Tratado (Secreto) de 1659 que ponen a los Ingleses En La Corporación… II

CAPITULO II
No es natural que gobierne el pueblo o elegir GOBERNADORES.
1. Al conferir estas pruebas y razones, procedentes de la autoridad de la Escritura, parece poco menos que una paradoja que Belarmino y otros afirman de la libertad de la multitud, para elegir gobernantes lo que les plazca.
Los patriarcas habían su poder que les dio a sus propios hijos? Belarmino no lo dice, sino lo contrario. Si a continuación, la paternidad disfrutó de esta autoridad durante tantos siglos por la ley de la naturaleza, cuando se perdió, o cuando se pierde, o cómo es devuelta a la libertad de la multitud?
Debido a que la Escritura no es favorable a la libertad del pueblo, por lo tanto muchos mosca de la razón natural, ya la autoridad de Aristóteles. Tengo que anhelan la libertad para examinar o explicar la opinión de este gran filósofo; pero brevemente, encuentro esta frase en la tercera parte de su Política, cap. 16: dokei de Tisin Oude kata fusiu eînai a kurion ena pantwn eînai twn politwn, opou sunesthken ex omoiwn h poliV. Parece que algunos no ser natural para un hombre es señor de todos los ciudadanos, ya que una ciudad se compone de iguales. D. Lambine, en su interpretación latina de este texto, ha omitido la traducción de esta palabra tisiu, por este medio, aun hace que sea la opinión de Aristóteles, que Aristóteles allegeth ser la opinión de algunos, pero. Esta negligencia o fuga intencional, de Lambine, en no traducir una palabra tan materiales, cual nunca hubo una ocasión para engañar a muchos que, mirando más allá de esta traducción América, han llegado a la conclusión, e hicieron el mundo ahora creen en los últimos tiempos, que Aristóteles aquí mantiene una igualdad natural de los hombres; y no sólo nuestro traductor de Inglés de la Política de Aristóteles es, en este lugar, engañado por Lambine siguiente, pero incluso el señor Duvall aprendido, en su Sinopsis, que lleva la empresa; y sin embargo, esta versión de Lambine es estimada de los mejores, y se imprime en París, con la copia corregida griega de Causabón, aunque en la prestación de este lugar las traducciones mayores han sido más fiel; y el que se compara el texto griego con el latín, la hallará que Causabón acababa de causar en su prefacio a la obra de Aristóteles a quejarse de que las mejores traducciones de Aristóteles necesitaban corrección. Para demostrar que en estas palabras, que parecen favorecer la igualdad de la humanidad, Aristóteles no echa hablan de acuerdo a su propio criterio, pero recita solamente la opinión de los demás, lo encontramos transmitir con claridad su propia opinión de que el poder del gobierno surgió originalmente del derecho de paternidad, que probablemente no podrán consistir en la que la igualdad natural que los hombres sueñan; en el primero de su Política que concuerda exactamente con la Escritura, y pone este fundamento del gobierno:
La primera sociedad hecha de muchas casas es un pueblo, que parece más natural a ser una colonia de familias o hermanos adoptivos de los niños y los niños de los niños. Y, por lo tanto, al principio, las ciudades estaban bajo el gobierno de los reyes, por el mayor en toda casa es el rey. Y así por el bien parentela es en las colonias.
Y en el cuarto de su Política, cap. 2, le da el título de la primera y más divina especie de gobierno de la institución de reyes, mediante la definición de la tiranía ser una digresión del primero y más divina.
Todo aquellos pesos con conocimiento de estos pasajes encontrarán pocas esperanzas de que la razón natural en Aristóteles para probar la libertad natural de la multitud. Asimismo, antes de él, el divino Platón concluye un bien común para ser otra cosa que una gran familia. Sé que para esta posición Aristóteles discute con su maestro, pero la mayoría injustamente; en el mismo se contradice sus propios principios, pues ambos están de acuerdo para traer el original del gobierno civil del gobierno privilegiada. Sin lugar a dudas, pero la historia de la creación de Moisés guiados estos dos filósofos en la búsqueda de esta sujeción lineal deducida a partir de las leyes de los primeros padres, de acuerdo a la regla de San Juan Crisóstomo: “Dios hizo toda la humanidad de un solo hombre, para que él enseñar al mundo a ser gobernado por un rey, y no por una multitud.”
La ignorancia de la Creación ocasionó varios errores, entre los filósofos paganos, Polibio, aunque por lo demás un filósofo más profundo e historiador juiciosa, sin embargo, aquí se tropieza; para en la búsqueda de la original de las sociedades civiles, se presumió que multitudes de hombres después de un diluvio, una hambruna o una peste, se reunieron juntos como rebaños de ganado sin ningún tipo de dependencia, hasta que los cuerpos más fuertes. y las mentes más audaces consiguieron el dominio de sus compañeros “,así como lo fue,” dice él, “entre los toros, osos, y gallos.”
Y el propio Aristóteles, olvidando su primera doctrina, nosotros los primeros reyes heroicos dice fueron elegidos por el pueblo para su bien merece la multitud, ya sea enseñándoles algunas nuevas artes, o en guerra para ellos, o mediante la recopilación de ellos juntos, o por dividir la tierra entre ellos; También Aristóteles tenía otra suposición que aquellos hombres que demuestran racional de su mente estaban por naturaleza destinados a ser señores y gobernar; y los que eran fuertes del cuerpo estaban ordenados para obedecer, y para ser criados. Pero esta es una regla peligroso e incierto, y no sin alguna locura; para demostrar si un hombre sabio y fuerte, lo que va a Aristóteles haber hecho con él? Como era sabio, que podía ser ningún sirviente, y como no tenía fuerza, que no podía ser un maestro; Además, a hablar como un filósofo, la naturaleza se propone que todas las cosas sean perfectas tanto en el ingenio y la fuerza. La locura o imbecilidad producto de un error en la generación o la educación; por la naturaleza apunta a la perfección en todas sus obras. 2. Suárez, el jesuita, se levanta contra la autoridad real de Adán, en defensa de la libertad y la libertad de las personas, y por lo tanto sostiene:
Por derecho de creación de Adán tenía sólo el poder económico, pero no político. Él tenía un poder sobre su esposa, y un poder paterno sobre sus hijos, mientras que no se hicieron libres. Podría también, en el transcurso del tiempo, tener sirvientes y una familia completa, y en esa familia que podría tener potencia económica completa. Pero después de que las familias comenzaron a ser multiplicado, y los hombres sean separados y se convierten en las cabezas de varias familias, que tenían el mismo poder sobre sus familias. Pero el poder político no comenzó hasta que las familias comenzaron a ser reunidas en una sola comunidad perfecta; Por tanto, como la comunidad no comenzó con la creación de Adán, ni por su sola voluntad, pero de todos ellos, que estaba de acuerdo en esta comunidad, así que no podemos decir que, naturalmente, Adam tenía primacía política en esa comunidad; para que no pueda ser recogida por cualquier principios naturales, ya que por la fuerza de la ley de la naturaleza por sí sola no es debida a cualquier progenitor que sea también el rey de su posteridad. Y si esto no se juntará de los principios de la naturaleza, no podemos decir a Dios por un don especial o la providencia le dio este poder, porque no hay revelación de esto, ni el testimonio de la Escritura – Hasta ahora Suárez.
Mientras que él hace a Adán para tener un “poder paternal” sobre sus hijos, y sin embargo se calla este poder dentro de una familia, que parece bien imaginar que todos los hijos de Adán vivió dentro de una casa y bajo un mismo techo con su padre, o de lo contrario, como pronto como cualquiera de sus hijos vivían fuera de su casa, que dejaron de ser sujeto y qué implica que quede libre. Por mi parte, no puedo creer que Adán, a pesar de que eran único monarca del mundo, tenía ninguna amplio palacio, como podría contener una de dichas parte considerable de sus hijos. Es más probable que algunas casa media o tienda de campaña hicieron le servirá para mantener en su corte. Es duro se debe perder parte de su autoridad porque sus hijos no estaba dentro de los lamentos de su casa. Pero si Suárez ?? permitirá que todos los hijos de Adán para ser de su familia, independientemente de cuál sea estaban separados en viviendas, si bien sus habitaciones eran contiguas o en la distancia, como podría fácilmente recibir sus órdenes paternales; y que todos los que estaban bajo sus órdenes eran de su familia, aunque tenían muchos hijos o empleados casados, teniendo también ellos niños, entonces no veo ninguna razón, sino que puede llamar a la familia de Adán un estado libre asociado, excepto vamos a disputar acerca de las palabras, por Adam, que viven novecientos treinta años, y ver siete u ocho descensos de sí mismo, podría vivir para el mando de sus hijos y su posteridad una multitud mucho más grande que muchas repúblicas y reinos.
3. Sé que los políticos y los abogados civiles no estoy de acuerdo también sobre la definición de una familia, y Bodin [1] DOTH parece en un lugar para confinarlo a una casa; sin embargo, en su definición, él los agrandar su significado a todas las personas bajo la obediencia de uno y el mismo jefe de la familia, y él aprueba mejor de lo apropiado de la palabra hebrea para una familia que se deriva de una palabra que significa una cabeza, un príncipe, o señor, que la palabra griega para una familia que se deriva de oikoiV, lo que significa una casa. Tampoco doth Aristóteles limitó a una familia a una casa, pero estima que al estar hechos de los que todos los días conversar juntos; mientras que, antes que él, Carondas denomina homosypioi familia, los que se alimentan juntos para salir de una Pannier común. Y Epiménides los términos cretian un komocapnoi familia, los que se sientan por un fuego o humo común. Pero que Suárez entiende lo que por favor, por la familia de Adán, si es que lo hará, pero confesar, ya que necesita debe, que Adán y los patriarcas tenían el poder absoluto de la vida y la muerte, de la paz y la guerra, y similares, dentro de sus casas o familias, debe dar nos vamos, al menos, de llamarlos reyes de sus casas o familias; y si son así por la ley de la naturaleza, lo que la libertad se dejará a sus hijos para disponer?
Aristóteles da la mentira para Platón y los que dicen que las sociedades políticas y económicas son todos uno y no difieren especie, pero sólo multitudine y paucitate, como si no hubiera diferencia entre una casa grande y un poco de la ciudad. Todo el argumento me parece que trae contra ellos es la siguiente:
La comunidad del hombre y la mujer difiere de la comunidad de amo y sirviente, porque tienen varios fines. La intención de la naturaleza, por la conjunción de hombre y mujer, es la generación; pero el alcance de amo y sirviente es la preservación, de modo que una esposa y un servidor son por naturaleza distinguida, porque la naturaleza no funciona como los cuchilleros de Delphos, pues ella hace pero una cosa para un solo uso. Si permitimos que este argumento es sonido, nada doth seguir pero sólo esto: que las comunidades conyugales y despótico difieren. Pero no es consecuencia de que las sociedades, por tanto, económicos y políticos hacen similares; para aunque prueba una familia que consiste en dos comunidades distintas, sin embargo, no se deduce que una familia y una comunidad son distintos, porque, además de en el bien común como en las familias, ambos se encuentran estas comunidades. [2]
Y ya que este argumento no viene a casa a nuestro punto, por lo que no es capaz de demostrar que el título que se muestra para; porque si se le debe dotar – que todavía es falso – que la generación y conservación difieren acerca de la individuum, sin embargo, están de acuerdo en lo general, y sirven tanto para la conservación de la humanidad; aun cuando varios servidores difieren en los extremos u oficinas particulares, como uno para elaborar cerveza y otro para hornear, sin embargo, están de acuerdo en la conservación general de la familia. Además, Aristóteles confiesa que entre los bárbaros – como él llama a todos los que no son griegos – una esposa y un servidor son los mismos, porque por naturaleza un no bárbaro es apto para gobernar. Es encajan los griegos deberían gobernar sobre los bárbaros; pues por naturaleza un sirviente y un bárbaro es todo uno. Su familia se compone sólo de un buey por un criado y una esposa para una dama; por lo que son aptos únicamente para gobernar sus esposas y sus bestias. Por último, Aristóteles, si lo hubiera querido, podría haber recordado que la naturaleza no siempre doth hacer una cosa, pero para un solo uso. Él sabe que la lengua sirve tanto para hablar y al gusto.
4. Pero para dejar Aristóteles y volver a Suárez. Él ha dicho que Adán tenía poder paterno sobre sus hijos, mientras que no se hicieron libres. Aquí podría desear que el jesuita nos había enseñado cómo y cuando los hijos a ser libres; Yo sé de ninguna manera por la ley de la naturaleza. Es el favor, creo, sólo de los padres, que cuando sus hijos sean mayores de edad y discreción para aliviar sus padres de parte de su cuidado paternal, son entonces el contenido de remitir una parte de su autoridad paternal. Por lo tanto la costumbre de algunos países doth en algunos casos facultar a los hijos de los padres inferiores, pero muchas naciones no tenemos tal costumbre, sino que, por el contrario, tiene leyes estrictas para la obediencia de los niños. La ley judicial de Moisés da potencia al padre a la piedra a su hijo desobediente por lo que se realiza en presencia de un juez, y sin embargo, no pertenecía al juez a investigar y examinar la justicia de la causa, pero era tan decretado no sea que el padre debe en su ira matar repentinamente o en secreto a su hijo.
También por las leyes de Persia y de la gente de la región de Asia y superior de los galos, y por las leyes de las Indias Occidentales, los padres tienen el poder de vida y muerte sobre sus hijos.
Los romanos, incluso en su más popular raíces, tenían esta ley en vigor, y este poder de los padres fue ratificado y amplificada por las leyes de las Doce Tablas, a la habilitación de los padres a vender a sus hijos dos o tres veces más. Con la ayuda del poder paternal Roma largo floreció, y muchas veces se liberó de grandes peligros. Los padres han sacado de la propia asambleas sus propios hijos cuando, estando tribunas, han publicado leyes tendientes a la sedición.
Memorable es el ejemplo de Casio, que arrojó a su hijo de cabeza fuera del Consistorio la publicación de la Ley Agraria para la división de las tierras en el behoof de la gente, y después, por su propio juicio privado, le quitó la vida lanzándolo hacia abajo desde la Roca Tarpeya, los magistrados y personas de pie en ellas sorprendido y sin atreverse a resistir su autoridad paternal, aunque estarían con todo su corazón han tenido que ley para la división de la tierra – por lo que parece que era lícito que el padre de disponer de la vida de su hijo en contra de la voluntad de los magistrados o las personas. Los romanos también tenían una ley que lo que los niños recibieron no era propia, sino la de su padre, aunque Solon hizo una ley que absolvió al hijo de la rica savia de su padre si su padre le había enseñado ningún comercio con lo que para conseguir su vida.
Suárez procede, y nos dice que en el transcurso del tiempo Adán tenía poder económico completo. Yo no sé lo que este poder económico es completa, ni cómo ni por qué doth real y esencialmente diferentes de política. Si Adán hizo o podría ejercer la misma jurisdicción la que un rey está ahora en un estado libre asociado, a continuación, el tipo de alimentación no son distintos, y aunque pueden recibir una diferencia accidental por la amplitud o la extensión de los límites de un más allá del otro, sin embargo, ya que la diferencia al igual que también se encuentra en fincas políticos, se deduce que el poder económico y político difiere ninguna otra manera que un poco diferencia Commonweal de un grande. A continuación, dice Suárez, la comunidad no comenzó en la creación de Adán. Es cierto, porque no tenía a nadie para comunicarse con; sin embargo, la comunidad siguió actualmente su creación, y que por su voluntad por sí sola, ya que estaba en su poder sólo que era señor de todo para nombrar lo que sus hijos deben tener en correcta y lo que en común; de manera que la propiedad y la comunidad de bienes siguieron originalmente de él, y es el deber de un padre para proporcionar así por el bien común de sus hijos como lo particular.
Por último, Suárez llega a la conclusión de que por la ley de la naturaleza por sí sola no es debida a cualquier progenitor que sea también el rey de su posteridad. Esta afirmación se refutó a quemarropa por Belarmino, que expresa affirmeth que los primeros padres deberían haber sido príncipes de su posteridad. Y hasta que Suárez traer alguna razón por lo que ha dicho, voy a confiar más en las pruebas de Belarmino que a sus negativas.
5. Pero vamos a Condescend un tiempo para la opinión de Belarmino y Suárez, y todos aquellos que ponen el poder supremo en todo el pueblo, y les pregunta si su significado sea que no hay más que una sola y misma potencia en todas las personas de la mundo, por lo que ningún poder puede ser concedido sino todos los hombres sobre la tierra y se reúnen de acuerdo para elegir un gobernador.
Una respuesta se da aquí por Suárez, que es escasa posible ni conveniente sin embargo, que todos los hombres en el mundo deben reunirse en una sola comunidad. Es más probable que o bien nunca o durante un tiempo muy corto que este poder era de esta manera en toda la multitud de los hombres recogido, pero un poco después de que los hombres de creación comenzaron a dividirse en varias mancomunidades, y este poder distinto era en cada uno de ellos.
Esta respuesta de “escasa posible ni tampoco conveniente” – es más probable engendra un nuevo lugar a dudas cómo este cónicas distintas alimentación a cada comunidad en particular cuando Dios lo dieron a toda la multitud, y no a cualquier asamblea de hombres en particular. Pueden mostrar o probar que alguna vez la totalidad multitud se reunió y se divide este poder que Dios les dio en bruto rompiendo en parcelas y nombrando a una potencia distinta a cada varios libre asociado? Sin un pacto de ese tipo no puedo ver – de acuerdo a sus propios principios – cómo puede haber cualquier elección de un magistrado por cualquier asociado, sino por una mera usurpación sobre el privilegio de todo el mundo. Si alguno piensa que multitudes particulares a su propia discreción tenían poder para dividirse en varias mancomunidades, las que pensar también lo han hecho ni la razón ni la prueba de manera de pensar, y de esta manera se abrió una brecha para toda multitud facciosa pequeña para levantar un nuevo asociado, y para hacer más commonweals que haya familias en el mundo. Pero que esto también les será cedida, que en cada mancomunidad particular, existe una potencia distinta de la multitud. Fue una reunión general de todo un reino jamás conocida por la elección de un príncipe? ¿Hay algún ejemplo de lo que se ha encontrado en todo el mundo? Para la presunción tal cosa es imaginar algo menos de una imposibilidad, y así por consecuencia sin una forma de gobierno o extra nunca fue establecida de acuerdo con esta supuesta ley de la naturaleza.
6. Es posible dar respuesta a algunos de que si bien la mayor parte de un reino, o si una parte más pequeña solamente por sí mismos, y todo el resto por poder, o si la pieza no concurriendo en las elecciones hacen después, con el asentimiento tácito, confirma la medida de los demás, que en todos estos casos puede decirse que es el trabajo de toda la multitud.
En cuanto a los actos de la mayor parte de una multitud, es cierto que por las constituciones humanas políticos se ordena a menudo que las voces de los más invalidará el resto; y dichas ordenanzas se unen, ya que los hombres son ensambladas por un poder humano, que el poder que obra ensamblan ellos también pueden limitar y dirigir a la manera de la ejecución de ese poder, y por tanto poder derivado, dado a conocer por la ley o la costumbre, ya sea el mayor parte, o dos tercios o tres partes de cinco, o similares, tienen el poder de oversway la libertad de sus opuestos. Pero en las asambleas que se llevan a su autoridad de la ley de la naturaleza, que no puede ser así; por lo que la libertad o la libertad se debe a ningún hombre por la ley de la naturaleza sin poder inferior puede alterar, limitar o disminuir; ningún hombre ni una multitud puede regalar el derecho natural de otro. La ley de la naturaleza es inmutable, y comoquiera que un hombre puede dificultar la otra en el uso o el ejercicio de su derecho natural, pero con ello ningún hombre perdiere el derecho de sí mismo; por el derecho y el uso de la derecha se puede distinguir, como el derecho y la posesión son a menudo distinta. Por lo tanto, a menos que pueda ser probado por la ley de la naturaleza que el principal o alguna otra parte tienen el poder de hacer caso omiso del resto de la multitud, que se deriva necesariamente que los actos de no multitudes enteras no son vinculantes para todos, sino sólo los que son como el consentimiento a ellos.
7. En cuanto al punto de proxy, que puede o no ser mostrados demostró que todos los que han estado ausentes de las elecciones populares hicieron siempre para dar sus voces a algunos de sus compañeros. Puedo hacer que un ejemplo de la historia de todo el mundo: que el bien común sea pero siempre que sea nombrado o la multitud tanto como la mayor parte de él dieron su consentimiento, ya sea por voz o por procuración, a la elección de un príncipe. La ambición de un hombre a veces, a veces de muchos, o la facción de una ciudad o ciudadanos, o el motín de un ejército, puso arriba o hacia abajo ponen príncipes; pero nunca han permanecido para este fin simuló mediante procedimiento de toda la multitud.
Por último, si la aceptación silenciosa de un gobernador por parte de las personas sea un argumento de su concurrente en la elección de él, por la misma razón, el asentimiento tácito de toda la mancomunidad puede mantenerse; de donde se deduce que todo príncipe que las cónicas a una corona, ya sea por sucesión, la conquista o la usurpación, se puede decir que ser elegidos por el pueblo, que la inferencia es demasiado ridícula; en tales casos, las personas que están tan lejos de la libertad de especificación que quieren incluso el de contradicción.
8. Pero es en vano de argumentar en contra de la libertad de las personas en la elección de los reyes, mientras los hombres están convencidos de que los ejemplos de que se encuentran en las Escrituras. Es conveniente, por lo tanto, para descubrir los motivos de este error. Es evidente por un texto claro que una cosa es elegir un rey, y otra cosa es establecer un rey sobre el pueblo; esta última facultad los hijos de Israel tenían, pero no en el primero. Esta distinción se encuentra más evidente en Deut. xvii. 15, en que la ley de Dios dice: “aquél pondrás rey sobre ti a quien el Señor elija”; por lo que Dios tiene que eligere, y las personas sólo hacer constituere. El Sr. Hooker, en su octavo libro de política eclesiástica, expone claramente esta distinción; las palabras son dignas de la cita:
Montones de Escritura están acusados en relación con la coronación solemne o inauguración de Saúl, David, Salomón, y otros, por los nobles, antiguos, y la gente de la ciudadanía de Israel; como si estas solemnidades eran una especie de escritura, con lo cual se le da el derecho de dominio, que conceptos extraños, falsas, y no naturales se encuentran en el extranjero por seedmen de rebelión, sólo para animar a los espíritus inquietos, y para alimentarlos con posibilidades de aspirantes a la tronos, si pueden ganar los corazones de la gente, todo título hereditario cualquier otro antes que ellos puedan tener. Digo estas posiciones injustas e insolentes que no mencionaría si no fuera por lo tanto hacer que el rostro de la verdad más Orient. Para no ser que vamos a proclamar abiertamente desafío a toda la ley, la equidad, y la razón, debemos – porque no hay otro remedio – Reconocemos que en los reinos hereditarios, derecho de nacimiento da derecho a soberano dominio, y la muerte del predecesor mete el sucesor por la sangre en seisin. Esos solemnidades públicas antes mencionadas no servir ya sea para una testificación abierta del derecho del heredero, o pertenecer a la forma de inducir a él en posesión de esa cosa, no tiene derecho a.
Este es el juicio del poder de los israelitas para establecer un rey sobre sí mismos del Sr. Hooker. Sin lugar a dudas, pero si el pueblo de Israel había tenido poder de elegir a su rey, no se habrían hecho elección de Joas, pero un niño de siete años de edad, ni de Manasés, un niño de doce años; ya que, como dice Salomón, “¡Ay de la tierra cuyo rey es un niño.” Tampoco es probable que hubieran elegido Josias, pero una muy niño y un hijo de tan malvado e idólatra un padre, como que sus propios sirvientes lo asesinaron; Sin embargo, todos los personas a establecer este joven Josías, y mataron a los conspiradores de la muerte de Amón, su padre, que la justicia de las personas que Dios recompensa al hacer esto el rey Josias más religioso que nunca que disfrutó nación.
9. Debido a que se afirma que las personas tienen el poder de elegir así la forma de gobierno como lo que les plazca gobernadores, de los cuales la mente es Belarmino en aquellos lugares que citamos al principio. Por lo tanto, es necesario examinar la fuerza de lo que se dice en defensa de commonweals populares en contra de esta forma natural de reinos que he mantenido. Aquí debo primero poner el cardenal en cuenta de lo que él afirma a sangre fría en otros lugares, donde dice: “Dios, cuando él hizo toda la humanidad de un hombre, parecía abiertamente para significar que en vez aprobado el gobierno de un solo hombre que de muchos “. Una vez más, Dios mostró su opinión cuando se dotó, no sólo los hombres, sino a todas las criaturas con una propensión natural a la monarquía; tampoco puede ponerse en duda, pero una propensión natural debe ser referido a Dios, que es el autor de la naturaleza. Y de nuevo, en un tercer lugar, ¿qué forma de gobierno de Dios confirmado por su autoridad es posible deducir que el bien común, que Él instituyó entre los hebreos, que no era aristocrático, como dice Calvino, pero es evidente que monárquica.
10. Ahora bien, si Dios, como Belarmino dice, nos ha enseñado por instinto natural, lo significado para nosotros por la Creación, y confirmó por su propio ejemplo, la excelencia de la monarquía, ¿por qué deberían Belarmino o que dudar sino que es natural? ¿No nos encontramos con que en cada familia el gobierno de uno solo es más natural? Dios no siempre se rigen por su propia gente única monarquía. Los patriarcas, los duques, los jueces y los reyes eran los monarcas. No hay en toda la Escritura mención o aprobación de cualquier otra forma de gobierno. En el momento cuando la Escritura dice: “No había rey en Israel, sino que cada uno hacía lo que era correcto en sus propios ojos”, incluso después los israelitas estaban bajo el gobierno real de los padres de familias particulares; para, en la consulta después de la guerra Benjamitical para proporcionar esposas de los hijos de Benjamín, nos encontramos con los ancianos de la congregación sólo llevan dominio (Jueces xxi. 16). A ellos también eran las quejas que se harán, como aparece por el verso 22. Y aunque se haga una mención de todos los hijos de Israel, toda la congregación, y toda la gente, sin embargo, por el término de “toda” la Escritura significa sólo todos los padres, y no todo el conjunto multitud, como el texto expone claramente en sí en 2 Cron. yo. 2, donde Salomón habla a todo Israel, a los jefes, a los jueces, y para cada gobernador, el jefe de los padres, por lo que los ancianos de Israel se exponen a ser el jefe de las familias de los hijos de Israel (1 Reyes viii . 12; 2 Cron, frente a 2).
En ese momento también, cuando el pueblo de Israel pidieron un rey de Samuel, que se rigen por el poder real. Dios, por amor y atención especiales a la casa de Israel, escogió para ser su propio Rey, y les gobernaba en ese momento por su virrey Samuel y sus hijos, y por lo tanto Dios le dice a Samuel: “Ellos no te han desechado pero yo, que yo no reine sobre ellos “. Parece que no les gustaba un rey por delegación, pero deseado por sucesión como todas las naciones. Todas las naciones belike tenía reyes entonces, y los que por herencia, no por elección; para que no encontramos los hijos de Israel oró que ellos mismos pueden elegir su propio rey. Sueñan con tal libertad, y sin embargo, eran los ancianos de Israel se juntaron. Si otras naciones habían elegido a sus propios reyes, sin duda, pero habrían sido tan deseoso de haber imitado otras naciones, así como en la elección como en el deber de un rey.
Aristóteles, en su libro de Política, cuando las cónicas para comparar los diferentes tipos de gobierno, él es muy reservado en el discurrir qué forma piensa mejor: él disputa sutilmente un lado a otro de los muchos puntos, y con criterio de muchos errores, pero concluye nada él mismo. En todos esos libros me parece poco elogio de la monarquía. Fue su hap vivir en aquellos momentos en los Griegos abundaron con varias mancomunidades, que luego había de aprendizaje suficiente para hacerlos sediciosa. Sin embargo, en su Ética, que tiene tanto buenas costumbres en cuanto a confesar en palabras abajo a la derecha que “La monarquía es la mejor forma de gobierno, y una finca populares lo peor.” Y aunque ciertamente no está tan libre en su política, sin embargo, la necesidad de la verdad tiene aquí y allá extorsionado a él lo que no es menos equivale a la dignidad de la monarquía; él confiesa que sea, en primer lugar, la natural y la forma más divina del poder público; y que los mismos dioses hicieron en vivo bajo una monarquía. ¿Qué puede un pagano decir más?


De hecho, el mundo durante mucho tiempo no conocía otro tipo de gobierno, pero sólo monarquía. El mejor orden, la fuerza más grande, el más estabilidad, más fácil y el gobierno se encuentran todos en la monarquía, y de ninguna otra forma de gobierno. Las nuevas plataformas de commonweals fueron criados por primera vez en un rincón del mundo, entre algunas ciudades de Grecia, que han sido imitadas por muy pocos otros lugares. Esas mismas ciudades fueron en primer lugar, desde hace muchos años, gobernada por reyes, hasta el libertinaje, la ambición, o facción del pueblo, les hizo intentan nuevos tipos de régimen; todas las mutaciones que resultaron más sangriento y miserable a los autores de ellos – en nada más que felices de que seguían, pero un pequeño tiempo.


11. Un poco de manifestar la imperfección de gobierno popular, vamos a examinar la democracia, sino más floreciente que el mundo ha conocido jamás – me refiero a la de Roma. En primer lugar, por la durabilidad: a lo sumo, pero duró cuatrocientos ochenta años; durante tanto tiempo fue a partir de la expulsión de Tarquino a Julio César, mientras que tanto la monarquía asiria duró sin interrupción por lo menos los mil doscientos años, y el imperio de Oriente siguió un mil cuatrocientos noventa y cinco años.


En segundo lugar, para el fin de la misma, durante estos cuatrocientos ochenta años, no había cualquiera forma de gobierno se instaló en Roma; porque después de que una vez habían perdido el poder natural de los reyes, que no podían encontrar en la forma de gobierno para descansar. Su inconstancia es una evidencia que encontraron cosas mal en cada cambio. En la primera eligieron dos cónsules anuales en lugar de reyes. En segundo lugar, los que no agradarles mucho tiempo, pero hay que tener tribunos del pueblo para defender su libertad. En tercer lugar, se van tribunas y cónsules, y los eligen de diez hombres para que sean las leyes. En cuarto lugar, piden cónsules y tribunos de nuevo, a veces eligen dictadores, que eran reyes temporales, ya veces tribunos militares, que tenían el poder consular. Todos estos desplazamientos causados dicha alteración notable en el gobierno, ya que sobrepasa los historiadores para averiguar cualquier forma perfecta de régimen en tanta confusión; uno mientras que el Senado hizo leyes, otro mientras el pueblo.

Las disensiones que eran todos los días entre los nobles y áreas comunes crían esos sediciones memorables sobre la usura, acerca de los matrimonios, y alrededor de la magistratura. Asimismo, el griego, el Apulia y las sediciones Drusas llenaron las plazas de mercado, los templos, y el propio Capitolio, con la sangre de los ciudadanos; la guerra social era claramente civil; las guerras de los esclavos, y el otro de los tiradores; las guerras civiles de Marius y Sylla, de Catilina, de César, Pompeyo y el Triunvirato, de Augusto, Lépido y Antonio – todos estos arrojan un océano de sangre dentro de Italia y las calles de Roma.

CAPÍTULO III
L
AS LEYES POSITIVAS NO VIOLAN EL PODER NATURAL Y PATERNAL DE
REYES.
1. Hasta aquí se han esforzado para mostrar la institución natural de la autoridad real, y para liberarlo de la sujeción a una elección arbitraria de las personas. Es necesario también para preguntar si las leyes humanas tienen una superioridad sobre los príncipes, ya los que mantienen la adquisición de la jurisdicción real de las personas que lo hacen someter el ejercicio de la misma a las leyes positivas. Pero en esto también se equivocan; por el poder real como es la ley de Dios, por lo que tiene sin ley inferior limitarla.
El padre de familia rige por ninguna otra ley que por su propia voluntad, no por las leyes y las voluntades de sus hijos o sirvientes. No hay nación que permite a los niños de cualquier acción o remedio para ser gobernado injustamente; y, sin embargo, para todo esto, cada padre está obligado por la ley de la naturaleza de hacer lo mejor para la preservación de su familia. Pero mucho más es un rey siempre atados por la misma ley de la naturaleza para mantener este criterio general, que la seguridad del reino sea su ley jefe; se debe recordar que el beneficio de cada hombre en particular, y de todos juntos, en general, no es siempre uno y el mismo; y que el público ha de preferirse antes de la privada; y que la fuerza de las leyes no debe ser tan grande como la propia equidad natural, que no puede totalmente estar comprendido en ninguna ley de ningún tipo, pero se va a dejar a la consecución religiosa de los que saben cómo manejar los asuntos de Estado, y con inteligencia para equilibrar el beneficio particular con el contrapeso del público, de acuerdo con la infinita variedad de tiempos, lugares, personas. Una prueba irrefutable de la superioridad de los príncipes por encima de las leyes es éste, que
había reyes mucho antes que hubiera ninguna ley. Durante mucho tiempo la palabra de un rey era la única ley; y si la práctica, como se ha dicho Sir Walter Raleigh, declarar la grandeza de la autoridad, incluso los mejores reyes de Judá e Israel no estaban atados a ninguna ley; pero lo hicieron en absoluto a su antojo en los grandes asuntos.


2. La competencia ilimitada de reyes se describe tan ampliamente por Samuel que ha dado ocasión a algunos a creer que no era más que sea una parcela o un truco de Samuel para mantener el gobierno él y su familia por asustar a los hijos de Israel con los males en la monarquía, o bien una descripción profética única del futuro mal gobierno de Saúl. Pero la vanidad de estas conjeturas se descubrió juiciosamente en que el discurso majestical de la verdadera ley de la monarquía libre, en la que está, evidentemente, muestra que el alcance de Samuel era enseñar a la gente una obediencia sumisa a su rey, incluso en aquellas cosas que sí lo hizo estima traviesa e inconveniente; para diciéndoles lo que un rey haría que, de hecho, los instruye lo que un sujeto tiene que sufrir, pero no por lo que es adecuado para reyes hacer lesión, pero es adecuado para su impunidad por la gente si lo hacen . Así que, en este punto, es todo lo que uno si Samuel describe un rey o un tirano, para la obediencia del paciente se debe a los dos; sin remedio en el texto contra los tiranos, pero en llorando y orando a Dios en ese día. Sea lo que fuere en una construcción rigurosa descripción de Samuel aplicarse a un tirano, sin embargo las palabras de una interpretación benigna puede estar de acuerdo con las costumbres de un rey justo, y el alcance y la coherencia del doth mejor texto implica el sentido más moderado o calificada de la palabras; porque, como confiesa Sir Walter Raleigh, todos esos inconvenientes y miserias que son contados por Samuel como pertenecientes al gobierno real no eran intolerables, pero como han sido transmitidas, y todavía se sobrellevan al libre consentimiento de los sujetos hacia sus príncipes. Más aún, en este día, y en esta tierra, muchos arrendatarios, por sus formas de tenencia y servicios, están vinculados a la misma sujeción incluso a subordinar y señores inferiores: para servir al rey en sus guerras y para labrar su tierra no sólo es agradable a la naturaleza de los sujetos, pero tan deseadas por ellos, de acuerdo con sus varios nacimientos y condiciones. Similar puede decirse de las oficinas de las criadas, pasteleros, cocineros y panaderos; ya que no podemos pensar que el rey usaría sus labores sin darles los salarios, ya que el propio texto menciona una recompensa generosa de sus servidores.
En cuanto a la toma de la décima parte de su linaje, de sus viñas, y de sus ovejas, que podría ser una disposición necesaria para la familia del rey, y así pertenecer a la derecha del tributo; mientras que para los que se menciona la toma de la décima parte, no puede estar de acuerdo bien a un tirano, que observa ninguna proporción en desplumar a su pueblo.
Por último, la toma de sus campos, viñedos y olivos, si es por la fuerza o el fraude o sin justa recompensa a los daños de sólo los particulares, que no ha de ser defendida; pero si es de la carga pública y consentimiento general, podría ser justificada como necesaria en la primera erección de un reino, para los que van a tener un rey están obligados a permitir que él mantenimiento real, proporcionando ingresos para la Corona, ya que es tanto por el honor, el beneficio y la seguridad, también, de las personas a tener su rey glorioso, poderoso y rico en riquezas. Además, todos sabemos que las tierras y los bienes de muchos temas pueden ser a menudo legalmente tomadas por el rey, ya sea por decomisos, reversión, proscripción, fuera de la ley, la confiscación, o similares. Así vemos el carácter de un rey de Samuel, literalmente, puede así tener una sensación suave, para una mayor probabilidad existe de que Samuel lo que significaba, y los hijos de Israel por lo que la entendía; a la que esto puede añadirse que Samuel le dice a los israelitas: “Este será el derecho del rey que reinará sobre vosotros, y clamará a causa de su rey que os habréis elegido” – es decir, por lo tanto deberá ser la costumbre o la moda o procedimiento de Saúl tu rey común; o, en latín vulgar la hace, “Este será el derecho o la ley de su rey” – no significa, como algunos exponerlo, el evento casual o acto de alguna vagum individuum, o extra indefinida, que podrían ocurrir de un día para tiranizar a ellos. Así que Saúl, y la práctica constante de Saúl: ¿mejor de acuerdo con el sentido literal del texto. Ahora que Saúl había ningún tirano, podemos señalar que el pueblo “pidió a un rey, como todas las naciones tenían.” Dios responde, y las ofertas de Samuel “oír la voz de las personas en todas las cosas que hablaron,” y “ellos designara a un rey.” No pidieron un tirano, y para darles un tirano cuando pidieron un rey no había sido oír su voz en todas las cosas, sino más bien cuando se les pide un huevo que se les han dado un escorpión, a no ser que vamos a decir que todas las naciones tenido tiranos.


Además, no encontramos en toda la Escritura que Saúl fue castigado, o tanto como culpado, por la comisión de cualquiera de los actos que se describen Samuel; y si deriva de Samuel había sido sólo para aterrorizar a la gente, no se habría olvidado de predecir la crueldad sangrienta de Saúl en el asesinato de ochenta y cinco sacerdotes inocentes, y golpeando con el filo de la espada la ciudad de Nob, tanto hombre, mujer y niño . Una vez más, los hijos de Israel nunca se contrajo a estas condiciones propuestas por Samuel, pero aceptó de ellos, como tal, como todas las demás naciones estaban obligados a; para su conclusión es: “No, sino que habrá rey sobre nosotros, para que nosotros también como todas las naciones, y nuestro rey nos gobernará, y saldrá delante de nosotros para pelear nuestras batallas” – lo que significa que debe ganar sus privilegios por hacer el trabajo por ellos, a juzgar por ellos y luchando por ellos. Por último, mientras que la mención de la década de gente llorando al Señor argumenta que deberían estar bajo alguna opresión tiránica, podemos recordar que las quejas y gritos de la gente no siempre son un argumento de la vida bajo un tirano. Nadie puede llamar rey Salomón era un tirano, sin embargo, toda la congregación de Israel se quejó de que Salomón hizo su yugo, y por lo tanto su oración a Roboam es: “Haz tú algo de la dura servidumbre de tu padre Salomón y del yugo pesado que puso sobre nos más ligero, y te serviremos “. Para concluir: es cierto Saúl perdió su reino, pero no por ser demasiado cruel o tiránico de sus temas, sino por ser demasiado propicio a sus enemigos. Su Agag ahorradores cuando debería haberlo matado fue la causa por la cual el reino fue arrancado de él.


3. Si cualquier deseo de la dirección del Nuevo Testamento, puede encontrar nuestro Salvador y distinguir limitar el poder real, “Al dar al César aquellas cosas que eran del César, ya Dios aquellas cosas que eran de Dios.” Obediendum est en Quibus mandatum Dei no impeditur. “Hay que obedecer a que el mandamiento de Dios no se vea obstaculizado”; no hay más ley que la ley de Dios para obstaculizar nuestra obediencia. Era la respuesta de un cristiano al emperador: “Nosotros sólo adoramos a Dios, en otras cosas con mucho gusto servirle.” Y parece Tertuliano creía todo lo que no era de Dios fue el emperador de, cuando dice: Bene opposuit Caesari pecuniam, te ipsum Deo, alioqui quid erit Dei, si omnia Caesaris ( “Nuestro Salvador ha bien organizada nuestro dinero de César y el nuestro a Dios , pues de otro modo ¿cuál será la cuota de Dios si todo es de César “). Los padres mencionan ninguna reserva de cualquier potencia a las leyes de la tierra o al pueblo. San Ambrosio, en su apología de David, dice expresamente: “Era un rey y por lo tanto obligado a ninguna ley, porque los reyes están libres de las ataduras de ningún fallo.” San Agustín también resuelve: Imperator non est subjectus legibus, qui habet en potestate leges alias Ferre ( “El emperador no está sujeto a las leyes que tiene poder para realizar otras leyes”). Porque, de hecho, es la regla de Salomón que “Debemos mantener la orden del rey,” y no decir, “¿qué haces?” porque “Pues la palabra del rey es que hay poder,” y todo lo que le place que hará.
Si alguna mislike esta divinidad en Inglaterra, pero lo dejó escuchar a Bracton, Presidente del Tribunal Supremo en los tiempos de Enrique III, posterior a la institución de los Parlamentos. Sus palabras son, hablando del rey: Omnes sub eo, et ipse sub gravedad cero, nisi tantum sub Deo, etc. ( “Todos están bajo él, y él en virtud sino a Dios.”) Si se ofende, ya que ningún recurso puede ir contra él, su remedio es por él peticionar a modificar su culpa, que, si él no lo hará, será suficiente castigo para él esperar a Dios como un pariente; Que nadie presuma de buscar en sus obras, y mucho menos para oponerse a ellos.
Cuando los Judios pedido a nuestro Salvador Bendito si deben pagar tributo, él no la primera demanda lo que la ley de la tierra era, o si había alguna de las leyes en contra de ella, ni pregunta si el tributo se les dio por consentimiento de las personas, ni aconseja que se queden sus pagos hasta que se deben conceder. Él no hizo más pero mira a la inscripción y concluyó: “. Esta imagen se dice que es del César, por lo tanto darle al César” Tampoco debe decirse aquí que Cristo enseñó esta lección sólo para los Judios conquistados, en la presente Dio dirección para todas las naciones que están atados tanto en la obediencia a sus reyes legítimos como a cualquier conquistador o usurpador en absoluto.


Mientras que “estar sujeto a las autoridades superiores” algunos han colado estas palabras para significar las leyes de la tierra, o bien en el sentido de la mayor potencia, así aristocrático y democratico como regia. Parece St. Paul buscó esa interpretación, y por lo tanto pensó en condiciones de ser su propio intérprete, y para que se sepa que por el poder que comprendía un monarca que lleva una espada: “? ¿No serás miedo del poder” – Es decir, la regla de que la llevare la espada, porque “él es el ministro de Dios para tu … porque no lleva la espada en vano.” No es la ley que es servidor de Dios, o que lleva la espada, pero la regla o magistrado; por lo que dicen que la ley gobierna el reino puede decir también que la regla del carpintero construye una casa, y no el carpintero, porque la ley no es más que la regla o instrumento de la regla. Y St. Paul concluye: “Por esta causa que pagar también los tributos, porque son servidores de Dios que atienden continuamente a esto mismo Dad, pues, homenaje a que tributo, tributo, al que impuesto.”. Él no echa dicen dar como regalo a un servidor de Dios, pero apidote – rinde homenaje a restaurar o como una causa. También San Pedro doth exponer con mayor claridad este lugar de St. Paul, donde dice: “someteos a toda institución humana por causa del Señor, ya sea al rey, como a superior ya a los gobernadores como a los que son enviados por él.” Aquí el auto-misma palabra muy – suprema o uperecousaiV – St. Paul, que coupleth con el poder, San Pedro conjoineth con el rey, upereconti Basilei wV, de ese modo de manifestar que “el rey” y “poder” son a la vez una. También San Pedro expone sus propias palabras de la ordenanza humana, para ser el rey que es el loquens lex, una ley que habla; él no puede decir que los propios reyes son una ordenanza humana desde St. Paul llama el poder supremo del juicio de Dios, y sabiduría de Dios dice: “Por mí reinan los reyes.” Pero su significado debe ser que las leyes de los reyes son ordenanzas humanos. A continuación, los gobernadores que son enviados por él, es decir, por el rey, no por Dios, como algunos podrían corrupta arrebatar el texto, para justificar gobernadores populares autorizadas por Dios; mientras que, en la construcción gramatical “él,” la relación, se debe consultar con el siguiente antecedente, lo que es el rey; Además, la antítesis entre “supremo” y “enviado” demuestra claramente que los gobernadores fueron enviados por los reyes, porque si los gobernadores fueron enviados por Dios, y el rey no sea una ordenanza humana, entonces se deduce que los gobernadores eran suprema y no el Rey; o si se puede decir que tanto el rey como gobernadores son enviados por Dios, entonces ambos son iguales, y por lo que ninguno de ellos suprema. Por lo tanto significado de San Pedro es, en pocas palabras: obedecen las leyes del rey o de sus ministros. Por lo que es evidente que ni San Pedro ni St. Paul pretenden otra forma de gobierno que sólo se monárquica, y mucho menos cualquier sometimiento de los príncipes a las leyes humanas.


Esa distinción familiar de los escolásticos, por el que reyes sujetos a la Directiva, pero no al poder coactivo de las leyes, es una confesión de que los reyes no están obligados por las leyes positivas de cualquier nación, ya que el poder obligatorio de las leyes es la que adecuadamente hace que las leyes sean las leyes de los hombres por recompensas o castigos a la obediencia de unión; mientras que la dirección de la ley no es sino como el asesoramiento y dirección que el consejo del rey da el rey, la cual nadie dice es una ley para el rey.


4. No los que creen que la primera invención de las leyes era de refrenar y moderar el poder sobre-grande de los reyes que desee; pero la verdad es que el original de las leyes era para el mantenimiento de la multitud en orden. fincas populares no podrían subsistir en absoluto sin leyes, mientras reinos fueron gobernados muchos años sin ellos. El pueblo de Atenas, tan pronto como se dieron sobre los reyes, se vieron obligados a dar el poder a Draco en primer lugar, a continuación, a Solón, para que sean leyes no poner freno a los reyes sino a ellos mismos; y aunque muchos de sus leyes eran muy dura y cruenta, sin embargo, para la reverencia habían dado a luz a sus legisladores se sometió voluntariamente a ellos. Tampoco las personas dan un poder limitado a Solon, pero una jurisdicción absoluta, a su gusto para derogar y confirmar lo que él pensaba en forma, las personas nunca desafiando cualquier poder para sí mismos. Así que el pueblo de Roma dieron a los diez hombres, que eran de elegir y corregir sus leyes de las Doce Tablas, un poder absoluto y sin ningún atractivo para la gente.


5. La razón por la cual las leyes se han hecho también por los reyes era la siguiente: cuando los reyes eran o bien se ocupó con guerras, o distraído por las preocupaciones públicas, por lo que todo hombre privado no podría tener acceso a sus personas para aprender su voluntad y placer, luego de necesidad se inventaron las leyes, que por lo que cada sujeto en particular puede encontrar el placer de su príncipe descifradas para él en las mesas de sus leyes, que por lo que podría haber necesidad de recurrir al rey; pero ya sea para la interpretación o la mitigación de las leyes oscuras o rigurosas, o bien en los casos nuevos, para un complemento cuando la ley era defectuosa. Por este medio, el rey y la gente estaba en muchas cosas aliviaron. En primer lugar, el rey, dando leyes, doth de liberarse de los problemas grandes e intolerables, como Moisés hizo a sí mismo por la elección de ancianos. En segundo lugar, las personas tienen el derecho como un amonestador familiarizados e intérprete de la voluntad del rey, que se publica en todo el reino doth representar la presencia y la majestad del rey. También los jueces y magistrados – cuya ayuda al dictar su sentencia en muchas causas reyes tienen necesidad de usar – están limitados por las reglas comunes de la ley el uso de su propia libertad en perjuicio de otros, ya que son para juzgar de acuerdo con las leyes, y no seguir sus propias opiniones.
6. Ahora aunque reyes que hacen que las leyes sean, como Rey Santiago nos enseña, por encima de las leyes, sin embargo, se descarta que sus sujetos por la ley; y un rey, gobernante en un reino establecido, deja de ser un rey, y degenera en tirano, tan pronto como él parece descartar de acuerdo con sus leyes; sin embargo, donde ve a las leyes rigurosas o dudoso se puede mitigar e interpretar. leyes generales formuladas en el Parlamento podrán, a aspectos conocidos por el rey, por su autoridad mitigarse o suspendidos de causas que sólo él conoce. Y aunque un rey do enmarcar todas sus acciones para estar de acuerdo con las leyes, sin embargo, no está obligado a ello, sino por su buena voluntad y de buen ejemplo, o en lo que va adelante como la ley general de la seguridad del doth del bien común, naturalmente, se unen a él ; en tal tipo sólo las leyes positivas, puede decirse que obligar al rey, no por ser positivo, pero ya que son naturalmente el mejor o significa sólo para la conservación de la Commonwealth. Por este medio son todos los reyes, incluso tiranos y conquistadores, unidos para preservar las tierras, los bienes, las libertades y la vida de todos sus temas, no por ninguna ley municipal de la tierra tanto como la ley natural de un padre, lo que les une para ratificar los actos de sus antepasados y predecesores en las cosas necesarias para el bien público de sus temas.
7. Otros son los que afirman que, si bien las leyes de ellos no obligan a los reyes, sin embargo, los votos de los reyes en sus coronaciones lazo que guarden todas las leyes de sus reinos. Hasta qué punto esto es cierto, vamos, sino examinar el juramento de los reyes de Inglaterra en su coronación, las palabras de lo cual, son las siguientes: “¿Eres tú el placer de hacer que se administra en todos los juicios de tu justicia indiferente y en posición vertical, y para usar la discreción con misericordia y verdad? eres tú satisfecho de que se respeten nuestras leyes y costumbres en posición vertical, y para qué me prometen que las personas deberán estar protegidos y mantenidos por ti? ” Estos dos son los artículos de juramento del rey, que se refieren a los laicos o los sujetos en general, a la que las respuestas rey afirmativamente, se exigieron por primera vez por el Arzobispo de Canterbury:
Agrada que le permite confirmar y observar las leyes y costumbres de la antigüedad, otorgados por Dios por justo y reyes devotos á la nación Inglés, por juramento a dichas personas, especialmente las leyes, libertades y costumbres concedidas a los clérigos y laicos por el famoso rey Eduardo?


Podemos observar en estas palabras de los artículos del juramento que se requiere el rey de observar que no todas las leyes, pero sólo los rectos, y que con discreción y misericordia. La palabra “vertical” no puede significar todas las leyes, ya que en el juramento de Ricardo II, encuentro leyes malas e injustas mencionadas, que el rey jura la abolición; y en el antiguo “Compendio de los Estatutos,” establecido en el día de Enrique VIII, el rey es jurar en su totalidad para apagar las leyes del mal, que él no puede hacer si se une a todas las leyes. Ahora, lo que las leyes están en posición vertical y lo malo? ¿Quién juzgará pero el rey, ya que él jura de administrar justicia en posición vertical con discreción y misericordia o, como Bracton lo posee, æquitatem præcipiat, et misericordiam. Así que, en efecto, el rey está juran mantener otras leyes que, tal como, a su juicio, son rectos, y los que no, literalmente, siempre, pero de acuerdo con la equidad de su conciencia se unió con la misericordia, que es propiamente el oficio de canciller más que de un juez; y si un rey hizo estrictamente Juro observar todas las leyes, no podía, sin perjurio, dar su consentimiento a la derogación o la derogación de alguna de las leyes por ley del Parlamento que sería muy mischievable al estado.


Pero que se supone que la verdad que los reyes juran observar todas las leyes de su reino, sin embargo, ninguno puede pensar que la razón de que los reyes deben ser más obligados por sus juramentos voluntarias de personas comunes son por ellos. Ahora bien, si una persona privada a hacer un contrato, ya sea con o sin juramento juramento, él está obligado más allá de la equidad y la justicia del contrato lo ata; para un hombre puede tener un alivio contra una promesa irracional e injusto, si bien el engaño, o error, o fuerza, o el miedo le indujo en ello; o si es que hace daño o grave en el rendimiento. Dado que las leyes en muchos casos dan el rey una prerrogativa por encima de las personas comunes, no veo ninguna razón por la que se le debe negar el privilegio que el más humilde de sus súbditos doth disfrutar.
Aquí es un lugar adecuado para examinar una cuestión que algunos han movido: ya sea un pecado para un sujeto a desobedecer al rey si ordena algo contrario a sus leyes? Para satisfacción en este punto hay que resolver que no sólo en las leyes humanas, pero incluso en la divina, una cosa puede ser comandado contraria a la ley, y sin embargo, la obediencia a una orden de este tipo es necesario. La santificación del sábado es una ley divina; sin embargo, si un maestro manda a su criado para no ir a la iglesia en un día de reposo, los mejores teólogos nos enseñan que el servidor debe obedecer esta orden, aunque puede ser pecaminoso e ilegal en el maestro; porque el siervo tiene ninguna autoridad o la libertad para examinar y juzgar si su pecado maestro o ninguna en tan dominante; de que puede haber una causa justa para un maestro para mantener su sirviente de la iglesia, como aparece Lucas xiv. 5. Sin embargo, no es apto para empatar el principal dar a conocer a su criado con sus consejos secretos o necesidad actual; y en tales casos, el servidor no va a la iglesia se convierte en el pecado del maestro, y no del servidor. Similar puede decirse del rey de mando de un hombre para servir en las guerras: él no puede examinar si la guerra sea justa o injusta, sino que debe obedecer, ya que él tiene ninguna comisión para juzgar sobre los títulos de los reinos o causas de la guerra ; ni tiene ningún poder sujetas a condenar a su rey por incumplimiento de sus propias leyes.


8. Muchos estarán dispuestos a decir que es una condición servil y peligroso estar sujetos a la voluntad de un solo hombre que no está sujeto a las leyes. Pero estos hombres no tienen en cuenta (1) que la prerrogativa del rey es para estar por encima de todas las leyes, por el bien solamente de los que están sujetos a las leyes, y para defender las libertades de los pueblos, como su Majestad graciosamente afirmó en su discurso tras su última respuesta a la Petición de Derechos. Comoquiera que algunos temen el nombre de prerrogativa, sin embargo, pueden ellos mismos aseguran el caso de los sujetos sería desesperadamente triste sin ella. El Tribunal de equidad en sí no es más que una rama de la prerrogativa del rey para aliviar a los hombres contra el rigor inexorable de la ley que sin ella no es mejor que un tirano, ya summum ius summa injuria es. indultos generales en la coronación y en los parlamentos no son más que la generosidad de la prerrogativa. (2) No puede haber ninguna ley sin un poder supremo para mandar o hacerlos. En todas las aristocracias los nobles están por encima de las leyes, y en todas las democracias del pueblo. Por la razón similar, en una monarquía el rey tiene necesariamente que estar por encima de las leyes; no puede haber majestad soberana en él que es en virtud de ellos; lo que da el ser mismo de un rey es el poder de dar leyes; sin este poder no es más que un rey equívoca. no los conocimientos informáticos que forma reyes vienen por su poder, ya sea por elección, donación, sucesión, o por cualquier otro medio; porque es todavía la forma de gobierno por el poder supremo que los hace correctamente reyes, y no los medios para obtener sus coronas. Ni llega a la diversidad de leyes ni costumbres contrarias, por lo que cada reino es diferente de otra, hacen que las formas de commonweal diferente a menos que el poder de hacer las leyes sean en varios temas.


Para la confirmación de este punto, Aristóteles dice que un reino perfecto es aquel en el que el rey gobierna todas las cosas de acuerdo a su propia voluntad, por el que se llama un rey según la ley no hace ninguna clase de reino en absoluto. Esto, al parecer, también los romanos comprendieron bien para ser más necesaria en una monarquía; pues aunque eran un pueblo más ávidos de libertad, sin embargo, el Senado hicieron libre de Augusto de toda necesidad de las leyes, para que él sea libre de su propia autoridad y de poder absoluto sobre sí mismo y sobre las leyes, para hacer lo que quisiera y dejar deshacer lo que aparece; y este decreto fue hecho mientras que Augusto era todavía ausente. En consecuencia nos encontramos con que Ulpiano, el gran abogado, lo entrega para una regla del derecho civil: princeps legibus solutus est ( “El príncipe no está obligado por las leyes”).
9. Si la naturaleza de las leyes sopesarse con conocimiento de causa, la necesidad de los príncipes están por encima de ellos pueden manifestarse más. Todos sabemos que una ley es, en general, al mando de un poder superior. Las leyes se dividen – como Belarmino divide la Palabra de Dios – en escritas y no escritas, no para que no se escribe en absoluto, pero debido a que no fue escrito por los primeros maquinadores o creadores de la misma. El derecho común, como el Señor Canciller Egerton nos enseña, es la costumbre común de la esfera. Ahora, en relación con las costumbres, esto debe ser considerado que por cada encargo hubo un momento en que no era la costumbre, y el primer precedente que ahora hemos tenido ningún precedente cuando comenzó. Cuando comenzó cada costumbre, había algo más que la costumbre que lo hizo legal, o de lo contrario el principio de todas las costumbres eran ilegales. La aduana en primer lugar se hicieron legales únicamente por algún superior que hizo mandar ni el consentimiento a su comienzo. Y el primer poder que nos encontramos, ya que es confesado por todos los hombres, es el poder real, que era a la vez en esta y en todas las demás naciones del mundo mucho antes de cualquier ley o cualquier otro tipo de gobierno se pensó; de donde debemos inferir necesariamente que el derecho común en sí, o de los usos comunes de esta tierra, eran originalmente las leyes y las órdenes de los reyes en un primer momento no escrita.


Tampoco hay que pensar las costumbres comunes – que son los principios de la ley común, y son pocos – para ser tales, o tantos, como son capaces de dar reglas especiales para determinar todas las causas en particular. Diversidad de los casos son infinitas, e imposible de ser regulada por ninguna ley, y por lo tanto nos encontramos aún en las leyes divinas que son entregados por Moisés, que hay sólo ciertas leyes principales que no determinan, pero sólo directos, el sumo sacerdote o magistrado , cuyo juicio en casos especiales hizo a determinar lo que pretende la ley general. Es así que con la ley común, para cuando no hay jueces regla perfecta no recurren a esos principios o axiomas de derecho común, tras lo cual los antiguos fallos en los casos tanto como han sido entregados por ex jueces, que todos reciben la autoridad del rey en su derecho y nombrar para dar sentencia de acuerdo con las normas y precedentes de la antigüedad; y donde precedentes han fracasado los jueces han recurrido a la ley general de la razón, y por consiguiente dictado sentencia sin ningún tipo de derecho común para dirigirlos. Es más, muchas veces donde ha habido precedentes para dirigir, que, al mejor razón solamente, han cambiado la ley tanto en causas penales y civiles, y no han insistido tanto en los ejemplos de ex jueces, como examinado y corregido sus razones; de ahí es que algunas leyes se han quedado obsoletas y fuera de uso, y la práctica muy al contrario de lo que fue en otro tiempo, como el Señor Canciller Egerton demuestra por varios casos.


Tampoco se habla esta excepción a la ley común, por lo que el caso está en pie con las leyes de todas las naciones, aunque algunos de ellos tienen sus leyes y principios escritos y establecidos; para la prueba de ello tenemos Aristóteles – su testimonio en su Ética y en varios lugares en su Política. Voy a citar algunos de ellos:


Cada ley se encuentra en la general, pero en algunas cosas no puede haber una ley general …. Por tanto, cuando la ley habla en general, y algo se cae después, además de la regla general, entonces es conveniente que lo que ha omitido el legislador, o donde se ha cometido un error al hablar en general, debe ser corregida o suministra como si el propio legislador estuvieron presentes para ordenar a ella. El gobernador, independientemente de que sea un hombre o más, debería ser señor sobre todas esas cosas de que era imposible que la ley debería hablar con exactitud, porque no es fácil de comprender todas las cosas bajo las reglas generales …. Cualquier cosa que la ley no puede determinar , que deja a los gobernadores para juzgar en el mismo, y les permite rectificar en absoluto al juicio se encuentran con que ser mejor que las leyes escritas.


Además, todas las leyes son en sí mismas mudo, y algunos u otro, hay que confiar la aplicación de ellas a los particulares, mediante el examen de todas las circunstancias, se pronuncia cuando se rompen, o por quién. Esta obra de la aplicación correcta de las leyes no es una cosa es fácil ni obvia para las capacidades ordinarias, sino que requiere profundas capacidades de la naturaleza de los golpes fuera de la verdad – testigo de la diversidad y, a veces la contrariedad de opiniones de los jueces aprendido en algunos puntos difíciles. 10. Dado que esta es la condición común de las leyes, que es también más razonable que el legislador debe ser de confianza con la aplicación o interpretación de las leyes, y por esta causa en la antigüedad los reyes de esta tierra han Sitten personalmente en los tribunales judiciales, y siguen siendo representativa presente en todos los tribunales; los jueces son sino sustituidos, y llamaron a los jueces del rey, y su poder cesa cuando el rey está en su lugar. Para este propósito Bracton, que aprendió Presidente del Tribunal Supremo en el reinado de Enrique III, dice de manera expresa: “En los puntos dudosos y oscuros de la interpretación y la voluntad de nuestro señor el rey es de esperar, ya que es su parte de interpretar que hizo la Ley”; porque, como él dice en otro lugar, Rex et non Alius debet judicare, Si ad solus possit Identificación sufficere, etc .: “El rey, y nadie más, debe emitir su fallo, si pudiera, ya que en virtud de su juramento . él está obligado a que tanto el rey debe ejercer el poder como el vicario o un ministro de Dios, pero si nuestro señor el rey no sea capaz de determinar todas las causas, para aliviar parte de sus dolores mediante la distribución de la carga a más personas, se debe elegir sabios temen a Dios, etc., y hacer que los jueces de ellas “. Mucho para el mismo propósito son las palabras de Eduardo I en el comienzo de su libro de leyes, escrito por su nombramiento por el británico John, obispo de Hereford:


Lo haremos que nuestra propia jurisdicción esté por encima de todas las jurisdicciones de nuestro reino, así como en toda clase de delitos graves, delitos, contratos, y en todas las otras acciones, personales o reales, tenemos el poder para producir tales juicios como hacer de pertenecer sin otro proceso dondequiera que sabemos la verdad derecha como jueces.

Fuente: http://loveforlife.com.au/content/11/01/01/1659-treaty-secret-put-english-corporation-ended-any-repayment-obligations-pope-or-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s