Decepción Legal: Magia Gramatical, codificación del lenguaje y Sellos.

Magia “Sigil” y la Reserva Federal [1].

Sigil Magic es una forma de palabra y símbolo Magico para manifestar en la realidad una intención. SIGIL deriva de la palabra latina sigillum y se traduce en magia SEAL (¿Magia del Sello?).

Hay algunas características de esta forma de Magik :

  1. Decidir sobre el IN-ten [t] (s) ion y SPELL (hechizo, encanto, pero también deletreo) deletrearlo hacia fuera en una oración abierta positiva con el tiempo perfecto presente tal como “soy rico, sano, y sabio.”
  2. Remarcar la frase en CASO SUPERIOR (Letras Mayusculas, de “Caso Superior”) y elimine espacios, vocales y letras dobles, por ejemplo “IMWLTHLTHNDWS”
  3. Combine en un símbolo y / o una serie de símbolos y añada patrones decorativos. El uso de “tinta invertida”, donde los símbolos están esbozados, también ayuda a “llenar” la manifestación. Poner los patrones y el hechizo en una caja / círculo y / o doble caja / círculo está trayendo la manifestación a través de un portal.
  4. Lánzalo imprimiendo y quemando el papel con el hechizo sobre él.

Los patrones, la ortografía y el portal son el sello / sigilo.

La Reserva Federal se dedica a Sigil Magic. En el billete de un dólar, hay dos sellos atribuidos como ” El Gran Sello de los Estados Unidos

Hay 13 pasos en la pirámide, y 13 es un número maestro. Esta energía maestra es una razón por la que se hace misteriosa y supersticiosa.

Sigil / Seal Magic también usa Chaos (ver la entrada de Wikipedia) y la frase latina “Novus Ordo Seclorum” es “Orden fuera del caos”.

Además, las líneas que emanan del ojo de la pirámide son super-luminar y over-bright el aspecto que brilla. Esto hace que el aspecto sigil cegamiento para observar para aquellos que no están en el dominio de frecuencia / energía adecuada para ver a través de la magia (magik).

Los guillochés que se encuentran en las notas de la Reserva Federal son una parte de la magia del sello por manifestar la ilusión de que estas notas de deuda tienen “valor”. La complejidad de los guillochés es “tejida” para que la manifestación sea “finamente” Modelado y tejido en realidad.

Uno de los aspectos de Sigil / Seal Magic es usar mayúsculas. Esta es otra razón por la cual las presencias de ficción legal utilizan nombres de CASOS SUPERIORES en lugar de nombres de Camel Case. Es una parte de la ORTOGRAFÍA y el uso de SIGIL / Seal Magik.

El buque que tiene el nombre de CASO SUPERIOR (también conocido como el nombre legal) es un fideicomiso, una corporación, una PERSONA legal y una oficina pública. El Acta de Nacimiento es un Documento de Banco como lo evidencia el Especialista de Cuentas de Banco que declaró como tal trabajando para el Departamento de Salud, Registros Vitales para el ESTADO DE CALIFORNIA.

El Vaso es un recipiente físico para el espíritu humano. Los buques tienen el CASO SUPERIOR y el nombre en cursiva como se especifica en la Guía de Estilo de la Oficina de Imprenta del Gobierno de los Estados Unidos, Capítulo 11 § 6, 7 y 8 .

La Constitución Orgánica, la Enmienda Uno está escrita:

El Congreso no hará ninguna ley sobre el establecimiento de la religión, o prohibir el libre ejercicio de la misma.

Claramente, el uso de SIGIL / Seal Magic para legalizar / ficcionalizar su sistema de ficción legal de la deuda (Federal Reserve Note) es el establecimiento de una religión oculta basada en el uso y desempeño de la magia SEAL.

Por último, la frase “En Dios confiamos” no es lo que la mayoría de los cristianos suponen que sea. El hombre de la mano derecha de Dios en este planeta es el Papa a través de la ciudad-estado de El Vaticano / Santa Sede y otra palabra para la confianza es la finca. La Traducción de “En Dios Confiamos” es “En el “Holy See”-Santa Sede / Vatican We Estate”.

El Vaticano es el distribuidor divinamente autorizado por Sole / Soul de ” Cestui Que Vie Trusts “. El Vaticano se dio el poder de supervisar todo sobre el Planeta Tierra a través de Cestui Que Vie Trust por las Bulas Papales: Unam Sanctam , Roman Pontifex , Aeterni Regis y Convocación .

También es importante señalar que el Vaticano se convirtió en un Estado-Ciudad durante la Segunda Guerra Mundial, un evento de bandera falsa , por Benito Mussolini (el fascista) para el apoyo Vaticano de Hitler y los nazis. Mussolini definió mejor el fascismo como corporativismo.

Estos tidbits son importantes debido a esta imagen de la Cámara de Representantes de los ESTADOS UNIDOS, INC:

“En dios confiamos en” con Fasces al lado de la bandera americana y de Obama.

340px-Fasces_lictoriae.svg Sobre Obama, hay “en el Vaticano nosotros somos el Estado” sobre Obama y dos Fasces en ambos lados de la bandera ” americana “. He aquí un ejemplo de Fasce que es el símbolo directo del Benito Mussolini del Partido Nacional Fascista en Italia. Vea allí el logo aquí:

National_Fascist_Party_logo.svg
Logo del Partido Nacional Fascista de Benito Mussolini, quien dio el estatus de ciudad-estado del Vaticano para el apoyo del Vaticano a Hitler y los nazis.

Además, en el 28 United States Code, § 3002
(15) (a) ” Estados Unidossignifica una Corporación Federal , y
(10) Por ” persona ” se entiende una persona física (incluido un indio), una sociedad , una asociación, una asociación no constituida en sociedad, un fideicomiso o una sucesión, o cualquier otra entidad pública o privada, Tribu india.

Cada entidad dentro de los ESTADOS UNIDOS, INCORPORADOS es una corporación, que también es conocida y definida como el fascismo. En la época de Mussolini, el gobierno se hizo cargo de las corporaciones. En el tiempo “moderno”, las corporaciones se han apoderado del gobierno. Se encuentra en un estudio científico de Princeton que la elite rica y las corporaciones dictan la política de “gobierno” y que la votación no tiene ninguna influencia.

El Acta de Nacimiento es el billete de banco que financia el patrimonio de la presencia ficticia legal y actúa como el bono para el cargo público de nuestro NOMBRE CASO SUPERIORES (nombre en MAYÚSCULAS). La entidad que suscribe estas notas parece ser la Tesorería del Estado / Tesorería con sus propias facilidades de suscripción de deuda.

Al afirmar que tiene un nombre legal, implica que uno, como ser humano, está asociado como CEO y presidente de la corporación legal de ficción, y de alguna manera ha sido elegido y / o asignado a la oficina pública.

Codificando LA MAGIA, INCORPORADA; la Religión de la Nueva Era [3].

El congresista de Texas propone Bill haciendo de la magia un tesoro nacional y un arte


En la política estadounidense están ocurriendo cosas importantes. No, no el lento, miserable subida (hacia arriba) del sistema político por los negocios Oompa Loompa de Donald Trump, sino la magia – la magia! – podría finalmente estar a punto de obtener el reconocimiento que merece. A principios de esta semana, el congresista de Texas Pete Sessions presentó una resolución para reconocer la magia como un tesoro nacional, argumentando que “no ha sido reconocido apropiadamente como una gran forma de arte estadounidense” o dado el “estatus” proporcional a su valor e importancia.

Para arreglar esto, Sessions desea que la Cámara de Representantes declare la magia como una “forma de arte rara y valiosa”, y se compromete a apoyar los esfuerzos que aseguran que la magia sea “preservada, entendida y promulgada”. Las cualidades atractivas de la magia (incluyendo su capacidad para inspirar a niños pequeños), y alaba a los magos americanos como Harry Houdini y David Copperfield. Aquí está un breve extracto para darle un sabor:

Considerando que la magia es una forma de arte con el poder único y el potencial de impacto en la vida de todas las personas;

Considerando que la magia permite a la gente experimentar lo imposible;

Mientras que la magia se utiliza para inspirar y traer alegría y felicidad a otros;

Considerando que la magia ha tenido un impacto significativo en otras formas de arte;

Mientras que la magia, al igual que las grandes formas artísticas de la danza, la literatura, el teatro, el cine y las artes visuales, permite a la gente experimentar algo que trasciende la palabra escrita;

Mientras que muchos avances tecnológicos pueden ser directamente rastreados a la obra influyente de los magos;

Mientras que el futurista Arthur C. Clarke afirmó que cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia;

Mientras que uno de los más grandes artistas de todos los tiempos, Leonardo da Vinci, fue inspirado por la magia y co-escribió uno de los primeros libros sobre la magia a finales del siglo XV;

Considerando que el cine moderno no existiría hoy sin el trabajo innovador del consumado mago Georges Méliès;

Mientras que los magos son narradores visuales que entrelazan perfectamente elementos de misterio, maravilla, emoción y expresión;

Mientras que la magia es un modelo artístico excepcional de la expresión individual;

Considerando que la magia cumple algunos de los más altos ideales y aspiraciones de nuestro país al animar a la gente a cuestionar lo que creen y ven;

Considerando que la magia es una fuerza unificadora a través de las diferencias culturales, religiosas, étnicas y de edad en nuestra diversa Nación;

Considerando que la magia es un arte que transforma lo ordinario en lo extraordinario;

Mientras que la magia es intemporal en la súplica y requiere solamente la capacidad de soñar;

Mientras que la magia trasciende cualquier barrera de raza, religión, lengua o cultura;

Considerando que la magia no ha sido debidamente reconocida como una gran forma de arte estadounidense, ni se le ha otorgado el estatus institucional a nivel nacional, proporcional a su valor e importancia;

Considerando que no existe un esfuerzo nacional efectivo para apoyar y preservar la magia;

Mientras que la documentación y el apoyo de archivo requerido por una forma tan grande de arte aún no se ha aplicado sistemáticamente al campo de la magia; y

Considerando que es en el mejor interés del bienestar nacional preservar y celebrar la forma de arte única de la magia: Ahora, por lo tanto, sea

Resuelto, Que la Cámara de Representantes –

(1) reconoce la magia como una rara y valiosa forma de arte y tesoro nacional; y

(2) apoya los esfuerzos para asegurarse de que la magia se preserva, entiende y promulga.

Y así. Si desea leer el texto completo está disponible. Resolución de la Cámara 642 – 114º Congreso (2015 – 2016)

( Continúa con el artículo …)


Ya hay un montón de “magia” usada y abusada por el Sistema de la Reserva Federal y el Sistema Legal en sus Notas de Seguridad Mágicas de SIGIL / Seal, usando NOMBRES CAPITALIZADOS como -como documentados aquí- y luego contratando ilegalmente a los seres humanos en Su esquema fraudulento de seguro corporativo / franquicia de billetes de oficina pública ponzi suponiendo que todas las firmas son “Con Prejuicio” y por lo tanto les permite aplicar cualquier regla y código – como arbitrariamente aplicado por los que operan el sistema -.

La magia funciona para aquellos que lo creen. No importa que algunas personas no lo crean. Si el mago lo cree, entonces funciona. Está trabajando con el punto cero, el campo cuántico de la conciencia, que la ciencia ha descubierto; Que muchas formas religiosas ya han señalado.

Para un gran ejemplo de “magia” echa un vistazo a: Justin Sight – The Blind Magician

Cualquier tecnología suficientemente avanzada [la conciencia] es indistinguible de la “magia” a los que no están familiarizados con ella. Particularmente en la perspectiva de la Conciencia misma.

Con esto dicho, la “magia” es una religión, una religión que trasciende las religiones escritas por el hombre. Este proyecto de ley de “Reconocimiento Mágico” codificaría (para la mayoría de las personas) una “religión” basada en la fe que está en contra de ambas Constituciones, Enmienda 1, Separación de Iglesia y Estado .

Esto también legitimaría el uso “gubernamental / corporativo” de la Magia como los de Hillary Clinton para propósitos políticos. Ver su correo electrónico filtrada sobre el sacrificio de pollo a Moloch . Moloch es un Dios Canaanita Bíblico para el Sacrificio Infantil, Rabinicamente retratado Moloch como un Minotauro… que es peculiarmente similar a Baphomet. Esta codificación de “magia” puede ser un intento de reducir los pasivos de los agentes al legalizar su uso en la franquicia gubernamental corporativa como “MAGIA, INCORPORADA”.

Mi posición es que el “UNITED STATES, INC” es un sistema de esclavitud excluido, y permitir que “MAGIC, INC” en el sistema sólo permitiría más esclavitud. Si se adopta este proyecto de ley del Congreso de Texas, en violación de la Constitución de los Estados Unidos de América, se puede utilizar positivamente la positividad, a pesar de cualquier intento de utilizarla negativamente. Por ejemplo, Citizens United vs. FEC reafirmó las deudas de “bonos privados” como discurso legal, asegurando que todos los bonos privados son reconocibles y reconocidos por la Corporación de Servicios Gubernamentales Franquicias. (Si nuestros bonos privados se deshonran y / o no se reconocen como legítimos, es sólo porque el propio sistema no está cumpliendo con sus propios códigos estatutarios).

La totalidad de cada Nota de la Reserva Federal está diseñada con Magic Seal en su mente. Dice en la parte posterior de la CUENTA DE UN DÓLAR “el gran sello de los Estados Unidos” debajo de los dos sellos de los ESTADOS UNIDOS, INCORPORADOS .

ANNUIT CŒPTIS – NOVUS ORDO SECLORUM  “se traduce como “compromiso aprobado” y “[Dios] favorece las empresas” – ” Novus Ordo Seclorum ” se traduce en “un nuevo orden de las edades / mundo” y “Nuevo Orden Mundial”.

Como frases latinas, son muy interesantes en la “magia”. La definición legal de ” empresa ” es “una prenda, la seguridad, el acuerdo , la obligación . Una empresa con seguridad adecuada es un bono. El término se utiliza en un sentido general para referirse a cualquier tipo de promesa o estipulación.

Toda la Deuda no es más que una PROMESA DE PAGAR. Así es como funcionan las NOTAS PROMISSORIAS. Cada una de nuestras “deudas” privadas es una promesa de pagar exactamente de la misma manera que todos los bancos honran por sí mismos, que las promesas de pago son el valor de esa promesa. La promesa de pagar literalmente CREA la deuda, que es la deuda. La firma es el contrato y “con contrato de perjuicio”. La promesa de pagar en sí vale la deuda especificada en el papel. Si esto no fuera cierto, las Notas de la Reserva Federal no serían tratadas como “valiosas” y “monetarias”.

La empresa también se refiere a la profesión / gestión y deberes de los funerales . Técnicamente, si el Certificado de Nacimiento NOMBRE COMERCIAL © OFICINA PÚBLICA no es “reclamado” por los padres humanos por el ” estatuto de limitación “, la persona artificial es declarada “perdida en el mar”. Es por eso que todas las salas son operaciones de “salvamento” En “almirantazgo / jurisdicción estatutaria”.

Freedom River – ¿Qué es un certificado de nacimiento?

La persona jurídica es también un “buque” en el que el Estado tiene una obligación de seguridad, a través del bono de nacimiento. Cuando llegue a la edad legal completa, se convierte en el Maestro (Sr. / Sra. / Sra.) De ese “buque”. El ser vivo ha “ido al mar”, y bajo la jurisdicción marítima del Almirantazgo, que es la “Ley del Mar”, si usted está desaparecido durante siete años, puede ser declarado legalmente muerto por su corte. El mismo proceso se aplica a los barcos y marinos perdidos en el mar.

Pero usted probablemente “voluntariamente” perderá su patrimonio. Usted puede comenzar a trabajar y registrarse como contribuyente, o puede inscribirse en un registro de votación. De cualquier manera, usted está transfiriendo su propiedad a la persona jurídica mediante el registro como una “fiesta de alojamiento”. Si usted decide no registrar a la persona jurídica, usted es un “buque perdido en el mar”. Después de siete años, usted “murió” sin una voluntad “Intestate”, así que alguien es designado para manejar su Estate / Trust. El Fideicomiso Público se aplica al Tribunal de Familia para administrar su Patrimonio bajo la Ley de Protección de los Derechos Personales y de Propiedad de 1988, Sección 11. Formulario PPPR 6 Solicitud de orden para administrar bienes “.

Tenga en cuenta que el Especialista de la Nota de Banco de la OFICINA DE REGISTROS VITALES para el DEPARTAMENTO DE SALUD del ESTADO DE CALIFORNIA me dijo, y cito, ” [Certificados de Nacimiento] no sería un billete de banco sin el código de barras!

Así que los certificados de nacimiento son billetes de banco y por lo tanto Promesas de pago y funcionamiento de la empresa aprobada de los seres humanos bajo la magia.

Estos sellos utilizados en SIGIL MAGIC autorizan estos comportamientos y significados por parte de los funerarios de la ESTATE de “EN DIOS CONFIAMOS” mejor definido como “EN EL VATICANO, INC ESTAMOS” -estate de la persona artificial fallecida!

De hecho, el significado común de “empresa” puede ser ventajoso para los bienes comunes percibidos, pero debemos mirar la intención de los agentes legales que han causado y creado estos sellos y la magia y por lo tanto usan definiciones legales en primer lugar -como son sus significados especificados para “Abogados” en su “sistema legal” -.

Esta codificación corporativa de “magia” sólo podría utilizarse para codificar, definir y limitar el potencial y la aplicación de la “magia” (que es cómo funciona el efecto placebo, ver no creer, creer está viendo).

Un gran aspecto de esta legislación es que los estatutos y códigos existentes en los libros permiten la PRO-SE / cución de aquellos que se dedican a la magia cruel de manipulación oscura como el Sistema de la Reserva Federal con sus “características de seguridad”. Simplemente reconociéndolo, los códigos existentes en los libros se aplican cuando la intención es dañar a otros, particularmente para el “beneficio monetario” personal, ya que la deuda es todo lo que realmente existe en los ESTADOS UNIDOS, INC. Las corporaciones son franquicias de seguros de deuda, Son así. Los automóviles y otras máquinas de transporte se legalizan en “vehículos” para propósitos de franquicia y deuda. Un certificado de título en sí es un billete de banco para controlar el inventario a través de propiedad personal … de lo que debe ser nuestra propiedad privada.

Cabe señalar que el Sistema de la Reserva Federal es usualmente el “propietario final” de las Certificaciones de Nacimiento del Estado y las utiliza para financiar el gobierno federal de los ESTADOS UNIDOS, INCORPORADOS. La Reserva Federal simplemente coloca estos billetes de banco en su lado de la “responsabilidad” del libro mayor y, al escribir unos cuantos números, el Certificado de Nacimiento es lavado en el lado del activo por UNDER / escribiendo nuevas PROMESAS PARA PAGAR / Deuda Dinero, una responsabilidad de UNDER / takers para aquellos “legalmente incompetentes” e incapaces de administrar su OFICINA PÚBLICA COMERCIAL.

INCIDENTE LEGALMENTE INCOMPETENTE, a menos que el ser humano sepa lo que la gente sabe de lo que el Diferencia y relación entre un ser humano y su contratista (hombre de paja / ficción legal / oficina pública de franquicia corporativa / confianza) y cómo operar la PERSONA ARTIFICIAL.

El sitio web de DEPARTAMENTO DE TESORERIOS DE ESTADOS UNIDOS, INCORPORADO, sobre la historia del Sello del Tesoro :

El diseño actual del Sello del Departamento del Tesoro fue aprobado por el Secretario del Tesoro Henry H. Fowler el 29 de enero de 1968. Debido a que fue utilizado por la Junta de Hacienda (IRS) bajo los Artículos de la Confederación, el diseño básico del Sello del Tesoro Existieron más tiempo que el propio Gobierno Federal.

Durante casi doscientos años, el sello llevaba la inscripción latina, “Thesaur. Amer. Septent. Sigil “, que traduce” El Sello del Tesoro de Norteamérica”. Esta inscripción fue cambiada en el diseño actual para que se lea “El Departamento del Tesoro”.

Otros cambios en el sello fueron la adición de la fecha “1789” para registrar el año en que se creó el Departamento. El sello muestra sus brazos representando escalas de equilibrio (para representar la justicia), una llave (el emblema de la autoridad oficial) y una viga de trece estrellas (para representar los estados originales).

“1789” es una publicidad engañosa, ya que el “Tesoro de Norteamérica” ​​NO es el “Departamento del Tesoro”. El “Departamento del Tesoro” combina su autoridad y mandato constitucional orgánico con su Constitución Corporativa (creada en 1871, en la Ley Orgánica de DC ) intentando sumar fraudulentamente la historia del “Tesoro de Norteamérica”.

El “Tesoro de Norteamérica” ​​se extinguió y el nuevo “DEPARTAMENTO DE TESORERÍA” (vía Sello Corporativo) fue aprobado por el Secretario del Tesoro Henry H. Fowler el 29 de enero de 1968.

Hay una serie notable de acontecimientos alrededor del establecimiento del “DEPARTAMENTO DE TESORO” (aka, la conversión ilegal del “Hacienda de Norteamérica” ​​en el “DEPARTAMENTO DE TESORERÍA”). Desde su propio sitio web corporativo, The History of the US Inc, Departamento de Hacienda :

29 de enero de 1968 – Henry H. Fowler, el 58º Secretario del Tesoro, aprobó el diseño para el nuevo Sello del Departamento del Tesoro que todavía está en uso hoy.

17 de abril de 1968 – La Oficina de Grabado e Impresión completó su conversión al método de impresión en seco. La conversión se ahorró en los costos de producción y aumentó la cantidad de moneda que se podría producir. También mejoró los detalles, haciendo más difícil la falsificación.

5 de junio de 1968 – El candidato presidencial Robert F. Kennedy fue baleado y asesinado por Sirhan Sirhan en Los Angeles, California. La muerte de Kennedy llevó a la protección de los servicios secretos de Estados Unidos para los candidatos presidenciales, comenzando el día siguiente.

24 de junio de 1968 – Se interrumpió el intercambio de certificados de plata por lingotes de plata.

22 de octubre de 1968 – El Presidente Johnson firmó la Ley de Control de Armas en la ley. La Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego fue acusada de su cumplimiento.

11 de abril de 1969 – La prohibición de exportación de las monedas de plata estadounidenses terminó, permitiendo la exportación de monedas de plata por primera vez desde el 18 de mayo de 1967.

21 de enero de 1971 – Las últimas notas de los Estados Unidos fueron puestas en circulación por el Departamento del Tesoro

Nixon terminó la convertibilidad de las Notas de la Reserva Federal en Oro con socios comerciales internacionales porque el DEPARTAMENTO DE TESORO emitió demasiados “títulos de deuda” a través del SISTEMA DE RESERVA FEDERAL. )

El uso de Sigil Magic en las notas de la Reserva Federal es sobre hacer algo de la nada, literalmente. El Caudal/Moneda Fiat no explica adecuadamente lo que realmente son las Notas de la Reserva Federal. Los billetes de la FED son más exactamente unidades de valor de la deuda (negativo), y valor positivo para representar los objetos ficcionalizados en una licencia del seguro. El objeto a legalizar se describe en un “Instrumento Negociable”.

Una vez firmada correctamente, la garantía del instrumento negociable (que utiliza “papel de seguridad” con formas mágicas como guilloches, flautas y espejos) se convierte en la “deuda” (también conocida como una promesa de pago, que contiene su propio valor como un giro postal) La suscripción, el pasivo se convierte en un activo de los bancos / tesorerías, convirtiéndose así en el seguro al entrar en el sistema legal corporativo. Todo lo legalizado es prepago.

En todo caso, cree en ti mismo. Ahí es donde está tu magia. La corporación de servicios gubernamentales no necesita codificar la magia para que usted reconozca su abundancia ya en cada una de nuestras vidas. Una de las maneras más fáciles de ser “mágico” es sonreír genuinamente al encontrar a alguien, donar un dólar a alguien en necesidad, alimentar a los pobres, y todo lo que ayuda en situaciones que están faltando. Sé la luz en la vida de otras personas. Sea feliz y vea en otros.

El BCE confirma el uso de la magia en el sistema de esclavitud de deudas [3]

Cubierta cero: un banquero central lo pierde oficialmente: “Somos gente mágica”

Vitas Vasiliauskas, miembro del Consejo de Gobierno del BCE, quien dijo a Bloomberg en una entrevista que el BCE todavía puede evocar sorpresas de política – leer la inflación – si es necesario para combatir los shocks económicos y empujar los precios más altos.

Lo más inquietante es que estaba muy serio cuando lo dijo, lo cual es importante, porque es obvio que los banqueros centrales no son ni dioses, ni magos, ni siquiera haciendo ” el trabajo de Dios en la tierra”, sino simples y sencillos psicópatas. Al menos el mago tenía razón en una cosa: ” damos a los mercados.

Bloomberg: El BCE todavía puede sacar conejos del sombrero, dice un miembro del Consejo

“Los mercados dicen que el BCE está hecho, su caja está vacía”, Vasiliauskas, que encabeza el Banco Central de Lituania. Pero somos gente mágica. Cada vez que tomamos algo y damos a los mercados – un conejo fuera del sombrero.

Es bien documentado que Magic, Inc es una “religión” reconocida dentro de los ESTADOS UNIDOS, INC , Sigil Magic se utiliza en Instrumentos Negociables títulos de deuda tales como Notas de la Reserva Federal , la deuda de nada es Magic a través de la esclavitud babilónica Reserva Federal .

Como ahora admitió un miembro del BCE, los “fraudadores de dinero” utilizan la magia para crear deuda de la nada … y de muchas otras maneras. Ellos lo creen. No importa si crees o no en la magia. Funciona para los banksters porque creen que funciona para ellos … y lo mantienen hasta que no funciona.

El Oro Yuan respaldado sin convertibilidad a la Nota Reserva Federal es la evidencia de la nota de la Fed ya no funciona. Hay un rumor reciente que un buque de la Armada de los Estados Unidos atracó para el reabastecimiento de combustible en un puerto de la nación de Oriente Medio y las notas de la Fed fueron denegadas como pago; Sólo la plata es aceptable. Esto va junto con los BRICS formando su nuevo banco SIN la Reserva Federal y su fraude de la deuda.

Parece que a partir del 1 de enero de 2016, la Reserva Federal ya no es la Moneda de la Reserva Mundial.

De Dinero de Curso Legal (Legal Tender) a Dinero Lícito [4].

Así es como los bancos han socavado el dinero constitucional legal para su “licitación legal”.

Es importante recordar que FDR vendió la Población Norteamericana en 1933 a los banqueros internacionales (ahem, Federal Reserve), que produjo el cambio de idioma en estas “notas”.

En segundo lugar, Nixon temporalmente nixed el estándar de oro por sólo el de Legal Tender (dinero de curso legal). ¿A partir de esta escritura, es 44 años temporal? ¿Cuándo terminará esta Acción Ejecutiva Inconstitucional “temporal”?

Tercero, LEGAL se define mejor como FICCIONAL:

Legal Dictionary: Legal Fiction – Recuerda que todo lo legal es ficticio.

Ficción Legal: Una suposición de que algo ocurrió o alguien o algo existe que, de hecho, no es el caso, pero que se hace en la ley para permitir a un tribunal resolver equitativamente un asunto ante él.

La mayoría de los tribunales “estatutarios” en los Estados Unidos son la fusión de los tribunales de common law y tribunales de EQUITY .

Se dice comúnmente que la equidad “mitiga el rigor de la ley común”.
La equidad es el conjunto de máximas que “reina sobre toda la ley”.

Refraseando, esto significa que la equidad reina EN TODAS las demás leyes, incluyendo la Ley Común, la Ley Constitucional, etc. Además, por la razón que la Licitación Legal no es Dinero Legal, se requiere que un Tribunal de Equidad emita sentencias que “otorgan daños” que Aparecen como dinero pero no lo son, como moneda de curso legal es deuda, y presencias legales directas para actuar / no actuar.

Legal-Money-to-Legal-Tender

——————————————————————————————————————————–

https://govbanknotes.wordpress.com/2015/04/08/sigil-magic-and-the-federal-reserve/ [1].

https://govbanknotes.wordpress.com/2016/04/10/codifying-magic-incorporated-the-new-age-religion/ [2].

https://govbanknotes.wordpress.com/2016/05/12/e-c-b-confirms-using-magic-in-debt-slavery-system/ [3].

https://govbanknotes.wordpress.com/2015/03/26/legal-tender-to-lawful-money/ [4].

Anuncios

Los significados ocultos de representar: ¿Por qué no se puede representar en la corte?

Por Omni Thought

Foto de Grumpy Old Judge

Para saber por qué usted no puede “representarse” a sí mismo en la corte, es necesario estudiar las definiciones de la palabra representar y encontrar sus significados más profundos. También debes preguntarte: “¿Cómo podría yo representarme cuando ya estoy viviendo en un cuerpo hecho de carne y hueso?” Una de las definiciones comunes de la palabra representar es “actuar o hablar oficialmente para (alguien o algo)”. Basándose en esta definición, cuando “representas” a alguien o algo, estás actuando o hablando por él.

Aquí hay otras definiciones comunes de la palabra representar de Dictionary.com :

  • “Servir para expresar, designar, representar o denotar, como una palabra, símbolo o similar; simbolizar:”
  • “Expresar o designar por algún término, carácter, símbolo o similar:”
  • “Permanecer o actuar en el lugar de, como sustituto, representante o agente:”
  • “Para hablar y actuar por delegación de autoridad:”
  • “Actuar por o en nombre de (un distrito electoral, estado, etc.) por el derecho delegado en ejercer una voz en la legislación o el gobierno:”
  • “Representar o representar; Presentar la semejanza de, como un cuadro hace: “
  • “Presentar o representar a la mente”.

Aquí está la definición de la palabra representar de Black’s Law Dictionary (5ª edición):

Aparecer en el carácter de; hacerse pasar por; exhibir; Para exponer ante los ojos. Representar una cosa es producirla públicamente. Representar a una persona es estar en su lugar; Hablar o actuar con autoridad en nombre de dicha persona; Para proveer su lugar; Para actuar como su sustituto o agente.

Los Significados Ocultos de la Palabra Representan

Todas las definiciones anteriores están básicamente diciendo que la palabra representar significa actuar en la capacidad de algo . Cuando te representas a ti mismo, estás actuando por algo fuera de ti y por lo tanto, NO es verdaderamente tú.

En uno de los párrafos anteriores, la primera frase dice “Aparecer en el carácter de”. Las palabras que usted necesita prestar atención en esta frase son aparecen y el carácter . También es necesario prestar atención a la palabra persona. En legalese, la palabra persona generalmente significa una persona artificial . Esta “persona” no es usted porque es un personaje de ficción muerto.

Uno de los orígenes de la palabra aparece es la palabra latina apparere , que se deriva de las palabras latinas ad (“to”) y parere (“venir, ser visible”). La palabra aparece tiene una fuerte conexión con la magia (magia), por lo que es usada mucho por magos falsos o reales. Estos magos les gusta hacer aparecer las cosas (ser visible) y desaparecer (ser invisible) justo delante de sus ojos.

Al igual que los magos, los jueces también quieren hacer que las cosas aparezcan y desaparezcan. Esta es la razón por la que la carta que usaron para notificarle a comparecer ante el tribunal se llama una citación. Para convocar a la corte es llamarlo a comparecer ante el tribunal usando el poder de las palabras y la magia, similar a cómo las brujas convocan a los espíritus para que aparezcan frente a ellos. La palabra summons se define como “Una forma de proceso legal que ordena al acusado comparecer ante el tribunal en un día específico y responder a la queja hecha por el demandante”.

En mi artículo titulado El poder mágico de las palabras y por qué las palabras gobiernan el mundo , dije que los jueces son magos, por lo que a veces son llamados magistrados . Aquí hay un extracto de ese artículo:

En términos legales, la palabra magistrado se define como “cualquier individuo que tenga el poder de un funcionario público o oficial judicial inferior, como un juez de paz”. El magistrado también puede definirse como “un funcionario civil encargado de la administración de la ley”. Para encontrar la definición oculta de la palabra magistrado, es necesario dividirla en dos palabras (magistral). La palabra que usted necesita prestar la atención es magos . Uno de los orígenes de la palabra magos es la palabra latina magi (plural de magus ), que significa “mago, mago aprendido”. Por lo tanto, las palabras magistrado, mago, magia y magisterio.

En cuanto al carácter de la palabra, se define como “el agregado de rasgos y de rasgos que forman la naturaleza individual de una cierta persona o cosa.” El carácter de la palabra originó del carácter latino de la palabra y de la palabra griega kharakter , significando la “marca grabada, También “símbolo o huella en el alma”. En otras palabras, un carácter es una marca o símbolo usado para identificar algo. La palabra carácter también puede significar “símbolo o dibujo utilizado en brujería “.

Fonéticamente, el carácter de la palabra suena similar a “cuidado-actor”. El cuidado de la palabra se deriva de las viejas palabras inglesas caru y cearu , significando el “dolor, ansiedad, dolor,” también “cargas de la mente; Atención mental seria “. Basado en estas definiciones ocultas, un personaje / actor de cuidado es un actor con graves problemas mentales. Un personaje es un símbolo y por lo tanto no es usted, el hombre (hombre o mujer) con un cuerpo hecho de carne y sangre.

Debido a que un personaje es un símbolo, es una persona artificial y por lo tanto necesita su energía de la fuerza de vida para cargarlo con la vida. Esta es la razón por la que el sistema legal tiene que cobrarle primero antes de convocarle a comparecer ante el tribunal. Lo cobran primero porque están planeando engañarle para que renuncie a su energía de fuerza vital, para que pueda ser usado para cargar al personaje / persona legal / persona muerta y darle vida.

Por qué no puede representarse en la corte

Cuando estás en una sala de tribunal y el juez te pregunta si te estás representando a ti mismo, lo que realmente está haciendo es engañarte para que aceptes representar a tu persona legal (personaje), que es una persona artificial, también conocida como corporación. Esta persona artificial a veces se conoce como el nombre legal , que es un símbolo o carácter utilizado por el sistema legal para identificar y marcar con la “marca de la bestia”. ¿ Recuerdas lo que dije anteriormente que la palabra carácter se originó del carácter latín y la palabra griega kharakter , que significa “marca grabada”, también “símbolo o huella en el alma”?

Tú, el hombre vivo (hombre o mujer), no puedes representarte a ti mismo porque ya eres tú mismo. Representarse a sí mismo es actuar en la capacidad de algo artificial, como una persona jurídica / persona artificial / persona muerta / carácter / corporación . Porque tú (el hombre vivo) no es artificial / muerto, no puedes representarte a ti mismo. Sin embargo, puede representar algo que no es artificial. En otras palabras, como un hombre vivo puede presentarse en la corte, pero sólo puede presentar una cosa artificial.

La palabra presente se define como “ser, existir o ocurrir en este momento o ahora; corriente”. Pero tenga en cuenta que una de las primeras definiciones de la palabra presente es “lo que se ofrece, lo que se ofrece o se da como un regalo”. Basándose en estas dos definiciones, cuando te presentas en la corte, te estás presentando en el tiempo presente o presentándote como un regalo. Debido a esto, usted necesita dejar que el juez sepa que usted está en la corte para presentarse en ese momento presente en el tiempo y no como un regalo.

Porque ahora sabes que los significados ocultos de la palabra representan, siempre que un juez te pregunte si te estás representando a ti mismo en la corte, debes decirle que no puedes representarte porque ya eres tú mismo y un hombre o una mujer vivos.

El sistema legal está lleno de palabras que tienen muchos significados diferentes, y por lo tanto es casi imposible saber lo que el juez realmente quiere decir cuando habla. Por ejemplo, cuando un juez dice “persona”, podría estar hablando de una persona natural, persona artificial, corporación, o cualquier cosa que sea artificial. Debido a esto, lo mejor es mantenerse fuera de la corte siempre que sea posible.

“Confusión de Voz”: 4 de 9

Fuente: https://govbanknotes.wordpress.com/2016/06/21/the-occult-meanings-of-represent-why-you-can-not-represent-yourself-in-court/

Agradecimientos: Joe Knowbody por la traducción del video.

Fraude del derecho civil: Jurisdicción Federal (civil).

NOTA: Esto es aplicable a cualquier tipo de jurisdiccion no consentida, comercial, contractual, mercantil. Ha de haber contrato, consentimiento y/o pruebas o evidencias de ambos o de conexión con el asunto comercial, todo lo demas es preasunción, por tanto fraude, herejía.

La lección que no enseñan en las escuelas de derecho o en las clases de educación cívica de la escuela secundaria: el engaño de la jurisdicción federal.

  • Parte 1: Tribunales federales del artículo III versus tribunales de distrito de los Estados Unidos

La Constitución crea el poder judicial del gobierno nacional en el artículo 3 § 1 y delinea el carácter de las controversias a las cuales el poder judicial se extiende en el artículo 3 § 2 (1); A saber, respectivamente y en la parte pertinente:

“Sección 1. El Poder Judicial de los Estados Unidos, será conferido a una Corte Suprema, y ​​en Tribunales inferiores que el Congreso podrá ordenar y establecer de tiempo en tiempo. . . .

“Sección 2. El Poder Judicial se extenderá a todos los Casos de Derecho y Equidad que surjan en virtud de esta Constitución, de las Leyes de los Estados Unidos y de los Tratados que se hagan, o que se establezcan bajo su autoridad; , A otros Ministros Públicos ya Cónsules, a todos los Casos de Almirantazgo y Jurisdicción Marítima, a Controversias a las cuales Estados Unidos será Parte, a Controversias entre dos o más Estados, entre un Estado y Ciudadanos de otro Estado, Entre Ciudadanos de diferentes Estados, entre Ciudadanos del mismo Estado que reclamen Tierras bajo Subvenciones de diferentes Estados y entre un Estado o sus Ciudadanos y Estados, Ciudadanos o Sujetos extranjeros.

En un sentido judicial, la “jurisdicción” (del derecho de justicia latino) significa esencialmente el poder legal, el derecho o la autoridad de un tribunal para oír y decidir las causas y pronunciar la sentencia de la ley dentro de un cierto área geográfica; esto es:

Foro . . 2 a: un órgano judicial o una asamblea. . . B: se puede ejercer la jurisdicción territorial de un foro judicial ante la jurisdicción personal – National Law Journal “Merriam-Webster’s Dictionary of Law (Merriam-Webster, Massachusetts, 1996), p. 201.

“-La jurisdicción territorial. Jurisdicción considerada como limitada a casos surgidos o personas que residen dentro de un territorio definido, como condado, distrito judicial, etc. La autoridad de cualquier tribunal está limitada por los límites así fijados. . . Henry Campbell Black, Diccionario de Derecho, Segunda Edición (West Publishing Co .: St. Paul. Minn., 1910) (en adelante “Black’s 2nd” ), p. 673.

La verdadera distinción entre los tribunales es en cuanto a las especies de jurisdicción, es decir, generales o limitadas; esto es:

La jurisdicción general es aquella que se extiende a una gran variedad de asuntos. La jurisdicción general en derecho y equidad es la jurisdicción de todo tipo que un tribunal puede poseer, de la persona, del objeto, [y] territorial. . .
“. . . La jurisdicción limitada (llamada, también, especial e inferior ) es aquella que se extiende solamente a ciertas causas especificadas. “[Énfasis en el original.] John Bouvier, Bouvier’s Law Dictionary, Third Revision (Being the Eighth Edition) revisado por Francis Rawle Editorial Co .: St. Paul, Minn .: 1914) (en adelante “Bouvier’s” ), p. 1761.

-Limitada jurisdicción. . . . La verdadera distinción entre los tribunales es entre los que poseen un general y los que sólo tienen una jurisdicción especial para un propósito particular. . . “El segundo de Black, p. 673.

Está bien establecido que las cortes de juicio ordenadas y establecidas por el Congreso bajo la autoridad del Artículo III de la Constitución, supra , son tribunales de jurisdicción limitada, con autoridad sólo sobre ciertas controversias; esto es:

  • El carácter de las controversias sobre las cuales puede extenderse la autoridad judicial federal está delineado en el art. III, § 2, cl. 1.. . . “Insurance Corporation of Ireland, Ltd., contra Compagnie des Bauxites de Guinee, 456 US 694, 701 (1982).
  • “Los tribunales federales son tribunales de jurisdicción limitada. . . “Hart v. FedEx Ground Package System Inc., 457 F.3d 675 (7ª Cir. 2006).
  • “La competencia de los tribunales federales está limitada no sólo por las disposiciones del art. III de la Constitución, sino también por los actos del Congreso. Palmore v. Estados Unidos, 411 US 389 , 411 US 401 ; Lockerty v. Phillips, 319 US 182 , 319 US 187 ; Kline v. Burke Constr. Co., 260 US 226 , 260 US 234 ; Cary v. Curtis, 3 Cómo. 236, 44 US 245. “Owen Equipment & Erection Co. v. Kroger, 437 US 365, 372 (1978).
  • “Es un precepto fundamental que los tribunales federales son tribunales de jurisdicción limitada”. Id. En 374.
  • “Los tribunales de los Estados Unidos tienen jurisdicción limitada. . . “Ex Parte Tobias Watkins, 28 US 193, 3 Pet. 193, 7 L.Ed. 650 (1830).  
  • “Los tribunales estatales son tribunales de jurisdicción general. . . . Por el contrario, los tribunales federales son tribunales de jurisdicción limitada. . . “Gottlieb contra Carnival Corp., 43 6 F.3d 335, 337 (2ª Cir. 2006).

Considerando que : Sólo los tribunales con jurisdicción territorial (un aspecto de la jurisdicción general) pueden tomar conocimiento de causas civiles y criminales; y

Considerando que : Todos los tribunales federales del Artículo III son tribunales de jurisdicción limitada (sólo ciertas controversias),

Por lo tanto : Ninguna corte de juicio ordenada y establecida por el Congreso bajo el Artículo III de la Constitución está autorizada a tomar conocimiento de causas civiles y criminales.

[1] Título 28 USC Judicial y Procedimiento Judicial Capítulo 176 Procedimiento de Recaudación de Deudas Federales Sección 3002 Definiciones establece , en la parte pertinente:

“Como se usa en este capítulo:
“. . . (8) “Sentencia” significa una sentencia, orden o decreto en favor de los Estados Unidos ante un tribunal y derivado de un proceso civil o penal relativo a una deuda “.

Considerando que : Ningún tribunal de primera instancia ordenado y establecido por el Congreso bajo la autoridad del Artículo III de la Constitución está investido de jurisdicción territorial; y

Considerando que : Ninguna jurisdicción federal del Artículo III tiene la jurisdicción territorial necesaria para conocer de causas civiles y criminales y para emitir sentencias derivadas de un proceso civil o penal; y

Considerando que : Cada Tribunal de Distrito de los Estados Unidos ( 28 USC 132 (a) ) ubicado en toda la Unión toma conocimiento de causas civiles y criminales y entra en sentencias derivadas de las mismas; y

Considerando que : Ningún tribunal federal puede tomar conocimiento de causas civiles y criminales y emitir sentencias derivadas de ellas, a menos que lo autorice la Constitución; y

Considerando que el artículo III de la Constitución carece de tal autoridad,

Por lo tanto: Ningún Tribunal de Distrito de los Estados Unidos es un tribunal del Artículo III-y debemos buscar en otra parte de la Constitución para la autoridad que da a los Tribunales de Distrito de los Estados Unidos la jurisdicción territorial necesaria para tomar conocimiento de causas civiles y criminales y emitir juicios a favor de los Estados Unidos Estados que se deriven de un proceso civil o penal relativo a una deuda, según lo autoriza la ley en 28 USC 3002 (8).

  • Parte 2: Traición a la Constitución

La única disposición de la Constitución que otorga al Congreso poderes para crear tribunales inferiores con jurisdicción territorial para conocer de causas civiles y criminales y emitir sentencias derivadas de ella es una autoridad implícita, el artículo 4 § 3 (2), también conocida como cláusula territorial ; A saber, en la parte pertinente:

“El Congreso tendrá poder para disponer y hacer todas las Reglas y Reglamentos necesarios respecto del Territorio u otra Propiedad perteneciente a los Estados Unidos; . . . “

Considerando que : Conforme a lo dispuesto en el artículo 1 § 8 (17) de la Constitución ( infra ), el Congreso tiene poder de legislación exclusiva (territorial, personal y materia) en “Territorio u otra Propiedad perteneciente a los Estados Unidos” ; esto es:

“Artículo 8. El Congreso tendrá Poder. . . Ejercer la Legislación exclusiva en todos los Casos que sea, sobre dicho Distrito (no excediendo de diez Millas cuadradas) que pueda, por cesión de determinados Estados, y la Aceptación del Congreso, convertirse en la Sede del Gobierno de los Estados Unidos, y ejercer como Autoridad Sobre todos los lugares adquiridos por el Consentimiento de la Legislatura del Estado en que se hallen los mismos, para la erección de fuertes, revistas, arsenales, muelles y otros edificios necesarios ; y

Considerando que : La extensión total del “Territorio u otra propiedad perteneciente a los Estados Unidos” ( Id . En 4 § 3 (2)) es hoy el colectivo de:

  • El Distrito de Columbia;
  • Guam, Samoa Americana, el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, las Islas Vírgenes, la República de las Islas Marianas del Norte, la República de las Islas Marshall, los Estados Federados de Micronesia, la República de Palau, el Atolón Palmyra, Isla de Howland, isla de Jarvis, atolón de Johnston, atolón intermedio, isla del norte – JACADS, isla de la arena, filón de Kingman, y isla de Navassa [2] ; y
  • Cualquier otro “Lugares comprados. . . Para la erección de fuertes, revistas, arsenales, muelles y otros edificios necesarios “ ( id. En 1 § 8 (17)); y

Considerando que : Todos los tribunales creados por el Congreso de conformidad con el artículo 4 § 3 (2) de la Constitución son los tribunales territoriales de jurisdicción general (jurisdicción territorial, personal y de materia) del Artículo IV ; y

Considerando que : Cada Tribunal de Distrito de los Estados Unidos está autorizado por ley (28 USC 3002 (8)) a ejercer la jurisdicción general y tomar conocimiento de causas civiles y criminales ya emitir juicios a favor de los Estados Unidos que surjan de un proceso civil o penal relativo a una deuda ; y

Considerando que en el artículo 4 § 3 (2) de la Constitución se autoriza a todos los tribunales de distrito de los Estados Unidos a ejercer jurisdicción territorial y “disponer de todas las normas y reglamentaciones necesarias relativas al territorio u otra propiedad perteneciente a los Estados Unidos “; y

Considerando que todos los Estados Unidos unidos por y bajo la autoridad de la Constitución y admitidos en la Unión-numeración de 50 en la actualidad, el último de los cuales es Hawai, 21 de agosto de 1959-se sitúa sin todo “Territorio u otra propiedad perteneciente a los Estados Unidos” ( Id .), Y

Considerando que : Ningún Tribunal de Distrito de los Estados Unidos tiene autoridad constitucional para ejercer la jurisdicción territorial y conocer de causas civiles y criminales y para emitir juicios a favor de los Estados Unidos que surjan de un proceso civil o penal relativo a una deuda dentro de los límites exteriores de El área geográfica ocupada por las 50 comunidades respectivas unidas por y bajo autoridad de la Constitución y admitidas en la Unión; y

Considerando que : Todo Tribunal de Distrito de los Estados Unidos que haga negocios dentro de los límites exteriores de la Unión es un tribunal territorial de jurisdicción general, bajo el control exclusivo del Congreso, que amplía su jurisdicción más allá de los límites fijados por la Constitución en el artículo 4 § 3 (2) ( “Territorio u otra Propiedad perteneciente a los Estados Unidos” ), y usurpando el ejercicio de la jurisdicción en el área geográfica extra-constitucional (la Unión), bajo el color [3] de la ley, la oficina y la autoridad Corte de canguro [4] ; y

Considerando que : “No tenemos más derecho a declinar el ejercicio de la jurisdicción que se da, que a usurpar lo que no se da. El uno u otro sería traición a la constitución “, Cohens v. Virginia , 19 US 264, 6 Wheat. 265, 5 L.Ed. 257 (1821),

Por lo tanto: Cada miembro del Congreso, oficial federal de bancada y abogado del Departamento de Justicia viola su juramento de oficio y es culpable de, entre otros muchos crímenes y crímenes: fraude; Malversación, malversación y falta de libertad en cargos públicos; Misprision del delito grave; Misprision de la traición; Y traición a la Constitución.

  • Parte 3: Fraude legislativo por parte del Congreso; Connivencia con ellos por parte de los oficiales federales y los abogados del Departamento de Justicia

El único “Estado” de los 26 USC 7701 (a) (9) “Estados Unidos” [6] cuyos residentes están sujetos a impuestos bajo el Título 26 del Código de Rentas Internas de la USC es el Título 26 USC Estado del Distrito de Columbia. [7]

Sin perjuicio de lo anterior, los oficiales de bancada en el Poder Judicial de la Federación y los abogados del Departamento de Justicia tratan virtualmente a todos los estadounidenses como residentes del Distrito de Columbia: sujetos a impuestos bajo el Título 26 del Código de Rentas Internas de la USC y sujetos a todas las demás normas federales. Reglamentos.

Dichos oficiales federales justifican esto interpretando o interpretando cualquiera de un número desconocido de “actos y declaraciones” ( 26 CFR 1.871-4 (c) (2) (iii) ) que surgen en el curso de la interacción normal y ordinaria entre los estadounidenses individuales y el gobierno Agencias / programas , como evidencia de “una intención definida de adquirir residencia en los Estados Unidos” ( 26 CFR 1.871-4 (c) (2) (iii) ), es decir, la Distrito de Columbia.

Tales “actos y declaraciones” incluyen evidencia creada a través de la aplicación de la firma de uno a una solicitud de licencia de conducir, formulario de registro de votante, declaración de impuestos, solicitud de beneficios de Seguro Social, formulario W-4 del IRS, solicitud de pasaporte y cualquier otro de la miríada de gobierno Formas que se encuentran en el transcurso de su vida- y exigir que el solicitante certifique que es ciudadano o residente de los Estados Unidos (estatutarios) o residente de un Estado (estatutario). [8]

Los estadounidenses que hacen tales “actos y declaraciones” se consideran que han hecho una elección general (1) como un residente del Distrito de Columbia bajo la legislación general en 26 USC 6013 (g) (1) o (1) (1) , (2) sujeto a impuestos bajo el Título 26 USC Capítulos 1 Normal impuestos y sobretasas y 24 Recaudación del Impuesto sobre la Renta en la Fuente sobre Salarios , y (3) sujeto a toda la legislación dentro del 26 USC 7701 (a) 9) “Estados Unidos” (Distrito de Columbia solamente), no sólo los estatutos del impuesto sobre la renta; esto es:

“Cuando lex est specialis, ratio autem generalis, generalité lex est intelligenda. Cuando la ley es especial, pero su razón es general, la ley debe ser entendida generalmente “. Bouvier, p. 2156.

Sin embargo, aprendemos de la Corte Suprema que tal “legislación” es legalmente fatalmente defectuosa, y por lo tanto en última instancia no se puede hacer cumplir; Porque nadie puede elegir (elegir) -o parece que elige- ser tratado como residente de un lugar particular con fines de tributación (o cualquier otro propósito) sin tener también una presencia fáctica en ese lugar; esto es:

“Cuando uno se propone los hechos a los que la ley atribuye consecuencias, debe someterse a las consecuencias, ya sea intencional o no. 13. No se puede optar por hacer su hogar en un solo lugar de interés y de apego y para los propósitos generales de la vida, y en otro, donde no tiene residencia, para fines de tributación. . . . “Texas v. Florida, 306 US 398 (1939).

Para adquirir la residencia en un lugar determinado hay que hacer una de dos cosas: (1) establecer la presencia corporal como habitante (asumiendo la casa en una morada fija y permanente), o (1) obtener ganancias (por medio de la permanencia de la ocupación ) De una fuente situada en el mismo.

Por lo tanto: Está claro que el Congreso tiene otro amo que el Pueblo Americano-y que cada oficial de banco federal y abogado del DOJ está en connivencia con el Congreso y cómplice en el fraude legislativo y la traición a la Constitución.

  • Parte 4: Trato con el engaño de la jurisdicción federal

Que los estatutos del Congreso pueden autorizar a los Abogados de los Estados Unidos a entablar una demanda en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos es insuficiente, por sí mismo, para conferir jurisdicción a dicho tribunal; esto es:

“Por lo tanto, concluimos, como lo hicimos en el caso anterior, que aunque estas demandas pueden a veces presentar cuestiones que surgen bajo la Constitución o leyes de los Estados Unidos que los tribunales federales tendrán jurisdicción, el mero hecho de que una demanda es Una demanda adversa autorizada por los estatutos del Congreso no basta por sí sola para conferir jurisdicción a los tribunales federales “. Shoshone Mining Co. v. Rutter, 177 US 505, 513 (1900).

Está bien establecido que antes de que un juez federal pueda confiar en la autoridad de un estatuto de jurisdicción para oír y decidir una causa particular, dicho juez debe confirmar que la Constitución le ha dado la capacidad de tomarla; esto es:

“Sigue siendo una ley rudimentaria que ‘[a] s considera que todos los tribunales de los Estados Unidos inferior a este tribunal, dos cosas son necesarias para crear la jurisdicción, ya sea original o de apelación. La Constitución debe haber dado al tribunal la capacidad de tomarlo , y un acto del Congreso debe haberlo suministrado . . . . En la medida en que tal acción no se toma, el poder permanece inactivo. El alcalde v. Cooper, 6 Wall. 247, 252, 18 L.Ed. 851 (1868) (sin cursivas en el original); , Christianson v. Colt Industries Operating Co., 486 US 800 , 818, 108 S.Ct. 2166, 2179, 100 L.Ed.2d 811 (1988); Firestone Tire & Rubber Co. contra Risjord, 449 US 368 , 379-380, 101 S.Ct. 669, 676 – 677, 66 L.Ed.2d 571 (1981); Kline contra Burke Construction Co., 260 US 226 , 233 – 234, 43 S.Ct. 79, 82 – 83, 67 L.Ed. 226 (1922); Caso de las empresas de máquinas de coser, 18 Wall. 553, 577 – 578, 586 – 587, 21 L.Ed. 914 (1874); Sheldon v. Sill, 8 Cómo. 441, 449, 12 L.Ed. 1147 (1850); Cary v. Curtis, 3 Cómo. 236, 245, 11 L.Ed. 576 (1845); McIntire v. Wood, 7 Cranch 504, 506, 3 L.Ed. 420 (1813). [Subraya el énfasis solo se añade.] Finley c. Estados Unidos, 490 US 545 (1989).

Privados de autoridad legal, los Tribunales de Distrito de los Estados Unidos ubicados dentro de la Unión dependen totalmente de la capacidad de sus respectivos oficiales de bancada para prevenir, disimular y eludir cuestiones que destruirían la farsa de la legitimidad y la apariencia de imparcialidad.

Hasta el 14 de septiembre de 2015, Objeción y Demanda y 30 de septiembre de 2015, Demanda de Destitución , el Peticionario nunca había oído hablar de un abogado del Departamento de Justicia que no respondió a una impugnación de jurisdicción o un Juez de Distrito de Estados Unidos que se niega a pronunciarse sobre una moción O abandonar un caso en curso (y no disponer lo contrario para su disposición).

Pero eso es lo que sucedió en el caso de la División Lufkin ( véase 28 de octubre de 2015, poste, infra ).

Aquí está la razón:

Cualquier cosa que el abogado del DOJ hubiera dicho, ya sea a favor o en contra de la petición de la peticionaria para la autoridad constitucional de la Corte Lufkin, habría ascendido a la admisión de fraude o traición a la Constitución o prueba de incompetencia.

Considerando que, los abogados del DOJ puede salir de un caso sin incidentes, esto no es así para un juez de distrito de los Estados Unidos; esto es:

“Judicis officium est opus diei en el suo perficere. Es el deber si un juez para terminar el trabajo de cada día dentro de ese día. “ Bouvier, p. 2140.  

“Boni judicis est lites dirimere, ne lis ex lite oritur, et interest republica ut sint multas litium. Es el deber de un buen juez prevenir los litigios, ese pleito no puede crecer fuera de la demanda, y se refiere al bienestar de un estado que un final se pondrá a litigio. “Id. En 2127.

El Juez Lufkin tiene un deber no sólo para el peticionario, sino para la República Estadounidense -a través de su juramento de oficio ( 5 USC 3331 ), de “llevar verdadera fe y lealtad” ( id . ) A la Constitución y “bien y fielmente” Desempeñar los deberes de la oficina “ ( id . ) Del Juez de Distrito de los Estados Unidos-y concluir el presente litigio; esto es:

“Cuando claramente parece que el tribunal carece de jurisdicción, el tribunal no tiene autoridad para llegar al fondo. En tal situación, la acción debe ser desestimada por falta de jurisdicción. “Melo v. US, 505 F.2d 1026.  

En su lugar, el Juez Lufkin se quedó en silencio.

El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito (a quien el Peticionario apelaría para la resolución de la moción no resuelta), explica en Estados Unidos v. Prudden , 424 F.2d 1021 (5ª Cir., 1970), el significado del silencio del Juez Lufkin:

“El silencio sólo se puede equiparar con el fraude cuando existe un deber legal o moral de hablar o cuando una pregunta no respondida sería intencionalmente engañosa. 24
“. . . 24. Véase Estados Unidos c. Sclafani, 265 F.2d 408 (2ª Cir.), Cert. Den., 360 US 918, 79 S.Ct. 1436, 3 L.Ed.2d 1534 (1959); Cf, Avery v. Claramente, 132 US 604 , 10 S.Ct. 220, 33 L.Ed. 469 (1890); Atilus c. Estados Unidos, 406 F.2d 694 , 698 (5ª Cir., 1969); American Nat’Ins. Co., etc. v. Murray, 383 F.2d 81 (5ª Cir., 1967). “

En la actualidad, hay un movimiento sin resolver resuelto tanto en el Lufkin como en la División de Houston.

A pesar de las falsas definiciones estatutarias de “Estado” en todo el Código de los Estados Unidos, “estamos obligados a interpretar la constitución a la luz de la ley tal como existía en el momento de su adopción”, Mattox v. US, 156 US 237, 243 (1895).

Por lo tanto, ningún Juez de Distrito de los Estados Unidos tiene autoridad constitucional para exponer o hacer cumplir los estatutos federales en Texas o cualquier otro de los “varios Estados de la Unión” ( infra ) contra cualquier estadounidense que resida allí o propiedad allí localizada; esto es:

Los diversos Estados de la Unión no son, en todos los aspectos, independientes, y muchos de los derechos y poderes que originalmente les pertenecían eran ahora conferidos al gobierno creado por la Constitución. Pero, a menos que estén restringidos y limitados por ese instrumento, poseen y ejercen la autoridad de Estados independientes, y los principios de derecho público a los que nos hemos referido son aplicables a ellos. Uno de estos principios es que cada Estado [de la Unión] posee jurisdicción exclusiva y soberanía sobre las personas y los bienes dentro de su territorio . . . . “[Subrayado añadido.] Pennoyer v. Neff, 95 US 714, 722 (1878).

“Judici officium suum excedenti non paretur. A un juez que excede su oficio (o jurisdicción) no se debe obedecer “, Bouvier’s, p. 2140 y, como se demuestra anteriormente y en otras partes de esta página web, cada Juez y Magistrado de Distrito de los Estados Unidos en cada Corte de Distrito de los Estados Unidos dentro de la Unión, en connivencia con el Congreso y conspiración con oficiales del Departamento de Justicia, excede su jurisdicción. Los límites fijados por la Constitución, en el artículo 4 § 3 (2), para los tribunales federales de primera instancia de jurisdicción general, y perpetrar el engaño de la jurisdicción federal.

“¿Quién jure suo utitur, nemini facit injuriam. El que usa sus derechos legales no hace daño a nadie “, id . En 2157, y no hay nada que prohíba a ningún otro litigante hacer las mismas demandas que el peticionario, en cualquier otro caso federal, civil o criminal, en cualquier lugar de la Unión.

Ningún juez o magistrado de distrito de los Estados Unidos puede responder en forma significativa a una demanda de destitución de un caso federal, civil o criminal, dentro de la Unión, por falta de autoridad constitucional que otorgue al Tribunal de Distrito de Estados Unidos la capacidad de tomar jurisdicción y Emitir juicios a favor de los Estados Unidos que surjan de un proceso civil o penal relativo a una deuda, en el condado particular, la parroquia o el condado del acusado, sin producir también evidencia de falta grave por su parte.

Evidentemente, los jueces de Lufkin y Houston han “tomado el quinto” sub silentio [11] y se negaron a responder a su respectiva moción sin resolver sobre la base de que puede tender a incriminarlos.

El Engaño de la Jurisdicción Federal ya no puede ser ocultado.

El peticionario está en proceso de rectificar los asuntos en estos casos, e informará de los acontecimientos a medida que ocurran.

* * * *

[1] ley negra. Uno o más principios legales antiguos, fundamentales y bien establecidos. ● El término se refiere a la ley impresa en libros de tipo gótico, que es muy audaz y negro. – También llamado ley de hornbook . Black’s Law Dictionary, Séptima Edición, Bryan A Garner, Editor en Jefe, (West Group: St. Paul, Minn., 1999) (en adelante “Black’s 7th” ), p. 163.

[2] Departamento de Interior de los Estados Unidos, Oficina de Asuntos Insulares, (1) “Todas las Jurisdicciones de la OIA” y (2) “Territorios de los Estados Unidos bajo Jurisdicción de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos o Compartidos con el Sistema de Disposición de Agentes Químicos del Atolón de Johnston (JACADS) (1) http://www.doi.gov/oia/islands/index.cfm , (2) http://www.doi.gov/oia/islands/islandfactsheet2.cfm , respectivamente.

[3] COLOR. Una apariencia, apariencia o simulacro , que se distingue de lo real. Un derecho prima facie o aparente. De ahí una apariencia engañosa; Un exterior plausible, asumido, ocultando una falta de realidad; Un disfraz o un pretexto. . . . Henry Campbell Black, Diccionario de Derecho (West Publishing Co .: St. Paul, Minnesota , 1891) (en adelante “Black’s 1st” ), p. 222.

[4] corte de canguro. Un tribunal auto-designado o un tribunal simulado en el que los principios de ley y justicia son ignorados, pervertidos o parodiados. . . . 2. Un tribunal que se caracterice por procedimientos no autorizados o irregulares, A fin de hacer imposible un procedimiento justo. 3. Un simulacro de procedimiento legal. El 7 de Black, p. 359.

Los Estados de la 26 USC 7701 (a) (10) son los órganos políticos del Distrito de Columbia, el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, las Islas Vírgenes, Guam, Samoa Americana y el Commonwealth de las Islas Marianas del Norte y ningún otro . Memorándum de Ley, 10 de agosto de 2015 , págs. 8-14.

Los Estados Unidos de América son el colectivo del área geográfica ocupada por los órganos políticos de los seis estados respectivos, supra , fn. 5. Id .

[7] Id . A las 15

[8] En toda la ley federal, “Estado” es un término estatutario y significa, en última instancia, el Distrito de Columbia, id . ., Que es por qué el uso de “Estado” se evita en esta página web.

Los designadores de los Estados Unidos Postales ( “USPS” ) para cada uno de los 50 estados (50 subdivisiones políticas del Distrito de Columbia, id . A los 11), y los Códigos Postales no puntuales , gramaticalmente incorrectos , de dos letras mayúsculas , No identificadores geográficos.

Los códigos postales se asignan a las Oficinas de Correos de los Estados Unidos solamente, no a las áreas geográficas, al Manual del Correo Nacional ( “DMM” ) § 602-1.8.1 Propósito del Código Postal , cuyo propósito es facilitar el procesamiento del correo dentro y entre las instalaciones de USPS solamente , Id. En 708-10.1 y 2-no entrega de correo, id . En 602 – 1.8.1.

El uso de un código postal es voluntario, id . A 602 – 1,3 (e) (2); esto es:

“Observamos que bajo la sección 122.32 del Manual del Correo Nacional del Servicio Postal de los Estados Unidos, el uso de un código postal sigue siendo voluntario. Véase el Manual de Correo Doméstico del Servicio Postal de los Estados Unidos § 122.32, en 55 (marzo de 1992). . . . “Joseph Peters contra National Railroad Passenger Corporation, 966 F.2d 1483, 296 USApp.DC 202, 22 Fed.R.Serv.3d 1123 (1992).

La entrega del correo por parte del transportista es gratuita, DMM § 508-4.1.2 Propósito; El franqueo paga por la transmisión del correo entre las instalaciones de USPS solamente, id . En 708-10.2 Aplicación .

[9] pre-var’i-cate. . . V. . . . I. . . . Usar lenguaje ambiguo o evasivo con el propósito de engañar o distraer la atención; Tergiversar por la forma o el giro de la declaración; Dar un color equivocado a los hechos al hablar o responder; sutileza; barajar. . . . Un Diccionario Estándar de la Lengua Inglesa, Isaac K. Funk, Editor en Jefe (Funk & Wagnalls Company: Nueva York, 1903), p. 1410.

[10] dis-sem’ble. . . V. . . . I. . . . Poner falsas apariencias; Disfrazar la realidad; Representan una cosa o cosas que no son verdaderas. Id . En 531.

[11] SUB SILENCIOSO. Bajo el silencio; Sin que se tome nota alguna. . . . Negro 1ª, pág. 1129.

 

Fuente: https://govbanknotes.wordpress.com/2016/09/30/the-lesson-they-do-not-teach-in-law-schools-or-high-school-civics-classes-the-hoax-of-federal-jurisdiction/

https://govbanknotes.wordpress.com/2016/04/06/lawful-suit-upon-us-department-of-justice-to-answer-questions-about-fraudulent-nature-of-irs/

Otra info: https://govbanknotes.wordpress.com/2016/05/20/u-s-inc-federal-judge-calls-department-of-justice-intentionally-deceptive/

Emisión de nuestro propio instrumento negociable de bonos privados estadounidenses – giros postales.

NOTA: Hasta el momento, que yo sepa, esto es solo aplicable a Estados Unidos, para España u otro pais, aplicar la ley internacional, el sentido comun, la logica y la sabiduria gramatical.

Los métodos de emisión de nuestros propios instrumentos negociables con / en los ESTADOS UNIDOS, INCORPORADOS se encuentran en el Código Comercial Uniforme – Artículo 3 – INSTRUMENTOS NEGOCIABLES , y en el Artículo 5 – LETRAS DE CRÉDITO . Nuestros INSTRUMENTOS NEGOCIABLES se pueden utilizar en cualquier banco y sala de audiencias. La carta que Michael Tellinger discute aquí se llama una “CARTA DE CRÉDITO”.
El requisito para hacer instrumentos negociables en los ESTADOS UNIDOS, INCORPORADOS son:

Único “Número de Instrumento”
“Lugar hecho”
“Fecha de emisión”
“Cantidad” (escrita a largo) y Numérico
“SIN RECURSO PROMETE PAGAR A LA ORDEN DE: {Rellene el nombre que recibe el depósito con cuenta #s} ”
“Por la presente, prometo pagar {Nombre del Banco} (TITULAR) el monto total especificado en esta NOTA, por el valor recibido”.
“FIRMA AUTORIZADA DEL DEUDOR: {NOMBRE EN TODOS LOS CAPS} © UCC 3-402b
Sin prejuicios UCC 1-308, Todos los Derechos Reservados
Por: {Signature} © {Date}
{Su nombre y título, por ejemplo. “Joe: Doe ©, Sui Generis, Nacional Americano, Vermont Nacional”}

El copyrighting © de la firma es MUY IMPORTANTE para el sistema legal. Nuestra firma es nuestra obra de arte! Es -muy literalmente- nuestra firma que vale la pena cualquier cantidad que pongamos en nuestros instrumentos negociables. Mi recomendación es siempre proteger sus obras de arte, su discurso, su deuda cuando se trata de algo “legal”! Lo que debe envolver su mente es que usted es el banco. Cada uno de nosotros es nuestro propio banco. Esta es la verdad en todos los niveles.

Por ejemplo, cuando firmo una hipoteca para comprar una casa, el Primer Documento firmado es la NOTA PROMESA, como un Instrumento Negociable, de acuerdo con el Artículo 3 de la UCC. Este documento vale lo que dice su valor y lo entregamos al banco hipotecario . Esto paga por la casa en su totalidad. El banco entonces da la vuelta y “suscribe” el instrumento negociable con 1s y 0s en sus computadoras. Esto es fraude contable legalizado como el banco mueve el instrumento negociable desde el lado de “pasivos” del libro mayor a los “activos”. El banco luego nos vende nuestra propia “deuda” de nuevo a nosotros -este vez con interés- y hacer la casa Fianza por no pagar la deuda una segunda vez. Esto es decir, no un solo banco tiene consideración legal (aka piel en el juego) en cualquiera de sus préstamos. (Si su hipoteca, préstamo de coche, tarjeta de crédito y préstamo estudiantil era un contrato, ¿no tendría sus firmas en los documentos también ?, sólo señalando lo obvio. * Grin *)

La capacidad de los bancos para mover un “pasivo” en un “activo” es la base de cómo y por qué funcionan nuestros bonos privados. Si el banco sugiere que estos bonos privados no son válidos, esto sólo muestra que los bancos son hipócritas en respetar la ley para “suscribir” ciertos instrumentos negociables, pero no otros. UCC – El artículo 3 se aplica a TODOS los instrumentos negociables emitidos incluyendo, en particular, y específicamente los bonos privados … ¡Como estos bonos privados son la base de su propio proceso hipotecario!

Esta capacidad de los bancos para invertir pasivos en activos es también por qué multar a los bancos por infracciones legales, como Goldman Sacks y JPMorgan Chase, no funcionan. Simplemente “tiran” la deuda para pagarla. El Departamento de Justicia de Estados Unidos sabe que esto es lo que hacen los bancos, ya que utilizan instrumentos negociables exactamente de la misma manera. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos no puede perseguir a los bancos por un crimen que ellos mismos están persiguiendo. (Los crímenes del “DEPARTAMENTO DE JUSTICIA INCORPORADA” son los “Magi / stérial comercial rendimientos de estatutos en cargos por instrumentos negociables.” El sistema jurídico utiliza instrumentos negociables de la deuda al igual que los bancos hacen para las hipotecas El corporativo ficticio / Siendo nada más que un cobrador de deudas glorificado.

El segundo documento necesario será una “LETRA DE CRÉDITO”. Cualquier término y condición del Instrumento Negociable debe ser replicado junto con cualquier instrucción para el banco. Hay muy pocos requisitos formales para este documento. UCC – El Artículo 5 §5-104 muestra que debe ser en papel o en un formato digital que se autentica con la firma. Esta carta debe incluir el AVISO DE DISHONOR para la reducción de papeleo y claridad.

” Autenticación ” es un término legal. Efectivamente en acción, los medios de autenticación sellados con su huella digital para legalmente sellado. Preferiblemente use tinta roja para carne y sangre, o verde para neutro. El azul es comercial / el almirantazgo / el mar, el negro está muerto, la púrpura combina rojo y azul / humano y comercio, el oro es soberano. Otra forma de autenticación es la notarización.

Hay dos niveles de notarización, uno que hacen los bancos y los notarios regulares, y una segunda legalización / autenticación más “oficial” de documentos donde uno levanta la mano derecha y jura ante un “oficial” del estado. Este proceso legaliza (fictializa) el documento en deuda y, por tanto, habla. Como discurso, la única manera de conservar los derechos es el derecho de autor de su discurso de la deuda en el segundo En la Constitución corporativa d; Creado en 1871 en la Ley Orgánica de DC .

Descargas:
Descargar una muestra AFFIDAVIT OF PAYMENT & LETTER OF CREDIT

Descargar una muestra Original American Promissory Nota:
Privado-Bond-Template.Original
Descargar una muestra True Copy American Promissory Nota:

Privado-Bond-Template.True-Copy

Le invitamos a descargar y utilizar estos ejemplos de instrumentos negociables. Después de la descarga, toda responsabilidad por el uso de las muestras es asumida por el descargador. Por favor, utilice estos sabiamente.

Se incluye una muestra de Instrumentos Negociables utilizables, una Copia Fiel del Instrumento Negociable y Carta de Crédito para uso dentro de los ESTADOS UNIDOS, INCORPORADOS. Hay muchas características de “seguridad” … porque es una “SEGURIDAD” financiera digna de una deuda legal.

Estas notas de muestra incluyen su especificación exacta para mayor claridad; Usted puede ver que estos bonos privados cumplen con la CONVENCIÓN de la CNUDMI para las NOTAS INTERNACIONALES PROMESIVAS , además de ser un INSTRUMENTO NEGOCIABLE – Orden de pago que cumple con los requisitos del Artículo 3 * y 4 * de la UCC. Incluimos la observación en *, que “Esta nota es un discurso protegido de acuerdo con la Constitución Incorporada, Primera Enmienda, como más certificada y definida por Citizens United v. FEC y enmendada por UCC Document File # 2012127810, 2012127854, 2012127907, and 2012127914. ”

Esto garantiza que nuestra libertad de expresión de la deuda esté protegida por la Constitución de Estados Unidos Incorporada. Citizens United v FEC aseguró que el discurso de la deuda está protegido políticamente (aka.no matter what) y que usar esta obra de arte y “debt” es lícito y sin repercusiones negativas. Y The One People, asegura la exclusión del sistema de esclavitud “corporación de servicios gubernamentales” llamado ESTADOS UNIDOS, INCORPORATED y por lo tanto no puede “obligar” la recaudación de deudas a través de las salas de audiencias legales ficticias que ni siquiera son los Tribunales [Constitucionales]!

Para el número de instrumento, me gusta usar mis iniciales y un número, como “JQD-0001”. Puede usar cualquier configuración de números y letras que desee, incluyendo signos astrológicos, días de nacimiento / años, codificaciones de tiempo alternativo como tiempo de muestra o tiempo de calendario maya.

Para el lugar hecho, utilice su ciudad y estado, eg. “San Francisco, California”, “Territorio de California”.

La SS es jurisdicción. La jurisdicción de estos pagarés es para nacionales estadounidenses bajo la “República para los Estados Unidos de América”. El juez de la Corte Suprema MARSHALL HARLAN (Downes v. Tidwell, 182, US 244 1901) escribió: ” Existen dos gobiernos nacionales, uno que debe mantenerse bajo la Constitución, con todas sus restricciones; Y el otro debe ser mantenido por el Congreso fuera e independientemente de ese Instrumento “. Simplemente estamos reclamando la segunda jurisdicción NO CORPORATIVA operada bajo la Constitución Orgánica, mientras aún trabajamos en ACCORD con -pero NO BAJO- las reglas y códigos de la Corporación ESTADOS UNIDOS, INC.

El PAGO A LA ORDEN es quién está recibiendo la deuda y los números de cuenta.

Rellene su nombre EN CASO SUPERIOR AZUL en la línea después de “Yo”, está automáticamente protegido por derechos de autor.

HOLDER es la institución bancaria a la que está enviando el pago. Muchas corporaciones (tales como AT & T, VERNON, COMCAST, etc) no producirán su información bancaria y puede ser necesario enviar un recibo de correo de retorno de USPS con su pago para obtener la información. El Banco debe poner su nombre y datos de contacto en el recibo de correo de devolución de USPS. El método Signature también puede funcionar con UPS y Fedex con respecto a obtener el nombre de Bancos. Si este es un banco donde usted va a enviar su pagaré.

Su dirección debe incluir siempre “c / o” o “cuidado de” porque usted no vive en su residencia, su residencia vive en usted y su conciencia! Usted, como espíritu-humano, vive en su cuerpo, no en su casa / condominio / apartamento / etc. También, después de su nombre numérico de la calle, ponga siempre “, No-Doméstico” para declararse fuera, SIN, los ESTADOS UNIDOS, INCORPORADOS. Además, nunca use un CÓDIGO POSTAL. Esta es una declaración y aceptación del distrito militar derivada de la GUERRA CIVIL.

Por cierto, la guerra civil nunca terminó. El código de Lieber para la ley del mariscal durante la guerra civil nunca fue cerrado; Se actualizó en la Ley de Comercio con el Enemigo para hacer de los ciudadanos estadounidenses enemigos del Estado y, por lo tanto, es aplicable hoy en día. (Las leyes están todas en los libros, sólo hay que buscarlo. Me sorprendió). Para resumir, poner fin a la Guerra Civil requirió un Tratado de Paz del Norte con el Sur, pero este tratado de paz nunca fue aprobado ni creado porque requeriría el reconocimiento de la Confederación como legítima. La Confederación del Sur sólo podía ser vista como ilegítima por los Yankees del Norte. Así, la Ley del Mariscal de Guerra Civil “continúa”.

Del Informe del Senado 93-549 , por el “Comité Especial sobre la Terminación de la Emergencia Nacional” (1973, refiriéndose a la declaración de Roosevelt de 1933 bajo “Ley de Comercio con el Enemigo”):

Una mayoría de la gente de los Estados Unidos ha vivido toda su vida bajo regla de emergencia. Durante casi 40 años, las libertades y los procedimientos gubernamentales garantizados por la Constitución han sido, en diversos grados, abreviados por las leyes puestas en vigor por los estados de emergencia nacional.

Todos los abogados / “abogados ficticios” de ESTADOS UNIDOS, INC. DEBEN tener y usar un CÓDIGO POSTAL o no tendrían la jurisdicción LEGAL / COMERCIAL / MILITAR para dar la apariencia de cualquier corte. NO USE UN CÓDIGO POSTAL, a menos que sea bajo coacción.

Por ejemplo “c / o 123 Calle Legal, No Doméstico, Keene, New Hampshire [código postal exento]”
Por ejemplo “c / o 456 Calle Legal, No-Doméstica, San Francisco, República Para California [código postal exento], Norteamérica, Mundo”

En una nota lateral: La frontera del oro en sus banderas designa Admiralty / Military / jurisdicción comercial. Las banderas y los sellos son muy importantes para estos funcionarios corporativos / gubernamentales. Si se va a usar un NOMBRE COMERCIO ©, por favor, sepan cuáles son y cómo funcionan cuando se introducen en ellos con plena divulgación y buen desempeño del NOMBRE COMERCIAL CONTRACTUAL .

Por ejemplo, han convertido nuestros NOMBRES COMERCIALES en oficinas públicas. Véase la AFFIDAVIT DE DENEGACIÓN CORPORATIVA. ¡Esto significa que para nuestro cumplimiento 24/7 por elección y / o asignación, la corporación de servicios gubernamentales debe pagarnos igual o por encima del salario mínimo! Es decir, el Ingreso Mínimo Básico está realmente garantizado por la naturaleza fundamental de estas corporaciones de servicios gubernamentales y sus propias definiciones … cuando se aplican plenamente a sí mismos.

La Firma Autorizada de su Deudor es su NOMBRE COMERCIAL © en TODOS LOS CASOS SUPERIORES. Está escrito en tinta azul. También debe ser controlado por derechos de copia para que la Corporación de Servicios Gubernamentales no pueda obtener el control de la misma por confusión.

Obtenga la Nota Original y la Copia Auténtica Notarizada o, si es posible, vaya a su banco y exija que pongan su Banco MEDALLIÓN FIRMA GARANTIZADA en la nota en lugar de su notario habitual. El Banco MEDALLION SIGNATURE GUARANTEE es un método legal cualificado para ingresar la nota en su sistema financiero. Si su banco no deposita su garantía bancaria MEDALLION SIGNATURE en su bono privado al firmarlo, dígales que están en deshonor y necesita un remedio que ahora incluye su Bank MEDALLION SIGNATURE GARANTIA en su nota. Además, si se niegan a hacerlo, lo notarizarán sin el Medallón y luego lo enviarán de todos modos solicitando que la Institución del Banco receptor deposite su GARANTÍA DE FIRMA DE MEDALLÓN en la nota. Es su responsabilidad honrar la nota, y liberar el remedio por deshonor.

Firme su nombre en la tinta del oro en el original, y la tinta negra en la copia con el notario y / o el banquero.

Tengo gusto de SEAL mi firma con una impresión roja del pulgar de la tinta sobre los derechos reservados.

La CARTA DE CRÉDITO incluye instrucciones de publicación, notificación de deshonor y una dirección de retorno. La NOTIFICACIÓN DE DISHONOR se debe incluir según UCC – Artículo 3, parte 5 pues usted tendría que enviarles otra letra para la notificación del deshonor en 4 días laborales si no se incluye. El texto del Banco MEDALLION SIGNATURE GUARANTEE funciona a través del notario de The Note, por lo que este texto puede ser eliminado si la nota no está legalmente notarizada. Haga Dos copias de su carta, firme y Autenticada por: Red Thumbprint over Copyright de firma, Notarización, o Garantía de Firma de Medallón Bancario.

Al enviar estos Instrumentos Negociables, es aconsejable usar CORREO REGISTRADO del USPS. El correo registrado se diseña específicamente para la transferencia de los instrumentos negociables domésticos dentro de los ESTADOS UNIDOS, INCORPORADOS, e internacionalmente, con la república para los Estados Unidos de América.

Mis transacciones con JPMorgan Chase Private Bank confirmaron que cualquier banco que niega y deshonra estos instrumentos negociables está cometiendo crímenes. Dicho de otra manera, todos los bancos están obligados a aceptar estos bonos privados por su valor nominal porque son instrumentos negociables. Cada banco puede “cambiar la factura” con cualquier ESTADO y / o FEDERAL Ventana del Tesoro, como el Tesoro de los Estados Unidos para asegurarse de que tienen los fondos.

No aceptar estos bonos privados puede considerarse como robo del instrumento negociable y de los fondos que allí se encuentran. El Better Business Bureau es una institución razonable para resolver cualquier instrumento negociable robado. También etiquetar yelp y otras redes sociales por no aceptar nuestros instrumentos negociables.

Estas Notas Promisorias pueden y DEBEN ser usadas para pagar cualquier y todas las DEUDAS CORPORATIVAS, hipotecas, préstamos estudiantiles, tarjetas de crédito, préstamos de automóviles y barcos, etc. Por favor, póngase en contacto con su agencia de cobro de deudas / banco y solicite un PAGO COMPLETO. Es probable que añadir en otros costos y honorarios, tales como abogados y los costos de recaudación. Otro proceso que se puede seguir es “registrar” la nota original con su oficina local de DEEDS / RECORDS. Algunos bancos dicen que la nota necesita ser “registrada” en un REGISTRO DEL CONDADO antes de que el pago sea aceptable.

También es importante observar que NOTAS DE RESERVA FEDERAL y todas las características de seguridad que utilizan están basadas en SIGIL MAGIC. Guilloches, números de tinta invertida, Flautas y Cuernos, Bordes, nombres y letras en TODO EL CASO SUPERIOR, y Sigils. Sigil Magic también se conoce como magia SEAL.

En la parte posterior del instrumento negociable de la “letra de cambio” del UNO DÓLAR, la “pirámide flotante del ojo” y el Fénix dice debajo, “EL GRAN SELLO DE LOS ESTADOS UNIDOS.” Además, “EN DIOS CONFIAMOS” no tiene nada hacer con Fe en dios, ni confianza en el dios del crédito. DIOS, INCORPORADO es / era el Vaticano. Y otro nombre para TRUST es “Estate”. Dicho de otra manera, este fraseo es mejor dicho, “EN EL VATICANO WE ESTATE”. Esta frase se encuentra por encima y detrás del podio de la CASA DE REPRESENTANTES DE ESTADOS UNIDOS, INCORPORADA junto con dos fascias. Mussolini dijo en su libro: “El fascismo se define mejor como corporativismo”. Título 28 USC §3002 (15) (a) Estados Unidos es una Corporación Federal. En la época de Mussolini, los gobiernos se apoderaron de las corporaciones por sus ganancias. En nuestro tiempo, Corporaciones y “Elite” se han apoderado del gobierno, a través de contribuciones de campaña, captura de reguladores, cabilderos, redacción de proyectos de ley a ser aprobados, etc. El Vaticano se convirtió en su propio ESTADO DE CIUDAD bajo el fascista Benito Mussolini para el apoyo Vaticans De la Alemania nazi de Adolf Hitler. Ahora los ESTADOS UNIDOS, INCORPORATED parece ser propiedad del Vaticano.

Como nota lateral: Emily Windsor Cragg afirma que la Segunda Guerra Mundial fue una bandera falsa , véase Alfred Lambremont Webre Entrevistas.

Estas muestras de notas utilizan los mismos tipos de símbolos utilizados por los bancos en sus títulos negociables.

Aquí están las instrucciones rápidas:

0. (opcional) solicitar una declaración completa de pago.
1. Llene la Información de la Nota de la Obligación Privada Original, la Copia Verdadera de la Nota de la Obligación Privada y la AFFIDAVIT DE PAGO / CARTA DE CRÉDITO.
2. Notarizar el original en tinta de oro, notarizar la copia en tinta negra, y notarizar la carta de crédito en tinta roja o verde. Notarize por: Thumb Seal, Notary, o Bank MEDALLION SIGNATURE GARANTIA. No se olvide de Copyright © su firma.
2.5 (opcional) Sello con su impresión del golpe
3. Haga su propia copia de la copia firmada y carta de crédito firmada.
4. Envíe a la DIRECCIÓN DE PRESENTAMIENTO. La dirección de presentación es donde el banco desea que envíe todos los pagos. Si no hay una dirección de presentación, podemos enviarla al Director Financiero / [County & Court] Clerk / Attorney / Postal Receiving Office / etc por USPS REGISTRADO MAIL. Cada TITULAR de la Nota debe firmar para que se lo entregue.
5. Si envían la nota de vuelta, deben hacerlo dentro de tres (3) días o bien se deshonra, en la cuarta. Trabajan igual que los “cheques” regulares de esta manera.

Como una nota lateral, la razón por la que los bancos esperan tres (3) días para “depositar” cheques no es sólo por el interés … En el cuarto día, si el banco no deposita los fondos, el sistema bancario se permite REPLICAR la deuda Para remediar la deshonra! Los fondos son básicamente robados de la cuenta bancaria original, y la nueva deuda se deposita, pareciendo una “transacción”. El método por el cual los bancos hacen esto es que los bancos giran la responsabilidad del cheque (que es literalmente su propio instrumento negociable Vale la pena la totalidad de la nueva deuda por su propia cuenta) en un activo en el cuarto día; Y luego señalar al banco original para sacar los fondos haciéndolo parecer una transacción.

PS ¿Sabías que además de Washington, DC, la CITY OF LONDON CORPORATION y el Vaticano son sus propias ciudades-estado, ¿hay un cuarto? Para mí, sólo las corporaciones que cometen tanto crimen como las tres entidades querrían esa clase de inmunidad soberana de aquellas a las que están afectando. El cuarto es el Colisionador de Hadrones Grandes del CERN . Recientemente aumentaron la capacidad de 1184 Tera-electron Volts . Originalmente fue especificado y vendido al mundo para 14 Tera-electron volts. ¿Qué están haciendo que les exige inmunidad soberana? Coverup del CERN .

PPS sólo hay dos países en el mundo que tienen banderas SQUARE. El Vaticano es uno, que muestra la importancia y la importancia de un diseño cuadrado. La otra es Suiza, hogar de los Caballeros de Malta, la Sociedad Secreta de Sociedades Secretas con su Cruz Roja / Blanca. Su NSA como organización llamada “El Servicio Federal de Inteligencia” (“Nachrichtendienst Des Bundes” en alemán) es el desconocido más conocido de las organizaciones secretas de espionaje secreto del gobierno. Muchos los llaman espía de espías. ¡No enumeran públicamente la cabeza de su organización de espionaje! Por supuesto, todos los espías necesitan un lugar para llamar a casa: Suiza! Esto es también donde el BANCO DE COLOCACIÓN INTERNACIONAL también tiene su hogar … ¡El BIS es el Banco Central Internacional de Bancos Centrales de País! Sospecho que la película, ” The Kingsman: The Secret Service ” es acerca de salir de esta agencia de espionaje más notorio.

A la sabiduría: Parece haber algunos enlaces muy interesantes posibles entre el 11 de septiembre y el FIS / NDS

PPPS Corporate Personhood es un fraude total! El Condado de Santa Clara v Southern Pacific Railroad Company (1877), que dio a las corporaciones derechos bajo el segundo en la constitución corporativa d fue un trabajo total de ficción. El resumen del dictamen jurídico carece de capacidad judicial, pero es lo que los jueces citan como precedencia legal para las corporaciones que tienen derechos. Los escritos legales originales NUNCA incluían corporaciones que tuvieran derechos bajo cualquiera de las versiones de la constitución. Mira esto:

Los Jóvenes Turcos: Thom Hartmann- Son las Corporaciones Gente

Y la captura del regulador del Departamento de Justicia de los Estados Unidos con Goldman Sacks Alumni para permitir que GS se salga con algunos de los mayores delitos financieros que el mundo haya visto:

La Viruta de la Justicia en un Reino del Crimen:
Si esto no hierve su sangre americana, no sé qué haría.

Fuente: https://govbanknotes.wordpress.com/2016/04/02/issuing-our-own-american-national-private-bonds-negotiable-instrument-money-orders/

NEIL KEENAN ACTUALIZACIÓN 16/02/2017| Comienza la Revolución: Los expertos de Quantum declaran que la computadora curativa está en una clase propia

Información Alternativa, Geopolitica, Revisionismo...

Los expertos de Quantum explican en detalle su experiencia con la tecnología ‘Healing Computer’.

¡Hola a todos! Ha pasado más de un mes desde que he presentado una actualización y la mayoría de ustedes que no me conocen puede pensar que he caído de un acantilado y no puede encontrar mi camino de regreso.

Bueno, es todo lo contrario y en este video encontrarás que he estado trabajando diligentemente en despojar a los globalistas de cualquier cosa y todo lo que poseen, empezando por lo que llamas Cuentas de Garantía.

En segundo lugar, cerraremos su establecimiento médico y su “big pharma”. Los desmontaremos pieza por pieza hasta que dejen de existir. Este es el plan y estamos muy cerca de promulgarlo …

Esta publicación cubrirá las máquinas de curación, no actualizaciones sobre otros asuntos (que vendrá en breve). No voy a ser el que está hablando pero es gente fantástica…

Ver la entrada original 845 palabras más

Historia Oculta: Oliver Cromwell (II)

Publicado por

(Viene de la primera parte)

El 4 de enero de 1642, Carlos I de Inglaterra irrumpe en el Parlamento, acompañado por cuatrocientos soldados, para disolver la cámara como hace siempre que sus propuestas de ley no le agradan. Esta vez, sin embargo, los parlamentarios se niegan a someterse. Tienen motivos para resistir: los rumores acerca de una posible rebelión militar encabezada por Carlos se extienden; además han estallado la guerra en Irlanda y la insurrección escocesa. La posición del monarca en Londres está derrumbándose. Pronto se oye el afilar de espadas, cuando el ejército, como la propia Inglaterra, se divide en dos. Las tropas repartidas por todo el país quedarán al mando de partidarios del rey o de partidarios del Parlamento. En las ciudades, dominadas por los burgueses y los puritanos, los militares apoyan al bando parlamentario; lo mismo sucede con la marina. En las zonas rurales, controladas por los aristócratas y la iglesia anglicana más oficialista, las guarniciones se decantan por el bando realista. Trazando una línea imaginaria, el norte de Inglaterra queda en manos de Carlos y el sur en manos del Parlamento. Es la primera guerra civil inglesa, de la que emergerá una figura destinada a cambiarlo todo.

Cromwell aparece en escena

Oliver Cromwell tenía cuarenta y tres años cuando empezó la guerra. Su experiencia bélica era nula; sabía montar a caballo y manejar una espada porque, al igual que muchos otros burgueses ingleses de su tiempo, había recibido una instrucción rudimentaria que se impartía ante la posibilidad de necesitarse convocar milicias locales para resolver situaciones de emergencia. Pero nunca había combatido y tampoco había recibido formación táctica o estratégica. Como decíamos en la primera parte, ni siquiera había dado muestras de poseer capacidad de liderazgo. Había pasado su vida administrando sus granjas y yendo a la iglesia, poco más. Ni siquiera en el Parlamento había destacado de manera particular. Sin embargo, como en su reciente etapa parlamentaria se había mostrado más activo que en su juventud y sus colegas del partido puritano apreciaban su fervor religioso y su compromiso con la causa, le dieron algunas responsabilidades. Volvió a su región natal, el condado de Cambridgeshire, para hacerse cargo del reclutamiento de soldados. De repente, el hasta entonces irrelevante Cromwell empezó a dar señales de una inesperada eficacia. Su primera hazaña fue casi propia de película de aventuras: los partidarios de Carlos I en Cambridge habían preparado un cargamento de plata para ayudar a financiar al bando realista, pero Cromwell interceptó la caravana al poco de abandonar la ciudad y después utilizó el dinero para crear un regimiento de jinetes, con el que poco después obtuvo su bautismo de fuego en diversas escaramuzas, donde puso a prueba su valor.

Consolidado como capitán de caballería, su primera actuación de entidad se produjo en el verano de 1643, en la batalla de Gainsborough. Cabalgando con sus hombres en uno de los flancos, su brillante intervención captó la atención de sus superiores, que le ascendieron al rango de coronel. Poco después, durante la batalla de Winceby, sus jinetes desbarataron a la caballería enemiga. Lo mismo sucedió en la batalla de Marston Moor, cuando Cromwell obligó a los jinetes realistas a batirse en retirada. Su prestigio militar estaba creciendo como la espuma y recibió otro ascenso, a teniente general de toda la caballería de su ejército. Sus éxitos sobre el campo de batalla resultaban sorprendentes sin duda, porque hasta entonces no había dado la impresión de tener mejores hechuras militares que el resto de parlamentarios, pero no eran éxitos producto de la casualidad. Contra todo pronóstico, estaba demostrando poseer los atributos necesarios para el mando militar. Para empezar, era combativo y valiente; siempre cabalgaba junto a sus hombres en primera línea; en una ocasión incluso sufrió una herida en el cuello (aunque no era grave, pues tras hacerse vendar regresó a la batalla). Los soldados respetaban su arrojo y no dudaban en seguir a un hombre que lideraba con el ejemplo. Otra característica  imprevista que se destapó era un fogoso carisma mesiánico; aunque la guerra era de carácter político, el factor religioso tenía también mucho peso y las arengas de Cromwell adoptaban un tono bíblico, produciendo la impresión de que no estaba librando una guerra civil, sino una cruzada. Aquella fanática convicción y su magnetismo le ganaban la adhesión incondicional de sus subordinados más creyentes, quienes sentían que, junto a Cromwell, de verdad peleaban en el bando elegido por Dios.

Esto no significa que fuese un oficial irreflexivo, al contrario. Su oratoria era mística, sin duda, y así lo recordarían quienes peleaban junto a él. Pero en cuestiones tácticas era muy pragmático. Planeaba las intervenciones de sus regimientos de caballería con la cabeza fría, prestando atención a los detalles más nimios. Era muy imaginativo a la hora de concebir sus tácticas y tenía un raro instinto para saltarse las convenciones militares cuando sentía que la situación lo requería. Por ejemplo, hacía que sus jinetes avanzasen muy juntos, rodilla con rodilla, creando una muralla impenetrable pero que cubría un frente muy reducido (algo que otros oficiales evitaban, sobre todo en campo abierto) y que la convertía en un blanco más fácil para los mosquetes. Pero Cromwell, por pura intuición, creía en la fuerza de la carga de los jinetes sobre un punto muy concreto de las líneas enemigas. Y le funcionaba, porque la mayor parte de los soldados (de ambos bandos) eran reclutas no profesionales, que no sabían cómo detener aquellos asaltos y por tanto tenían tendencia a salir en desbandada. Cromwell prohibía a sus jinetes que persiguieran a las tropas que huían, cosa que hasta entonces era costumbre porque ayudaba a desorganizar el ejército enemigo. Si sus hombres conseguían hacer retroceder al enemigo no lo perseguían, sino que se movían de inmediato a otro punto del frente para continuar participando en la acción allí donde la batalla estaba aún por decidirse. Todo esto se salía del cauce normal que los generales de la Inglaterra de su tiempo consideraban normal en el combate y convirtió a la caballería de Cromwell, los Old Ironsides, bautizados así por el apodo de su líder, en un regimiento famoso y temido. Los oficiales del bando realista, muchos de ellos aristócratas con ideas militares poco flexibles, no sabían cómo hacer frente a las imprevisibles maniobras del diabólico Cromwell. Ni siquiera sus propios superiores llegaban a entender bien sus tácticas, pero como tenían éxito y Cromwell era un subordinado leal y fiable, le dejaban hacer las cosas a su manera.

La guerra trajo un acontecimiento luctuoso. Su hijo mayor Oliver, que estaba acampado con las tropas, murió por causa del tifus. Cromwell no descuidó sus labores militares después del doloroso golpe, entre otros motivos porque otro de sus hijos estaba también en el ejército, pero es muy posible que esto contribuyese a acentuar su visión mística del conflicto y a que se tomara las cosas de modo más personal. En cualquier caso, emergió otra faceta inesperada, otra más, de su personalidad. Con su prestigio, la fe inquebrantable que despertaba en sus soldados y la autoridad moral que le confería su reciente pérdida, Cromwell empezó a sentirse autorizado para expresar su propia opinión en cuanto al modo en que era conducida la guerra. Resultó ser tan temerario con sus opiniones como en el campo de batalla, pues criticaba sin reparos incluso a quienes estaban por encima de él en el escalafón. Cromwell había detectado que esa era una de las las debilidades del bando parlamentario, más allá de su desventaja numérica, y después de conocerse algunas derrotas empezó a acusar a algunos generales de mostrar poco entusiasmo con la causa, bien porque continuaban sintiéndose cercanos al rey, bien porque pretendían curarse en salud ante la posibilidad de que el bando parlamentario terminase siendo derrotado. Los principales blancos de sus diatribas eran los generales aristócratas provenientes de la Cámara de los Lores, quienes no combatían con suficiente celo para su gusto. En otras circunstancias sus superiores quizá le hubiesen apartado de sus funciones, pero Cromwell contaba con importantes apoyos dentro del ejército, así que los nobles no se atrevieron a tocarlo. Pronto se hizo patente que la desafección entre Cromwell y el sector más aristocrático de la cúpula militar era algo más profundo que las meras quejas aisladas de un coronel de caballería. Muchos oficiales de segunda fila y combatientes de clase baja suscribían sus críticas. Incluso algunos generales, como su propio superior William Waller, se pusieron de su lado. Contra todo pronóstico, Cromwell se había convertido en el portavoz de toda una corriente interna dentro del ejército parlamentario. Ni siquiera tenía el rango de general, pero ya no se le podía silenciar, no se le podía obviar. De repente, Oliver Cromwell era alguien.

Con todo, en lo concerniente al combate se mantuvo dentro de su papel en el escalafón. Se dio cuenta de que su enfrentamiento ideológico con algunos generales podía afectar a la causa y para separar lo militar de lo político, propuso que quienes ocupasen un puesto en cualquiera de las dos cámaras renunciasen al máximo rango militar, conformándose con puestos intermedios. Así, él mismo renunciaba a ser ascendido a general, pero conseguía apartar a los nobles menos entusiastas de la comandancia. También empezó a insistir sobre la necesidad de reformar por completo el ejército. Hasta entonces era habitual que las tropas fuesen habitantes de cada región, muchos de ellos de medios modestos, que peleaban sin cobrar —porque habían sido reclutados, pero también por motivos ideológicos— y que no querían combatir lejos de sus casas porque no podían dejar abandonadas sus familias y haciendas. Cromwell proponía invertir más dinero en el reclutamiento y formación de soldados que cobrasen un salario y estuviesen por tanto dispuestos a embarcarse en campañas que los llevasen a cualquier punto geográfico requerido. En otras palabras, demandaba un ejército profesional, móvil y flexible. Al principio sus ideas fueron escuchadas con respetuoso interés pero desestimadas por el alto coste que conllevaban. Sin embargo, nuevos reveses en la guerra terminaron convenciendo a los líderes parlamentarios de que la reforma militar propuesta por Cromwell era perentoria. En 1645 se organizó el nuevo ejército, llamado New Model Army, con una estructura inspirada en las tropas que Cromwell había comandado hasta entonces. Gracias a esta reforma, además, los puritanos ganaron mayor presencia en el nuevo ejército: seguía habiendo pocos de ellos entre los altos mandos, pero abundaban en los mandos intermedios, los que estaban más en contacto con las tropas. La reforma cromwelliana del ejército fue al mismo tiempo una mejora militar sin precedentes, una inyección de poder para el partido puritano y un espaldarazo para el ascenso político del propio Cromwell. La ascendencia que tenía sobre los soldados se trasladó al terreno ideológico. Ya no era un parlamentario cualquiera; ahora se estaba convirtiendo en el hombre a escuchar en su bando.

Cuando Carlos I engañó a Cromwell

La medida de limitar el mando militar de los parlamentarios le impedía ser general, pero su intervención en batallas subsiguientes continuó siendo importante ya fuese por sus ideas tácticas o por el fuego combativo que su carismática presencia insuflaba en las tropas. En la Batalla de Naseby desbandó la caballería enemiga. En la batalla de Langport, donde su caballería se enfrentaba el último ejército de importancia que le quedaba a Carlos I, su siempre decisiva presencia ayudó a derrotar al rey. El bando realista todavía presentó una resistencia inútil durante varios meses, pero Carlos I terminó rindiéndose en 1646. El Parlamento hizo prisionero al monarca, aunque no lo arrojaron en una celda como había hecho él con sus enemigos, sino que se limitaron a mantenerlo bajo un cómodo arresto domiciliario en el palacio de Hampton Court. La intención y deseo de muchos parlamentarios continuaban siendo que Carlos I accediese a ceder buena parte de su poder a cambio de permanecer como jefe del Estado y, sobre todo, como símbolo de la nación. El propio Cromwell, cuyas opiniones políticas eran ahora muy tenidas en cuenta, se mostraba partidario de mantener al Estuardo en el trono siempre que aceptase todas las condiciones que le fuesen impuestas. Condiciones que Cromwell, reformista pero todavía monárquico, consideraba razonables.

Cuando el Parlamento se estaba reuniendo para debatir sobre la forma de proceder con Carlos I, Cromwell enfermó y estuvo postrado en la cama durante semanas. Se recuperó y regresó a su asiento en la cámara de los Comunes para encontrarse con que el bando vencedor estaba fragmentado, al borde incluso de una ruptura violenta. El sector moderado, personificado en aquellos mismos lores a quienes Cromwell había criticado durante la guerra, deseaba acelerar la reposición del monarca como única garantía de acabar con la inestabilidad que, pese al fin de la guerra, continuaba asolando las islas británicas. Por el contrario, los comunes puritanos preferían esperar a que Carlos se dignase aceptar todas las condiciones y pensaban que devolverle el trono antes de tiempo haría que la guerra se hubiese peleado a cambio de nada. Esto no era todo, pues otra grieta mucho más peligrosa se había abierto en el bando parlamentario: los lores pretendían disolver el New Model Army porque pensaban que se estaba radicalizando con rapidez. En efecto, dentro del ejército habían surgido grupos extremistas de toda condición, algunos muy minoritarios pero cercanos a posturas republicanas que podrían ser definidas como antecedentes del socialismo o incluso del anarquismo. El grupo más peligroso, por lo menos a ojos de los lores, pregonaba la soberanía popular mediante un sufragio que incluyese a todas las clases sociales y un igualitarismo económico con reparto equitativo de tierras y bienes, inspirado en el libro bíblico de Hechos de los Apóstoles, donde se describe cómo algunos de los primeros seguidores de Jesús de Nazaret mantenían todas sus posesiones en común. Esa facción era conocida como los Levellers, o «niveladores», un apodo más bien despectivo cuya invención se atribuyó al propio Cromwell, a quien disgustaba la idea de «nivelar el país desde abajo». Los Levellers más radicales llegaban a defender la necesidad de asesinar al rey. Aunque fuesen minoritarios y Cromwell les tuviese cierta antipatía, hacían un ruido considerable. Lo mismo sucedía con otros grupúsculos radicales, pero eso no implicaba que los comunes estuviesen dispuestos a que los lores utilizaran como excusa la presencia de extremistas para disolver el New Model Army, principal herramienta de influencia de los puritanos.

El bando parlamentario, pues, había ganado la guerra para encontrarse al borde de un terremoto interno. Cromwell quería evitarlo y salvar lo que, en su opinión, era lo prioritario: la inmediata construcción de una democracia estable basada en la reforma de la monarquía parlamentaria. Con esta voluntad pacificadora, accedió a ejercer como portavoz entre los lores y los oficiales más radicales del New Model Army, pero ni siquiera él, quizá el hombre más respetado por los soldados ingleses, pudo resolver la situación, porque los lores y los moderados consiguieron que el Parlamento dejase de pagar los salarios de la tropa, alegando falta de fondos, para desactivar a los extremistas. Esto escandalizó a los puritanos y en ese momento de su carrera Oliver Cromwell se encontró atrapado entre los defensores del mantenimiento del New Model Army, sector al que pertenecía ideológicamente, y el sector aristocrático, al cual, pese a todas sus diferencias, consideraba necesario escuchar para devolver la estabilidad a la nación.

Entretanto, Carlos I hizo lo que parecía lógico: en cuanto supo que ciertos grupos hablaban de quitarle la vida, intentó escapar. Esto apenas sorprendió a nadie más allá, claro, del hecho de que estuviese a punto de conseguirlo. Tras sortear la vigilancia en su arresto domiciliario se dirigió a la isla de Wight, donde pretendía embarcar con rumbo al continente. En una jugada más bien ingenua, se presentó ante Robert Hammond, oficial del New Model Army que había combatido a las órdenes de Cromwell y que ahora comandaba la guarnición local de la isla. El rey había conocido a Hammond en una ocasión anterior, en la que el oficial se había mostrado tan solícito que Carlos pensó que en el fondo simpatizaba con la causa realista y que por ello le ayudaría a salir del país. Se equivocó. Hammond retuvo a Carlos y se apresuró a comunicar su paradero al Parlamento. Cromwell, que a esas alturas parecía ser la única figura política capaz de inspirar cierto consenso o por lo menos confianza en todas las partes, volvió a dar un paso adelante y se ofreció para negociar en persona con el rey. Carlos accedió y ambos acordaron unas líneas generales sobre las que discutir. Cromwell debía de sentirse aliviado pensando que se encontraba más cerca de una solución pactada, y con ayuda de su yerno empezó a redactar un cuidadoso pliego que contenía las condiciones que Carlos debía aceptar y firmar para volver al trono. Cromwell creía estar a punto de posibilitar la paz en un país que se estaba derrumbando.

Esta vez fue Cromwell el ingenuo. Mientras confiaba en la buena fe del rey, Carlos I consiguió llegar a un acuerdo secreto con los Covenanters escoceses, los mismos que poco antes se habían rebelado contra él por causas religiosas. ¿Cómo lo hizo? Les prometió que si volvía al trono profundizaría en la Reforma protestante, principal demanda de los rebeldes escoceses. Así, en mayo de 1648, los Covenanters atacaron el norte de Inglaterra en nombre del rey, lo cual dejó descolocado al Parlamento y animó a los partidarios del rey, que protagonizaron otras revueltas en diversas partes de Inglaterra. Para colmo, los rebeldes católicos irlandeses, que ahora se hacían llamar Confederados, también ofrecieron su alianza al rey, pensando que estarían mejor bajo el reinado del procatólico Carlos I que afrontando las represalias de una Inglaterra gobernada por los puritanos. Esto marcaba el comienzo de la Segunda guerra civil, cuando todavía no se habían asentado las cenizas de la primera. Cromwell, al darse cuenta de que Carlos había estado tomándole el pelo, se enfureció. Su deseo de compromiso con el monarca se hizo añicos en ese mismo instante y empezó a mostrarse contrario a llegar a cualquier tipo de acuerdo. Ahora también Cromwell pretendía sentar al rey ante un tribunal.

El segundo episodio de las guerras civiles inglesas no duró demasiado. El New Model Army, gracias a las reformas cromwellianas, era un ejército mucho más curtido y profesional, dotado de un nivel de organización del que carecían sus enemigos. Las distintas guarniciones no tardaron en apagar las revueltas realistas a nivel local mientras los Covenanters escoceses eran vencidos con mayor facilidad de la prevista. Cromwell, que acababa de cumplir cincuenta años, fue promovido al cargo de teniente general, segundo puesto en el escalafón militar solo por debajo de Thomas Fairfax, uno de los pocos generales que inspiraban tanto respeto como él. En sus respectivos frentes, ambos finiquitaron la guerra sin problemas. Mientras Fairfax vencía a los realistas en Colchester, Cromwell dirigió por primera vez a todas las tropas del campo de batalla (y no solamente a la caballería) en la batalla de Preston. Era su debut como general, en el que, pese a estar en inferioridad numérica, asestó el golpe definitivo al ejército combinado de escoceses y realistas ingleses. Carlos I, derrotado por segunda vez sobre los campos de batalla, volvió a rendirse.

La Purga de Pride

El rey fue puesto en custodia una vez más. Se ofreció a negociar, intuyendo que una mayoría de parlamentarios continuaba queriendo llegar a un acuerdo. El asunto fue sometido a votación en el Parlamento y ganaron los partidarios de pactar con el rey por una mayoría cualificada de ciento veintinueve votos frente a ochenta y tres. Pero un factor había cambiado en la ecuación, y ese factor era Oliver Cromwell. Su negativa a negociar era bien conocida de todos; es verdad que sus fallidas intervenciones políticas lo habían dejado escaldado, pues tanto el rey como los lores le habían engañado en las dos ocasiones en que se había ofrecido a interceder; ahora, reticente ante la idea de continuar poniendo la otra mejilla, parecía querer mantenerse en un segundo plano. Sin embargo, era el hombre más respetado en el partido puritano y en el New Model Army, que eran casi la misma cosa. Ya ni siquiera necesitaba ponerse en primera fila para ejercer su influencia.

En cuanto se supo que la cámara había aprobado nuevas negociaciones con el monarca, sucedió algo inesperado. En 1648, siete años después de que Carlos I hubiese irrumpido en el Parlamento por la fuerza y después de dos guerras civiles, un contingente del New Model Army, encabezado por el coronel Thomas Pride, volvía a ocupar el órgano legislativo. Pride se apostó en la entrada de la cámara e impidió el acceso a aquellos parlamentarios que todavía se atreviesen a defender la opción de negociar. Cuarenta y cinco fueron detenidos, aunque serían liberados durante las posteriores semanas. Hubo noventa que, pese a no ser detenidos, rehusaron volver a una cámara tutelada por los militares. Quienes permanecieron en el Parlamento fueron quienes habían acusado al rey de traición desde un principio, o bien quienes firmaron un documento desdiciéndose de sus opiniones anteriores. Este Parlamento fue apodado Rump Parliament, o «Parlamento rabadilla», porque así como la rabadilla era considerada una prolongación inútil de la columna vertebral, la nueva cámara estaba hecha de retales, de lo que había quedado tras la purga. En otras palabras: era un Parlamento formado por integrantes del partido puritano o por aquellos que aceptaron someterse al dominio del partido puritano.

El ejército acababa de protagonizar un golpe de Estado, pero ¿quién estaba detrás? Fue un golpe peculiar, porque nadie dio un paso adelante para hacerse con el poder. Thomas Pride, todos lo entendieron, era un mero brazo ejecutor. El partido puritano, pese a su ascendencia sobre las tropas, no podía haber organizado el golpe sin la aquiescencia de los dos únicos hombres con autoridad suficiente en las fuerzas armadas: Thomas Fairfax, comandante en jefe del ejército, y Oliver Cromwell, su segundo. Ninguno de los dos se dejó ver durante el golpe. Tampoco quisieron tener un papel protagonista en los acontecimientos políticos que se desencadenaron justo a continuación. Pero es fácil deducir que como mínimo tuvieron que dar el visto bueno. En el caso de Fairfax es fácil de explicar que no se situara a la cabeza visible del golpe, pues no era tan radical como muchos oficiales del New Model Army y tampoco tenía hechuras ni vocación de gobernante; es más, era notorio su desinterés por involucrarse más de la cuenta en cuestiones políticas. En cuanto a Cromwell, tampoco hubo evidencias de su implicación, aunque ciertos detalles causaban suspicacia. Por ejemplo, antes del golpe se encontraba fuera de Londres, acampado con las tropas, pero regresó a la capital justo el día en que se produjo la purga. Otro detalle significativo es que no se expresó en contra del suceso, como ya acostumbraba a hacer cada vez que una cuestión política le disgustaba, así que sin duda los golpistas contaban con su apoyo moral. Sin embargo, al igual que Fairfax, Cromwell prefirió mantener un perfil bajo. Así pues, fuera quien fuese el verdadero cabecilla del golpe, no quería apoderarse del poder de forma nominal, sino limitarse a imponer unas determinadas ideas y, en especial, evitar que se negociase con el rey. En la opinión de la mayoría de los historiadores, y yo estoy de acuerdo, esta inusual maniobra tiene estampada la firma de Cromwell y supuso el inicio de su tutela efectiva sobre Inglaterra. De hecho, en ocasiones posteriores se comportaría igual, ejerciendo como implacable guardián moral de la nación e interviniendo por la fuerza cuando el curso de los acontecimientos le contrariaba, pero al mismo tiempo mostrándose poco entusiasta ante la posibilidad de personificar el poder en sí mismo. La singular idiosincrasia de Cromwell encaja a la perfección con la naturaleza correctiva y autoritaria, pero no exactamente dictatorial, de aquel golpe de Estado.

La purga política se extendió a todo el país y se produjo una veloz campaña de represalias contra los partidarios del rey, que no ayudó a mejorar la imagen pública del Parlamento rabadilla. Una de las más célebres ejecuciones fue la triple decapitación de antiguos generales del mando realista, suceso que demostró la determinación de los puritanos a la hora de mutilar la influencia realista en el país. El escocés James Hamilton, uno de los asesores personales de Carlos, fue hecho prisionero por Cromwell en el campo de batalla; sometido a juicio, se le declaró culpable de traición y fue condenado a muerte. Otro general ennoblecido, Arthur Capell, se había entregado a Fairfax con la promesa de que su vida sería respetada. Al intuir que la promesa podría no ser cumplida, pues su destino dependía no del honesto Fairfax sino del voto de un Parlamento purgado por los puritanos, Capell escapó de la Torre de Londres gracias a un elaborado plan que falló cuando uno de sus compinches, el barquero que debía transportarlo a lo largo del Támesis hacia la libertad, decidió entregarlo en el último momento. Un tercer general realista, Henry Rich, fue también juzgado y condenado a muerte, pero su estado de salud era tan deficiente que los médicos sospechaban que estaba a punto de fallecer por causas naturales. Un grupo de mujeres de la nobleza presentó una petición al Parlamento, intentando enternecer a los diputados y solicitando que, con naturaleza excepcional, se dispensara a Rich de pisar el cadalso y se le permitiese morir en la cama. La petición fue votada y se produjo un inesperado empate. El presidente del Parlamento, William Lenthal, se resistía a la ejecución (después se empeñó en salvar la vida a otros realistas, como una especie de Schlinder del Parlamento), pero cedió a las presiones del sector duro de los puritanos y votó a favor de que Rich fuese decapitado junto con los otros dos. La ejecución de los generales tuvo un efecto dramático: pese a que en aquella época las decapitaciones eran frecuentes, esta campaña de represalias produjo una honda impresión en el público. Lo más difícil de contemplar en el día de las ejecuciones fue el estado de Henry Rich, quien tenía, en efecto, muy mal aspecto, porque en los últimos días no había sido capaz de comer ni dormir. Tras perdonar al verdugo y regalarle el dinero que llevaba encima, Rich se postró sobre el tajo. Su decapitación produjo una cantidad tan inusualmente escasa de sangre que los observadores se preguntaron si no había sido demasiado cruel impedirle terminar sus días como el hombre gravemente enfermo que era.

Estas y otras ejecuciones tenían un carácter no tanto vindicativo como ejemplarizante. Eran desagradables y para pocos parlamentarios supusieron un plato de buen gusto. La votación donde fueron aprobadas in extremis había demostrado que no todos los miembros del radicalizado Parlamento rabadilla eran partidarios de prolongar la sangría. Lo que no deja de llamar la atención es que las promesas de clemencia formuladas por Cromwell a los generales enemigos que había capturado en persona fuesen más respetadas que las promesas hechas por Fairfax, que era su superior. Valga una muestra: los tres principales líderes de las revueltas realistas de Gales —John Poyer, Rice Powell y Rowland Laugharne— se habían rendido ante Cromwell con la condición de que uno solo de ellos sería ejecutado en caso de sentencia de muerte. Se cumplió el trato y los tres prisioneros, una vez condenados por el Parlamento, echaron a suertes quién había de morir (lo hicieron mediante el procedimiento de elegir la ramita más corta). El desafortunado fue John Poyer, que a continuación fue fusilado por un pelotón de mosqueteros. La promesa de Cromwell sí se había cumplido cuando ya hemos visto que las formuladas por Fairfax no tenían tanto peso. En cualquier caso, las purgas realistas emprendidas por un Parlamento purgado a manos del ejército no estarían completas sin un último juicio: el del propio Carlos I. No existían precedentes legales para sentar a un rey en ejercicio en el banquillo. Desde el resto de Europa, la posibilidad era contemplada con una mezcla de asombro y horror; en el siglo XVII, las sociedades monárquicas no estaban preparadas para concebir un suceso semejante. Tampoco en Inglaterra parecía un proceso de fácil asimilación; la mayoría de ciudadanos y de políticos estimaban que esa idea era aberrante. Pero había un hombre a quien sí le parecía deseable. Ocho años atrás nadie había oído hablar de ese hombre; ahora Oliver Cromwell estaba dispuesto a conseguir, a cualquier precio, que el filo de un hacha terminase con el reinado de un monarca legítimo, siglo y medio antes de que estallase la Revolución francesa. Esto significaba que Cromwell tenía que echar un pulso a la mayoría de sus colegas; la pregunta era si todavía quedaba alguien en el país con la capacidad de resistir ese pulso.

(Continuará)

Fuente: http://www.jotdown.es/2017/02/oliver-cromwell-ii-new-model-army/

Oliver Cromwell (I): El Darth Vader del S XVII.

Publicado por

Oliver Cromwell fue «ejecutado» varios meses después de muerto. Desenterraron su cadáver y lo colgaron de cadenas, a la vista de todos, antes de separar la cabeza del cuerpo. Después arrojaron el tronco y las extremidades a un pozo; la cabeza fue exhibida en la punta de una estaca como tétrica reliquia de una época volcánica, la del ascenso de un hombre cuyo mesiánico carisma había interrumpido ochocientos años de gobiernos monárquicos. Aquella decapitación post mortem era casi un exorcismo; sus enemigos pretendían desencantar a Cromwell de la inmortalidad, mutilando su cadáver como se hacía con los sospechosos de vampirismo. Él había dejado ya una huella imborrable. Había cambiado, por su propia mano, el destino de Inglaterra y también el del mundo, mostrando a futuros revolucionarios que las antiguas monarquías no eran invulnerables, que el Estado podía cambiar de forma si esa metamorfosis tenía detrás a un individuo con voluntad de hierro.

Es imposible encontrar acuerdo entre los historiadores sobre Oliver Cromwell. Para algunos fue uno de los padres de la moderna democracia inglesa, un héroe visionario y un adelantado a su tiempo. Para otros fue un tirano cruel, un fanático religioso y el responsable de algunas infames matanzas. Acaso todos tengan parte de razón y Cromwell fue todo eso. En cualquier caso, lo fascinante es la manera en que hizo ingresar su nombre en la historia, de manera casi accidental. Hasta pasados los cuarenta años fue un burgués anónimo; un puritano que había vivido, con altibajos, de las rentas de sus tierras, a veces incluso de su propio trabajo en la granja. Un parlamentario de segunda fila con un pobre historial político que, insignificante en su país, soñaba con emigrar a América. Nunca nadie, ni él mismo, hubiese podido sospechar que terminaría convirtiéndose en el hombre más poderoso de Inglaterra. Durante largo tiempo ignorado, terminó convertido en un rey sin corona, en el único jefe de Estado de una gran potencia dinástica europea que no tenía sangre azul. Un Napoleón del siglo XVII, cuya repentina explosión fue el precedente y el signo de alerta de lo que estaba por venir. Más de un siglo antes de la Revolución francesa, Oliver Cromwell había llevado a un rey al cadalso y había establecido una república en la nación más monárquica de Europa.

El linaje de los Cromwell

El apellido Cromwell no era de origen noble, pero sí ilustre. Oliver Cromwell podía presumir de ser pariente lejano de uno de los políticos más importantes del siglo anterior, pues su linaje paterno descendía de la hermana de Thomas Cromwell, quien fuera ministro favorito de Enrique VIII. Thomas Cromwell fue un plebeyo, hijo de un herrero, cuya biografía es novelesca: abandonó su hogar paterno siendo aún adolescente y recorrió la Europa del siglo XVI como aventurero, un «rufián», según sus propias palabras, que se ganaba la vida en la calle. Fue soldado de fortuna, prestamista y abogado; cuando regresó a Inglaterra era ya un hombre adinerado. Jugó un importante papel en la política nacional y, gracias a sus maquiavélicas astucias, consiguió sobrevivir durante años en aquel tornado de puñales que era la corte de los Tudor. Su suerte, sin embargo, terminó acabándose. Cayó víctima de la única cuchilla que su suprema habilidad no podía detener: la que manejaba el propio rey. Como muchos de quienes orbitaban en torno a Enrique VIII —incluidas un par de sus esposas y reinas—, Thomas Cromwell pagó el alto precio de no complacer a su monarca. Acusado de traición, cargo que en aquellos dramáticos años se aireaba con mucha liberalidad, vio acabar sus días ante el verdugo. Su nombre, sin embargo, no quedó mancillado. El propio rey terminó lamentando la precipitada decisión de haber mandado matar al hábil ministro y así, pese a su decapitación, el patriarca de la dinastía Cromwell pudo dejar a sus parientes bien situados, y el apellido mantuvo su fama, aunque durante un siglo no volvió a proporcionar otro personaje de parecida relevancia.

Oliver Cromwell, claro, iba a ser ese otro personaje. Nació en 1599, cinco décadas después de la muerte de Thomas, en Huntingdon, una pequeña ciudad comercial situada a unos diez kilómetros de Cambridge. Su familia, de importancia secundaria en los círculos de la burguesía local, no era rica, pero vivía con comodidad de las rentas que producían sus tierras. Oliver inició sus estudios en una escuela puritana de Cambridge, donde al parecer era un alumno irregular, más interesado en las matemáticas que en las humanidades, y sobre todo un entusiasta de los deportes. Después ingresó en la universidad, pero nunca llegó a graduarse; cuando tenía dieciocho años murió su padre y él, siendo el único hijo varón, tuvo que abandonar los estudios para hacerse cargo de la casa. Algunos historiadores especulan sobre la posibilidad de que después obtuviese un título en Derecho, porque se sabe que muchos varones de su familia, incluido su padre, habían cursado en un colegio universitario de Londres (también alguno de sus hijos se graduaría allí), pero es poco creíble que Oliver Cromwell cumpliera esa tradición familiar. Ni constaba en los registros de la institución, ni nunca ejerció profesión relacionada con el derecho. Es más, sus primeros puestos políticos los obtuvo gracias a favores de sus contactos —esto, cabe señalar, era habitual en la época—, pero no por sus cualidades administrativas.

A los veinte años se casó con Elizabeth Bourchier, hija de un comerciante y terrateniente londinense que gozaba de gran prestigio dentro de las congregaciones puritanas a las que pertenecían no pocos políticos importantes; como veremos, en aquella Inglaterra resultaba imposible separar religión de ideología política. El matrimonio mejoró el estatus social de Cromwell, pero no fueron años felices para él; aunque su vida conyugal era buena, como se deduce de la cariñosa correspondencia que siempre mantuvo con su esposa, empezaron a manifestarse síntomas de algún profundo trastorno afectivo. Pronto se vio obligado a buscar ayuda profesional: un médico lo registró como «hipocondríaco» y otro escribió que el joven Oliver estaba «deprimido hasta un grado anormal», diagnosticando su caso como «melancolía», nombre que se le daba entonces a la depresión clínica. Es tentador el intento de enlazar esos episodios con su futuro carácter como líder militar y político, pero lo cierto es que no parece que en su madurez volviera a sufrir episodios depresivos lo bastante fuertes como para que afectasen de modo visible su conducta. Sí padeció siempre brotes de fiebre recurrente, que hoy se atribuyen a una posible malaria, y afecciones renales que fueron empeorando con los años. No era un hombre de aspecto impresionante, como puede verse en los retratos de su tiempo; cosa distinta fueron las representaciones idealizadas que surgirían después, donde lo imaginaban con rasgos más feroces. Pocas veces antes de su ascenso dio muestras de poseer madera de líder. En otras circunstancias, Oliver Cromwell quizá hubiese pasado sin pena ni gloria no solamente en la escena política inglesa, sino también en su propia provincia, Cambridgeshire.

Esto no cambió cuando, estando a punto de cumplir la treintena, los contactos de la familia de su mujer le permitieron salir elegido para ocupar un asiento en el Parlamento inglés. Permaneció allí poco más de un año, no por sus capacidades, que por entonces no habían sido probadas, sino como representante de una clientela influyente: la familia Montagu, a la que pertenecían los condes de Sandwich (incluyendo a John Montagu, que cien años más tarde, según cuenta la tradición, inventó el famoso bocadillo bautizado «sándwich» para no tener que levantarse a comer durante una partida de naipes). El joven Cromwell, pues, era un testaferro político que representaba los intereses de quienes, años antes del famoso bocadillo, cortaban el asado en la burguesía de su ciudad. Eso sí, durante aquella legislatura breve y tormentosa en la que su actividad política personal apenas dejó huella —se sabe que pronunció un discurso sin que nadie en la cámara quedase deslumbrado—, Cromwell pudo ser testigo de excepción de la crítica condición en que se encontraba la política inglesa. Quizá por ello, en el futuro, sentiría una profunda aversión a las peleas entre facciones.

La caída en desgracia y el renacimiento cristiano

La temprana disolución del Parlamento hizo que Cromwell se quedara sin escaño, pero ese no fue el único ni el peor de sus problemas. En 1629, una disputa política regional hizo que su vida diese otro giro, esta vez a peor. Parece que cuando por fin se decidió a expresar su propia voz en un tema público —la redacción de unos nuevos estatutos para su ciudad—, debió de molestar a alguien importante, pues el asunto se le tornó en contra con virulencia. Incluso tuvo que presentarse para testificar ante el Consejo de Estado; que una disputa local trascendiese a estancias nacionales indica que el hasta entonces inofensivo Cromwell se había metido en camisa de once varas. Vendió su casa en la ciudad y se trasladó a una granja cercana; como es improbable que un burgués renunciase por gusto a su posición para convertirse en granjero y vivir «de la venta de lana y huevos de gallina», parece obvio que había perdido el favor de sus antiguos amigos en Huntingdon. Desde el punto de vista financiero aquellos fueron los años más duros de su vida. No vivía en la miseria, pero ya no se sostenía gracias a las rentas, sino con el sudor de su propia frente. Eso le sirvió para entender mejor a los campesinos y demás gentes del pueblo llano; en el futuro Cromwell se haría notar por su facilidad para comunicarse con el ciudadano común, uno de los rasgos que le iban a permitir transformarse en una autoridad moral en tiempos de crisis, pese a que su extracción social había estado bordeando la pequeña aristocracia.

Aquellos tiempos de infortunio también hicieron que experimentase una reconversión religiosa, detalle de extraordinaria importancia para explicar su porvenir político. No hay muestras de que durante su juventud se hubiese destacado por una religiosidad extrema, pese a su formación puritana. Durante su crisis personal, sin embargo, se tornó un apasionado defensor del ideario puritano en una de sus versiones más radicales, sobre todo en cuanto a la aversión al catolicismo. Las alegorías y alusiones bíblicas, que nunca antes habían sido características en sus cartas, se tornaron omnipresentes. Según sus propias palabras, era un hombre «renacido». Sus nuevos conceptos religiosos podían identificarse con los de grupos «independientes» o «inconformistas», que defendían una profundización en la Reforma protestante y demandaban que la Iglesia de Inglaterra abandonase todo aquello que todavía le quedaba de simbolismo ceremonial u otros, para ellos indeseables, residuos del catolicismo del pasado. Los independientes, además, sostenían que la Iglesia anglicana no debía conocer jerarquía alguna por encima del nivel de la congregación local —aparte, claro, del rey—, demandando la eliminación de cargos como los obispados u arzobispados. Estas ideas, como veremos, eran de difícil aplicación durante el reinado de Carlos I.

Sin embargo, como entre los Independientes se contaban personajes muy importantes de la burguesía (y por tanto de la política parlamentaria), el movimiento contaba con mucha fuerza y no podía ser acallado, convirtiéndose en un auténtico dolor de cabeza para el rey. Ese fue el entorno ideológico del que surgiría el fenómeno Cromwell. Aunque es imposible aplicar el moderno eje izquierda-derecha a aquella escena política, podría decirse que Cromwell, en comparación con el grueso de sus colegas políticos, era de derechas en lo espiritual, por su intransigencia religiosa, y de izquierda moderada en lo político; reformista, pero también monárquico. No optó por el republicanismo hasta que sintió que no le quedaba otra opción, y más como una reacción personal a la actitud del rey que como una auténtica convicción ideológica. Esto puede sorprender sabiendo que se convertiría en uno de los primeros revolucionarios de la era moderna. Tampoco era un hombre de ideas autoritarias y su cesarismo, que lo desarrolló con el tiempo, fue tan furibundo como intermitente. Fue su carácter, no su ideario, lo que terminaría volviéndose dictatorial.

Los terremotos políticos del reinado de Carlos I

En 1636, después de la travesía en el desierto que lo había mantenido alejado de la escena pública, la suerte volvió a sonreírle. Una providencial herencia le permitió abandonar las tareas de granja, ya que recibió nuevas tierras con las que podía volver a vivir de rentas. También heredó el puesto de recaudador del diezmo en la catedral de Ely, cercana a su ciudad. Tenía treinta y siete años cuando recuperó el prestigio dentro de la burguesía provincial. Su renovado fervor religioso lo convirtió además en un personaje apreciado en los influyentes círculos puritanos. Con todo, él no se sentía cómodo en la inestable y pecaminosa Inglaterra en la que vivía. Quería emigrar a América, a Connecticut, donde se habían establecido colonias de puritanos. Pensaba que había llegado el momento de empezar una nueva vida al otro lado del Atlántico. En noviembre de 1640, pasada la cuarentena, planeaba ya los pormenores de su inminente traslado cuando sus amigos del partido puritano le ofrecieron la posibilidad de sentarse una vez más en el Parlamento, que acababa de ser convocado tras permanecer cerrado durante más una década. Cromwell aceptó presentarse a las elecciones. Esa decisión era la semilla de la que nacería una nueva Inglaterra.

Es imposible entender una figura como la de Oliver Cromwell sin hacer una crónica del amargo divorcio que se estaba produciendo entre las dos principales instituciones políticas del reino, la Corona y el Parlamento. Cromwell vivió en una Inglaterra turbulenta cuyas estructuras amenazaban con saltar en pedazos. Su posterior ascenso fue sin duda una sorpresa, pero no una casualidad.

El Parlamento inglés del siglo XVII no era una institución estable ni poseía atribuciones claras en la práctica. Había nacido durante la Edad Media porque los reyes necesitaban la colaboración de los aristócratas, burgueses y jerarcas eclesiásticos de cada región para hacer cumplir sus leyes y, sobre todo, para recaudar impuestos. Así, a cambio de conceder determinadas atribuciones al Parlamento y a los estratos sociales en él representados, la Corona se aseguraba esa colaboración. En el siglo XVII el Parlamento estaba dividido en dos cámaras: la de los lores incluía a la alta aristocracia y los principales cargos de la Iglesia anglicana. La de los comunes incluía a representantes de pequeños aristócratas o burgueses. Todos obtenían el cargo mediante elecciones, aunque cabe aclarar que aquel parlamento no era «democrático» en el sentido actual del término. En cada ciudad o condado votaban únicamente los hombres más adinerados y poderosos, que elegían al más influyente de entre ellos, o bien a algún testaferro de sus intereses, en una sofisticada forma de caciquismo electoral. La norma no escrita era la de conformar un nuevo Parlamento cada dos o tres años, aunque esto no siempre se cumplía y hubo periodos en que el rey de turno ni siquiera se molestaba en convocarlo. Reyes como Enrique III o Eduardo I se apoyaron mucho en el Parlamento, pero otros, como Enrique VIII, lo hicieron de manera muy esporádica y con desgana.

En 1625, cuando el joven Cromwell todavía no había debutado como político, ascendió al trono Carlos I, que tenía su misma edad (para ser exactos, Carlos era unos meses más joven que Cromwell). El nuevo monarca se encontró una clase parlamentaria poco dispuesta a colaborar. Era percibido como un rey débil: heredó el trono solamente porque su hermano mayor había muerto, y su estampa era incluso menos impresionante que la de Cromwell. Carlos I había sufrido de raquitismo durante la infancia; era tímido, poco sociable y para colmo hablaba con un cierto tartamudeo. Criado en Escocia —su familia había preferido no llevarlo a Londres por su mala salud—, tenía un marcado acento norteño que en la capital era visto como señal de escasa sofisticación. Carlos, en realidad, era un hombre muy inteligente y cultivado; en el futuro, pese a su tartamudeo, demostraría ser elocuente y hacer gala de una exquisita elegancia a la hora de expresar sus ideas, pero durante su juventud imponía poco respeto a los parlamentarios. En la Cámara de los Lores había aristócratas y clérigos complacientes con el rey porque le debían favores, pero entre los comunes abundaban los burgueses, terratenientes y comerciantes que se valían por sí mismos y no necesitaban de él para mantener su posición social. Los comunes ya no se sentían satisfechos ejerciendo como simples recaudadores de impuestos.

Especialmente revoltosos eran los parlamentarios de la facción puritana, porque percibían a Carlos, jefe de la Iglesia anglicana, como un monarca procatólico. Siendo todavía príncipe de Gales, había intentado prometerse con la infanta española María Ana de Austria, para escándalo de los puritanos, quienes consideraban inadmisible tener a una católica como reina consorte. El famoso Francis Bacon lideró una protesta parlamentaria que le valió terminar en prisión. Cuando las negociaciones de Carlos con la corona de España fracasaron —una boda real constituía un complicado affaire diplomático que no siempre llegaba a buen puerto—, se casó con la princesa francesa Enriqueta María de Borbón, hermana del rey Luis XIII y también católica. En realidad, el que un heredero al trono inglés desposara a una princesa católica era lo que dictaba la lógica política: las relaciones de Inglaterra con las dos principales potencias europeas, España y Francia, todavía eran buenas, y así debían mantenerse mediante los preceptivos vínculos familiares. Como ambas potencias eran católicas, parecía predestinado que la reina consorte de Inglaterra lo fuese también. Sin embargo, los puritanos (y muchos otros ingleses) se resistían a aceptar esa lógica. Para ellos tenía más importancia el factor religioso y se tomaron la llegada de Enriqueta María como una ofensa. Para Carlos, la oposición de los puritanos a su matrimonio era también un insulto.

Después de su coronación, Carlos I convocó el Parlamento inaugural de su reinado y pronto quedó claro que, además de su matrimonio, su carácter chocaba con la ambición reformista de los comunes. El rey era joven pero sus ideas políticas eran arcaicas: creía en el derecho divino, considerando que su rol dinástico estaba condicionado por la voluntad celestial, y que por tanto no podía ni debía someterse a ningún otro poder terrenal que no fuese el de su propia y regia voluntad. El problema, claro, consistía en que los parlamentarios ya no eran los mismos de la época de Enrique VIII. Ahora demandaban más autonomía. Queriendo aprovechar la inexperiencia del joven rey, tardaron apenas días en aprobar una legislación destinada a recortar el poder de la monarquía. Existía un impuesto llamado Tonnage and Poundage (algo así como «impuesto sobre el peso») que según la costumbre era otorgado por la cámara a cada monarca, hasta que finalizase su reinado. Esa tasa garantizaba que la Corona obtenía beneficio de todo comercio con el extranjero, lo cual era fundamental para el mantenimiento de las arcas palaciegas. Carlos I, de acuerdo a la tradición, esperaba obtenerlo de manera vitalicia en cuanto el Parlamento realizase la votación rutinaria. Para su sorpresa, se votó otra cosa distinta: retirar el carácter vitalicio del Tonnage and Poundage, para que requiriese la aprobación periódica de lores y comunes. Así, la cámara podría demandar nuevas concesiones a cambio de continuar permitiendo que el rey se beneficiase de su arancel personal. La idea, sobre el papel, era buena, pero los parlamentarios pincharon en hueso. Carlos I no hizo gala de la debilidad que se le presumía; cuando tuvo noticia de aquella votación disolvió el Parlamento, apenas tres meses después de haberlo convocado. Los ingleses, con su afición a poner apodos a las diversas etapas legislativas, bautizaron aquella etapa como el «Parlamento inútil». En efecto, había servido para poco más que hacer patente el desencuentro entre el rey y los comunes.

La Tiranía de los once años

Carlos se quedó con el Tonnage y Poundage, pero este impuesto no bastaba para financiar grandes políticas, como por ejemplo embarcarse en una guerra, así que convocó un segundo Parlamento. Esta vez había cierta justificación para pedir dinero: cumpliendo con su papel de cabeza de la Iglesia anglicana, envió una expedición militar de auxilio a los hugonotes, los protestantes franceses, que se estaban enfrentando al rey Luis XIII. El que Carlos se involucrara en una guerra religiosa contra el hermano de su propia esposa sorprendió a muchos y debía favorecer el concepto que los puritanos tenían sobre él. Sin embargo, la expedición terminó siendo un desastre militar y los parlamentarios, una vez más, intentaron aprovechar lo que percibían como una situación de debilidad para intentar socavar el poder del monarca. En 1627, tan pronto el Parlamento empezó a discutir nuevas medidas para controlar a la Corona, Carlos disolvió otra vez el Parlamento.

El rey, eso sí, continuaba perdiendo dinero. Sobre todo debido a su afición por el oropel; durante los meses que había pasado en España fue deslumbrado por el esplendor de la corte de los Austrias, y una vez coronado empezó a imitar el ampuloso ceremonial palaciego español, haciendo gala de una ostentación que —para desmayo de los puritanos— pretendía devolver también al ceremonial religioso protestante. Además gastaba mucho dinero en una colección de arte cuyo único fin era, de nuevo, intentar rivalizar con el esplendor español. En 1628, apenas meses después de disolver su segundo Parlamento, convocó el tercero en menos de cuatro años de reinado. Debía de confiar en que los diputados hubiesen aprendido la lección y tuviesen una actitud más sumisa en esta tercera ocasión. No acertó.

Cabe aclarar que el conflicto entre ambas partes no ponía en cuestión la propia institución monárquica. Nadie, exceptuando algunos movimientos extremistas, deseaba convertir Inglaterra en una república. El republicanismo era una idea marginal. La mayoría de los puritanos —como Cromwell, que acababa de sentarse por primera vez en el Parlamento— se conformaba con conseguir que la monarquía parlamentaria estuviese más contrapesada, y que el Parlamento tuviese mayor libertad de acción, pero siempre con el visto bueno del jefe del Estado. Años después, el propio Cromwell lo resumiría así: «Inglaterra necesita el gobierno de un hombre, acompañado por el de una asamblea». Es decir, un rey como poder ejecutivo y un Parlamento como poder legislativo. Carlos I, sin embargo, desagradaba demasiado a los puritanos, y cometía el error de responder a ese desagrado con altanería. Se antojaba imposible armonizar al hombre con la asamblea. El tercer Parlamento demostró ser aún más rebelde que los dos anteriores; se volvió a debatir la posibilidad de despojar al Tonnage and Poundage de su carácter vitalicio, lo cual era legítimo, pero también una abierta provocación con la que probar los límites del monarca. Como era de esperar, el rey se enfureció. Esta vez no solamente disolvió la cámara sino que también hubo represalias personales, pues hizo detener a los ocho mayores responsables de aquellas iniciativas legislativas, encerrándolos en las mazmorras de la Torre de Londres. Uno de ellos, John Eliot, se negó a hablar en los interrogatorios, aduciendo que por su condición de parlamentario solamente tenía la obligación moral de responder ante la cámara, y no ante el rey. Carlos I no se lo perdonó: el encierro de Eliot fue particularmente severo y murió cuatro años después sin haber salido de su celda, convirtiéndose en el primer gran mártir de la causa parlamentaria.

Estos sucesos, claro, acentuaron la antipatía que los comunes sentían hacia el rey, pero Carlos se sentía fuerte y durante los siguientes once años no volvió a convocar ningún otro Parlamento. Entendiendo que el gasto militar era lo único que podía obligarle a recurrir a la molesta cámara, se abstuvo de participar en nuevas guerras continentales y mantuvo, mientras pudo, una política exterior de perfil bajo. En el interior, envalentonado, siguió devolviendo oropel al culto anglicano y reforzando la jerarquía eclesiástica. Muchos interpretaban la «vaticanización» emprendida por Carlos como una influencia perniciosa de su esposa católica y de su presunto interés de conseguir una reconciliación con el papa. Fuese tal su objetivo o no, aquellas políticas religiosas empezaron a causar un hondo malestar en Inglaterra y en Escocia (en Irlanda, de mayoría católica, la población estaba descontenta justo por el motivo contrario: la imposición de las ideas protestantes).

Durante una década, Carlos I vivió feliz sin hacer frente a las molestas demandas parlamentarias, pero el asunto religioso se convirtió en una olla a presión que, tras aquellos once años de despotismo, terminó estallándole en las narices. En Escocia surgió el movimiento de los «Covenanters», protestantes presbiterianos indignados por la actitud del rey procatólico, que organizaron una revuelta conocida como «Guerra de los Obispos». Llegaron a tomar la ciudad de Newcastle, en el norte de Inglaterra, amenazando con invadir también el sur. Carlos I no disponía de los fondos necesarios para reunir un ejército con el que detenerlos, y se vio obligado a firmar un armisticio comprometiéndose a no interferir en los asuntos religiosos de Escocia y pagar una indemnización para cubrir los gastos bélicos de sus enemigos. Los términos de la rendición fueron tan humillantes que el rey empezó a planear el envío de una expedición de castigo a Escocia con la que reinstaurar su autoridad religiosa y reparar su orgullo y su imagen. Como no podía reunir ese ejército sin dinero y no podía obtener dinero sin el Parlamento, convocó las primera elecciones en once años, las cuartas desde su coronación. Debido a esto, Oliver Cromwell, que ya había cumplido los cuarenta, abandonó sus planes de partir hacia América y se sentó por segunda vez en la bancada de los Comunes.

De cabeza al caos

Carlos I no fue astuto convocando a la cámara. Su derrota ante los Covenanters y la posterior bajada de pantalones de los términos del armisticio le hacían parecer más débil que nunca, así que tampoco esta vez hizo el Parlamento lo que el rey esperaba. Los comunes, dominados por el partido puritano, votaron en contra de su propuesta de reclutar un ejército para atacar a los Covenanters, a quienes miraban con simpatía por su oposición a la simbología católica. Carlos I hizo lo de siempre: disolver la cámara, que fue después bautizada con un apodo poco imaginativo pero elocuente: el «Parlamento corto».

Todavía herido en su autoestima, el rey atacó Escocia por su cuenta y riesgo, sin el vital apoyo de los parlamentarios. Sin los medios necesarios y como era de prever, su campaña fracasó. Los Covenanters contraatacaron y de nuevo ocuparon ciudades en el norte de Inglaterra. Una vez más, la invasión era una posibilidad inminente. La situación del rey se tornó tan desesperada que se tragó el orgullo y convocó un quinto Parlamento. Este sí iba a durar —después sería conocido como el «Parlamento largo»— pero esto no significa, ni mucho menos, que con él hubiese llegado la estabilidad a Inglaterra. Más bien al contrario: el más absoluto desastre estaba a la vuelta de la esquina.

La nueva cámara adoptó una postura incluso más dura que las cuatro anteriores. Los dos líderes visibles del puritanismo político, John Pym y John Hampden, impulsaron medidas legislativas que implicaban un drástico recorte del poder monárquico, pero ya no solamente retirando impuestos, sino proponiendo casi un nuevo modelo de Estado: se votó que un nuevo Parlamento fuese elegido cada tres años, con o sin la convocatoria del rey. Que el rey nunca podría disolverlo por capricho. Que el rey tampoco podría recaudar impuestos, con o sin colaboración de la cámara, si el Parlamento no quería. Ya de paso, aprobaron la revocación de algunas reformas eclesiásticas «procatólicas», como la separación física entre el sacerdote y los fieles durante la misa, o la colocación de crucifijos en el altar. Carlos I debió de sentirse ultrajado al ver que le estaban disputando el poder hombres a los que, durante su etapa despótica, había incluso llevado ante un tribunal. Años atrás, por ejemplo, el propio John Hampden se había sentado en un banquillo por negarse a pagarle al rey un antiguo impuesto medieval que consideraba obsoleto e injusto. Ahora, sin embargo, Hampden era uno de los principales artífices de que Carlos I viese tambalearse su posición.

Esta vez Carlos I se contuvo y no disolvió las cámaras. Pese a ello, ya nadie creía en su buena voluntad y muchos sospechaban que continuaba sin estar dispuesto a permitir que el Parlamento se saliese con la suya. Empezaron a correr rumores de que estaba maniobrando entre bastidores para someter al Parlamento con ayuda de la única herramienta militar importante que todavía tenía en su arsenal: el ejército de ocupación estacionado en Irlanda. De ser ciertos los rumores, el rey no solo estaba dispuesto a cometer un autogolpe de Estado, sino también a dejar desprotegidos a los colonos protestantes de Irlanda, cuya seguridad dependía de las guarniciones allí destinadas. Nadie parecía tener pruebas de semejante complot, pero la inquietud ante una invasión del ejército se extendió por toda Inglaterra, hasta el punto de que la cámara terminó ordenando la detención de Thomas Wentworth, conde de Strafford y hombre de confianza de Carlos I, que estaba ejerciendo como gobernador de Irlanda. El Parlamento no se atrevía a acusar de manera abierta al propio Carlos I, pero si se probaba en un posible juicio que el monarca era cómplice de Wentworth, también él podría ser acusado de traición. Empezaba a sobrevolar Inglaterra otra posibilidad aterradora: que el propio rey terminase sentándose en el banquillo de los acusados.

John Pym, nombrado fiscal general del caso, empezó a preparar el juicio. Parecía fácil que Wentowrth, de ser culpable, delatase al rey. Los parlamentarios podían usar una norma especial, prevista en la legislación, que permitía ejecutar a traidores por decreto incluso si no había condena judicial, así que el gobernador de Irlanda parecía perdido. Los parlamentarios, quizá, pensaban negociar con él, perdonándole la vida a cambio de que testificase contra el rey. No porque quisieran condenar al rey, sino porque la amenaza de llevarlo a juicio sería la manera definitiva de domesticarlo para siempre. Pero Carlos I, que pese a sus errores tácticos era un hombre muy despierto, intuía esta posibilidad y tranquilizó a Westworth, recordándole que la misma ley impedía que ese decreto especial para la ejecución por traición se llevase a cabo sin la firma del monarca. Si el rey de verdad estaba implicado en la conspiración para el autogolpe, esta fue una jugada maestra, porque Westworth, ahora más seguro de sí mismo, mantuvo el tipo durante el juicio y no implicó al rey, ni admitió los cargos que pesaban sobre él mismo. El gobernador de Irlanda salió absuelto. Como estaba previsto, el Parlamento no se detuvo y aprobó el fatídico decreto especial, pero Carlos I hizo honor a su promesa y se negó a estampar su firma en él. Los parlamentarios ya no podían hacer nada; la propia ley les impedía matar al gobernador de Irlanda sin la rúbrica del jefe del Estado.

Había un matiz que Carlos, sin embargo, no había incluido en los cálculos de su astuto plan: por más que el caso judicial no hubiese demostrado la existencia de la conspiración a gran escala, buena parte del pueblo continuaba creyendo que sí se había producido. El que Carlos se hubiese negado a ejecutar a Westworth era para mucha gente un indicio evidente de que había actuado como su cómplice. A medida que aumentaban estas sospechas, Inglaterra se iba convirtiendo en un avispero. El ambiente estaba tan caldeado que empezaron a circular nuevos rumores sobre un golpe militar, pero esta vez de signo contrario: el ejército, decían, estaba dispuesto a rebelarse ¡contra el propio rey! Cuando ese rumor llegó a oídos de Carlos I, este entendió por fin que se encontraba en serio peligro y que necesitaba despejar toda duda sobre su participación en la conspiración. Así, cambió de idea, incumplió su promesa a Westworth y terminó firmando el decreto que permitía ejecutar al gobernador sin condena judicial. En 1641 Thomas Wentworth fue decapitado ante una de las mayores multitudes que se había visto nunca en Londres. Años después, cuando el propio Carlos afrontase la hora de morir, recordaría el infausto momento en que abandonó a su servidor y amigo como el momento preciso en que Dios había decidido castigarlo.

La posición del rey parecía salvada porque la ejecución limpiaba su presunta implicación en el supuesto complot, pero el asunto iba a traer nuevas (e inesperadas) consecuencias. La situación política de las Islas Británicas era tan complicada que no podía encontrarse solución para un problema sin que surgiera otro problema todavía peor. La ejecución de Westworth fue una noticia que causó estupor en Irlanda, donde empezó a cundir la preocupación. La paranoia desatada por la propaganda puritana inglesa aseguraba que los políticos católicos irlandeses habían estado también dispuestos a apoyar el complot y el miedo a las posibles represalias empezó a sacudir una Irlanda que hasta ese momento se había mantenido más o menos estable. En Irlanda, ciertamente, había muchos motivos para el descontento: la intransigencia religiosa de los protestantes, la imposición de la lengua inglesa o las «plantaciones», expropiaciones de tierras de los católicos que después eran entregadas a los ingleses.

Aun así, las clases dirigentes locales se habían acostumbrado a la idea de vivir bajo Carlos I. Irlanda tenía incluso sus propias cámaras de lores y comunes, si bien eran poco decisivas. Los aristócratas y burgueses católicos preferían la estabilidad al desorden. Ahora, sin embargo, estaban en vilo porque eran sospechosos ante la opinión pública inglesa, y sabían que la situación podía degenerar con rapidez. Un grupo de terratenientes irlandeses, decididos a cortar de raíz cualquier campaña de venganza mediante un gesto de advertencia, organizó la toma por sorpresa de varias guarniciones de la isla. La intención, quizá loable, era la de efectuar una demostración no violenta que sirviera para evitar males mayores, pero por desgracia calcularon mal la jugada. La rebelión, atizada por el resentimiento del pueblo irlandés, se les fue de las manos y dejó de ser pacífica cuando grupos incontrolados empezaron a atacar a colonos protestantes. Al saberse esto en Inglaterra, las autoridades de Londres, y muy en especial el aparato propagandístico del partido puritano, exageraron la magnitud de los acontecimientos, poniendo en marcha una desproporcionada respuesta que desencadenó nuevos ataques a civiles en Irlanda, esta vez dirigidos contra la población católica. Cuando ambos bandos quisieron darse cuenta, la espiral de descontrol se había convertido en una guerra abierta. La sangre, católica o protestante, empezó a correr en grandes cantidades por toda Irlanda.

En Londres faltó tiempo para que unos y otros intentaran sacar provecho político de estas funestas noticias. Los puritanos continuaban acusando al rey de connivencia con los católicos irlandeses, insistiendo como siempre en la supuesta influencia de su consorte francesa, y el Parlamento votó que se iniciase un proceso de impeachment para despojar a la reina de su título. Carlos I, al saber que los parlamentarios pretendían destronar a su propia esposa, se sintió insultado y sin duda lo interpretó como el primer paso de una trama parlamentaria cuyo principal objetivo tenía que ser derrocarlo después a él (aunque, como demostrarían hechos posteriores, tal idea debía de distar mucho de la realidad). Aún peor, el Parlamento deseaba nombrar un comandante general para hacerse cargo del ejército y arrebatar el mando de las manos del rey. La relación entre Carlos I y el Parlamento acababa de romperse. El 4 de enero de 1642 se produjo el acontecimiento que iba a impedir una vuelta atrás en la situación: el propio rey, acompañado de cuatrocientos soldados, irrumpió en la Cámara de los Comunes para detener a John Pym, John Hampden y otros tres cabecillas del partido puritano. No los encontró; alguien les había dado el soplo y habían salido justo a tiempo para correr hasta el Támesis y huir a bordo de un bote. Sorprendido al ver sus asientos vacíos, el rey dijo con ironía: «veo que los pájaros han volado». Después se dirigió a William Lenthall, presidente de la cámara de los Comunes, inquiriéndole sobre el paradero de los fugitivos. Aunque Lenthall era un hombre apocado y con fama de blando —el resto de parlamentarios le hacían poco caso y solían pasarle por encima durante los acalorados debates—, en aquella ocasión demostró una firmeza inusual en él y respondió al monarca con una frase que se haría célebre: «Su majestad, no tengo ojos para ver ni lengua para hablar en este lugar sino como tenga a bien ordenarme la Cámara, cuyo servidor soy aquí».

Carlos I captó el mensaje. Si incluso un hombre tan poco decidido como Lenthall expresaba su determinación de someterse únicamente al Parlamento, esto era señal de que el Parlamento se sentía lo bastante fuerte como para defender su autonomía hasta las últimas consecuencias. Pese al enorme impacto teatral de su asalto al frente de un batallón de lanceros, el rey ya no estaba en posición de someter a las cámaras. Y lo peor, el reino se estaba desmoronando. Irlanda había estallado en pedazos. Escocia continuaba en rebelión. La propia Inglaterra estaba partida en dos bandos y era notorio que una parte no pequeña del ejército apoyaba a los parlamentarios, dispuesta a desobedecer a la Corona. Carlos I, por fin, entendió que el turbio paisaje político deparaba una calamidad inevitable: la guerra civil. Lo que no podía suponer es que con la guerra se produciría el surgimiento de una figura hasta entonces irrelevante, aquel oscuro parlamentario de segunda fila llamado Oliver Cromwell, del que nadie había oído hablar, pero al que pronto nadie podría ya olvidar.

(Continúa aquí)

Fuentes: http://www.jotdown.es/2017/02/oliver-cromwell-i-darth-vader-del-siglo-xvii/

http://www.jotdown.es/2017/02/oliver-cromwell-ii-new-model-army/

 

Historia Oculta: El enigmático Manuscrito 512 que describe una civilización mediterránea antigua en el Brasil prehispano.

Publicado hace 17 horas –


Como si de un cuento de Lovecraft se tratase, la sección de Obras raras de la Biblioteca Nacional de Brasil guarda celosamente un extraño documento de diez páginas bautizado con el sugestivo nombre de Manuscrito 512.

En él se narra una expedición del siglo XVIII durante la cual se descubrieron las ruinas de una antiquísima ciudad que parecía haber desarrollado una civilización clásica al estilo mediterráneo.

Hay una dura controversia respecto a su veracidad pero el Manuscrito 512 resultó lo suficientemente fascinante como para que se interesasen por él dos célebres eruditos decimonónicos: Sir Richard Burton y Percy Fawcett.

Todo empezó en 1839, cuando un naturalista llamado Manuel Ferreira Lagos encontró por casualidad aquella insólita pieza carente de autoría explícita y titulada, al estilo de la época, Relação histórica de huma oculta, e grande Povoação, antiguissima sem moradores, que se descubrio no anno de 1753.

Entregado al Instituto Histórico y Geográfico Brasileño, su revista oficial publicó una copia con una explicación contextual sobre el siglo XVIII en la que narraba la historia de los bandeirantes (aventureros que se internaban en la selva para cazar esclavos o hacer fortuna) que salieron en busca de unas presuntas minas encontradas a principios del siglo XVI por Muribeca; con este mote se conocía al descendiente de un náufrago acogido por los indios llamado Diogo Álvares Correia (una especie de Gonzalo Guerrero en versión lusa), y que se negaba a confesar la localización exacta de dichos yacimientos (aunque otras versiones adjudican una identidad diferente a Muribeca, como Belchior Dias o su hijo Roberto).

Llegada de Diogo Álvares a Bahía (anónimo)/Imagen: dominio público en Wikimedia Commons

En aquella primera mitad del siglo XIX Brasil acababa de independizarse de Portugal y, como suele pasar en estos casos, necesitaba unos cimientos que sustentaran la nueva nación, mezclando elementos históricos y mitológicos, por esa razón el Manuscrito 512, como se había bautizado aquel extraño documento, fue dado por bueno. El hecho de que por entonces se empezaran a descubrir antiguas ciudades prehispanas olvidadas animaba a encontrar algo parecido en territorio brasileño que diera al estado recién nacido fuste como cultura previa, en vez de las simples y primitivas tribus amazónicas.

De hecho, circulaban multitud de leyendas de ese tipo, fruto de la fantasía de los bandeirantes y de la mezcla con las historias de palenques y quilombos (asentamientos de esclavos cimarrones, algunos de los cuales crecieron extraordinariamente hasta llegar a ser auténticas urbes ocultas en la selva, con alguno de sus jefes autoproclamado rey).

Según el Manuscrito 512, que está escrito como si fuera una especie de diario a lo largo de diez años, una expedición de bandeirantes portugueses se internó en el sertón (una vasta región del nordeste brasileño) en busca de las minas del citado Muribeca. Con ese objetivo habían partido unas cuantas misiones siglos atrás pero nunca encontraron nada excepto algunas piedras preciosas que no hicieron sino excitar aún más la imaginación: que si Muribeca poseía un fantástico tesoro en la sierra de Itabaiana, que si bajaba a Salvador de Bahía a vender las gemas, que si se había llegado a entrevistar con el mismísimo Felipe III para solicitarle un título nobiliario y el rey trató de engañarle terminando por ejecutarlo, etc.

El caso es que buscando esa versión brasilera de El Dorado, los expedicionarios se toparon con una vieja ciudad comida por la maleza que rompía con todo lo conocido por esas latitudes: grandes edificios, caminos pavimentados, arcos, relieves, estatuas… Incluso avistaron una canoa con dos hombres de tez blanca y ataviados a la europea que huyeron precipitadamente. El enigmático texto del manuscrito se completa con algunos detalles curiosos, como la reseña de haber encontrado una bolsa con monedas de oro que llevaban inscrita la silueta de un arquero y una corona, o la reproducción de unos jeroglíficos copiados de varios rincones de la ciudad a los que algunos ven cierto parecido con letras griegas y fenicias.

El extraño alfabeto / foto Dominio público en Wikimedia Commons

Con todo esto, y teniendo en cuenta la mencionada coyuntura de la búsqueda de una identidad ancestral para Brasil, se organizaron algunas expediciones que, siguiendo el relato, intentaran encontrar la fabulosa ciudad. La más importante fue la que salió en 1840 al mando del canónigo Benigno José de Carvalho e Cunha quien tras reunir un montón de testimonios de gente que había viajado por la región, y empleando seis años de esfuerzo, no encontró absolutamente nada más que habladurías que hacían aún más fantasioso el asunto, caso de las referencias a un dragón que vigilaba el lugar.

Todavía no había regresado el sacerdote cuando en 1848 un militar llamado Manoel Rodrigues de Oliveira también partió en busca de la urbe ignota y regresó con el mismo resultado negativo. La ilusión que había desatado aquella historia empezaba a desmoronarse.

Richard Francis Burton/Foto: dominio público en Wikimedia Commons

Así pasaron unas décadas y en 1865 llegó a Brasil sir Richard Burton, el célebre explorador que, junto con John Hanning Speke, había protagonizado una famosa expedición a África central en busca de las fuentes del Nilo; Speke creyó hallarlas en el lago Victoria y Burton creía que no era así. Esa controversia, que terminó con la muerte de Speke, supuso el ostracismo para Burton, quien a partir de entonces sólo pudo desempeñar unos penosos cargos secundarios de cónsul británico, primero en Fernando Poo (la Guinea española) y ahora en Santos (estado de Sao Paulo).

En uno y otro destino empleó más tiempo en explorar que en su labor administrativa y, como cabía esperar, su estancia en Brasil se la pasó viajando por el interior. Por supuesto, supo del Manuscrito 512 y probablemente aprovechó alguno de aquellos periplos para ver si descubría algo. No lo hizo pero, a cambio, su esposa tradujo el documento al inglés y él incluyó dicha traducción en un libro que publicó narrando su paso por Brasil: Explorations of the highlands of Brazil.

No obstante, aún quedaba otro británico dispuesto a dejarse llevar por las ensoñaciones del Manuscrito 512: Percy Harrison Fawcett, un coronel nacido precisamente el año en que Burton desembarcó en América y que en 1921 organizó otra expedición más por el interior del país. En realidad, Fawcett no buscaba exactamente la ciudad descrita en el manuscrito -de hecho, su ruta no era por esa región nordeste sino por el Mato Grosso-, a la que denominaba Ciudad de Raposo, sino otra que él había bautizado como Z, aunque no descartaba la posibilidad de que se tratara de la misma.

No se sabe qué fuente utilizaba este peculiar aventurero para buscar Z, pero sí que también llevaba el Manuscrito 512 porque otro excónsul británico aseguraba haber visto una ciudad que respondía a la descripción del documento. De la expedición, en la que también iban el hijo de Fawcett y un amigo de éste, nunca más se supo y sólo hace poco que se encontraron algunos objetos que llevaban consigo, especulándose que probablemente murieron a manos de los indios. En cualquier caso, desde entonces su misteriosa desaparición desplazó en interés a la ciudad del manuscrito.

Percival Harrison Fawcett/Foto: dominio público en Wikimedia Commons

Para ésta se han buscado múltiples explicaciones: dejando aparte la osada hipótesis de la llegada de algún barco de una de las civilizaciones mediterráneas antiguas, caso de la fenicia (según se deduciría del alfabeto de las monedas), hitita (por la Pedra de Ingá, una gigantesca estela con grabados que algunos ven parecidos a la lengua de ese pueblo) o romana (la reseña del documento sobre arcos de triunfo), se ha apuntado a la odisea personal de João da Silva Guimarães (un militar que en 1720 encontró unas minas que luego resultaron carecer de valor, quedándose a vivir con los indios), a la de Antonio Lourenço da Costa (que pasó una década en la región coincidiendo cronológicamente con la expedición descrita por el texto) o, más racionalmente, el hecho de que en aquel iluminado siglo XVIII la arqueología daba sus primeros y sonados pasos, habiéndose descubierto sitios impresionantes como Pompeya y Herculano, algo luego magnificado con la aparición de Palenque y demás restos precolombinos. De la historia al mito; o viceversa.

Fuentes: Manuscrito 512 (Diomário Gervásio de Paula Filho) / O Manuscrito 512: a cidade perdida da Bahia (Wagner Ribeiro de Carvalho) / A Cidade Perdida da Bahia: mito e arqueologia no Brasil Império (Johnni Langer) / Wikipedia.

Fuente: http://www.labrujulaverde.com/2017/02/el-enigmatico-manuscrito-512-que-describe-una-civilizacion-mediterranea-antigua-en-el-brasil-prehispano

Soberania: Algunas Curosidades sobre los Seguros.

*Ocho curiosidades de seguros de coche que deberías conocer Accidente de tráfico Accidente de tráfico (POLICÍA LOCAL) Ante una situación imprevista o poco frecuente, conviene estar al tanto de qué cubre y qué no la póliza de seguro de nuestro vehículo. La web especializada en seguros arpem.com recopila ocho cláusulas reales de seguros que hacen referencia a casos no demasiado habituales.
El seguro puede enviarte una llave de repuesto del coche estando fuera como parte de la cobertura de asistencia en viaje, entre otras cosas.
Pese a que solemos pensar que conocemos, al menos a grandes rasgos, todas las coberturas de nuestras pólizas de seguros automovilísticas, la letra pequeña esconde algunas cláusulas en las que la mayoría de la gente no repara y que pueden ser de mucha ayuda llegados determinados casos. La web especializada en seguros de coches arpem.com ha extraído algunas de estas curiosidades de los contratos de seguros de las compañías. Además de conocer qué puede cubrir el seguro ante determinados percances, al usuario le conviene también estar al tanto de aquello de lo que en ninguna circunstancia el seguro se hará cargo. Limpieza por traslado de heridos En una situación de urgencia, puede darse el caso de vernos obligados a trasladar a una persona herida a algún centro hospitalario. Si es así y el coche resulta manchado (podría ser de barro, sangre u otras sustancias) la compañía se hace cargo de la limpieza y acondicionamiento del vehículo. Envío de llaves de repuesto Le puede pasar a cualquiera. Nos vamos de viaje lejos de casa con el coche y perdemos la llave. La solución, antes que llamar a un conocido que recoja la copia que tenemos guardada en casa, puede estar en la póliza: algunas aseguradoras cubren el envío de llaves de repuesto como un elemento más de la asistencia en viajes.
Equivocaciones en la gasolinera Si nuestro coche es diésel y, por equivocación, al parar a repostar llenamos el depósito con gasolina (o al revés) lo mejor es que no tratemos ni arrancar el coche: podría sufrir daños en la mecánica. Una buena parte de las aseguradoras cubre, como una parte más de la asistencia en viajes, el remolque tras un error repostando. Eso sí, difícilmente se harán cargo de vaciar el depósito también.
Omisión del deber de socorro Es obligatorio por ley socorrer a las personas heridas si tenemos un accidente con otro vehículo y así lo precisan, siempre que las condiciones de salud tras la colisión nos lo permitan. No hacerlo deliberadamente es un delito, y además provocará que la aseguradora no cubra los daños ni indemnice por sus lesiones a la persona que omite el deber de socorro. Kilómetro cero Si nuestro coche es de los llamados ‘kilómetro cero’ y la póliza con la que lo protegemos es de daños propios, la aseguradora nunca nos indemnizará con el valor de mercado del coche en caso de siniestro total. Las compañías pretenden con esta medida evitar casos de enriquecimiento injusto, ya que el precio pagado por un coche ‘kilómetro cero’ nunca va a ser igual al del mismo modelo recién salido del concesionario. Conductor ocasional Prestar nuestro coche a familiares o amigos puede ser una cuestión delicada. Si la persona que se pone a los mandos no está declarada como conductor ocasional en la póliza, un siniestro bajo su conducción puede implicar que la aseguradora no se haga cargo de los desperfectos si quien conduce no alcanza una determinada edad. Especialmente, para menores de 26 años.

Devolución de prima Muchos vehículos de ocasión anuncian como un pequeño extra tener el seguro pagado para un buen puñado de meses. En ocasiones, algunas pólizas pueden devolver al titular original del seguro el importe proporcional a la prima no consumida (o guardarla para asegurar un nuevo coche) si se decide a vender su antiguo vehículo. Pasajeros de más Si el número de personas que viaja en el coche sobrepasa las plazas que está autorizado a cubrir un determinado vehículo, en caso de accidente las aseguradoras no se harán cargo ni de los daños materiales ni de los daños personales. Sería responsabilidad del tomador del seguro cubrir cualquier tipo de desperfecto o lesión.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2962623/0/curiosidades-seguro-coche/#xtor=AD-15&xts=467263

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/2962623/0/curiosidades-seguro-coche/

Historia Oculta: Cabeza de Vaca, el Caminante por Norteamérica.

 

“Hay personas que están hechas de una pasta especial, hombres a los que el infortunio, el hambre, la sed, la soledad o la enfermedad no merman en absoluto su capacidad de resistencia y parecen dotados de una voluntad de hierro hasta extremos casi inhumanos.”

         Así se refería el escritor Fernando Martínez Laínez a Álvar Núñez Cabeza de Vaca “el primer caminante de América y el primer hombre blanco que recorrió el territorio que hoy constituye los Estados Unidos de América”. Hoy en BHM descubrimos su aventura de unos 11.000 kilómetros hasta llegar a Ciudad de México.

         En junio de 1527 Pánfilo de Narváez (1470-1528) zarpa del Puerto de San Lucar de Barrameda rumbo a América para cumplir el mandato de Carlos V de conquistar y pacificar la Tierra Firme. Junto al adelantado y capitán General de las provincias, desde el río de las Palmas y la Florida van 600 hombres en cinco bajeles, entre estos hombres anónimos va nuestro protagonista, Álvar Núñez Cabeza de Vaca…

         Cabeza de Vaca nació en Palos de la Frontera hacia 1488-90 en el seno de una familia hidalga que según las crónicas de Gonzalo Fernández de Oviedo desciende del pastor que ayudó a las huestes cristianas en la batalla de Navas de Tolosa (1212). Su apellido deriva supuestamente del hecho de que los guió a través de un sendero que había marcado con los cráneos de algunas de sus vacas muertas por los ataques de los lobos.

Hacia 1512 se unió a las tropas de la Liga Santa contra Francia. Participó en la Batalla de Rávena y poco después como alférez en Gaeta. Posteriormente en 1520 combatió en la Guerra de las Comunidades al tiempo que entró al servicio de la Casa de Medina-Sidonia como mensajero participando en la Toma de Tordesillas y en la Batalla de Villalar. Gracias a su experiencia y sus buenos contactos fue elegido como tesorero y alguacil mayor de la expedición de Narváez.

Pánfilo de Narváez. Wiki

Nada más llegar a América todo comenzó a ir mal. En Santo Domingo desertaron unos 140 hombres al enterarse de la suerte de las anteriores expediciones y la ausencia de grandes riquezas. Para rematar la mala fortuna, una tormenta mataría a 70 expedicionarios cerca de Cuba donde tuvieron que pasar un largo tiempo para reparar cuatro de las embarcaciones. Tras reponer fuerzas desde la llegada en noviembre de 1527 en Cuba salieron en abril a Florida tocando tierra cerca de la actual Bahía de Tampa el 12 de abril aunque su primer nombre era de la Santa Cruz.

La única aldea que encontraron estaba desierta ya que los nativos nada más ver a los españoles huyeron pero encontraron un objeto de oro que dio moral a los hombres. Al día siguiente los funcionarios reales leyeron el Requerimiento que convertía a los nativos en súbditos del Emperador Carlos por orden del Papa.

En Aguas Claras, actual Clean Water, los indígenas dijeron a Narváez que el oro venia de la región de Apalache también conocida como Pánuco, situada en lo que es ahora el Condado de León y el Condado de Jefferson, Thalasse, Florida. Allí vivían los indios Apalaches que dominaban la agricultura y tenían un sistema comercial de trueque muy perfeccionado. Desde el punto de vista bélico eran un pueblo guerrero con la costumbre de cortar cabelleras y unas lanzas que eran capaces de traspasar dos cotas de mallas, como descubrirían los españoles. Dentro de sus tradiciones destaca un juego de pelota que servía para unir a los clanes como si de una maniobra militar se tratará.

Como era habitual en aquellos tiempos la “fiebre el oro” hizo que Narváez decidiese dirigirse hacia el norte. En mayo de 1528 pese a la negativa de varios de los oficiales entre ellos el propio Cabeza de Vaca decidió dividir las fuerzas: él iría por tierra con el grueso de los hombres mientras que el capitán Caravallo exploraría la costa.

Para atravesar con todo el suministro las frondosas junglas repletas de lagunas, conocida como Everglades, precisaba de porteadores, decidiendo capturar a los pacíficos nativos incumpliendo el mandato del emperador de no esclavizar a los nativos ahora súbditos de la Corona. Solo imaginar el padecimiento de los hombres y animales atravesando los pantanos o cruzando en balsas los ríos Withlacoocheee y el Swannee, bajo el calor sofocante y húmedo del verano, donde perdieron gran parte de las vituallas y sin posibilidad de encontrar alimentos ya que no había ningún poblado en el camino.

Tras casi dos meses de fatigas alcanzaron el 25 de junio la deseada región de los Apalaches. En vez de reposo les esperaban indios flecheros que atacaban desde los frondosos bosques sin que los castellanos pudiesen emplear sus dos armas principales, el caballo y el arcabuz debido al fango y la humedad. De hecho los preciados caballos fueron poco a poco sacrificados para alimentar a los debilitados soldados.

Narvaes y sus hombres perdidos en Florida. Un fallo sobran los morriones.

Tras un mes sin encontrar poblados habitados (unas veinte naciones indias) ya que mediante hogueras se avisaban de la llegada de los extraños barbudos, Narváez decidió dirigirse a la costa. El 22 de septiembre llegan a Aute, en la desembocadura del río San Marcos o St Marks, donde deciden construir cinco barcazas gracias a las herramientas fabricadas fundiendo los estribos, espuelas y piezas metálicas de las ballestas. En uno de los barcos se embarcó el adelantado con 49 hombres mientras que los otros cuatro fueron capitaneados por: Alonso de Castillo y Andrés Dorante con 48; Alonso Enríquez con 49; Tañez y Peñalosa con 47; y en otra con 49 hombres capitaneada por Cabeza de Vaca.

Una fuerte tempestad en la desembocadura del Missisipi dividió la flotilla quedando varados en una pequeña isla las naves de Cabeza de Vaca, Dorantes y Castillo. Esta isla fue bautizada como Malhado, por razones obvias viendo lo pasado, en la actualidad es la isla de Galveston.

Cabeza de Vaca y sus compañeros, vease a Estebanico, comerciando. Autor Desconocido

Solamente 15 hombres estaban vivos, pero cuatro de ellos, uno de ellos nuestro protagonista, fueron capturados por los indios carancaguas que a su manera les acogieron en su tribu. Durante seis años convivieron con los indígenas trabajando al principio como siervos pero al poco el propio Ponce de León se convirtió en su “Hombre Medicina”. De hecho gracias a los conocimientos de cirugía que aprendió en las guerras de Italia y contra los comuneros realizó la primera operación cardiaca de los Estado Unidos al sacar una flecha clavada en el corazón a un indio.

Tal fue su situación entre los indios que gozó de gran libertad siendo comerciante con otras tribus, aprendiendo el idioma, cultura y técnicas de caza. Tras seis años decidió junto con Lope de Oviedo escapar hacia el Oeste para llegar a México, pero en vez de ir por la costa se internarían tierra adentro para evitar a las numerosas tribus. Al parecer al ver los grandes búfalos que ellos llamaron cibolos o vacas de cíbola su compañero decidió retirarse. Pero por suerte encontró a otros tres supervivientes de los 600 de Narváez que decidieron unirse a su aventura, años más tarde Hernando de Soto rescataría a Juan Ortiz .

Ahora Cabeza de Vaca junto con Alonso del Castillo, Dorantes y el negro Estebanico remontaron el río Bravo adentrándose en Texas. Llegando a Río Grande y pasaron por los actuales estados mexicanos de Coahuila, Chihuaha y Sonora. En mayo de 1536 unos soldados españoles a las órdenes del capitán Álvarez encontraron a los caminantes que sobrevivieron al largo viaje gracias a la picaresca y a las dotes médicas de Cabeza de Vaca junto con un pequeño show para los crédulos indios.

Los cuatro caminantes por Tom McNeely

Tras descansar en Culiacán fueron enviados a Ciudad de México donde su aventura se hizo famosa. Años más tarde publicó Naufragio” (descarga PDF) (1542 en Zamora) la primera obra que describe etnográficamente, geográficamente el sur de los EE.UU.

De hecho los relatos de los cuatro supervivientes, especialmente de Estebanico sobre las casas de barro con techos dorados (efecto óptico) y ciertas joyas de oro de los indios Pueblo se fue convirtiendo en un nuevo mito “Las siete ciudades” entre ellas Cíbola y Quivira. Según la leyenda habrían sido fundadas por unos obispos que supuestamente huyeron desde la península ibérica cuando ésta caía en manos de los árabes. La búsqueda de estas ciudades llevaría a fray Marcos de Niza y a Coronado a tierras Norteamericanas. PERO ESTO ES OTRA HISTORIA…

Viaje de Cabeza de Vaca y sus compañeros. Wikicommons

Bibliografía:

– “Españoles olvidados de Norteamérica” Crespo-Frances, J.A. Actas Editorial

– “Los invencibles de América” Rojo Pinilla J.A. El Gran Capitán

Cabeza de Vaca, el caminante por Norteamérica” Francisco García Campa – Bellumartis Historia Militar

Fuente: http://bellumartis.blogspot.com.es/2017/01/cabeza-de-vaca-el-caminante-por.html?m=1