Civil) Convención que hace surgir una o más obligaciones, y por la cual se crea o trasfiere un derecho real. V. Convención.

(establecimientos de enseñanza privada bajo) (Derecho Administrativo) Establecimientos de enseñanza privada, casi siempre confesionales, que han usado posibilidades otorgadas por la ley del 31 – 12-1959 (“ley Debré”), que conceden ayuda financiera más o menos importante a cambio de un control más o menos amplio.
Se distinguen:
— el contrato de asociación, ofrecido a los establecimientos de enseñanza del primero y segundo grado, así como de la técnica, según el cual el Estado toma a su cargo los gastos de funcionamiento y la remuneración de los docentes, que pueden ser maestros de la enseñanza pública o (muy a menudo) personal propio del establecimiento.
— el contrato simple, aplicable en principio solo a la enseñanza del primer grado y que deja a los docentes su condición de personal privado; pero su nominación debe ser realizada igualmente por el Estado, quien corre con su remuneración así como con una parte de los gastos de funcionamiento del establecimiento.
En una y otra fórmula, el establecimiento, aun conservando su “carácter propio”, tiene que respetar completamente la libertad de conciencia y acoger todos los niños sin distinción de opiniones o de creencias.

Derecho Civil

«Negocio jurídico por el que una o más partes crean, modifican o extinguen una relación jurídica patrimonial».

El Derecho romano reconoció en el contrato un concurso de voluntades (consensus) que creaba un vínculo (iurisvinculo) si se actuaba de acuerdo con la formalidad prescrita a la causa civilis. Pero la importancia del contrato se fija en el pensamiento liberal individualista, cuyo triunfo hizo posible una noción del contrato que se identifica con el simple convenio o mero concurso de voluntades, concurso que genera una fuerza maravillosa y que se erige absoluta en todos los órdenes, que está encima y más allá de la ley.

En el plano filosófico, el iusnaturalismo racionalista elevaría el contrato a fuente u origen de la sociedad (HOBBES, ROUSSEAU), al concurrir dos tradiciones: la idea del estado de naturaleza como fase previa al estado social, y la problemática de justificar el poder del monarca absoluto por el recurso a legitimar sus poderes en una primigenia transmisión de los mismos por el pueblo al soberano (y ya fuese concebido como un pactum unionis o como un pactum subiectionis). La época subsiguiente usó y abusó del concepto de contrato, tanto para justificar y garantizar ciertas libertades individuales, que la burguesía ascendente deseaba asegurar, como para justificar el monarca la sujeción contra aquellas libertades que se le reclamaban. Y, aunque ya KANT llamó la atención sobre el mero valor dialéctico de tales posiciones, la doctrina imperante aceptó con posterioridad el contrato como realidad palpable, usando su concepto para explicar y justificar cualquier situación. En el Derecho político, el contrato se manifiesta en la Constitución; en el penal, la sanción será la «contraprestación» al delito; en el internacional, el contrato o tratado se erige en fuente única del Derecho; en el civil, el contrato explica y subsume todas las instituciones (matrimonio, relaciones paterno-familiares, adopción, sociedad, etc.).

Copias auténticas

Conocidas también como copias originales o, más sencillamente, como copias, son los instrumentos públicos consistentes en documentos que reproducen las escrituras o actas matrices que el notario autorizante guarda en el protocolo. Sin perjuicio de la lectura que puede hacer el notario de un instrumento público a la persona que considere con derecho a ello, la forma más habitual de que los instrumentos matrices surtan efecto es a través de las copias que son signadas, firmadas, rubricadas y selladas por el notario en cuyo protocolo se hallen aquéllos. Al final del texto de la copia se extiende la llamada cláusula de suscripción, refrendo o refrendata, que es la aseveración notarial de la concordancia entre la matriz y la copia. Esta, en todo caso, ha de ser expedida a petición de quien tenga interés legítimo, sin perjuicio de las copias expedidas en virtud de mandato judicial.

Reglamento Notarial, artículos 221 a 250.

Copia privada

Es la reproducción de obras contenidas en fonogramas o videogramas, realizada por particulares para su uso personal y sin proponerse realizar una ganancia o beneficio comercial. La mayoría de las legislaciones y convenios internacionales autorizan estas copias de uso privado, con tal que la reproducción no atente a la explotación normal de la obra ni cause un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor. Este derecho de uso privado se hace extensivo a la reprografía o reproducción gráfica o impresa. Sin embargo, se reconoce el riesgo de perjudicar los derechos intelectuales de los autores, los de explotación de los cesionarios y los derechos conexos de los intérpretes y ejecutantes.

Corte de apelación

(Procedimiento Civil) , (Procedimiento Penal) Jurisdicción de derecho común y de segunda instancia, que comprende varios departamentos en su ámbito de incumbencia.
Hay 30 cortes de apelación en la Francia metropolitana y 15 fuera de la metrópoli. La Corte es juez de apelación de todas las jurisdicciones de orden judicial civil y criminal (a excepción de los fallos de la Corte de Jurados, que no son susceptibles de apelación).

Cortes

En España, desde tiempos antiguos, se designan con este nombre las asambleas donde deliberan los representantes de los pueblos, o de los diversos estados o clases sociales. Equivalen así a Parlamento, Cámara, Congreso, etc. Ambos cuerpos colegisladores, Senado y Cámara de los Diputados, constituy en las Cortes.

Cortes Generales

[DCon] Denominadas comúnmente «Parlamento español», representan la voluntad nacional y constituyen el órgano legislativo del Estado español, que actúa con forma bicameral, es decir, con dos Cámaras: el Congreso de los Diputados y el Senado. Organo constitucional por el que, además de ejercerse las funciones legislativas, se aprueban los Presupuestos Generales del Estado y se controla la acción del Gobierno. Las Cortes son inviolables y actúan permanentemente incluso en período de vacaciones y de disolución a través de sus Diputaciones Permanentes. fSS CE, arts. 66 a 80.
Congreso de los Diputados; Senado.

Cosa juzgada

[DPro] Principio procesal que tiene un doble sentido, material y formal, y que está vinculado al principio de seguridad jurídica. El valor de cosa juzgada formal se encuentra vinculado al momento procesal en que una resolución judicial es firme. Por otro lado, el valor de cosa juzgada material afín a la seguridad jurídica significa que no puede volverse a entablar un ulterior proceso cuyo objeto sea idéntico a otro anterior con el que tenga identidad de causa, sujetos y objeto. Asimismo, mediante el efecto de vinculación positiva, el Juez de un proceso posterior, a la hora de dictar sentencia sobre el fondo del asunto, se encuentra vinculado por las sentencias dictadas con anterioridad ai asuntos prejudicialmente conexos, y ello porque es fundamental mantener armonía entre las resoluciones judiciales. En el ámbito penal, el valor de cosa juzgada enlaza con el principio non bis in idem, según el cual nadie puede ser juzgado dos veces por un mismo hecho.
LECrim, art 675; LECiv, arts. 207, 222,408,447,827.
Cosa juzgada en sentido formal; Cosa juzgada en sentido material.

Costas

[DPro] Costes imprescindibles que se producen en un proceso judicial entre los que se encuentran incluidos los honorarios de letrado, derechos de procurador cuando su intervención hubiese sido preceptiva, inserción de anuncios o edictos, depósitos para la interposición de recursos, derechos de peritos y demás intervinientes en las actuaciones, etc. En los procesos judiciales la condena en costas suele ir vinculada al criterio del vencimiento, salvo algunas excepciones en las que el juzgador aprecie temeridad.
LECiv, arts. 241,394 a 398.

. Pr Civ. Son los gastos que representan la parte de las inversiones determinadas por el proceso y que el vencedor puede hacerse pagar por el perdedor, a menos que el tribunal decida otra cosa.

Derecho Administrativo

(V. mar territorial).

Es la parte de gastos procesales ocasionados en el propio proceso. Dentro, pues, de todos los costos que se producen en relación con un proceso, sólo se consideran costas procesales los desembolsos económicos que han de efectuar las partes por los gastos producidos directamente por el proceso. Las costas se integran por varias partidas, entre las que destacan: los derechos arancelarios que devengan determinados profesionales; las indemnizaciones a testigos; los honorarios de los letrados, peritos y demás funcionarios no sujetos a arancel; los gastos derivados de publicaciones de anuncios o edictos. Las tasas fiscales, generadas por el impuesto de actos jurídicos documentados y las tasas judiciales o gastos originados por la actuación ante los tribunales, han sido suprimidas.

Crédito

(Derecho Civil) Sinónimo de derecho personal; utilizado generalmente para designar el derecho de exigir la entrega de una suma de dinero. V. Deuda, Obligación.
(Procedimiento Civil) Condición para embargar: en principio, un acreedor solo puede incoar un procedimiento de embargo si su crédito es cierto (que tenga una existencia actual e indiscutible), líquido (estimado en dinero), y exigible (no afectado de un término suspensivo). V. Secuestro de bienes en poder de terceros.

(operaciones de) (Derecho Comercial) Constituye una operación de crédito todo acto por el cual una persona pone o promete poner fondos a disposición de otra persona, o asume, en interés de esta, un compromiso con la firma, por ejemplo, de un aval, de una fianza o de una garantía (v. estas palabras).

Es el contenido básico de toda operación bancaria y, por tanto, de cualquier contrato bancario. La idea fundamental del crédito es la de aplazamiento o dilación en la prestación debida, generalmente consistente en la entrega de una suma de dinero. Cuando en el crédito predomina el sentido de anticipo, se habla de crédito financiero, financiación o negocio inmediato de crédito, que se caracteriza por la cesión inmediata de disponibilidad de dinero (contratos financieros). Se habla, en cambio, de mediación en la adquisición de crédito cuando la operación facilita la obtención del crédito mediante otra operación (así, el mandato de crédito). Según la duración, se distingue entre crédito a corto plazo, crédito a medio plazo y crédito a largo plazo, cuyas respectivas duraciones son aproximadamente las siguientes: menos de un año; entre uno y tres años; y más de tres años. Según el destino del dinero obtenido, se diferencia el crédito de consumo (destinado a los particulares, para satisfacer necesidades corrientes), del crédito productivo (destinado a las empresas, para satisfacer sus necesidades de financiación e inversión).

Del latín, creditum, de credere, creer, confiar. Asenso, admisión de lo dicho por otro. | Abono, comprobación. | Reputación, fama, nombre, autoridad. | Derecho a recibir de otro alguna cosa, por lo general dinero. | Opinión de que goza una persona cuando se espera que satisfará puntualmente los compromisos contraídos o las promesas formuladas. | Libramiento, vale o abonaré de una cantidad, que se da en garantía para pagar más adelante, o bien para que la pague en otro lugar un corresponsal. | HIPOTECARIO. El garantizado con hipoteca. | INCOBRABLE. El que por insolvencia del deudor, o imposibilidad de ejercer las acciones que lo amparaban, resulta jurídica o racionalmente de imposible cobro. | MERCANTIL. El establecido mutuamente entre productores, empresario e intermediarios, para facilitar las compras, las ventas y los cambios del comercio. | PERSONAL El fundado en el puntual cumplimiento de una persona o en sus antecedentes de honradez, sin exigir concreta garantía real ni fianza. | PRIVADO. Aquel en el cual el mutuario o prestamista es un particular. (V. CRÉDITO PÚBLICO) | PRIVILEGIADO. Aquel cuyo titular tiene preferencia para ser pagado, frente a otro u otros, con los bienes del deudor común. | PÚBLICO. Confianza que inspira la solvencia de una nación o la honestidad de un gobierno, especialmente en relación con las operaciones o empréstitos que efectúa. | Concepto que inspira un particular o una entidad privada u oficial en cuanto al cumplimiento de sus compromisos, promesas, contratos u obligaciones. | Préstamo concedido por un organismo público. (V. CRÉDITO PRIVADO.) | QUIROGRAFARIO, Es aquel que consta solamente en documento privado y no goza, por tanto, de ninguna preferencia para ser pagado con relación a otros créditos. | REFACCIONARIO. El proveniente del dinero anticipado o del trabajo puesto para fabricar, conservar o reparar un bien ajeno.

Cuenta corriente

(Derecho Civil) , (Derecho Comercial) Contrato por el cual dos personas que son periódicamente acreedoras y deudoras recíprocas, hacen figurar sus créditos y deudas en artículos de cuenta indivisible, no debiéndose más que el saldo después de la clausura.
Se denomina “remitente” al que es beneficiario de un crédito, y “receptor” al que opera la misma inscripción en su débito.

Cuenta corriente bancaria

Derecho Mercantil

Contrato en virtud del cual el banco se obliga frente al cliente a realizar por cuenta de éste los pagos y cobros que le ordene con el límite de la disponibilidad del saldo. Si no existen fondos y el banco secunda órdenes de su cliente, se produce un descubierto que implica concesión de crédito al cliente. Este contrato, autónomo por su contenido, acompaña a otros contratos del cliente con el banco, que generalmente son depósitos o apertura de crédito. El banco devenga comisión por el servicio de caja que presta al cliente.

Más que un contrato bancario, la cuenta corriente es la expresión contable que refleja la existencia del contrato bancario subyacente. Así, cuando el cliente deposita dinero u obtiene un préstamo, la entidad crediticia anotará los ingresos y los pagos en relación con el depósito de dinero o con el préstamo, según sea el caso, anotaciones contables que se materializarán en el Haber (abono) y en el Debe (cargo) del cliente, respectivamente. Este armazón contable es el que sirve de base a las diversas operaciones realizadas en virtud del contrato subyacente, si bien hay contratos bancarios que no precisan de la apertura de una cuenta corriente. Se diferencia ésta del contrato mercantil de cuenta corriente, en que la bancaria implica concesión de crédito de forma unilateral: del cliente, si es operación pasiva; y del banco, si es operación activa; asimismo, se diferencian ambas figuras en que la cuenta corriente bancaria no impide al cliente disponer en cualquier momento de las sumas resultantes de su crédito.

Código de comercio, artículos 244, 250, 254 a 256, y 278.

Cuentas de ahorro especiales

Llamadas también cuentas de ahorro sectorizadas o cuentas de ahorro vinculadas, son los depósitos bancarios de dinero a la vista dedicados o utilizables por determinada clase de personas o para determinados fines u objetivos. Así, las cuentas de ahorro de la tercera edad y las cuentas de ahorro vivienda, constituyen sendos ejemplos de los criterios que limitan la titularidad de dichas cuentas. La retribución obtenida es más alta que en las cuentas de ahorro simple y frecuentemente van acompañadas de un tratamiento fiscal favorable.

Cuota

Parte determinada y fija que corresponde dar o percibir a cada uno de los interesados en un negocio, suscripción, empréstito, etc. | Lo señalado de antemano; como una obligación, contribución, derecho, etc., en forma periódica, temporal o por una sola vez. | DE HIJO LEGÍTIMO. La porción hereditaria forzosa señalada por la ley para los hijos extramatrimoniales. | LITIS. V. PACTO DE CUOTA LITIS | VIDUAL. Se denomina asimismo cuota usufructuaria del viudo o cuota legitimaria en usufructo. Es la parte que corresponde al cónyuge viudo en la herencia del premuerto cuando concurre con descendiente o ascendientes; porque, en otros supuestos, sus derechos hereditarios son más amplios.

Deuda:

(Derecho Civil) Sinónimo de “obligación”. V. esta palabra. Término frecuentemente utilizado para designar una prestación de suma de dinero.

En general, obligación de una persona llamada deudor, frente a otra llamada acreedor, de dar, de hacer o de no hacer una cosa. Se opone a crédito. En el lenguaje y practica corrientes, se usa la expresión para referirse a la deuda de una suma de dinero. Ver Obligación (punto “2”).

En su significado más general, sinónimo de obligación. Con mayor propiedad técnica, su efecto jurídico: la prestación que el sujeto pasivo (o deudor) de la relación obligacional debe al sujeto activo (o acreedor) de la misma. Así, toda deuda consiste en un dar, decir, hacer o no hacer algo que otro puede exigir. En su acepción más frecuente y conocida, deuda es lo que ha de pagarse en dinero, la cantidad de éste pendiente de entrega, esté o no vencida la deuda.

Deuda de moneda específica

Llamada también deuda específica de signo monetario, es una modalidad de las obligaciones específicas puesto que su objeto se determina con referencia a unos signos monetarios determinados. Así, la obligación de suministrar una colección de monedas, o la de facilitar moneda fraccionaria (deuda de especie monetaria). No se trata de una deuda de dinero, puesto que no pretende ser una deuda de valor, como lo pretende toda deuda pecuniaria.

Deudor

(Derecho Civil) Persona obligada ante otra a ejecutar una prestación. V. Acreedor.

El sujeto pasivo o deudor (debitor), es la persona-también física o jurídica- obligada a ejecutar la prestación en beneficio del acreedor. Dice a su respecto el dig. L, XVI, 108, que, “se entiende que es deudor aquel de quien contra su voluntad se puede exigir laguna cosa”. Contemplada desde su punto de vista, la obligación recibe el nombre de debitum (deuda).

El sujeto pasivo de una relación jurídica; más concretamente, de una obligación. El obligado a cumplir la prestación; es decir, a dar, a hacer, o a no hacer algo en virtud de un contrato, cuasicontrato, delito, cuasidelito o disposición expresa legal. Más generalmente, se refiere al obligado a una prestación como consecuencia de un vínculo contractual. | PRINCIPAL. El obligado en primer término a cumplir la prestación para con el acreedor; a diferencia del fiador; que responde ante la insolvencia o incumplimiento de aquél, salvo excepcional cláusula o precepto de solidaridad o renuncia a los beneficios típicos de la fianza. | El que primeramente debe ser demandado, a diferencia del deudor subsidiario; como entre los coautores de un delito. | En concepto económico, quien debe mayor cantidad.

Deuda pública

Derecho Administrativo

Es el conjunto de capitales tomados a préstamo por el Estado o sus organismos autónomos.

La deuda pública puede ser interior o exterior. Se entiende por deuda exterior la creada disponiendo que las obligaciones contraídas por el Estado o sus organismos autónomos deban satisfacerse en moneda exranjera.

La deuda pública que emita el Estado debe revestir una de las siguientes modalidades:

– Deuda del Estado con plazo de reembolso superior a dieciocho meses y cuyo importe se destina a la financiación de gastos públicos o del crédito oficial.

– Deuda del Tesoro con plazo de reembolso no superior a dieciocho meses, emitida en el mercado interior y cuyo importe se asigna bien a la satisfacción de las necesidades del Tesoro derivadas de las diferencias de vencimiento de sus pagos e ingresos, bien como un instrumento de la política monetaria del Gobierno.

La creación y la conversión de la deuda del Estado deberá ser autorizada por la ley, que determinará sus características, importe o finalidad. Si la ley de creación no lo hubiere fijado, el tipo de interés será establecido por el Gobierno. Sin embargo, el ministro de Hacienda puede acordar la conversión de la Deuda Pública, siempre que no se alteren condiciones esenciales de su emisión ni se perjudiquen los derechos económicos del tenedor. Igualmente el ministro de Hacienda y, en su caso, los jefes de los organismos autónomos, pueden cuando se trate de deuda exterior negociar condiciones de emisión usuales en los mercados de capitales extranjeros o la remisión, dentro de ciertos límites, a la legislación o tribunales del país acreedor

La deuda del Estado puede estar representada en títulos valores o en cualquier documento o cuenta que le reconozca siempre que sea autorizada por el ministro de Hacienda o persona en quien éste delegue. A los títulos representativos de la deuda les es de aplicación el régimen establecido por el ordenamiento según la modalidad y características de la misma.

Deuda tributaria

[DF] «Obligación legal a favor de un ente público, en cuya virtud, y a título de tributo, una persona física o jurídica debe dar una suma de dinero (u otro bien señalado por la ley), sea mediante pago en efectivo sea mediante empleo de efectos timbrados» (Sáinz De Bujanda), es decir, es la cuantía que el obligado tributario debe pagar a la Administración, constituida por la cuota liquidada al sujeto pasivo, los pagos a cuenta o fraccionados, las cantidades retenidas o que se hubieran debido retener y los ingresos a cuenta. En su caso, la integrarán los recargos por declaración extemporánea, los recargos del período ejecutivo, los recargos exigibles legalmente sobre las bases o las cuotas, a favor del Tesoro o de otros entes públicos y los intereses de demora.
LGT, Ley 58/2003, de 17 de diciembre, art 58.
Relación jurídico-tributaria.

Devengar

Adquirirderecho a alguna percepción o retribución por razón de trabajo, servicio u otro título. Devengar salarios, intereses, etcétera.

Hacer de uno alguna cosa mereciéndola. | Adquirirderecho a una percepción o retribución por el trabajoprestado, los servicios desempeñados u otros títulos. Se dice así que se devengan costas, honorarios, sueldos, etc. | Producir, como intereses o réditos.

Ejecución

Es la actividad jurisdiccional culminatoria de un proceso. Este, que suele desarrollarse en una primera fase como proceso de cognición o declarativo, ha de proseguir en una segunda fase de ejecución o realización material y física de lo previsto en la sentencia o manifestación de voluntadjurisdiccional que puso término a la fase declarativa del juicio. Toda vez que dicha realización o materialización de la sentencia se desarrolla ante el órgano jurisdiccional que decidió la causa y que tal desarrollo se verifica siguiendo unas reglas procesales, se habla de proceso de ejecución para referirse a aquél cuyo objeto es una pretensión de ejecución.

Ley de Enjuiciamiento civil, artículos 919 a 950.

Ver Acción ejecutiva; proceso de ejecución.

Efectuación, realización, cumplimiento; acción o efecto de ejecutar o poner por obra alguna cosa. | Efectividad o cumplimiento de una sentencia o fallo de juez o tribunal competente; como cuando se toman los bienes del deudormoroso para satisfacer a los acreedores mediante dicha orden judicial. | Aplicación de la pena de muerte. | Exigencia o reclamación de una deuda por vía ejecutiva. | APAREJADA. Se dice que trae aparejada ejecución cuando el título, por el cual se demanda una cantidad de dinero, es de aquellos que por ley autoriza a iniciar juicio ejecutivo. | CAPITAL. En Derecho Penal, se identifica esta expresión con la de ejecución de la pena de muerte, ya que pena capital y pena de muerte son formas que se utilizan indistintamente en el lenguaje artístico. | DE SENTENCIA. El acto de llevar a efecto lo dispuesto por un juez o tribunal en el fallo que resuelve una cuestión o litigio.

Ejecución de hipoteca inmobiliaria

La hipoteca inmobiliaria común puede ser ejecutada en tres distintos procedimientos. Como las demás hipotecas formalizadas en escritura pública, pueden realizarse a través del procedimiento ejecutivoordinario. Asimismo, pueden serlo mediante el procedimiento judicial sumario hipotecario previsto especialmente para la hipoteca inmobiliaria común. Por último, puede realizarse la hipoteca inmobiliaria utilizando el procedimientoextrajudicialnotarialsumario de ejecución hipotecaria.

Embargo

(Procedimiento Civil) , (Derecho Civil) , (Derecho Comercial) Medio de ejecución forzada por el cual un acreedor hace poner en manos de la justicia los bienes de su deudor, a fin de que se los haga vender en pública subasta y le paguen con lo que se obtenga.
(Derecho Internacional Público) Io Prohibición impuesta por un Estado a los navios extranjeros de que abandonen sus puertos.
2o Prohibición de exportar ciertas mercaderías (en especial armas y municiones) hacia un Estado determinado.

Evicción

[DCiv] En el contrato de compraventa tiene lugar la evicción cuando el comprador pierde la cosa en virtud de una resolución judicial firme, por la que se reconoce un derecho anterior al de la compraventa. La evicción puede ser parcial, cuando el comprador conserva parte de la cosa vendida, o total, en caso contrario. Da lugar a una responsabilidad de indemnización a cargo del vendedor.
CC, arts. 1.475,1.481 y 1.482.
Saneamiento por evicción.

(Derecho Civil) Pérdida de un derecho aparente de una persona sobre una cosa a causa de la existencia de un derecho de un tercero sobre esa misma cosa. El vendedor de un bien es garantizador de la evicción eventual del adquirente.

Es la privación de la propiedad de la cosa entregada al comprador y como consecuencia de una decisiónjudicial en la que se reconoce el mejor derecho que corresponde a un tercero (evincente) sobre la cosa que le fue vendida al primero. Se habla de evicción parcial cuando el comprador pierde sólo parte de la cosa adquirida. En términos más generales, se utiliza la palabra latina evictio para referirse a cualquier despojo que sufre el poseedor de la cosa objeto de la evicción. Como riesgo que concurre en la compraventa da lugar a un dispositivo protector.

Fideicomiso

(Derecho Civil) Disposición por causa de muerte en virtud de la cual el testador otorga una liberalidad a un beneficiario aparente, encargándole que haga llegar los bienes legados a otra persona. V. Sustitución fideicomisaria.

Todo lo que deja el testador a uno para que lo entregue a otro; o bien la herencia o parte de ella que el testador encarga o manda al heredero restituir a otro. Ver Dominio fiduciario.

Disposición de última voluntad en virtud de la cual el testador deja sus bienes, o parte de ellos, encomendados a la buena fe de una persona para que, al morir ésta a su vez, o al cumplirse determinadas condiciones o plazos, transmita la herencia a otro heredero o invierta el patrimonio del modo que se le señale.

Fiduciario

Ver Fideicomiso; negocio fiduciario.

Genéricamente, persona de confianza a cuya buena fe y conciencia encomienda el restador algún encargo reservado o alguna manda para entregarla a otra persona.

Fiducia

(Derecho Civil) Garantía obtenida por un acreedor en un contrato en virtud del cual este es el adquirente aparente de un bien que le es trasmitido por su deudor, pero que será restituido a este último cuando se extinga la deuda. También se llama contratofiduciario.

Ver Fideicomiso; negocio fiduciario.

Anticuado sinónimo de confianza. | En el Derecho Romano, contrato traslativo de la propiedad de una cosa al acreedor, por la mancipación o cesiónjudicial de la misma, con la promesa que el acreedor hacía de restituir la cosa luego que hubiere sido pagada.

Fiducia cum creditore

Constituye el tipo más importante de las llamadas garantías fiduciarias. Es la modalidad de transmisión fiduciaria que se utiliza para constituir una garantía de la deuda que el fiduciante tiene que pagar al fiduciario. Este, que ha recibido una cosa del fiduciante, puede retenerla hasta que se haya extinguido la obligación asegurada (pactum fiduciae). El derecho del fiduciante a recuperar el objeto transmitido (derecho de recuperación) tiene carácter personal y no real. Para ejercer tal derecho deberá proceder previamente al abono de la cantidad debida y de los gastos correspondientes. El resultado obtenido con este contrato es equivalente al de un derecho real de garantía; es decir, se reproduce un esquema contractual como el de la venta con retracto convencional. De ahí, que también se denomine esta figura venta en garantía o transmisión fiduciaria de seguridad. Como tal, la enajenación de la cosa (ius vendendi) deberá realizarse con intervención del fiduciante. Se contrapone a esta figura la denominada fiducia cum amico en la que, por tratarse de un verdadero negocio de confianza, el interés del fiduciante o de un tercer beneficiado justifican la operación, en contraste con la fiducia cum creditore, que se concluye en interés del acreedor o fiduciario.

Funcionario público

Es la persona que realiza funciones públicas y que está al servicio del Estado por haberse incorporado voluntariamente en la estructura orgánica del mismo; tal es el caso de un alcalde o un ministro. Si la persona que se incorpora al organismo estatal lo hace, además de voluntariamente, con la intención de hacer de la función asumida su medio habitual de vida, se trata de un empleado estatal. La persona que se incorpora por cualquier título en un organismo estatal, constituyendo y expresando la voluntad de dicho organismo, se denomina órgano estatal; tal es el caso del jurado, del soldado. La persona que se relaciona por cualquier título con el Estado al que presta sus servicios puramente materiales sin incorporarse a la función pública, se denomina servidor del Estado.

Ley de Funcionarios civiles del Estado, artículo 1.

Funcionarios públicos y empleados públicos

El estado y todas las personas jurídicas públicas estatales de que el se vale para el cumplimiento de sus fines, al hallarse estructurados orgánicamente, expresan su voluntad a través de personas físicas que los integran. Estas personas físicas constituyen los llamados órganos personas u órganos individuos.

La voluntad expresada por dichas personas físicas es imputable a la persona jurídica de que forman parte.

Los funcionarios y los empleados públicos son esos órganos personas u órganos individuos, de los cuales el estado en su calidad de persona jurídica– se vale para el cumplimiento de sus funciones esenciales y específicas, para la realización de los fines
públicos propios de el.

Puede haber, entonces, funcionarios o empleados públicos que ejerzan sus funciones en forma permanente, temporaria o accidental.

funcionario es el que actúa en jerarquía de cierto nivel superior; en tanto que empleado es el encuadrado en niveles jerárquicos de menor trascendencia con relación al funcionario. No es posible ni recomendable señalar una línea fija de separación entre el funcionario y el empleado, pues ello depende del caso concreto, del organismo administrativo de que se trate, etcétera.

Empleado público

El destinado por el gobierno para el servicio público de la Nación, y pagado por esta.

Ganancia

Acrecentamiento patrimonial resultante del trabajo o de azar. La mujer casada tiene la libre disponibilidad de lo que obtiene con su trabajo o profesión.

Ver Sociedad de ganancias.

Adquisición de bienes mediante el trabajo o actividad lucrativa. | Utilidad, provecho, beneficio.

Hipoteca

pciv] Derecho real de garantía por el cual quedan gravados directa o indirectamente los bienes sobre los que se constituye al cumplimiento de una determinada obligación para cuya seguridad se constituyen. Se trata de un derecho real, indivisible, accesorio del de crédito, de realización de valor, que se constituye para garantizar el cumplimiento de una obligación pecuniaria, que recae sobre bienes inmuebles. Se caracteriza frente a otros derechos reales en que requiere su inscripción en el Registro de la Propiedad para estar debidamente constituida. Otro tipo es la hipoteca mobiliaria, que se rige por la LHMPSD, de 16 de diciembre de 1954.
ifSSi CC, arts. 1.874 ss.; LH, arts. 104 ss.
Derechos reales de garantía.

Hipoteca naval

Derecho Marítimo

Aun siendo mueble, el buque, como la aeronave ha sido tradicionalmente susceptible de ser hipotecado, mecanismo de crédito normal para facilitar su construcción, así como sistema de obtención normal de crédito por los navieros. La institución, de rancio abolengo y tradición (la Ley española -L.H.N.- que la regula es de 21 de agosto de 1893) no ha sido utilizada en gran medida en razón a la protección estatal a la actividad de la construcción de buques.

Puede ser estudiada como contrato y como derecho real. En el primer aspecto se perfecciona entre acreedor y deudorhipotecario (elementos personales), recae sobre el buque con todas sus pertenencias (elementos reales) y para su validez se requiere (art. 3 L.H.N.) forma escrita, que puede consistir en escritura pública, póliza de agente o corredor o simple documento privado.

Como derecho real, la hipoteca determina un derecho de preferencia a su titular (art. 14 L.H.N.), otorgando la facultad de cobrar su crédito con prelación a toros acreedores, aunque respetando el orden especial de preferencia de créditos establecido en el artículo 580 del C. de C. coordinado con la propia L.H.N. A su vez, la hipoteca naval conlleva un derecho de persecución (arts. 28 y 39 de la L.H.N.), sujetando directa e inmediatamente al buque sobre el que recae al cumplimiento de la obligación para cuya seguridad y garantía se constituye.

La acción hipotecaria naval prescribe a los diez años contados desde la fecha en que puede ejercitarse.

La regulacióninternacional de los privilegios, hipotecas y embargos de buques está contenida en el Convenio de Bruselas de 10 de abril de 1926, ratificado por España el 20 de junio de 1930.

En forma muy general, la hipoteca podría ser definida como un derecho real que grava bienes inmuebles, sujetándolos a responder de una obligación. Pero la definición resulta insuficiente, ya que no toda la doctrina está de acuerdo en considerar a la figura como un derecho real, y al existir otras variantes, como la llamada hipoteca mobiliaria, se pone en duda el efecto de la sujeción de los bienes para responder de una obligación. Sin embargo, este efecto es el que destaca el Código Civil en el artículo 1.876 y la Ley Hipotecaria en el artículo 104 al decir que la hipoteca sujeta directa e indirectamente los bienes sobre los que se impone, cualesquiera que sea su poseedor, al cumplimiento de la obligación para cuya seguridad fue constituida.

Intereses

(Derecho Civil) , (Procedimiento General) Suma de dinero que representa el precio del uso de un capital.
Intereses moratorios. Suma de dinero destinada a reparar el perjuicio experimentado por el acreedor por el hecho del retardo en la ejecución por el deudor de su obligación de pagar la deuda.
Intereses compensatorios. Suma de dinero destinada a reparar el perjuicio experimentado por una persona por la no ejecución por un contratante de su obligación o por un tercero de su deuda. V. Daños y perjuicios.

Instrumento

Del latín instruere, instruir. En sentido general, escritura, documento. Es aquel elemento que atestigua algún hecho o acto.| AUTÉNTICO. El documento otorgado legalmente y autorizado por quien tenga fe pública. (V. DOCUMENTO AUTÉNTICO. ESCRITURA PÚBLICA) | EJECUTIVO. V. DOCUMENTO EJECUTIVO | PRIVADO. V. DOCUMENTO PRIVADO. | PÚBLICO. V. DOCUMENTO PÚBLICO.

Instrumento público

Es todo documento autorizado por el notario competente, que se formaliza a requerimiento de parte interesada y con las solemnidades legales, que contiene un hecho, acto o negocio jurídico con el fin de promover o probar su existencia, y del cual se expedirán copias o reproducciones del documento debidamente protocolizado, haciéndose extensiva asimismo a estas últimas la denominación epigrafiada. El instrumentopúblico comprende las escrituras públicas, las actas y, en general, todo documento autorizado por notario, ya sea original, en copia o testimonio. Pero no incluye los documentos que el notario autoriza de oficio, o los testimonios, traducciones o legitimaciones, entre otros.

ReglamentoNotarial, artículos 143 a 146.

Inversión de la carga de la prueba

Conocida también como inversión de la prueba, es la previsión que excepciona la regla del «onus probandi» establecida como habitual. Aunque no se trata de un caso de inversión de la carga de la prueba, se habla de inversión legal cuando, conforme a una presunción legal o que no admite prueba en contra, queda dispensada de prueba la parte favorecida por dicha presunción. La inversión propiamente dicha aparece en casos de responsabilidad civil, y en materia contractual cuando se utilizan determinadas cláusulas que generan la llamada inversión convencional de la carga de la prueba al dejar establecidos determinados supuestos de hecho.

Inversión de títulos

(Derecho Civil) Situación del tenedor que, no pudiendo prescribir a causa de la precariedad de su título, opone al propietario su pretensión de poseer un derecho de propiedad, o finge un titulo aparente que lo haga propietario; el títuloprecario es reemplazado entonces por un título nuevo o por una pretensión jurídica: hay en tal caso inversión de títulos.

Letra de cambio

[DMer] Título valor abstracto a través del cual el librador (acreedor) ordena al librado (deudor) el pago de una suma de dinero fijada en la letra a favor de persona determinada o a quien ordene ésta a la fecha de su vencimiento.
LCCH, art. 1.

(Derecho Comercial) Título por el cual una persona, denominada girador, da la orden a uno de sus deudores, denominado librado, de que pague cierta suma en una fecha determinada a una tercera persona, denominada beneficiario o portador, o a su orden.

 

Librado

[DMer] Persona que está llamada a pagar una cuantía monetaria al acreedor. Puede girarse la letra contra varios librados, quienes responderán solidariamente de la deuda, es decir, que el poseedorlegítimo de la letra puede dirigirse a cualquiera de ellos para que pague el importe completo de la letra. El pago se hará en el domicilio del librado, entendiéndose que es el designado junto al nombre del librado en la letra de cambio, si no se indica nada especial en el libramiento. Si no hay indicación alguna en la letra, habrá que buscar la residencia efectiva del librado.
1*=^ LCCH, arts. 1,2,3, 5.
Letra de cambio.

Licencia:

(Derecho Civil) Acto por el cual una de las partes en el contrato de alquiler manifiesta a la otra su voluntad de poner fin al contrato. [En castellano es más correcto desahucio].

Liquidación

(Derecho Civil) , (Derecho Comercial) Conjunto de las operaciones preliminares a la partición de una indivisión, cualquiera que sea el origen de ella (sucesión, disolución de una sociedad).
Consiste en pagar el pasivo sobre los elementos del activo, en convertir en dinero líquido la totalidad o parte de sus elementos a fin de que pueda realizarse la partición. Permite ella separar el activo neto y conservarlo hasta la partición.
(Derecho Financiero) Operación posterior al compromiso consistente en liquidar el monto exacto de una carga que hay que pagar, después de haber verificado eventualmente la realidad de la prestación que debía ser suministrada a la persona pública.
En materia de ingresos, la liquidación de un crédito consiste igualmente en la determinación del monto de la suma que se tiene que recibir.
Seg. Soc. Operación que consiste en reconocer los derechos de un asegurado a una pensión y en calcularla.

Operación mediante la cual se detallan, ordenan y saldan cuentas, después de haber determinado su monto de modo definitivo (Ver Gr., Liquidación de una deuda, de una situación).

Ajuste formal de cuentas. | Conjunto de operaciones realizadas para determinar lo correspondiente a cada uno de los interesados en los derechos activos y pasivos de un negocio, patrimonio u otra relación de bienes y valores. | Término o conclusión de u n estado de cosas. | Abandono o desistimiento de una empresa. | Cesación en el comercio. | Cuenta que se presenta ante un ju ez o tribu nal con los gastos de sellado, honorarios, intereses y demás costas que pertenezcan. | Venta extraordinaria que una casa de comercio efectúa al por menor, con rebajas efectivas o al menos anunciadas.

Derecho Mercantil

Es el conjunto de operaciones de la sociedad que tienden a fijar el haber social divisible entre los socios. Consiste en percibir los créditos de la compañía y extinguir las obligaciones contraídas según vayan venciendo.

En las sociedadescapitalistas la liquidación se hace en interés de los acreedores, teniendo carácter coactivo las normas legales de liquidación (arts. 266 y ss. de la L.S.A.).

Durante el desarrollo del periodo de liquidación subsiste la misma sociedad y lo único que varía es el fin que ya no es la explotación del negocio mercantil, sino la liquidación de operaciones pendientes.

Termina la liquidación con la división del haber social, conforme a lo dispuesto en los estatutos o en su defecto por la junta de socios. Se hace tal división en dinero, abonándose a cada accionista la cantidad proporcional al importa nominal de sus acciones.

Moneda

(Derecho Civil) Instrumento legal que asegura la ejecución de las obligaciones de sumas de dinero y que sirve de medida de valor para la estimación de los bienes que carecen de expresión pecuniaria.
La moneda es metálica cuando está constituida por metales preciosos.
Se llama moneda divisionaria cuando las piezas de poco valor se fabrican con metales diversos.
La moneda fiduciaria consiste en billetes cuyo valor determina imperativamente el Estado. V. Billete de banco, Curso legal, Curso forzoso.
La moneda escriiural no está materializada: es representada por el saldo de las cuentas de depósitos bancarios de que se puede disponer por medio de cheques o de transferencias.

En sentido amplio, cualquier signo rcprcsen tativo del valor de las cosas, que permite cumplir las obligaciones, efectuar los cambios o indemnizar los daños y perju icios, | Estrictamente, la pieza de metal (sea de oro, plata, cobre, aluminio o alguna aleación), por lo común en forma de disco, que suele tener por el anverso la efigie del soberano, el escudo nacional u otra alegoría; y por el reverso el valor que representa y el país en que tiene curso legal. | Dinero. | Caudal.

Negocio

Operación o conveniomercantil con ánimo de lucro.

Ocupación, actividad, tarea, empleo, trabajo. | Cuanto forma el objeto o finalidad de una gestión lucrativa o interesada. | Negociación, como acción o efecto de negociar, comerciar o gestionar. | Pretensión. | Tratado, agencia. | Utilidad, beneficio o lucro de un trato o comercio. | Provecho indebido o lícito en asunto que está encomendado. | Cuantioso rendimiento de una explotación, industria o labor. | En la Argentina, tienda, local o establecimiento de comercio. | JURÍDICO. Todo acto o actividad que presenta algún interés, utilidad o importancia para el Derecho y es regulado por sus normas. En realidad, la expresión es una innovación, de importación germánica tal vez, para sustituir al nombre más clásico -o “anticuado” rara los innovadores de acto jurídico, preferido en Francia.

Negocio jurídico

[DCiv] Acto jurídico por el que una o más personas regulan sus intereses estableciendo una determinada regulación jurídica. Los elementos de los negocios se clasifican en esenciales (la declaración de voluntad, el objeto, la causa y la forma), naturales (son consecuencias propias del negocio que pueden ser excluidas por la voluntad de las partes) y accidentales (introducidos por las partes, como la condición, el término y el modo).
Acto jurídico; Causa; Contrato.

Categoría jurídica elaborada por la doctrina alemana, y que pretende abarcar figuras tan distintas como el testamento y el contrato bajo un común denominador: la declaración de voluntad que da lugar a una relación jurídica cuyos efectos se corresponderán con lo declarado. La utilidad de esta categoría se proyecta especialmente en el plano de las estructuras conceptuales del Derecho. Así es posible enunciar una doctrina general de la declaración de voluntad que abarque el testamento y el contrato. Pero no es posible equiparar el efecto de las condiciones imposibles puestas en un testamento o en contrato.

Fuentes:

Los Contratos II. Regulacion por el Codigo Civil de 1889.

Aqui esta un resumen de la regulacion contractual dentro de españa, o mejor dicho, el Estado español, siendo segunda parte del Articulo Los Contratos I en este mismo blog.

TÍTULO II

De los contratos

CAPÍTULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1254

El contrato existe desde que una o varias personas consienten en obligarse, respecto de otra u otras, a dar alguna cosa o prestar algún servicio.

Artículo 1255

Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral, ni al orden público.

Artículo 1256

La validez y el cumplimiento de los contratos no pueden dejarse al arbitrio de uno de los contratantes.

Véanse los artículos 1091, 1115, 1124, 1449, 1594 y 1773 de este Código.

Artículo 1257

Los contratos sólo producen efecto entre las partes que los otorgan y sus herederos; salvo, en cuanto a éstos, el caso en que los derechos y obligaciones que proceden del contrato no sean transmisibles, o por su naturaleza, o por pacto, o por disposición de la ley.

Si el contrato contuviere alguna estipulación en favor de un tercero, éste podrá exigir su cumplimiento, siempre que hubiese hecho saber su aceptación al obligado antes de que haya sido aquélla revocada.

Artículo 1258

Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley.

Artículo 1259

Ninguno puede contratar a nombre de otro sin estar por éste autorizado o sin que tenga por la ley su representación legal.

El contrato celebrado a nombre de otro por quien no tenga su autorización o representación legal será nulo, a no ser que lo ratifique la persona a cuyo nombre se otorgue antes de ser revocado por la otra parte contratante.

Artículo 1260

No se admitirá juramento en los contratos. Si se hiciere se tendrá por no puesto.

CAPÍTULO II

DE LOS REQUISITOS ESENCIALES PARA LA VALIDEZ DE LOS CONTRATOS

Disposición general

Artículo 1261

No hay contrato sino cuando concurren los requisitos siguientes: Véanse los artículos 1278 a 1280 y 1300 a 1314 de este Código.

  • 1.º Consentimiento de los contratantes.
  • 2.º Objeto cierto que sea materia del contrato.
  • 3.º Causa de la obligación que se establezca.

SECCIÓN PRIMERA

Del consentimiento

Artículo 1262

El consentimiento se manifiesta por el concurso de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato.

Hallándose en lugares distintos el que hizo la oferta y el que la aceptó, hay consentimiento desde que el oferente conoce la aceptación o desde que, habiéndosela remitido el aceptante, no pueda ignorarla sin faltar a la buena fe. El contrato, en tal caso, se presume celebrado en el lugar en que se hizo la oferta.

En los contratos celebrados mediante dispositivos automáticos hay consentimiento desde que se manifiesta la aceptación.

Ir a Norma modificadora Artículo 1262 redactado por el número uno de la disposición adicional cuarta de la Ley 34/2002, 11 julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico («B.O.E.» 12 julio).Vigencia: 12 octubre 2002

Artículo 1263

No pueden prestar consentimiento:

  • 1.º Los menores no emancipados, salvo en aquellos contratos que las leyes les permitan realizar por sí mismos o con asistencia de sus representantes, y los relativos a bienes y servicios de la vida corriente propios de su edad de conformidad con los usos sociales.
  • 2.º Los que tienen su capacidad modificada judicialmente, en los términos señalados por la resolución judicial.

Ir a Norma modificadora Artículo 1263 redactado por el apartado veintinueve del artículo segundo de la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia («B.O.E.» 29 julio).Vigencia: 18 agosto 2015

Artículo 1264

Lo previsto en el artículo anterior se entiende sin perjuicio de las prohibiciones legales o de los requisitos especiales de capacidad que las leyes puedan establecer.

Ir a Norma modificadora Artículo 1264 redactado por el apartado treinta del artículo segundo de la Ley 26/2015, de 28 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia («B.O.E.» 29 julio).Vigencia: 18 agosto 2015

Artículo 1265

Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo.

Véanse los artículos 73, 141, 673, 997, 1081, 1266 y siguientes, 1301 y 1817 de este Código.

Artículo 1266

Para que el error invalide el consentimiento, deberá recaer sobre la sustancia de la cosa que fuere objeto del contrato, o sobre aquellas condiciones de la misma que principalmente hubiesen dado motivo a celebrarlo.

El error sobre la persona sólo invalidará el contrato cuando la consideración a ella hubiese sido la causa principal del mismo.

El simple error de cuenta sólo dará lugar a su corrección.

Véanse los artículos 73.4.º, 141, 673, 743, 767 y 1301 de este Código.

Artículo 1267

Hay violencia cuando para arrancar el consentimiento se emplea una fuerza irresistible.

Hay intimidación cuando se inspira a uno de los contratantes el temor racional y fundado de sufrir un mal inminente y grave en su persona o bienes, o en la persona o bienes de su cónyuge, descendientes o ascendientes.

Para calificar la intimidación debe atenderse a la edad y a la condición de la persona.

El temor de desagradar a las personas a quienes se debe sumisión y respeto no anulará el contrato.

Artículo 1267 redactado por Ley 11/1990, 15 octubre («B.O.E.» 18 octubre), de reforma del Código Civil, en aplicación del principio de no discriminación por razón de sexo.

Artículo 1268

La violencia o intimidación anularán la obligación, aunque se hayan empleado por un tercero que no intervenga en el contrato.

Artículo 1269

Hay dolo cuando, con palabras o maquinaciones insidiosas de parte de uno de los contratantes, es inducido el otro a celebrar un contrato que, sin ellas, no hubiera hecho.

Véanse los artículos 1102, 1301 y 1302 de este Código.

Artículo 1270

Para que el dolo produzca la nulidad de los contratos, deberá ser grave y no haber sido empleado por las dos partes contratantes.

El dolo incidental sólo obliga al que lo empleó a indemnizar daños y perjuicios.

SECCIÓN SEGUNDA

Del objeto de los contratos

Artículo 1271

Pueden ser objeto de contrato todas las cosas que no están fuera del comercio de los hombres, aun las futuras.

Sobre la herencia futura no se podrá, sin embargo, celebrar otros contratos que aquéllos cuyo objeto sea practicar entre vivos la división de un caudal y otras disposiciones particionales, conforme a lo dispuesto en el artículo 1056. Ir a Norma modificadora Párrafo 2.º del artículo 1271 redactado por el apartado 2 de la disposición final primera de la Ley 7/2003, de 1 de abril, de la sociedad limitada Nueva Empresa por la que se modifica la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de Sociedades de Responsabilidad Limitada («B.O.E.» 2 abril).Vigencia: 2 junio 2003

Pueden ser igualmente objeto de contrato todos los servicios que no sean contrarios a las leyes o a las buenas costumbres.

Véanse los artículos 816 y 1255 de este Código.

Artículo 1272

No podrán ser objeto de contrato las cosas o servicios imposibles.

Véanse los artículos 1116 y 1182 y siguientes de este Código.

Artículo 1273

El objeto de todo contrato debe ser una cosa determinada en cuanto a su especie. La indeterminación en la cantidad no será obstáculo para la existencia del contrato, siempre que sea posible determinarla sin necesidad de nuevo convenio entre los contratantes.

Véanse los artículos 1167, 1447 y 1448 de este Código.

SECCIÓN TERCERA

De la causa de los contratos

Artículo 1274

En los contratos onerosos se entiende por causa, para cada parte contratante, la prestación o promesa de una cosa o servicio por la otra parte; en los remuneratorios, el servicio o beneficio que se remunera, y en los de pura beneficencia, la mera liberalidad del bienhechor.

Véanse los artículos 618, 622 y 1261.3.º de este Código.

Artículo 1275

Los contratos sin causa, o con causa ilícita, no producen efecto alguno. Es ilícita la causa cuando se opone a las leyes o a la moral.

Véanse artículos 767, 792, 1116, 1305 y 1306 de este Código.

Artículo 1276

La expresión de una causa falsa en los contratos dará lugar a la nulidad, si no se probase que estaban fundados en otra verdadera y lícita.

Artículo 1277

Aunque la causa no se exprese en el contrato, se presume que existe y que es lícita mientras el deudor no pruebe lo contrario.

CAPÍTULO III

DE LA EFICACIA DE LOS CONTRATOS

Artículo 1278

Los contratos serán obligatorios, cualquiera que sea la forma en que se hayan celebrado, siempre que en ellos concurran las condiciones esenciales para su validez.

Artículo 1279

Si la ley exigiere el otorgamiento de escritura u otra forma especial para hacer efectivas las obligaciones propias de un contrato, los contratantes podrán compelerse recíprocamente a llenar aquella forma desde que hubiere intervenido el consentimiento y demás requisitos necesarios para su validez.

Artículo 1280

Deberán constar en documento público: Véanse los artículos 120.1.º, 317, 633, 707, 1327, 1331, 1628, 1667 y 1875 de este Código.

  • 1.º Los actos y contratos que tengan por objeto la creación, transmisión, modificación o extinción de derechos reales sobre bienes inmuebles.
  • 2.º Los arrendamientos de estos mismos bienes por seis o más años, siempre que deban perjudicar a tercero.
  • 3.º Las capitulaciones matrimoniales y sus modificaciones.
    Número 3.º del artículo 1280 redactado por Ley 11/1981, 13 mayo («B.O.E.» 19 mayo), de modificación del Código Civil en materia de filiación, patria potestad y régimen económico del matrimonio.
  • 4.º La cesión, repudiación y renuncia de los derechos hereditarios o de los de la sociedad conyugal.
  • 5.º El poder para contraer matrimonio, el general para pleitos y los especiales que deban presentarse en juicio; el poder para administrar bienes, y cualquier otro que tenga por objeto un acto redactado o que deba redactarse en escritura pública, o haya de perjudicar a tercero.
  • 6.º La cesión de acciones o derechos procedentes de un acto consignado en escritura pública.

También deberán hacerse constar por escrito, aunque sea privado, los demás contratos en que la cuantía de las prestaciones de uno o de los dos contratantes exceda de 1.500 pesetas.

La Sentencia TS (Sala 1.ª) de 16 septiembre 2014, Rec. 969/2012, fija como doctrina jurisprudencial que el incumplimiento de la obligación de elevar a escritura pública el contrato de compraventa celebrado, conforme a lo dispuesto por el artículo 1280 del Código Civil , no es causa directa de resolución contractual al amparo del artículo 1124 del Código Civil.

CAPÍTULO IV

DE LA INTERPRETACIÓN DE LOS CONTRATOS

Artículo 1281

Si los términos de un contrato son claros y no dejan duda sobre la intención de los contratantes se estará al sentido literal de sus cláusulas.

Si las palabras parecieren contrarias a la intención evidente de los contratantes, prevalecerá ésta sobre aquéllas.

Artículo 1282

Para juzgar de la intención de los contratantes, deberá atenderse principalmente a los actos de éstos, coetáneos y posteriores al contrato.

Artículo 1283

Cualquiera que sea la generalidad de los términos de un contrato, no deberán entenderse comprendidos en él cosas distintas y casos diferentes de aquellos sobre que los interesados se propusieron contratar.

Artículo 1284

Si alguna cláusula de los contratos admitiere diversos sentidos, deberá entenderse en el más adecuado para que produzca efecto.

Artículo 1285

Las cláusulas de los contratos deberán interpretarse las unas por las otras, atribuyendo a las dudosas el sentido que resulte del conjunto de todas.

Artículo 1286

Las palabras que puedan tener distintas acepciones serán entendidas en aquella que sea más conforme a la naturaleza y objeto del contrato.

Artículo 1287

El uso o la costumbre del país se tendrán en cuenta para interpretar las ambigüedades de los contratos, supliendo en éstos la omisión de cláusulas que de ordinario suelen establecerse.

Artículo 1288

La interpretación de las cláusulas oscuras de un contrato no deberá favorecer a la parte que hubiere ocasionado la oscuridad.

Artículo 1289

Cuando absolutamente fuere imposible resolver las dudas por las reglas establecidas en los artículos precedentes, si aquéllas recaen sobre circunstancias accidentales del contrato, y éste fuere gratuito, se resolverán en favor de la menor transmisión de derechos e intereses. Si el contrato fuere oneroso, la duda se resolverá en favor de la mayor reciprocidad de intereses.

Si las dudas de cuya resolución se trata en este artículo recayesen sobre el objeto principal del contrato, de suerte que no pueda venirse en conocimiento de cuál fue la intención o voluntad de los contratantes, el contrato será nulo.

CAPÍTULO V

DE LA RESCISIÓN DE LOS CONTRATOS

Artículo 1290

Los contratos válidamente celebrados pueden rescindirse en los casos establecidos por la ley.

Artículo 1291

Son rescindibles:

  • 1.º Los contratos que pudieren celebrar los tutores sin autorización judicial, siempre que las personas a quienes representan hayan sufrido lesión en más de la cuarta parte del valor de las cosas que hubieren sido objeto de aquéllos.
    La expresión “sin autorización judicial” contenida en el número 1º del artículo 1291 ha sido introducida por L.O. 1/1996, 15 enero («B.O.E.» 17 enero), de Protección Jurídica del Menor, en sustitución de la anterior “sin autorización del consejo de familia”. Ir a Norma
  • 2.º Los celebrados en representación de los ausentes, siempre que éstos hayan sufrido la lesión a que se refiere el número anterior.
  • 3.º Los celebrados en fraude de acreedores, cuando éstos no puedan de otro modo cobrar lo que se les deba.
  • 4.º Los contratos que se refieran a cosas litigiosas, cuando hubiesen sido celebrados por el demandado sin conocimiento y aprobación de las partes litigantes o de la Autoridad judicial competente.
  • 5.º Cualesquiera otros en que especialmente lo determine la ley.
Véanse los artículos 1074, 1391, 1433, 1469, 1479, 1483, 1486, 1556, 1558, 1652, 1818 y 1819 de este Código.

Artículo 1292

Son también rescindibles los pagos hechos en estado de insolvencia por cuenta de obligaciones a cuyo cumplimiento no podía ser compelido el deudor al tiempo de hacerlos.

Artículo 1293

Ningún contrato se rescindirá por lesión, fuera de los casos mencionados en los números 1.º y 2.º del artículo 1.291.

Artículo 1294

La acción de rescisión es subsidiaria; no podrá ejercitarse sino cuando el perjudicado carezca de todo otro recurso legal para obtener la reparación del perjuicio.

Artículo 1295

La rescisión obliga a la devolución de las cosas que fueron objeto del contrato con sus frutos, y del precio con sus intereses; en consecuencia, sólo podrá llevarse a efecto cuando el que la haya pretendido pueda devolver aquello a que por su parte estuviese obligado.

Tampoco tendrá lugar la rescisión cuando las cosas, objeto del contrato, se hallaren legalmente en poder de terceras personas que no hubiesen procedido de mala fe.

En este caso podrá reclamarse la indemnización de perjuicios al causante de la lesión.

Artículo 1296

La rescisión de que trata el número 2.º del artículo 1.291, no tendrá lugar respecto de los contratos celebrados con autorización judicial.

Artículo 1297

Se presumen celebrados en fraude de acreedores todos aquellos contratos por virtud de los cuales el deudor enajenare bienes a título gratuito.

También se presumen fraudulentas las enajenaciones a título oneroso, hechas por aquellas personas contra las cuales se hubiese pronunciado antes sentencia condenatoria en cualquier instancia o expedido mandamiento de embargo de bienes.

Artículo 1298

El que hubiese adquirido de mala fe las cosas enajenadas en fraude de acreedores, deberá indemnizar a éstos de los daños y perjuicios que la enajenación les hubiese ocasionado, siempre que por cualquier causa le fuere imposible devolverlas.

Artículo 1299

La acción para pedir la rescisión dura cuatro años.

Para las personas sujetas a tutela y para los ausentes, los cuatro años no empezarán hasta que haya cesado la incapacidad de los primeros, o sea conocido el domicilio de los segundos.

CAPÍTULO VI

DE LA NULIDAD DE LOS CONTRATOS

Artículo 1300

Los contratos en que concurran los requisitos que expresa el artículo 1.261 pueden ser anulados, aunque no haya lesión para los contratantes, siempre que adolezcan de alguno de los vicios que los invalidan con arreglo a la ley.

Artículo 1301

La acción de nulidad sólo durará cuatro años.

Este tiempo empezará a correr:

En los casos de intimidación o violencia, desde el día en que éstas hubiesen cesado.

En los de error, o dolo, o falsedad de la causa, desde la consumación del contrato.

Cuando la acción se refiera a los contratos celebrados por los menores o incapacitados, desde que salieren de tutela.

Si la acción se dirigiese a invalidar actos o contratos realizados por uno de los cónyuges sin consentimiento del otro, cuando este consentimiento fuere necesario, desde el día de la disolución de la sociedad conyugal o del matrimonio salvo que antes hubiere tenido conocimiento suficiente de dicho acto o contrato.

Artículo 1301 redactado por Ley 14/1975, 2 mayo («B.O.E.» 5 mayo), sobre reforma de determinados artículos del Código Civil y del Código de Comercio sobre situación jurídica de la mujer casada y los derechos y deberes de los cónyuges.

Artículo 1302

Pueden ejercitar la acción de nulidad de los contratos los obligados principal o subsidiariamente en virtud de ellos. Las personas capaces no podrán, sin embargo, alegar la incapacidad de aquellos con quienes contrataron; ni los que causaron la intimidación o violencia, o emplearon el dolo o produjeron el error, podrán fundar su acción en estos vicios del contrato.

Artículo 1303

Declarada la nulidad de una obligación, los contratantes deben restituirse recíprocamente las cosas que hubiesen sido materia del contrato, con sus frutos, y el precio con los intereses, salvo lo que se dispone en los artículos siguientes.

Véanse: Artículos 451 a 458, 1108 y 1896 de este Código. Artículo 34 de la Ley Hipotecaria. Artículo 35 de la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público («B.O.E.» 31 octubre).

Artículo 1304

Cuando la nulidad proceda de la incapacidad de uno de los contratantes, no está obligado el incapaz a restituir sino en cuanto se enriqueció con la cosa o precio que recibiera.

Véanse los artículos 304 y 1163 de este Código.

Artículo 1305

Cuando la nulidad provenga de ser ilícita la causa u objeto del contrato, si el hecho constituye un delito o falta común a ambos contratantes, carecerán de toda acción entre sí, y se procederá contra ellos, dándose, además, a las cosas o precio que hubiesen sido materia del contrato, la aplicación prevenida en el Código Penal respecto a los efectos o instrumentos del delito o falta.

Esta disposición es aplicable al caso en que sólo hubiere delito o falta de parte de uno de los contratantes; pero el no culpado podrá reclamar lo que hubiese dado, y no estará obligado a cumplir lo que hubiera prometido.

Artículo 1306

Si el hecho en que consiste la causa torpe no constituyere delito ni falta, se observarán las reglas siguientes:

  • 1.ª Cuando la culpa esté de parte de ambos contratantes, ninguno de ellos podrá repetir lo que hubiera dado a virtud del contrato, ni reclamar el cumplimiento de lo que el otro hubiese ofrecido.
  • 2.ª Cuando esté de parte de un solo contratante, no podrá éste repetir lo que hubiese dado a virtud del contrato, ni pedir el cumplimiento de lo que se le hubiera ofrecido. El otro, que fuera extraño a la causa torpe, podrá reclamar lo que hubiera dado, sin obligación de cumplir lo que hubiera ofrecido.

Artículo 1307

Siempre que el obligado por la declaración de nulidad a la devolución de la cosa no pueda devolverla por haberse perdido, deberá restituir los frutos percibidos y el valor que tenía la cosa cuando se perdió, con los intereses desde la misma fecha.

Artículo 1308

Mientras uno de los contratantes no realice la devolución de aquello a que en virtud de la declaración de nulidad esté obligado, no puede el otro ser compelido a cumplir por su parte lo que le incumba.

Artículo 1309

La acción de nulidad queda extinguida desde el momento en que el contrato haya sido confirmado válidamente.

Artículo 1310

Sólo son confirmables los contratos que reúnan los requisitos expresados en el artículo 1.261.

Artículo 1311

La confirmación puede hacerse expresa o tácitamente. Se entenderá que hay confirmación tácita cuando, con conocimiento de la causa de nulidad y habiendo ésta cesado, el que tuviese derecho a invocarla ejecutase un acto que implique necesariamente la voluntad de renunciarlo.

Artículo 1312

La confirmación no necesita el concurso de aquel de los contratantes a quien no correspondiese ejercitar la acción de nulidad.

Artículo 1313

La confirmación purifica al contrato de los vicios de que adoleciera desde el momento de su celebración.

Artículo 1314

También se extinguirá la acción de nulidad de los contratos cuando la cosa, objeto de éstos, se hubiese perdido por dolo o culpa del que pudiera ejercitar aquélla.

Si la causa de la acción fuere la incapacidad de alguno de los contratantes, la pérdida de la cosa no será obstáculo para que la acción prevalezca, a menos que hubiese ocurrido por dolo o culpa del reclamante después de haber adquirido la capacidad.

Véanse los artículos 1182, 1183 y 1307 de este Código.
Fuente: Codigo Civil.

¿Hay Democracia En España? (NO: Videos et al.)

Videos y documentos/articulos para reflexionar:

http://icxpporlamanipulacion.blogspot.de/2012/05/la-democracia-es-una-farsa.html

http://old.nvinoticias.com/chiapas/opinion/local/286548-democracia-como-manipulacion

 

 

http://www.hispantv.com/noticias/opinion/257282/democracias-occidentales-manipulacion-opinion-publica

 

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/opinion/poder-manipulacion-democracia_95741.html

Dudas:

Una verdad democratica es una imposicion de la mayoria, por ejemplo:

30 millones de personas pueden afirmar que la nieve es negra, 1 juez sancionarlo, y un notario, certificarlo de forma oficial, publica… y la nieve seguir siendo blanca…

Si tuviese que elegir la gente inteligente de mi pais ¿Que preferirias: justicia o democracia?

 

 

 

 

 

 

 

 

¿HABRÁ NUEVAS ELECCIONES GENERALES?

Un Técnico Preocupado

Os dejo con este texto del webmaster de la ventana esmeralda, Antonio Muñoz.

Aunque es conocido mi abstencionismo activo en las convocatorias electorales de este simulacro de democracia que padecemos, ello no significa  que  deba permanecer ajeno a los procesos de la Historia.

Cuarenta años después del dislate histórico que supuso la mal llamada Transición, asistimos a la situación política más compleja que haya vivido este país desde entonces, de manera que la formación de cualquier Gobierno tendrá que ser producto de “imposibles” combinaciones múltiples anti natura.

Todo ello, producto del repetitivo fraude electoral que ha permitido tirar a la “basura” más de tres millones de votos, despreciando el principio de la igualdad de los mismos por mor de una legislación basada en la Ley D´Hont, que garantiza el inmovilismo y la perpetuación de los partidos mayoritarios sobre la desproporcionalidad que garantizan las circunscripciones provinciales más despobladas.

Tenemos…

Ver la entrada original 456 palabras más

El contrato de relaciones sexuales

Gynocentrism and its cultural origins

Por Peter Wright (Traducción por Andrés Bolaños)
_______________________________________________

courtly_love_5

El modelo ginocéntrico para llevar a cabo relaciones entre los sexos hoy en día viene de la antigua Europa en la forma de la caballerosidad y el amor cortés. La tradición empezó en Francia y Alemania en el siglo XII y se difundió rápidamente a todas las principales cortes de Europa. Desde allí se filtró a la cultura popular, siendo eventualmente llevada al nuevo mundo en las alas del expansionismo colonial – a América, India, Australia y así sucesivamente.

¿Por qué es importante esta historia para los hombres? Porque es una historia que seguimos representando hoy en día, inconscientemente, y sus consecuencias en los hombres tienen implicaciones psicológicas de largo alcance.

En el modelo medieval, los hombres se ofrecían a sí mismos como vasallos de las mujeres, quienes tomaban la posición de jefes supremos en lo que respecta a las relaciones sexuales…

Ver la entrada original 2.332 palabras más

La Política Vaticana y La Guerra Civil Americana II.

En el siglo XVI Ignacio de Loyola fundó una orden católica llamada la Compañía de Jesús, también conocida como los jesuitas. En Instrucciones secretas de los jesuitas, el historiador William C. Brownlee nos informa que como soldado Ignacio de Loyola “recibió una herida grave al servicio de Fernando V de España, en 1521; y que había sido confinado mucho tiempo en un lugar donde tenía acceso, probablemente, a ningún otro libro que las vidas de los Santos. No es que sorprenderse de que su mente se volvió de allí lejos del entusiasmo militar al fanatismo fantasmal. Cuando se recuperó, que rápidamente dio pruebas de su fanatismo demente asumiendo el nombre y el cargo de ‘Caballero de la Virgen María .’… persiguió con solemne gravedad, un curso de los más salvajes y aventuras más extravagantes, en la creencia de que él era su favorito de la mayoría exaltado. “Ignacio aseguró el Papa Pablo III” que el plan y la constitución fueron dados a él por una revelación inmediata del cielo. “No hay duda de Ignacio dijeron que esto para impresionar a su” santidad “, como se había demostrado el doctor Stillingfleet,” cada orden de monjes y monjas en Roma ha sido ordenado, por visiones e inspiraciones del cielo. “(instrucciones secretas de los jesuitas, 1857, pp. 5, 6).
La historia confirma que la organización jesuita tiene bien ganado su reputación corrupta. sacerdotes jesuitas se han conocido en la historia como el brazo político más malvados de la Iglesia Católica Romana. En el Concilio de Trento, la Iglesia Católica dio a los jesuitas la asignación específica de destruir el protestantismo y unir a la gente de nuevo a la Iglesia Madre. Esto se debía hacer no sólo a través de la Inquisición y por medio de la tortura, pero también a través de la teología. Los jesuitas definitivamente tienen una oscura historia de intriga y sedición, es por eso que fueron expulsados de numerosos países a lo largo de la mayor parte de su historia: Francia (1594 y 1764), Inglaterra (1584 y 1604), Venecia (1606), Portugal (1759), España (1767), Nápoles (1767 y 1848), Malta (1768), Rusia (1820), Suiza (1847), Génova (1848), Austria (1848), Alemania (1872), y otros (The Historic Nota-libro , por E. Cobham Brewer, 1909, pp. 469, 470). No menos de cincuenta y un expulsiones documentados de los gobiernos del mundo nos da una idea de los motivos y los métodos empleados por los jesuitas. Su reputación de “la hipocresía de mentirosos; que tiene su conciencia cauterizada con un hierro caliente; “” subterfugio, el espionaje, la subversión y el peor es bien conocido por el estudiante serio de la historia “(I Tim 4: 1-3.).
La Compañía de Jesús se estableció por primera vez en los Estados Unidos en 1807. El 6 de mayo de 1816, John Adams escribió a Thomas Jefferson diciendo: “No me gustan los finales resurrección de los jesuitas. Tienen un general, ahora en Rusia, en correspondencia con los jesuitas en los EE.UU. que son más numerosos de lo que todo el mundo sabe. ¿No los tenemos enjambres de ellos aquí? En tantas formas y disfraces como siempre …. En la forma de impresoras, editores, escritores, maestros de escuela, etc. Si alguna vez cualquier congregación de los hombres que merecemos, del perdición eterna en la Tierra y en el infierno … es esta Compañía de Loyola “. (Los escritos de Thomas Jefferson, Vol. XV, 1905, p. 17). El 1 de agosto de Jefferson respondió: “No me gusta, con usted, su restauración, ya que marca un paso atrás de la luz hacia la oscuridad.” (Los escritos de Thomas Jefferson, Vol XV, 1905, p 58; Los escritos de Thomas Jefferson.. , Vol VII, 1857, p 27;.. Historia secreta, E. París, p 75).. John Adams escribió: “Durante mucho tiempo he sido decidido en la opinión de que un gobierno libre y la religión romana Catholick nunca pueden existir juntos en cualquier nación o país.” “La libertad y el Papado no pueden vivir juntos.” (Los Fundadores en la religión, James H. Hutson, 2007, p. 41).
El historiador Edmond Paris comentando la organización jesuita escribió:
“Es lo mismo hoy; los 30.000 miembros oficiales de la Sociedad operan en todo el mundo en la capacidad de sus personal, los oficiales de un ejército verdaderamente secreta que contiene en sus filas a los jefes de los partidos políticos, oficiales, generales, jueces, médicos, profesores de alto rango de la facultad, etc., todos ellos tratando de llevar a cabo, en su propia esfera, “l’Opus Dei”, la obra de Dios, en realidad, los planes del papado. “(Historia secreta, París, pp. 27,30).
Dada la historia de la iglesia católica romana y su participación e influencia en los acontecimientos del mundo, no es de extrañar por qué esta iglesia busca esconder y / o falsificar su historia. A diferencia de la iglesia católica, que es la política oficial fue a la tortura y el asesinato los que rechazaron su autoridad y habló en contra de sus falsas doctrinas, el rey James I de Inglaterra estaba en contra de este tipo de prácticas sádicas, indicando, “Nunca permitiré en mi conciencia que la sangre de cualquier hombre será derramada por la diversidad de opinión en la religión, pero yo lo lamentaría que los católicos deberían por lo que se multiplican a medida que ellos podrían ser capaces de practicar sus viejos principios sobre nosotros “. (La familia de Cecil, George R. Dennis, 1914 , p. 184). En 1605 el rey Jaime escapó a un ejecutado. Varios católicos “habían hecho un juramento a él y los miembros de la Cámara de los Comunes asesinar. Su promesa fue sellado con un servicio de comunión solemne, servida por un cura jesuita, el padre John Gerard …. En la mañana de la trama se está revelando, mensajes urgentes iban a ser enviados a los miembros pro-católicas en las que pide lejos de su presencia confiado en peligro. “la trama fue descubierta en el último momento cuando” el 5 de noviembre, agentes de seguridad británicos descubrieron la presencia sospechosa de Guy Fawkes (o, como él prefiere, Guido Fawkes), un soldado Católica de la fortuna, colocado fuera de la puerta de la bodega del palacio de Westminster. “” Escondido debajo … el mismo lugar donde James estaría de pie en tan sólo unas horas, treinta y seis barriles de pólvora fueron descubiertos por los miembros de asombro de los servicios secretos del rey. Una caja de yesca y se han encontrado coincidencias en la persona de Fawkes. “Cuando” convocados para enfrentarse al consejo en la cámara real en el palacio de Whitehall “, Fawkes” apareció inmóvil », expresando su único pesar era que había” fallado diera el rey escocés y sus seguidores escoceses a Escocia donde pertenecían. “Meses de investigaciones revelaron un círculo de conspiradores que incluían invierno de Thomas, Thomas Percy, John Wright, Guy Fawkes, Robert Catesby, un sacerdote jesuita, el padre Henry granate. Tres de los colaboradores murieron en un tiroteo con las autoridades. Los conspiradores restantes fueron posteriormente juzgados y condenados de su plan diabólico. (La historia de la civilización, Ariel y Will Durant, Vol 7, p 141;.. Torre de Londres, Christopher Hibbert, p 86;. La autoridad final, William Grady, p 188,189;. Los hombres detrás de la versión King James, Gustavus S .. Paine, pág 88) (véase también La Pólvora traición de 1609; la historia de la Conspiración de la Pólvora, 1804).
En el año 1830 el historiador Charles A. Goodrich escribió:
“El presente estado deprimido del Papado, tanto en Inglaterra y en el continente [América del Norte], hay pruebas de que sus principales principios [de propagación de las doctrinas paganas, la persecución de los cristianos protestantes] han sido abandonados. Por medio de varias revoluciones, su poder ha sido sacudida, y, por motivos de política, se ha visto obligado a cesar de sangre [quemar a la gente en la hoguera]; “pero, en el lenguaje de una divina distinguido de nuestro propio país, ‘no es un principio del sistema ha sido abandonado. Todas las artimañas de las edades se ponen en requisición ahora, para sanar las heridas mortales, que ha recibido la bestia, y para que el sistema sea aún más potente [influyente] y fenomenal. “Para el pueblo estadounidense, este tema se presenta con especial interés . Dentro de un corto período de tiempo, la atención del Papa de Roma se ha dirigido a América del Norte, y los esfuerzos sistemáticos están haciendo ahora, bajo su patrocinio inmediata, ya su costa, para introducir y establecer este sistema corrupto, en varias partes de nuestra tierra . Ya, iglesias católicas están erigiendo; sacerdotes y emisarios católicos están llegando por decenas; publicaciones, diseñados para elogiar y recomendar el sistema, están circulando en el extranjero. La pregunta se presenta al pueblo estadounidense: ‘¿Será este sistema encontrará estímulo, en la tierra de los peregrinos? “No tememos, en efecto, que el Papado nunca puede florecer en gran medida en el suelo americano; pero una raíz de amargura tal, que no quieran ver plantado aquí, mucho menos que extiende sus ramas para igualar el daño temporal de la causa protestante. Sin embargo, mientras que los amigos de la verdad no deben alarmarse innecesariamente, ni tampoco deben dormir. Una vigilancia santa debe guardar bien los enfoques de un enemigo, cuyos triunfos en este caso sería la ruina de aquella tela de feria, que cuestan nuestros padres tanto trabajo para erigir. Lo amigo de Sion no tiembla, a tan solo la posibilidad de que la oscuridad papal y servidumbre papal pueden overspread incluso una parte de nuestro país …. Sólo es necesario que el volumen [El libro de los mártires] debe ser cuidadosamente y sinceramente leer, para convencer a [cualquiera], que el sistema papal no es eso, lo inocente inofensivo, que algunos podrían representar. Nosotros no deseamos, en efecto, que los papistas deben ser perseguidos; diríamos, a protegerlos en su capacidad privada, dondequiera que existan en la tierra; pero ten cuidado con lo que el fomento de ellos, como para que el pueblo estadounidense, bajo su dominio temporal y espiritual …. Una Iglesia, que pretende ser infalible, siempre busca la destrucción de aquellos, que disienten de él; “(Charles A . Goodrich, libro de los Mártires, Hartford, Connecticut, impreso por Filemón Canfield, 1830, pp. 3,4. * Dr. Beecher Misionero Sermón).

Al comentar sobre la inmigración católica del siglo XVII a América, Autor Thomas E. Watson escribió:
“La negativa de [Señor] Baltimore y sus colonos católicos que renuncien [rechazar] la autoridad impuesta del Papa a disponer de coronas, matar a los reyes y otros gobernantes, y para cambiar los gobiernos civiles, arroja una luz viva sobre la hipocresía de sacerdotes estadounidenses de hoy , que son Gulling y adormecer a la gente diciendo que los papas nunca han mantenido tales derechos.
La verdad es que el Papa Pío IX. reafirmó ese derecho en el plan de estudios de 1864, y es la ley de la iglesia romana, como lo ha sido desde la Edad Media.
Lord Baltimore quería salir de Inglaterra, y quitar tantos católicos como sea posible, por esta razón: el país estaba demasiado caliente para sostenerlos.
Puritanismo había crecido tan fuerte, y el resentimiento contra las atrocidades recientes católicos era tan intenso, que no era seguro romanista, a menos que juró lealtad a la corona.
Este juramento lo hizo decir que el Papa no tenía ningún poder temporal sobre el Rey, y ninguno sobre el reino. Los católicos no estaban dispuestos a jurar que: creían entonces, ya que creen ahora que el Papa italiano es la regla suprema de la tierra, temporal y espiritual. No importa cuántas mentiras los sacerdotes ahora dicen y publican, que es la creencia ortodoxa católica. “(Manual de Política y Económica, T. E. Watson, 1916, p. 4)
Hasta el día de la jerarquía de la iglesia católica cree que el Papa italiano es la regla suprema de la tierra, temporal y espiritual. Citando fuentes católicas romanas, profesor del siglo 19 de Derecho Internacional en la Universidad de Estrasburgo, Heinrich Geffcken, escribió, “Pero allí donde el derecho civil entra en conflicto con las leyes divinas y canónicas del Papa, como intérprete de este último, tiene el derecho para modificar o anular el anterior. Y como él solo, en virtud de su autoridad divina, puede saber lo que es el pecado, él también tiene el derecho de corregir o anular las leyes que regulan los asuntos puramente temporales, ya que si el Papa condena leyes como pecaminosa, su condena es una prueba que en realidad son contrarias a la verdad “(Iglesia y Estado:. Sus relaciones desarrolladas históricamente, Volumen 2, 1877, p 241).. William Arthur escribió: “El Papa puede colocar a un sacerdote en una cierta medida de conformidad con el derecho civil al conceder ciertos derechos al poder civil. O puede abandonar a un sacerdote condenado al brazo secular. Pero él mismo es “el juez supremo, incluso de las leyes civiles, y por lo tanto es incapaz de entrar bajo ninguna obligación fiel a ellos (p. 663). En él, por tanto, la inmunidad, parcial sólo en el clero, alcanza su plenitud, ya que ninguno le puede colocar debajo de esa ley o que la autoridad sobre los cuales se sienta como juez “(el Papa, los Reyes y al pueblo;. Una historia El Movimiento de Hacer El Papa gobernador del mundo, Volumen 1, 1877, p. 67).
De la misma manera que los musulmanes de hoy en día practican una versión suavizada del Islam en los países civilizados hoy en día, muchos católicos de hoy en día en los Estados Unidos practican una versión suavizada del catolicismo, y no el catolicismo histórico que dominó la romana iglesia Católica durante más de mil años. Autor Thomas E. Watson sigue:
“Carta de Baltimore proporcionado por la libertad religiosa? Oh, sí: los católicos lo necesitaba. Ellos estaban asentando entre los avispones heréticas, y ellos no quieren ser picado. En unas pocas décadas después de estos católicos que, necesitando la tolerancia, tolerado, sus hermanos en Irlanda, que no necesita la tolerancia, planearon una matanza general de todos los protestantes, sacrificados miles, y se acercaron para el éxito en su diseño infernal para extirpar la herejía, como por la juramento de cada cardenal, cada obispo, y todos los sacerdotes.
Cuando la libertad religiosa se estableció en Maryland, según la ley estadounidense, los protestantes lo han hecho; y, en ese momento, los católicos eran sólo una cuarta parte de la población. “(Manual de Política y Económica, T. E. Watson, 1916, p. 4)
La mayor parte de lo que se publica hoy en día como la investigación académica autorizada no es más que propaganda. Hoy en día, la beca se ha unido a las manos con el Vaticano para presentar al mundo una cuenta revisada de la historia. No se deje engañar. Hacer su propia investigación. Hay muchas buenas fuentes disponibles en la actualidad para ayudar al investigador honesto e investigador demuestran la validez de las afirmaciones hechas aquí hoy. (Ver a Dios y AMERICA – Directorio de fundaciones políticas y religiosas y la seducción “evangélico”)

Apéndice
LIGA DE LAS NACIONES
(Publicado en The Guardian de la Libertad – Junio 1923)
La llegada de Sir Cecil Drummond, en los Estados Unidos, es una advertencia. Fue nombrado secretario de la Unión por el fallecido presidente Wilson, que había consultado al Papa [Benedicto XV] de Roma antes de que abriera la conferencia de Versalles. Sir Cecil es un romanista Inglés, y, ya sea recordado, la Sociedad de Naciones está tan dividida como para dar 12 romanistas votos a cinco votos de protestantes y naciones eslavas. El cardenal O’Connel, como hemos demostrado en estas columnas, afirmó que los catorce puntos en las condiciones impuestas por la Liga fueron propuestos por primera vez por el Papa, y se deja que olvidar que el presidente Wilson, a su llegada a Europa, se apresuró a Roma, para ver al Papa, sino el resultado de esa conferencia nunca ha sido divulgada.
El escritor ha pedido recientemente a un predicador por qué tantos de su ropa se había dejado la enseñanza de la hermosa vida de Jesús, y se dedicaban a las modas populares, como el sufragismo, curación del cáncer, prohibición, el desarme, etc., a lo que respondió, “que sería sorprendido saber la presión ejercida en nosotros para hacer ese tipo de cosas “. No añadió que me sorprendería saber cómo los hombres de su tela, los hombres que vimos en y venerado como hombres de Dios, no ceden a las presiones políticas. Si estos hombres, guardianes del código de la moral; los hombres llamados a administrar a los enfermos y moribundos; que tienen la confianza de nuestras familias, se han de ceder a la presión política, estamos en una triste situación. Una sociedad pacifista, en Washington, recientemente hizo un llamamiento a la secretaria de la guerra de utilizar su cargo para evitar que un general del Ejército de dar sus conferencias sobre explosivos y armas químicas, y en la actualidad ha informado de que esta sociedad se financia con el dinero de Europa . Luego, sobre el 8 de abril, el Rev. Dr. Fisher, en una Iglesia Metodista en Washington abrió la lucha por la Liga de las Naciones, declarando que las entidades religiosas deben conducir el concurso para la Sociedad de las Naciones. Para el escritor parece que su reverencia está utilizando su santo oficio para pervertir la política de la Nación, y destruir las libertades de los protestantes. Una Sociedad de las Naciones, dominado por una mayoría de votos católicos, sólo puede conducir a la dominación romana.
En 1914 Austria impuso un concordato romana Eslavos de Serbia, Bosnia y Herzegovina, que les molestaba; Austria declaró la guerra, y su aliado protestante, Alemania, estaba junto a él, pero su aliado Romana (Italia) rompió la fe. No había entonces ninguna nación como Polonia. El resultado de la guerra es que la Alemania protestante está obligado a pagar toda la indemnización, Austria no paga nada, y Polonia, de la nada, se ha convertido en una poderosa nación católica agresiva, romana. Alemania estaba luchando la batalla del Papa; ahora está pagando la pena.
Los propósitos de la Sociedad de las Naciones, y el poder temporal del Papa, sólo se diferencian en la forma de administración. Una mayoría de votos, dictada por la religión, será el mismo que si dictado por la cabeza de la iglesia. La piadosa, conciencia romanista cree que la cabeza de su iglesia es el delegado autorizado de Dios, si no es el mismo Dios, y es fácil entender por qué él devotamente favorece a toda la iglesia está interesado en, y todo con preferencia a los objetivos de cualquier nación o cualquier otro credo. Entonces ¿por qué debería metodistas instar a la adopción de la Liga? Se ha traído ninguna presión sobre ellos para hacer este tipo de cosas?
[Las Naciones Unidas fue fundada en 1945 después de la Segunda Guerra Mundial para sustituir a la Liga de las Naciones que se disolvió oficialmente en 1946.]

Fuentes: http://www.angelfire.com/la2/prophet1/vaticanpolicy1.html

http://jesuitarchives.org/wp-content/uploads/2014/05/chap22.pdf