Soberania: El Protocolo.

Soberania: Protocolo:

CONCEPTOS

Por GabineteDeProtocolo

22 enero, 2013

Etiqueta en la mesa y buenas maneras

Qué mejor manera para poner la primera piedra de este blog, que empezando por aprender algunos de los conceptos que mencionaremos de manera habitual a partir de ahora.

En primer lugar, vamos a analizar y definir cuál de las diferentes acepciones de la palabra protocolo se adapta más al campo en el cual nos moveremos.

El vocablo procede de la palabra latina protocollum, que a su vez deriva de la griega πρωτόκολλον, que significa protos (primero) y kollom (pegar). En todos los enlaces consultados en internet, lo explican de la misma manera: “Se refiere a la primera hoja pegada con engrudo pues, en su contexto original, protocollum era la primera hoja en la que se marcan unas instrucciones determinadas”, lo que no deja de tener cierta lógica.

Dejando atrás la etimología, nos centraremos en lo que dice el diccionario de la Real Academia Española, que en su versión electrónica nos ofrece cinco acepciones:

  1. Serie ordenada de escrituras matrices y otros documentos que un notario o escribano autoriza y custodia con ciertas formalidades.
  2. Acta o cuaderno de actas relativas a un acuerdo, conferencia o congreso diplomático.
  3. Conjunto de reglas establecidas por norma o por costumbre para ceremonias y actos oficiales o solemnes.
  4. Secuencia detallada de un proceso de actuación científico, técnica, médica, etc.
  5. Conjunto de reglas que se establecen en el proceso de comunicación entre dos sistemas.

De las cinco, la que más se adapta al protocolo del que vamos a tratar en este blog es la número tres: Conjunto de reglas establecidas por norma o por costumbre para ceremonias y actos oficiales o solemnes.

No obstante, para concretar algo más, tenemos que acudir a la definición que acostumbran a incluir en la mayoría de libros especializados en esta manera: “Conjunto de normas o reglas establecidas por ley, decreto, disposiciones o costumbres, así como técnicas específicas, tradicionales y modernas, que son de aplicación para la organización de los actos públicos y privados de carácter formal, ya sean de naturaleza oficial o no oficial, y que se ejecuten con solemnidad o sin ella”.

Una definición que nos va a ser muy útil para entender que, a partir de ahora, vamos a hablar de normas, tradiciones (costumbres asumidas a escala comunitaria), organización, actos públicos, actos privados, naturaleza formal, carácter oficial o no oficial y, especialmente, de solemnidad. Sin olvidar que también trataremos el tema de la innovación y la creatividad, tan de moda hoy en día.

Junto al concepto de protocolo, también es necesario hablar del ceremonial y de la etiqueta, dos términos que siempre he entendido como complementarios.

El ceremonial se refiere al conjunto de formalidades que forman parte del contenido y del desarrollo de los actos. La etiqueta, aunque nos parezca lo mismo, es el conjunto de reglas que se tienen que cumplir durante su desarrollo.

Ceremonial en la toma de posesión del presidente de EEUU. Foto: Europa Press

Personalmente me gusta definir la etiqueta de una manera más amplia, como “un código que gobierna el comportamiento social de acuerdo a unas normas convencionales establecidas por la propia sociedad, en base a las costumbres de las personas, que al asumirse por la comunidad se han convertido en tradición”. Es decir, en palabras más llanas, “la manera según la cual se espera que nos comportemos en un determinado acto o momento”. A la largo de la historia, la etiqueta se ha ido definiendo como el código deontológico de la propia sociedad.

Ampliando más conceptos, también tenemos que mencionar lo que es la cortesía, entendiendo como tal una manifestación de respeto hacia las otras personas y que, evidentemente, van de la mano de la etiqueta y del ceremonial.

Por último, y para no extenderme más en este primer post, nombrar otras dos palabras que también se nos harán familiares: el tratamiento y la precedencia. El primero, tal y como la misma palabra dice, se refiere a la forma en la que nos dirigimos hacia los demás, de acuerdo a su rango, y la precedencia, por su parte, es el orden o jerarquía que ocupa una persona respecto a otra, en base a la primacía.

http://www.gabinetedeprotocolo.com/conceptos/

 

RELACIONES INTERNACIONALES, DIPLOMACIA Y PROTOCOLO

Si te mueves dentro del mundo del protocolo y la organización de eventos, una de las experiencias más enriquecedoras que puedes vivir es tener la oportunidad de visitar lugares donde, vulgarmente hablando, se cocinan los temas relacionados con los protocolos más tradicionales e históricos que existen. Eso es lo que ocurre cuando te invitan a viajar a Roma, y visitar la Secretaría de Estado del Vaticano y la Embajada de España ante la Santa Sede.

Dentro de los diferentes ámbitos en los que se aplica el protocolo, el eclesiástico y el diplomático son los que más años de historia llevan aplicándolo, y son un modelo en el que se ha basado el diseño de muchas normas alrededor de las cuales se han gestado otros tipos de protocolo, como el social o el universitario.

Protocolo vaticano
Visión panorámica de la Basílica de San Pedro del Vaticano

Visita a la Secretaría de Estado del Vaticano

La biblioteca de la Secretaría de Estado del Vaticano está situada en la tercera logia de los edificios vaticanos, y, a pesar de encontrarse relativamente próxima a la Plaza de San Pedro, el ambiente que la envuelve es todo silencio y tranquilidad.

Nos reciben los responsables y algunos miembros de los tres departamentos en que se divide el departamento de protocolo del Vaticano: la Casa Pontificia, la Secretaria de Estado y de las Ceremonias Litúrgicas. La reunión se desarrolla de manera plácida y serena, lo que nos da una muestra de la exquisitez y la organización de todas sus actividades.

De la conversación se desprende que cualquier acto protocolario que se lleve a cabo en el Vaticano ha sido previamente diseñado, organizado y supervisado de manera pormenorizada, y de acuerdo a unas normas muy estudiadas y muy a su propia manera de hacer. No obstante, reconocen que siempre trabajan en colaboración con los diferentes jefes de protocolo de los otros países, cuando se trata de organizar audiencias o actos en los que participan jefes de Estado o embajadores, o con los responsables de protocolo de las instituciones religiosas si, además, deben asistir a alguna ceremonia litúrgica.

Protocolo vaticano
Palacio Apostólico. Residencia privada de Su Santidad en el Vaticano

E

La biblioteca de la Secretaría de Estado del Vaticano está situada en la tercera logia de los edificios vaticanos, y, a pesar de encontrarse relativamente próxima a la Plaza de San Pedro, el ambiente que la envuelve es todo silencio y tranquilidad.

Nos reciben los responsables y algunos miembros de los tres departamentos en que se divide el departamento de protocolo del Vaticano: la Casa Pontificia, la Secretaria de Estado y de las Ceremonias Litúrgicas. La reunión se desarrolla de manera plácida y serena, lo que nos da una muestra de la exquisitez y la organización de todas sus actividades.

De la conversación se desprende que cualquier acto protocolario que se lleve a cabo en el Vaticano ha sido previamente diseñado, organizado y supervisado de manera pormenorizada, y de acuerdo a unas normas muy estudiadas y muy a su propia manera de hacer. No obstante, reconocen que siempre trabajan en colaboración con los diferentes jefes de protocolo de los otros países, cuando se trata de organizar audiencias o actos en los que participan jefes de Estado o embajadores, o con los responsables de protocolo de las instituciones religiosas si, además, deben asistir a alguna ceremonia litúrgica.

n la segunda logia de los edificios vaticanos están las salas donde se celebran las audiencias privadas de Su Santidad. El lugar más emblemático y solemne es la Sala Clementina, con una capacidad para hasta cuatrocientas personas.

Las audiencias públicas se celebran, los miércoles, en la misma Plaza de San Pedro, y se pueden llegar a congregar hasta 50.000 personas. Para poder acceder al recinto reservado, en el centro de la plaza, se necesita disponer de la correspondiente entrada, que se obtiene bajo petición.

Protocolo vaticano
Audiencia pública de los miércoles
Protocolo vaticano
Billete de acceso a una audiencia pública en la plaza de San Pedro

Visita al Palazzo di Spagna

Y tras la inolvidable audiencia con los responsables del protocolo vaticano, nos vamos hacia el Palazzo di Spagna o Palazzo Monaldeschi, sede de la Embajada de España ante la Santa Sede que, tal y como nos explicará el embajador, es la misión diplomática permanente más antigua del mundo, ya que la creó el rey Fernando el Católico en 1480.

El palacio alberga la sede de la embajada desde 1647, y está repleto de historia y de importantes obras de arte, tal y como podemos comprobar en el recorrido que nos invitan a realizar.

Protocolo vaticano
Palazzo di Spagna. Sede de la Embajada española ante la Santa Sede. Roma. Foto: Wikipedia Commons

Nos explican que entre los huéspedes más famosos que ha tenido -y parece ser que todavía tiene-, está el fantasma de un fraile, que se le apareció a la mismísima primera dama estadounidense Jacqueline Kennedy estando invitada a la embajada, y que siempre se recuerda entre las anécdotas a explicar.

En la Embajada, el protocolo diplomático convive en constante sintonia con el protocolo eclesiástico. Muestra de ello son los dos grandes candelabros que franquean la puerta de acceso a las dependencias del primer piso: el protocolo establece la obligación de encenderlos cuando un cardenal visita la Embajada.

Es evidente que, aparte de las funciones políticas y diplomáticas que tiene que llevar a cabo el embajador ante la Santa Sede en el desempeño de su cargo, sus creencias religiosas son un detalle importe a tener en cuenta para asumir la titularidad de esta Embajada.

La asistencia y participación a ceremonias litúrgicas del Vaticano es muy habitual, invitación que reciben a través del servicio de protocolo de la Secretaria de Estado. Entre los actos más representativos destacan las eucaristías del día de Año Nuevo y del Jueves Santo, en las que Su Santidad les da la comunión personalmente.

Protocolo vaticano
Escalera noble de acceso a la planta principal de la Embajada
Protocolo vaticano
“Candelabros de honor” franqueando la entrada principal a la planta noble
Protocolo vaticano
Recibimiento a Juan XXIII a su llegada a la embajada. Fotografía expuesta en el Palazzo di Spagna

¿Qué representa la diplomacia en las relaciones internacionales?

En base a esta experiencia que hemos relatado, podemos reflexionar sobre qué es y qué representa la Diplomacia dentro de las relaciones internacionales.

Se puede afirmar con rotundidad que, desde el comienzo de la historia, el hecho diplomático ha existido como tal. La necesidad de entendimiento y de buenas relaciones entre los individuos lo encontramos en cualquiera de las primeras civilizaciones: asiria, persa, egipcia… Inicialmente, a través de emisarios puntuales para la solución de determinados conflictos y, posteriormente, mediante el establecimiento de misiones diplomáticas permanentes que representaban en el país en el que se habían acreditado, primero a un monarca y después a un estado.

Si consultamos el diccionario, la Diplomacia la definen como “la ciencia y el arte del conocimiento y el manejo de las relaciones internacionales entre estados soberanos, cuyo objetivo es la búsqueda de la solución pacífica de los conflictos mediante el diálogo que conduce a la negociación”. Y esto ¿qué quiere decir? Sencillamente, ¡qué sin ella estaríamos perdidos! Si la tendencia natural del ser humano al enfrentamiento no se mitigase a través los cauces diplomáticos, el mundo sería mucho más complejo de lo que ya es de por si.

Y en todo este entramado, ¿dónde colocamos al protocolo? Pues sencillamente como la herramienta invisible que se utiliza para canalizar y ordenar la comunicación entre los estados, dentro del ámbito de los contactos que genera la diplomacia, en las relaciones internacionales.

Tal y como he dicho, el protocolo es invisible, y sólo sale a la luz cuando algo no ha funcionado como tendría que haberlo hecho, actuando de “chivo expiatorio” de los errores cuando se afirma que “todo se ha debido a un fallo de protocolo”. Sirva esto para corroborar que cada vez es más necesaria su profesionalización, apostando por la formación y la preparación necesaria para conocer todos sus entresijos y reglas, y saber cómo aplicarlos adecuadamente.

Para concluir, tanto las relaciones internacionales como la diplomacia, y por supuesto el protocolo, son conceptos que se superponen y se intercalan entre sí, con la finalidad de conseguir la máxima eficacia, eficiencia y efectividad en los contactos entre sujetos de Derecho Internacional… Sirva de ejemplo, todo lo que vimos y aprendimos durante nuestra visita a Roma.

[Este artículo es una revisión y actualización del publicado en el blog con fecha 13/2/2013.]

 

http://www.gabinetedeprotocolo.com/relaciones-internacionales-diplomacia-protocolo-vaticano/

EL PROGRAMA DE UNA VISITA DE ESTADO CON EJEMPLO PRÁCTICO

Por GabineteDeProtocolo

11 noviembre, 2013

Siguiendo con nuestro post anterior sobre las visitas de estado, casualmente esta semana pasada la presidenta de la República de Corea ha realizado su primera visita de estado al Reino Unido desde que llegó al poder, a principios de año, por lo que el programa seguido nos va a servir de ejemplo práctico de la teoría sobre la que nos quedó pendiente hablar.Como vimos, la visita de estado es uno de los acontecimientos que más trabajo organizativo y de coordinación comporta dentro del protocolo diplomático, tanto por el volumen de actos, como por el volumen de personas que participan.

 

Hablar de las personas que acompañan al jefe de estado y a su consorte en estas visitas comporta usar el término que conocemos como séquito, y en una visita de estado se distinguen hasta cuatro tipologías diferentes de séquitos: el oficial o real (cuando se trata de monarcas), el técnico, el de servicio y el de honor.

El séquito oficial o real es el que integran las personas que también están incluidas en la invitación que cursa el estado anfitrión. Es un séquito que, dependiendo de que el jefe de estado sea presidente de república o monarca, puede variar ligeramente. Las autoridades que siempre acompañaran tanto a uno como a otro tipo de mandatario son: el ministro de asuntos exteriores y el embajador del país invitado acreditado ante el jefe de estado anfitrión. En el caso de que el jefe de estado sea un monarca, se incluirán en el séquito al jefe de su Casa Real, al jefe de Seguridad y a los ayudantes militares del monarca. El número total de personas que integra un séquito oficial suele estar limitado de acuerdo a las normas que imperan en este tipo de visitas.

El séquito técnico lo forman los asesores, servicios de seguridad, intérpretes y, evidentemente, los responsables de protocolo. El de servicio, como su nombre indica, el personal de servicio doméstico o ayudantes como doncellas o ayudas de cámara, peluqueros, cocineros, entre otros. Y, por último, el séquito de honor, que el estado anfitrión pone a disposición del jefe de estado visitante, y que suele encabezar el embajador del país anfitrión acreditado ante el jefe de estado invitado.

Una vez emitida y recibida la invitación por vía diplomática, se inicia todo un proceso de trabajo, que no se acabará hasta que el jefe de estado invitado regrese a su país. El estado anfitrión es el que sugiere el programa que se desarrollará durante la visita, pero para empezar a prepararlo deberá ser consensuado por ambas partes, a través de sus ministerios de Asuntos Exteriores. El esquema típico de una visita de estado es una secuencia de actos, que suelen desarrollarse a lo largo de dos a tres días y, aunque cada estado es libre de personalizarlo, se suele seguir una estructura similar en todos ellos.

Durante el primer día de la visita, los actos más destacados que se llevan a cabo son el recibimiento a pie de avión, la bienvenida oficial y rendición de honores militares y la cena de estado al finalizar el día, además de algún que otro encuentro de carácter político. Dependiendo de los países, hay jefes de estado que se desplazan personalmente al aeropuerto para recibir a sus invitados, y otros que envían a un representante, que cuando se trata de monarcas puede ser su heredero u otro miembro de la familia real. Tras el primer encuentro oficial, se suele ofrecer un almuerzo privado en la residencia del jefe de estado anfitrión, que incluye un intercambio de obsequios y la posible concesión de una condecoración honorífica al jefe de estado invitado. Por la tarde, el programa puede seguir con una visita de cortesía a la residencia del primer ministro del país.

 

 

La cena de gala, también llamada cena de estado, pone fin a la primera jornada de la visita, y se considera el acto más emblemáticos del programa. Se imparten discursos, se interpreta el himno nacional y se hace un brindis de bienvenida. En una sala anexa al comedor de gala, ambos jefes de estado junto a sus consortes, suelen realizar un posado oficial frente a los medios. La etiqueta habitual en estos actos suele ser vestido de gala con condecoraciones.

 

En los Estados Unidos de América es tradicional que la pareja presidencial salga a la puerta de la Casa Blanca a recibir a sus invitados, y que realicen dos posados ante los medios antes de acceder al salón; el primero frente al edificio y el segundo en su interior.

El segundo día de la visita suele comenzar con una ofrenda floral del jefe de estado invitado en algún monumento emblemático de la ciudad, que cambia de un país a otro. El programa puede seguir con visitas institucionales a las cámaras legislativas, donde se le invitará a firmar en el libro de honor, y a continuación desplazarse a presidir una inauguración o una reunión de carácter económico. Es habitual que se incluya algún encuentro con connacionales residentes en el país anfitrión. La jornada suele acabar con una recepción que el jefe de estado invitado ofrece a sus anfitriones, y que se suele celebrar en la residencia donde se hospeda o en la sede de la delegación diplomática del país invitado en el país anfitrión.

El último día de la visita, el programa se complementa con visitas de carácter cultural o turístico, y se finaliza con la correspondiente ceremonia de despedida oficial, en la que se le vuelven a rendir los honores correspondientes.

El programa oficial de una visita de estado suele complementarse con un programa de acompañantes para la primera dama, de marcado carácter cultural, y que suele desarrollarse paralelamente a los encuentros políticos o empresariales de los jefes de estado.

Existen algunas curiosidades o peculiaridades propias de cada país respecto al desarrollo de las visitas de estado, que puede ser interesante conocer. En el caso del estado español la residencia oficial donde se hospedan los jefes de estado extranjeros es el Palacio del Pardo, donde también se lleva a cabo la ceremonia de bienvenida oficial y se le rinden los honores militares correspondientes, a cargo de una compañía de la Guardia Real. En los Estados Unidos de América la residencia destinada a hospedar a los jefes de estado extranjeros es la Blair House, próxima a la Casa Blanca y que depende directamente de la oficina de su jefe de Protocolo. En Japón, el lugar de hospedaje es el Palacio Akasaka, en Tokio.

En España, y durante la primera jornada, los reyes ofrecen un almuerzo privado en el Palacio de la Zarzuela, y una cena de gala en el Palacio Real, que suele ir precedida de un besamanos y de un posado fotográfico. En el Reino Unido las cenas de estado se pueden celebrar tanto en el Palacio de Buckingham, como en el Castillo de Windsor. En Francia se celebran en el Palacio del Eliseo, y en Japón, en el salón Homei-Den del Palacio Imperial.

 

 

 

En países como Alemania o Italia, ambos repúblicas parlamentarias en las que el jefe de estado desempeña una función meramente simbólica y representativa, las visitas de estado son uno de los acontecimientos en los que suele destacar más su papel de anfitrión, por delante de la figura del canciller o del primer ministro. En los países asiáticos llama la atención el riguroso y espectacular ceremonial de los actos, y su cultura también exige en estos casos que se mantenga la obligada paridad entre las delegaciones, que se debe comunicar de manera pormenorizada y con antelación a la visita. En el reino de Marruecos, donde en la ceremonia de bienvenida nunca dejan de cumplir con la tradición de ofrecer dátiles y leche, llama la atención la presencia del principe heredero en algunos actos oficiales, a pesar de su corta edad.

 

No dejaremos de comentar una última curiosidad, relacionada con las visitas de estado que realiza la reina Elizabeth II a los estados miembros de la Commonwealth. De los cincuenta y cuatro estados miembros, quince de ellos mantienen como forma de gobierno la monarquía parlamentaria y reconocen a la soberana británica como su jefe de estado; los que se conocen como Commonwealth Realms. Por lo tanto, como es evidente que la reina Elizabeth II no puede visitarse a sí misma, las visitas que realiza a esos estados, entre los que se encuentran Australia, Nueva Zelanda o Canadá, siempre son de carácter oficial, y las efectúa en calidad de soberana.

 

 

Tal y como hemos comentado al inicio, incluímos el programa de la visita de estado de la presidenta de Corea del Sur al Reino Unido, a modo de ejemplo práctico. Durante la visita, la presidenta se ha alojado en la Suite Belga del Palacio de Buckingham, y la reina Elizabeth le ha otorgado la Gran Cruz de la Nobilísima Orden del Baño (The Most Honourable Order of the Bath), la máxima condecoración británica que se entrega a los jefes de estado extranjeros que visitan el país.

Martes, 5 de noviembre de 2013:
Ceremonia de bienvenida y rendición de honores militares
Llegada al palacio de Buckingham
Comida privada con la monarca
Intercambio de obsequios
Ceremonia en el Memorial de la Guerra de Corea
Visita a la Abadía de Westminster y ofrenda floral
Visita al Palacio de Westminster
Reunión con los líderes políticos en el palacio de Buckingham
Cena de estado en el palacio de Buckingham

 


 

 

 

 

 

 

 

Miércoles, 6 de noviembre de 2013
Reunión con el Economic and Trade Committee en Lancaster House
Visita al primer ministro en Downing Street
Visita al Imperial College London
Visita privada con connacionales en Royal Garden Hotel
Visita al London Korean Film Festival 2013 en Cineworld Cinema, Haymarket
Recepcion y banquete en Guildhall

 

 

Jueves, 7 de noviembre de 2013
Ceremonia oficial de despedida en el palacio de Buckingham

En las visitas de estado, como ocurre en cualquier evento, uno de los objetivos es darles la máxima difusión mediática, especialmente a las ceremonias más emblemáticas. Evidentemente, los representantes de los medios no están incluídos en la invitación oficial, pero no por ello deben desatenderse sus necesidades, se les debe facilitar su labor informativa al máximo como siempre que se organiza un evento. Pero ello no evita que puedan estar atentos y divulguen cualquier desafortunado incidente, como los que podemos ver a continuación, lo que deja constancia de la importancia que tiene cuidar hasta el más mínimo detalle.

 

http://www.gabinetedeprotocolo.com/el-programa-de-una-visita-de-estado-con/

 

VISITA DE ESTADO, VISITA OFICIAL, VISITA DE CORTESÍA…

Por GabineteDeProtocolo

29 octubre, 2013

Desde su ascenso al trono, el pasado día 30 de abril, los nuevos monarcas de los Países Bajos, Willem-Alexander y Máxima, han iniciado toda una serie de visitas oficiales de cortesía a diferentes países europeos, que empezaron por Luxemburgo, y les ha llevado a Alemania, Dinamarca, el Reino Unido, Noruega, España y, hasta el momento, Suecia, que además han ido intercalando en medio de un recorrido por las diferentes regiones de su propio país.

La pasada semana, los nuevos monarcas de Bélgica han anunciado que también tienen previsto realizar diferentes visitas de cortesía por Europa, y para empezar han elegido como destino los Países Bajos, país que junto a Bélgica formó el Reino Unido de los Países Bajos durante quince años, hasta su independencia en 1830, lo que deja constancia de los lazos históricos que unen a ambos países.

Pero, ¿por qué hablamos de visitas oficiales o de cortesía, en lugar de hablar de visitas de estado, cuando en ambos casos se tratan de las primeras visitas que realizan unos monarcas, que son jefes de estado, a otros jefes de estado con mayor antigüedad en el cargo? Pues bien, para entenderlo fácilmente recurriremos a la teoría que nos aclarará la duda de manera inmediata.

Una visita de estado es la que realiza un jefe de estado (monarca o presidente de república) a un país extranjero por razón de su cargo, y que hace una sola vez mientras se mantenga en el poder la misma persona. Conlleva una importante trascendencia política, y es una manera de escenificar y fortalecer las relaciones de amistad entre dos estados.

Este tipo de visitas se llevan a cabo en respuesta a una invitación previa, que se envía a iniciativa del estado anfitrión, y por sus características es una de las actividades más complejas dentro del Protocolo Diplomático. La amplitud del programa de actos exige el máximo nivel técnico de esta disciplina protocolaria, que además se verá magnificado por el volumen de personas que participarán (entre autoridades y séquitos), ya que cuando se expide una invitación, ésta es extensible al consorte del jefe de Estado y a su séquito oficial. El estado anfitrión es quien asume la organización y coordinación de todos los aspectos relacionados con la seguridad, alojamiento, traslados y comunicaciones, pero trabaja en colaboración con la sede diplomática y el ministerio de Asuntos Exteriores del país que ha sido invitado.

Una vez finalizada una visita de estado, como ya hemos comentado, se supone que no se podrá volver a hacer otra a tan alto nivel, hasta que no haya un cambio en la jefatura de estado de uno de los dos países. No obstante, podría darse el caso que en países regidos por un monarca, dado el carácter vitalicio del cargo, hubiera una segunda ocasión de manera extraordinaria.

El resto de visitas, tanto del jefe del Estado, como de su consorte, príncipes herederos y jefes de Gobierno, se engloban dentro del grupo de las visitas oficiales. Pueden ser visitas de trabajo cuando tienen una finalidad principalmente económica o empresarial, visitas de cooperación cuando tienen carácter humanitario o social, y visitas de cortesía, como las que están llevando a cabo los nuevos monarcas europeos para presentarse oficialmente ante sus homólogos. La iniciativa de la visita oficial parte del estado que la va a realizar, no del estado que la va a recibir.

Evidentemente, el programa de una visita oficial es mucho más simple que el de una visita de estado (de cuya estructuración y organización hablaremos en un post posterior), por lo que, tanto el protocolo como el ceremonial, se simplifican considerablemente.

Volviendo a las visitas de estado, y de acuerdo con el protocolo internacional tradicional, los motivos que priman para que se envíe una invitación a otro estado suelen ser criterios de vecindad o familiares entre las casas reales reinantes en los dos países, lazos históricos comunes o que sea un tema de interés prioritario en la política exterior del país.

El número de visitas de estado que se pueden organizar en un país a lo largo de un año suele ser limitado. En el caso del estado español se suelen programar hasta cuatro salidas anuales de los monarcas, y se cursan hasta ocho invitaciones a jefes de Estado extranjeros para que visiten España. De un tiempo a esta parte, debido a los problemas de salud de nuestro monarca, el príncipe de Asturias es quien está asumiendo las funciones protocolarias y de representación internacional, por lo que las visitas que se están llevando a cabo al extranjero son de carácter oficial. Según la hemeroteca publicada en la página web de la Casa Real, la última visita de Estado que realizaron nuestros monarcas fue en mayo de 2011, y su destino fue la Confederación Helvética.

Es habitual que al finalizar la visita, por cortesía recíproca, el jefe de Estado extranjero invite a visitar su país a sus anfitriones. Un ejemplo práctico de esta reciprocidad la podemos ver reflejada en las visitas de Estado que realizaron los reyes de España al Reino Unido en 1986, y con la que realizó la reina Elizabeth II realizó a España dos años más tarde, en 1988.

Tras diferentes desencuentros políticos entre ambos países, derivados del tema Gibraltar, en 1985 el Ministerio de Asuntos Exteriores español emitió un comunicado en el que anunciaba que: “A invitación de su Majestad la reina Isabel II de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte, sus majestades los Reyes realizarán una visita de Estado al Reino Unido en la primera mitad de 1986. Sus majestades se alojarán en el palacio de Windsor”… Fue la primera visita de Estado al Reino Unido desde el reinado de Alfonso XIII. Las deferencias de la soberana británica para con sus invitados fue exquisita. Envió a los príncipes de Gales, Carlos y Diana, a recibir a los reyes en su nombre a pie de avión (ya que ella nunca lo hace personalmente); los monarcas se hospedaron en el Castillo de Windsor, un lugar mucho más familiar y emblemático para la corona británica que el Palacio de Buckingham; y al rey Juan Carlos le invitaron a intervenir ante el Parlamento británico en una sesión conjunta de ambas cámaras, cosa que no había hecho hasta ese momento ningún otro monarca extranjero.

Finalizada la visita, los reyes invitaron a la reina Elizabeth y al duque de Edimburgo a visitar España, cosa que llevarían a la práctica dos años más tarde. El príncipe de Asturias fue quien se desplazó al aeropuerto a recibirlos, y los monarcas los acompañaron en todo momento durante su estancia en el país. Incluso se incluyó una visita privada a la isla de Mallorca como colofón del programa oficial. Esa visita de Estado supuso la primera que un monarca británico realizaba a suelo español.

A estas dos visitas de estado, que pretendieron normalizar las relaciones políticas entre España y el Reino Unido, les han seguido otras muchas de carácter oficial y privado. La última visita oficial de un miembro de la Casa Real británica la protagonizó el príncipe de Gales con su actual esposa, la duquesa de Cornualles, en 2012, y los
desplazamientos privados de la reina de España a la capital británica son vox populi en los medios de comunicación. No obstante, la sombra de Gibraltar volvió a planear negativamente entre los dos países, cuando el Gobierno español consideró poco conveniente que nuestra monarca asistiera a la ceremonia del 60º aniversario de la llegada al trono de la reina Elizabeth, a la que había sido invitada, debido a una visita oficial que realizaron los condes de Wessex al Peñón, como parte del calendario del jubileo.

 

 

En resumen, y de acuerdo con lo comentado, ya podemos diferenciar claramente entre las visitas de estado, que son las de más alto nivel que se organizan en un país, y las realiza el jefe de Estado como máxima autoridad del mismo; y las visitas oficiales, que se pueden realizar tanto por motivos de trabajo como de cortesía, y que además del jefe del Estado, las pueden llevar a la práctica otras autoridades.

No podemos dejar de mencionar las visitas privadas, ya que a pesar de que como su nombre indica son “de carácter privado”, dada la relevancia de las personas que las realizan se pueden llegar a anunciar con antelación, incluso por vía diplomática. Un ejemplo fue el viaje a Málaga que la primera dama estadounidense, Michelle Obama, junto a su hija Sasha hicieron en el verano de 2010, y que incluyó una visita al Palacio de Marivent donde fueron recibidas por los reyes y la princesa de Asturias.

 

Para finalizar este primer post dedicado a las visitas de las autoridades de un país a otro país, comentaremos dos curiosidades relacionadas con la Confederación Helvética y el Estado Vaticano.

En el primer caso, y de manera tradicional, la Confederación Helvética no acepta invitaciones para visitar otros estados, dado que la representatividad del estado la ejercen de manera colegiada los siete miembros de un Consejo Federal, que es la máxima autoridad el país. Por lo tanto, en lenguaje diplomático, no suelen respetar el principio de reciprocidad en las invitaciones, ya que al no existir un único jefe de Estado, no pueden responder con un viaje de Estado a otro país de manera colegiada.

En el segundo caso, los encuentros de jefes de estado con S.S. el Papa dejaron de considerarse visitas de estado, para pasar a denominarse “audiencias pontificias”, debido a un cambio en el protocolo del Vaticano en 2009. Vale la pena recordar también la rigurosidad en el ceremonial y la etiqueta que se debe seguir. Los jefes de estado suelen ir acompañados de sus cónyuges, el embajador ante la Santa Sede es el diplomático que encabeza el séquito oficial, los honores militares los rinde un piquete de la Guardia Suiza, y la indumentaria que exige la etiqueta es el frac o el uniforme militar para los caballeros, y un vestido negro con la cabeza cubierta para la damas, a excepción de aquellas soberanas que gocen del Privilège du blanc, del que ya hablamos en su momento en el blog.

http://www.gabinetedeprotocolo.com/visita-de-estado-visita-oficial-visita/

http://boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-1983-21534

http://www.oas.org/legal/spanish/documentos/ConvencionViena.htm

https://www.protocolo.org/modelos/manual/protocolo_universidad_norte/11_protocolo_internacional_o_diplomatico.html

 

 

El origen del protocolo diplomático se sitúa en 1815, año de celebración del Congreso de Viena.

El protocolo diplomático es el conjunto de reglas que, aceptadas por toda la comunidad internacional, rigen las relaciones entre los diferentes estados y entre éstos y las organizaciones internacionales. En 1815, en el Congreso de Viena se acordaron estas normas, que, con algunas modificaciones o ampliaciones, permanecen vigentes hoy en día.

El protocolo diplomático está sometido a una regla básica. Esta norma determina la igualdad de todos los estados en las relaciones internacionales, con independencia de la capacidad económica, el tamaño o el nivel de desarrollo de los países. Esa igualdad jurídica se traslada, también, a los jefes de estado, presidentes y monarcas de cada una de las naciones.

De esta forma, todos los jefes de estado poseen el mismo rango, con independencia del nombre de su cargo (presidente de república, rey etc). La determinación de la precedencia deriva de la antigüedad en el puesto. En el caso de los estados, se ha impuesto la organización alfabética en el idioma del país anfitrión (inglés en la ONU o francés en la OCDE, por ejemplo).

De igual manera, las precedencias entre funcionarios diplomáticos y entre embajadores se establecen en atención a la fecha de antigüedad en el respectivo cargo.

Fuente: “La diplomacia y su protocolo”. Blanca López Caballero. Ediciones Protocolo. Colección Área de Formación. Madrid 2006.

 

http://www.manuales.com/manual-de/que-es-y-cuando-nacio-el-protocolo-diplomatico

http://www.derecho.uba.ar/publicaciones/lye/revistas/25/conferencia-de-las-naciones-unidas-sobre-relaciones-diplomaticas.pdf

http://www.formacioncontinua.eu/PDF/Tecnico-Protocolo-Diplomatico-Internacional.pdf

https://www.cancilleria.gov.co/sites/default/files/Protocolo/manual_del_protocolo_2016.pdf

http://concursos2015.cancilleria.gob.ar/userfiles/Manual-Direcci%C3%B3n_Nacional_de_Ceremonial.pdf

http://programasimr.sre.gob.mx/moodleimr/mat-cur/cvc000/docs/GUIA_DE_PROTOCOLO.pdf

http://www.rree.gob.pe/elministerio/Paginas/Protocolo.aspx

https://www.protocolo.org/modelos/manual/protocolo_universidad_norte/11_protocolo_internacional_o_diplomatico.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Diplomatic_immunity

http://programasimr.sre.gob.mx/moodleimr/mat-cur/cvc000/docs/GUIA_DE_PROTOCOLO.pdf

http://thediplomatinspain.com/embajadasprotocologlosario-diplomatico-2/

https://protocoloalavista.com/tag/protocolo-diplomatico/

Mas: Guia practica del cuerpo diplomatico:

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Documents/2010guiapracticaCD.pdf

http://www.exteriores.gob.es/PORTAL/ES/SERVICIOSALCIUDADANO/SIVIAJASALEXTRANJERO/Paginas/EmbajadasExtranjerasAcreditadas.aspx

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/SalaDePrensa/RedesSociales/desdelaciudadquenuncapara/Paginas/20161608.aspx

http://noticias.coches.com/noticias-motor/los-privilegios-e-inmunidades-del-cuerpo-diplomatico/217052

http://www.diariomotor.com/2015/06/30/prebendas-beneficios-cuerpo-diplomatico-espana/

http://www.guardianesdelasfalto.com/1/forma-actuar-personal-diplomatico-tanto-afincado-en-espana-como-diplomaticos-en-otros-paises-vt5292.html#.WBsKOZfefeQ

http://www.guardianesdelasfalto.com/1/inmovilizar-vehiculo-cuerpo-diplomatico-vt2260.html#.WBsKMpfefeQ

http://guiasjuridicas.wolterskluwer.es/Content/Documento.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAMtMSbF1jTAAAUNjAxNjtbLUouLM_DxbIwMDCwNzAwuQQGZapUt-ckhlQaptWmJOcSoAai9aTzUAAAA=WKE

https://eventisimo.wordpress.com/descargas/

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Documents/2APRECED.pdf

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/Ministerio/Documents/T%C3%89RMINOS%20DIPLOM%C3%81TICOS.pdf

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/Ministerio/Protocolo1/Paginas/CartasCredenciales.aspx

http://www.exteriores.gob.es/PORTAL/ES/SERVICIOSALCIUDADANO/SIVIAJASALEXTRANJERO/Paginas/EmbajadasExtranjerasAcreditadas.aspx

https://eventisimo.wordpress.com/descargas/ (Protocolos).

https://www.protocolo.org/ceremonial/protocolo_organismos_e_instituciones/entrega_de_las_copias_de_estilo.html

COPIAS DE ESTILO DE LAS CARTAS CREDENCIALES

https://es.wikipedia.org/wiki/Cartas_credenciales

https://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Organizaci%C3%B3n_de_Naciones_y_Pueblos_No_Representados

https://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Pasaportes

https://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Protocolo

https://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:F%C3%B3rmulas_de_tratamiento

https://www.eda.admin.ch/dam/eda/en/documents/publications/GlossarezurAussenpolitik/ABC-Diplomatie_en.pdf

http://ebrary.net/5310/ethics/sample_personal_notes

https://diplomacy.state.gov/discoverdiplomacy/references/169792.htm

https://www.britannica.com/topic/diplomacy/Modern-diplomatic-practice

http://www.ediplomat.com/nd/glossary.htm

 

Mas:

http://cvc.cervantes.es/literatura/aih/pdf/10/aih_10_2_043.pdf

http://www.worldcat.org/title/miguel-claro-1359-recuerdos-de-un-diplomatico-italiano-en-chile-1973-1975/oclc/25768735

http://documentos.morula.com.mx/wp-content/uploads/2014/08/diplom%C3%A1tico-en-Madrid-rojo.pdf

http://ceaa.colmex.mx/jannetteramirez/images/relacionesdiplomaticas/CORRESPONDENCIA%20SRE.pdf

http://www.rae.es/sites/default/files/Discurso_de_ingreso_Wenceslao_Ramirez_de_Villa-Urrutia_marques_de_Villa-Urrutia.pdf

http://www.wipo.int/meetings/diplomatic_conferences/2015/en/

https://diplomacy.state.gov/discoverdiplomacy/diplomacy101/people/170305.htm

https://www.diplomacy.edu/resources/general/diplomacy-instrument-good-governance

http://www.culturaldiplomacy.org/academy/index.php?en_loam-2014_successful-examples-of-the-use-of-film-as-a-tool-of-cultural-diplomacy

http://www.americanforeignrelations.com/O-W/Summit-Conferences.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Diplomatic_credentials

https://en.wikipedia.org/wiki/Protocol_%28diplomacy%29

https://en.wikipedia.org/wiki/Diplomatic_correspondence

https://en.wikipedia.org/wiki/Credential#Diplomacy

http://www.state.gov/documents/organization/150546.pdf

http://www.cic.gc.ca/english/resources/tools/temp/visa/types/diplomatic.asp

https://www.quora.com/Diplomacy-and-Diplomats-What-is-the-difference-between-an-embassy-and-a-consulate

http://howtowritealetter.net/letter-of-credence.html

http://www.esteri.it/mae/cerimoniale/cerimoniale/pdf/3.%20cerimoniale%20diplomatico%202.0%20-%20versione%20in%20inglese%20%28marzo%202014%29.pdf

http://38-yazikov-besplatno.ru/ library…. thousands of books??

https://books.google.de/books?id=VTCSrehMOboC&pg=PA1075&lpg=PA1075&dq=ejemplo+de+audiencia+entre+diplomaticos&source=bl&ots=Fn5KJ67Qtb&sig=wQYaL5yD1sy-QK0tTjQGwaj90b4&hl=de&sa=X&ved=0ahUKEwjjod2DrZHQAhWLuxQKHeuzB8M4ChDoAQhTMAY#v=onepage&q=ejemplo%20de%20audiencia%20entre%20diplomaticos&f=false

http://html.rincondelvago.com/derecho-diplomatico-y-consular.html

http://pendientedemigracion.ucm.es/info/citechar/jornadas/V%20JORNADAS/010.pdf

http://fido.palermo.edu/servicios_dyc/blog/docentes/trabajos/23722_78704.pdf

https://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2013/march/documents/papa-francesco_20130322_corpo-diplomatico.html

https://www.clingendael.nl/sites/default/files/20110200_cdsp_paper_kstringer.pdf

https://www.vocabulary.com/lists/183677

http://ec.europa.eu/dgs/secretariat_general/corps/index.cfm?go=vademecum.vademecum

https://www.blueumbrella.nl/images/upload/protocol_2011.pdf?phpMyAdmin=aXhm2hdMElRISUx1M5aQuTkuq65

https://www.protocolo.org/ceremonial/protocolo_diplomatico/nota_solicitud_de_audiencia_del_presidente_de_una_republica.html

https://www.cancilleria.gov.co/sites/default/files/Protocolo/manual_del_protocolo_2016.pdf

https://es.wikipedia.org/wiki/Augusto_Conte_Lerdo_de_Tejada

https://protocol.un.org/dgacm/pls/site.nsf/home.xsp

http://www.dictionary.com/browse/diplomatic-corps

https://www.clingendael.nl/sites/default/files/20110200_cdsp_paper_kstringer.pdf

https://books.google.de/books?id=5KRFnqCYJmsC&pg=PA289&lpg=PA289&dq=example+of+diplomatic+accreditation&source=bl&ots=9LzWL69VzY&sig=PiDVkMP2lTQg9i37zKXYTY7qnUI&hl=de&sa=X&ved=0ahUKEwjLjve6sJHQAhWG1RQKHXjND704KBDoAQhlMAk#v=onepage&q=example%20of%20diplomatic%20accreditation&f=false

https://books.google.de/books?id=oQhlua4VHrcC&pg=PA106&lpg=PA106&dq=example+of+diplomatic+accreditation&source=bl&ots=Fhgx-qt9g2&sig=CeNNxoqPQaMSkTJZ-5SDoiqKObY&hl=de&sa=X&ved=0ahUKEwidw8OBrpHQAhXqK8AKHXIHDK84HhDoAQhiMAc#v=onepage&q=example%20of%20diplomatic%20accreditation&f=false

https://www.mfa.is/media/PDF/Diplomatic_Handbook_March2010.pdf

http://www.auswaertiges-amt.de/EN/AAmt/Abteilungen/Protokoll_node.html

http://www.mfa.gov.lv/en/consular-information/document-legalisation

http://dailynews.lk/2016/03/28/features/77580

http://www.government.se/government-of-sweden/ministry-for-foreign-affairs/diplomatic-portal/diplomatic-guide/

http://www.nou.edu.ng/uploads/NOUN_OCL/pdf/SASS/INR%20221.pdf

http://dailynews.lk/2016/03/28/features/77580

http://essay.utwente.nl/67372/1/Kerres_BA_MB.pdf

https://therith.files.wordpress.com/2013/05/all-kinds-of-diplomatic-note.pdf

http://www.lse.ac.uk/internationalRelations/dinamfellow/conf2012/HOCKING-Futures-of-Diplomacy.pdf

http://americanarchivist.org/doi/pdf/10.17723/aarc.8.1.k010662414m87w48

https://prezi.com/b0if6uj4njy8/dcho-diplomatico/

http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/29597/S3272J37_es.pdf

http://www.um.es/aulasenior/saavedrafajardo/trabajos/Tratamientos_Oficiales.pdf

http://www.un.org/es/icj/how.shtml

https://therith.files.wordpress.com/2013/05/all-kinds-of-diplomatic-note.pdf

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/Ministerio/EscuelaDiplomatica/Paginas/Inicio.aspx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s